martes, 7 de enero de 2014

Para La Nación y Alberto Benegas Lynch, J S Mill era marxista

Como muchos de ustedes sabran, el 4 de enero el diario La Nación cumplió 144 años. Por eso la Tribuna de Doctrina está de fiesta y en lugar de llamar a Flavia, convocaron otra vez a Alberto Benegas Lynch para que ponga blanco sobre negro cual es la ideología fundacional del diario.

Ayer, ABL publicó esta desopilante columna, que sería para cargarse de risa hasta el 2015 sino fuera que es tomada como palabra santa por los comunicadores menemistas, las viudas de P&E, y la gran mayoría de los políticos opositores y sus empresarios financistas.

Voy a permitirme copiar dos parrafos

"En una sociedad abierta es absolutamente irrelevante el delta o el diferencial entre los patrimonios de los diversos actores económicos, puesto que, como queda dicho, las diferencias corresponden a las preferencias de la gente puestas de manifiesto en el plebiscito diario con sus compras y abstenciones de comprar. Lo importante es maximizar los incentivos para que todos mejoren, y la forma de hacerlo es, precisamente, respetando los derechos de propiedad de cada cual"

"En estos contextos, es de interés subrayar la inconveniencia de la cantinela del impuesto progresivo. Como es sabido, hay básicamente dos tipos de impuestos: el proporcional, en el que, como su nombre lo indica, la alícuota es proporcional al objeto imponible, y el progresivo, en el que la tasa crece cuando aumenta el objeto imponible. El último gravamen constituye un privilegio para los más ricos, ya que su instalación en el vértice de la pirámide patrimonial antes del establecimiento de la progresividad les otorga una gran ventaja respecto a los que dificultosamente vienen ascendiendo en la pirámide, lo cual bloquea la movilidad social. Además, el tributo progresivo altera las posiciones patrimoniales relativas, a diferencia del impuesto proporcional, que las mantiene intactas; es decir, no desfigura los resultados de las mencionadas votaciones de la gente. Además, la progresividad se transforma en regresividad, ya que los contribuyentes de jure con mayores posibilidades de inversión al dejar de invertir afectan los salarios de los de menor poder adquisitivo. Tengamos en cuenta que el 20% de los puntos del célebre decálogo de Marx y Engels se refieren a la conveniencia de la progresividad y que, entre nosotros, Alberdi y, en Estados Unidos, los Padres Fundadores, se oponían férreamente al impuesto progresivo por los motivos antes apuntados".

Hoy no voy basarme en rojos bolcheviques como Keynes, Musgrave o Stiglitz para demostrar que ABL es un peligroso delirante, sino que simplemente voy a copiar un parrafo de un viejo libro y luego les contaré quien es su autor

"With respect to the large fortunes acquired by gift or inheritance, the power of bequeathing is one of those privileges of property which are fit subjects for regulation on grounds of general expediency; and I have already suggested, as a possible mode of restraining the accumulation of large fortunes in the hands of those who have not earned them by exertion, a limitation of the amount which any one person should be permitted to acquire by gift, bequest, or inheritance. Apart from this, and from the proposal of Bentham (also discussed in a former chapter) that collateral inheritance ab intestato should cease, and the property escheat to the state, I conceive that inheritances and legacies, exceeding a certain amount, are highly proper subjects for taxation: and that the revenue from them should be as great as it can be made without giving rise to evasions, by donation inter vivos or concealment of property, such as it would be impossible adequately to check. The principle of graduation (as it is called,) that is, of levying a larger percentage on a larger sum, though its application to general taxation would be in my opinion objectionable, seems to me both just and expedient as applied to legacy and inheritance duties"

Este párrafo está sacado del Capitulo 2, Libro 5 del libro The Principles of Political Economy de John Stuart Mill que como todos sabemos es el verdadero padre del marxismo.

8 comentarios:

elbosnio dijo...

Si JBL fuera honesto con lo que dice pensar, mas allá de coincidir o no con él, debería concluir con la prohibición de la herencia o, al menos, un aumento obsceno de su tasa.

Si la propiedad es sagrada y virtuosa porque proviene de la eleccion del consumidor, la herencia no tiene ninguna razon. No hay consumidor que haya elegido al hijo de Rockefeller mas que al de su portero. Si JBL defiende lo sagrado de la herencia es que el hecho sagrado es la propiedad en si y no su origen o lo que él considera su origen.

Sigo valorando a los verdaderos libertarios, esos que defienden lo ganado por sus Daniel Boom pero que arrojan a sus hijos a la competencia descarnada por demostrar su valor. Esos que liberan las costumbren, abortar, consumir droga, llevar armas de fuego. Esos que rechazan la intervencion del estado aun en su derecho a poner camaras por doquier o a pedir documentos.

Lo otro es solo pluma al servicio de los propietarios.

Mauricio dijo...

Estaba esperando con ansia el que algún blog de los que leo comentara sobre este panfleto de ABL.

Quiero resaltar otro de los parrafos que me hacen mucho ruido:

"Para combatir la pobreza se requieren marcos institucionales civilizados que aseguren respeto recíproco en las vidas, libertades y propiedades. Ésa es la diferencia entre Angola y Canadá. Si un pintor de brocha gorda se muda de Bolivia a Alemania, multiplicará varias veces su salario. No es que el alemán sea más generoso que el boliviano, sino que Alemania tiene tasas de capitalización más elevadas, es decir, mayores y mejores equipos, herramientas y conocimientos pertinentes que hacen de apoyo al trabajo para elevar su rendimiento."

Esta idea de que el pintor boliviano en alemania multiplica su salario no por diferencias de contexto (una sociedad que nivela mejor los salarios que Bolivia) sino por productividad también es engañosa.

Y siguen los parrafos increíbles, como el siguiente:
"Todos los seres humanos somos únicos e irrepetibles desde el punto de vista anatómico, bioquímico y, sobre todo, psicológico. El igualitarismo tiende a que se desmorone la división del trabajo y, por ende, la cooperación social. Son indispensables las diferentes tareas. Por otra parte, el tedio sería insoportable en una sociedad igualitaria; la misma conversación con otro sería similar a hablar con el espejo."

Es super artero ese parrafo. Igualar no se refiere a que todos hagan lo mismo, sino que ganen justamente.

Es tan facil hablar de ventajas comparativas y de talento individual cuando uno esta mirando desde arriba!

elbosnio dijo...

El tedio es sin duda un efecto colateral negativo de las sociedades inclusivas. No hay nada menos tedioso a ser el Rey Louis XV o cualquiera de sus lacayos.

Aunque me atrevería a sospechar que sus lacayos soñaban con dias de tedio.

guido dijo...

Estás loco, Elbosnio, los "verdaderos libertarios" son tan valorables como los veganos o los hare-krishna.

Con un cínico venal tipo ABL arreglás por plata, con un colifa absoluto estás en problemas.

Si algún día los "libertarios" dejan de ser una secta tipo trosquista y se convierten en opción de poder en algún lugar del mundo...mamita.

Eduardo dijo...

No se reparó en el talento para la ironía de este tipo: ''La denominada justicia social sólo puede tener dos significados: o se trata de una grosera redundancia, puesto que la justicia no es vegetal, mineral o animal, o significa quitarles a unos lo que les pertenece para entregarlo a quienes no les pertenece, lo cual contradice abiertamente la definición clásica de "dar a cada uno lo suyo".

Pablo Carba dijo...

Muy pobre la critica que hacen muchachos... sólo "falacias ad hominem".

De esta manera, todos nos ensañamos cuando decimos "este tipo", "artero", "al servicio de los propietarios".

Se podrían esmerar un poco más y afinar el ingenio... ¿No?

Lapekenia LuLu dijo...

Es interesante que, según el párrafo que trascribe *musgrave*, J. S. Mill estaba en desacuerdo con los llamados "impuestos progresivos".

No obstante lo cual considera que la herencia tenía atributos suficientes como para considerarse un "mal mayor" y entonces aplicárselos, todo esto dicho (por JSM) con lo que claramente es un matiz de excepcionalidad que no admite en el resto de las situaciones.

Mauricio dijo...

A Pablo Carba: fijate que trato de no hacer una critica ad-hominem, juzgo de "engañoso" y "artero" a los argumentos vertidos en los parrafos citados. No estoy diciendo que ABL sea peor o mejor persona, o que por ser él y no otro, sus ideas estén mal. Estoy argumentando (minimamente, hay mucho para cortar en ese artículo) contra las ideas.
Saludos.