jueves, 26 de abril de 2007

Prebisch: el gran economista.... gorila?

Ayer Jorge Lanata nos contaba de una nueva edición de esta gran polémica. Para mi generación de economistas UBA, Prebisch fue siempre como la gran vaca sagrada de la profesión. Ya más grandecito, conversando con algunos cumpas, tomé nota de la histórica polémica entre Jauretche y Prebisch y el consiguiente rótulo de mala palabra dentro del Movimiento que le cabía al economista cepalino.
Esta situación es para mí una gran paradoja. No debe haber desarrollo teórico producido por un economista argentino más importante que las ideas estructuralistas de Prebisch, ver acá, y además en mi opinión dan sustento a políticas económicas impulsadas por el General y por Néstor.
Además, como es conocido, uno de los discípulos de RP, Aldo Ferrer es algo así como el economista fetiche del momento.
Recuerdo que hace un tiempo algunos amigos de la blogsfera tocaron este tema, pero no logré encontar los post correspondientes. Me encantaría saber la opinión de Manolo y Artemio al respecto.

6 comentarios:

Jorge Y. de la G. dijo...

Hola Musgrave,
Aunque soy un lego en materia económica estuve metiéndome en el tema Prebisch, aquí te dejo algo:

http://el-lobo-estepario.blogspot.com/2006/12/la-ciencia-polmica.html

Y acá podés leer una charla que tuvo Prebisch con Julio González del Solar, donde repasa toda su trayectoria:

http://biblioeconomicus.googlepages.com/EntrevistaaRalPrebisch.pdf

Aunque ahí no lo dice, alguna vez leí que don Raúl se había arrepentido de haber asesorado a la Fusiladora. Los que terminaron manejando la economía en ese período (Alsogaray, Blanco, etc.) aplicaron políticas de ajuste similares a las recomendadas por él, pero ninguna de sus propuestas desarrollistas.

Saludos.

manolo dijo...

Musgrave
Disculpa la demora en responderte, pero estoy a los saltos y en PC ajena.
Esta noche lo leo como se merece.
Un abrazo

Jorge Y. de la G. dijo...

Perdón, creo que los links no salieron, aquí está mi post, y ésta es la entrevista a Prebisch.

Saludos.

Musgrave dijo...

Jorge, gracias por la info.
Manolo, la espera será con ansiedad

Anónimo dijo...

Pibe porque no te haces comentarista de POLO?

1. K no para de hacer barbaridades economicas!

2. ALDITO F : me equivoco si digo que fue ministro de un gobierno militar?

manolo dijo...

Musgrave

Los Conservadores siempre plantearon que la política económica de Perón era la continuación de lo gestado en la Década Infame.
Incluyendo el Plan de Pinedo en los 40, que establecía las modificaciones a lo realizado hasta ese momento.
En líneas generales “tienen razón”, pero omiten una diferencia muy importante.
Es en esa diferencia donde parte la critica de Don Arturo.
Para Prebisch solo existía el sujeto económico como beneficiario de la Economía.
Jauretche lo hacia desde el punto de vista del sujeto social, y por lo tanto las decisiones técnicas no son neutrales.
Incrementar el consumo popular a costa de inversiones a largo plazo, puede ser irracional económicamente.
Pero hacer lo contrario, es igual a la decisión de Ford con el Pinto.
Este auto tenía fallas potencialmente mortales, los expertos calcularon que las indemnizaciones por juicios, se equilibraban con los costos de reparaciones en un número mágico.
Este número era 2600 muertos.
Como los accidentes previstos no llegaban a 2000 victimas, prefirieron los juicios a las reparaciones.
Fue una decisión económica racional, ¿y los muertos?
Solo son una estadística, décimas de punto.
Para el pensamiento nacional, es inaceptable.
El valor del sufrimiento es infinito.
Artemio en las discusiones sobre estadísticas es astuto.
Personaliza las cifras, pasan a ser victimas.
Un incremento de 0.25 % anual, despreciable para la econometria; se convierten en 12.000 chicos menores de 5, años que pasan a ser desnutridos.
Eso es lo que incomoda a los Broda, Artana, Melconian et al.
Esa personalización, destruye la abstracción necesaria, para que los modelos sean elegantes.
Todo lo que expuse antes no le quita valor a los aportes teóricos de Prebisch, pero hay que tener bien en claro, cual es el sufrimiento social que estamos dispuestos a pagar-
Un abrazo