viernes, 18 de mayo de 2007

Preferimos plasmas que leche con vitamina C?

La verdad que sostener un blog, no es tarea fácil. Mis palmas para los cumpas de la blogsfera argentina. Hay que tener ideas y un rato disponible para escribir al mismo tiempo. Hoy viernes a la tarde parece el momento ideal. Ayer un alumno me mostró una planilla con la lista de artículos electrónicos y electrodomésticos importados que vende un gran hipermercado francés y que sólo tributa el 10,5% de I.V.A.. Quizás ustedes ya lo sabían pero según la legislación vigente el Estado prefiere que consumamos plasmas y celulares de última generación antes que leche fortificada con vitamina C. Sólo la leche sin aditivos esta exenta. Por las averiguaciones que hice, aquellos productos electrónicos importados que no compitan con otros de producción nacional gozan de una reducción de la alícuota del IVA del 50%.
No encuentro razones vinculadas al bienestar general que justifiquen esta situación. Una de las formas en que los países subdesarrollados generan sistemas tributarios progresivos es a través de incrementar la carga tributaria de los bienes suntuarios o de lujo. Korea por ejemplo financió su politica de desarrollo económico tan admirada por estos lares con impuestos específicos sobre el consumo de bienes importados suntuarios con tasas superiores al 50%
Nosostros nos quejamos que nuestros impuestos son regresivos, discutimos si se puede o no bajar la alicuota general del IVA del 21% mientras se dispara el consumo de productos electrónicos importados.

4 comentarios:

Elemaco dijo...

Sumele a eso los puntitos de mas que devuelven si se paga con tarjeta de Debito o credito!!

Feliz viernes!

Musgrave dijo...

Exacto, Elemaco y gracias por la visita

alienduce dijo...

Pregunto sin mala leche y desde un genuino desconocimiento: si se bajara el IVA a esos productos ¿no fomentaría el informalismo (lease: bagalleros, mercadolibre y deremate, etc. etc.) en perjuicio de las cadenas de comercialización y del estado por lo que dejaría de recibir en impuestos?

Aunque coincido, sin duda, en que la leche no puede tributar lo mismo que un reloj de $1000.

Saludos

chacall dijo...

Muy bueno el post, es decir en este páis le cobramos menos impuestos a la industria electrónica extranjera que a la agroindustria biotecnológica local.... muy interesante.

Nos pinta el modelo de país que queremos...

saludos!

PD: comparto las primeras líneas también de la entrada, que dificil es mantener un blog por lo tanto mi aplauso y sincera admiración a quienes a diario nos alimentan con sus ideas opiniones y hallazgos..