viernes, 4 de marzo de 2011

La Nueva Política a la PRO es romper los acuerdos

Hace un tiempo gracias a Clarin recordamos de que se trata el logrolling
En los últimos tiempos se debatió mucho sobre los famosos vetos de Mauri al punto que CFK nos contó del republicano e institucionalista record del hijo de Franco.
En la prensa y los blogs se destacaba como hecho inusual que todas leyes vetadas habían sido votadas por el bloque PRO en pleno.
El otro día intercambiaba mails con un amigo del PRO y se me ocurrió una explicación sobre el "extraño" comportamiento de MM. Como algunos ya se deben haber dado cuenta, el veto es la herramienta perfecta que han encontrado en el PRO para desanudar los acuerdos políticos que sus espadas legislativas han tejido en la Legislatura con los bloques opositores.

La cosa sería muy sencilla de entender, como el PRO sólo es la primera minoría necesita de acuerdos y pactos con los otros bloques para lograr aprobar las leyes que son de su interés. Estos acuerdos se basan en lo que la literatura llama logrolling o intercambio de leyes, "vos me votás esta ley, yo te voto esta".

Para la escuela neoinstitucionalista, este tipo de prácticas son las que generan la minimización de  los costos de transacción en la implementación de políticas públicas y son presentadas como un sistema virtuoso. Los interesados en este tema pueden leer a Weingast o a Tommasi y Spiller si prefieren una versión rioplatense del tema. 

Desde este enfoque la practica "vetinezca" de Mauricio atentaría contra el fortalecimiento del rol clave que debe tener la Legislatura en el proceso de elaboración e implementación de políticas públicas, como destacan Tommasi y Spiller un elemento clave del benchmarking de Weingast (el Congreso yanqui) es la confianza que ha surgido entre los distintos actores del sistema legislativo estadounidense a partir del fortalecimiento de las relaciones interpersonales basado en el cumplimiento de acuerdos y pactos.

En síntesis, una vez más, la práctica concreta y la literatura nos confirman que la Nueva Política PRO tiene mucha pero mucha naftalina.

12 comentarios:

Huinca dijo...

Un kirchnerista criticando vetos... alguien dijo que en la Argentina cualquier cosa puede ocurrir, siempre y cuando sea imposible.
Qué sigue?
- un men*mista criticando los DNU
- un radical criticando recortes
- un sindicalista criticando los paros
- un intendente del conurbano criticando la falta de transparencia
- Julio Humberto Grondona criticando a Khadafi (o como joraca se escriba) por perpetuarse en el poder

Seguiría por horas, pero no tiene gracia porque es todo perfectamente plausible.

otravezsopa dijo...

Hace mucho leía que en USA una de las formas de evitar esto era la de ingresar un tema en una ley que no tiene nada que ver. Ej. un aporte de subvención a un grupo XX en una ley sobre cualquier otro tema. El punto es que no están permitidos los "vetos parciales". O sea, se veta la ley íntegra, o pasa completa. Los vetos parciales entonces se transforman en puntos críticos del sistema. No hay que olvidar que Cris vetó algunos artículos de la ley de Internas Abiertas.

guido dijo...

Ésta peli es tremenda para ver el tema del logrolling en el congreso de yanquistán (además de que Julia Roberts está como para coparse con la Heritage Fundation).

Lo de MM es notable, pero me llaman la atención un poco más legisladores que aceptan esa situación. Me parece que la clave está en las características de ese engendro raro que es la CABA, una ciudincia o proviad. Los legisladores no representan a ningún distrito en particular, por lo que no deben responder a nadie más que a la lista por la que llegaron a las bancas. Por otro lado, si bien en campaña MM (y no solo el) coquetearon un poco con la idea de buscar algún apoyo en otros grupos de opinión (como algunas minorías religiosas), da la impresión que ese tipo de agrupaciones no tienen mucha relevancia a la hora de definir una elección en esta país. A diferencia de los neoyorqueños, aquí no hay irlandeses, judíos o latinos que voten en bloque a uno u otro candidato. Las fracturas políticas pasan por otro lado. Los legisladores PRO, entonces, no tienen demasiados incentivos para defender sus toma y daca de los decretazos del jefe...

Unfor dijo...

Ah bueno, 8 vetos (amplificados todo el dia) es lo mismo que 71 (ocultados sistemáticamente).

No escribas nada Musgrave que los puristas vienen rapidito a criticarte, tan chistosos que son!... vaya a saber como gobernarían estos bocones. Bah, ya lo sabemos en la ciudad. Falta poco para que se rajen para no volver.

Huinca dijo...

Me gustó ese argumento! Si vos matás 8 tipos y yo 71, entonces el único hijo de puta soy yo...

(Aclaro que no soy macrista ni en pedo, seamos buenos pucho)

guido dijo...

Huinca, un homicidio es un delito, un decreto es una facultad constitucional.

Pero me parece que el post apunta al carácter curioso de los decretos de MM: las leyes vetadas son el resultado de acuerdos de su partido. En general, los vetos se justifican en tanto las leyes votadas por legisladores afectarían las políticas decididas por el ejecutivo ¿Es posible que los legisladores PRO no compartan la visión política de su jefe hasta ese punto?

Unfor dijo...

Me gustó la comparación, seguí así y andá por la sombra porque el sol está igual pero pega menos (ves que hay diferencias, sabés lo que son las insolaciones)

Unfor dijo...

Ah; si, seamos buenos, como diría Pagani. Pero en lo posible, sin el Pro.

Pablo Carducci dijo...

Una vez, pasa. Dos veces, pasa. A la tercera, quién te vuelve a aceptar el trueque?

Stovokor dijo...

No es lo mismo un juego de una ronda, que uno de varias.
Si el juego no termina después de la única ronda, entonces todos saben a que están jugando y aceptan permanecer.
Si el tema es que Macri baja acuerdos entre sus diputados y los diputados opositores, pues la tropa propia es muy disciplinada. Y los opositores, unos giles, que se dejan engañar con negociaciones, tiras, aflojes, para nada. Una y otra vez.
En especial los kirchneristas, aliados constantes del PRO en la legislatura. ¡Chan!

Cine Braille dijo...

Offtopic pero le puede interesar Musgrave
http://www.larepublica.com.uy/politica/443404-el-poder-ejecutivo-descarta-por-ahora-importar-carne-preocupan-aumentos

Meyer Lansky dijo...

La película esta muy buena. Julia mas. La única conclusion q me surge es q el kirchnerismo es muy Gil en la ciudad porq sigue acordando después de q les veten las leyes q ellos piden.
Porq no creo q MM vete leyes q el PRO tiene interés en pasar.
Creo q la nueva política no se trata de renovar los mecanismos de negociación. Que ya hacen a algo muy cultural de la legislatura (sobre todo considerando lo q se senala mas arriba cuando se recuerda q los legisladores le responden solo a su bloque y no a electores específicos)
Creo q la nueva política se trata de enfocar las políticas publicas desde la resolución practica de problemas específicos y no desde derivaciones de paradigmas ideológicos. Es mas bien encuestologica q teórica. Y si aceptas La encuesta como un proxy de una consulta popular en realidad es mejor y democráticamente mas directa.