viernes, 17 de enero de 2014

Palabras Cruzadas 3.0: Una propuesta de debate por el dialogo y el consenso

Los más viejos de ustedes recordarán ese gran programa de cable que hacían Eduardo Aliverti y Carlos Varela. A los jóvenes les cuento, que la idea del programa era muy sencilla, dos tipos con ideas políticas definidas y transparentes debatían los principales temas de la actualidad y la coyuntura. Luego Walter Graziano reemplazó a Carlos Varela. 

Como se imaginarán, Eduardo Aliverti representaba las ideas de izquierda y el gran Carlos Varela tenía puesta la camiseta de la derecha.

La idea del programa tuvo una reedición con Román Letjman y Marcelo Longobardi bajo el nombre "Fuego Cruzado"

Desde hace varios años tenemos la idea de reeditar esa gran idea televisiva con el gran @lacha. Como somos humildes, pensamos que tambien puede ser una gran idea para un programa de radio.

Como se imaginarán, la versión 3.0 de Palabras Cruzadas estaría aggiornada. Un servidor tendría puesta la camiseta K y @lacha jugaría el rol que mejor le sale. El de fanático anti K.

Lamentablemente todavía no hemos logrado conseguir una productora interesada en esta gran idea, pero quien sabe, quizás ahora que la tiramos a la nube 3.0, la suerte cambie.

1 comentario:

elbosnio dijo...

Nos dijo Zannini que aceptaría producir un programa así, pero prefiere que usted sea la voz del anti-K. Y el productor buscaría un K.

Yo recuerdo en ese mismo formato el programa del padre lombardero y Urtizberea. Dos gotas de agua que debatían en cámara para hacer creer a sus oyentes que habían presenciado un debate sobre el tema y no quedaba ninguna posición razonable por afuera de estas.

El peligro de estos programas, aún de los creados con honestidad intelectual (no como el del padre Lombardero), es que los protagonistas con el tiempo comienzan a "promediar" sus posiciones. Por amistad, por real intercambio de ideas, se produce el proceso del corrimiento al medio. Y eso deja al programa con cierta memoria de posiciones extremas en debate pero que en esencia son dos posiciones parecidas.
Como dos viejos gladiadores que ya amigos siguen haciendo la finta que se pegan con sus espadas.

No hay nada mejor que escuchar el programa de un fanático y luego escuchar el programa de otro fanático. Cada uno en su jaula, en paz, sin concesiones, sin ensuciar sus posiciones con discusiones previas o búsquedas de acuerdo.

Para pintar es mejor hacerlo con colores puros. Todos los primarios si posible, pero puros.

Después que @Rinconet me acuse de no hacer metáforas poéticas.