martes, 1 de abril de 2008

La falacia de la renta extraordinaria

Axel Kicillof repite en Pravda12 el trillado y falaz argumento que el campo tiene que pagar retenciones porque sus ganancias son "renta extraordinaria". Rollo y Elemaco se ocupan de refutarlo.

Algo habíamos escrito acá, pero vamos por más, y esta vez, en tono de maestro ciruela:

1. El precio de un cacho de tierra en un sistema capitalista está dado por el valor presente ESPERADO de las ganancias futuras que genere la explotación de dicho cacho.

2. resalto "ESPERADO", porque existe incertidumbre sobre las ganancias futuras. El precio de los commodities puede subir o bajar, el gobierno puede aumentar o reducir los impuestos, el calentamiento global te puede afectar para bien o mal, granizo, choreo, etc, etc, etc.

3. Aceptémoslo de una vez: existe lo que Kicillof llamaría la "renta diferencial de la tierra". Es decir, UNA VEZ COMPRADO EL CAMPO, parte de la guita que ganás es porque tu campo de la pampa húmeda es más productivo que, no se, el Sahara, y no porque vos seas Henry Ford.

4. However, y acá está la clave, si me aceptaste el punto 1, entonces el punto 3 es irrelevante, porque en el momento que comprás el campo, YA PAGASTE EL VALOR PRESENTE ESPERADO DE LA RENTA DIFERENCIAL DE LA TIERRA, o sea que cuanto la "ganás", en realidad estás simplemente recuperando lo que ya pagaste.

5. pongamos un ejemplo para que se entienda. Supongamos que un campo en Santa Fe produce 1 tonelada de soja. Supongamos también que hay dos posibilidades: con 50% de probabilidad, China crece mucho y la soja vale $500 por tonelada. con 50% de probabilidad, hay una crisis en China y la soja vale $100.

Cuánto vale el campo? Bueno, el valor presente de la ganancia esperada (supongamos que el mundo termina mañana, como el silencio, que no hay costos y que la tasa de interés es cero) es de 0,5*100 + 0,5*500 = $300. Comprar el campo equivale a comprar cualquier otro activo con retorno esperado de $300 (y cierto riesgo). Un inversor averso al riesgo estará dispuesto a pagar algo menos que $300 por ese activo. Y esta cuenta es la que hace el capitalista cuando decide entre comprar un campo (o no vender el que tiene), comprar una fábrica o poner la plata en el banco. Que vos le subas los impuestos cuando se da el buen escenario de precio a $500 y no se lo subas, por ejemplo, a un hotel en Calafate cuando se rompe el Perito Moreno, es injusto y discriminatorio.

17 comentarios:

Ana C. dijo...

La verdad es que me resultó muy desilusionante ese artículo. Esconder las ideas o las preferencias de uno bajo un supuesto manto científico es infantil y deshonesto.

El del 0.33% dijo...

Lindahl, un detalle teorico:

Es el valor presente de la ganancia esperada. Con lo cual los 300$ lo tenés que descontar a la tasa que vos creas conveniente. por lo general es al wacc.

Musgrave dijo...

Muy bien, L. muy clarito como siempre. Habiendo tanta razones para justificar las retenciones, eligió escribir sobre la equivocada

Iván dijo...

Coincido en muchas cosas, pero no es tan simple. El mismo argumento puede aplicarse al mercado de acciones. Cuando se agrega información nueva -en este caso, negativa,- el precio de las acciones cae fuerte instantáneamente, cosa que no sucede así con el precio de los campos. De cualquier manera, el artículo es bastante ilustrativo y el tema da para mucho.

Anónimo dijo...

Muy bien Lindahl, muy bien.

Por fin alguien que toca este tpo de temas. Para mi esta muy cerca de la realidad.

Es facil hablar por hablar sin ponerse en lo zapatos de los demas.

Si algun dia tuviesemos impuestos a las ganancias de capital deberiamos estar discutiendo este tipo de cosas.

Ni que decir cuando nos internamos en temas mas complejos de ganancias asociadas al riesgo (derivados). Si no se tiene cuidado puede hacer desastres.

Lindahl dijo...

ana, deshonesto si, infantil no creo.

0,33%, tenés razón, en el ejemplo me olvidé de explicitar que suponía tasa cero. ya lo corregí en el texto. gracias.

iván, claro que sucede con el precio de los campos. lo que pasa que es un activo menos líquido y entonces esa pérdida no necesariamente se realiza.

anónimo, coincido en que deberíamos tener impuesto a las ganancias de capital.

Elemaco dijo...

Ana, Lindahl: Habia cometido una injusticia con uds. en el post que se linkea mas arriba!

Corregido. Mis disculpas!

El del 0.33% dijo...

No, gracias a vos Lindahl. Todo lo que ponés tenés razón. Todo.

Larry dijo...

Falacia!?

Te pasaste Lindahl.

Anónimo dijo...

El tema de la renta de un factor fijo, como el suelo, es un tema desarrollado por David Ricardo, progenitor de la denominada microeconomia.
Si el mundo real es macroeconomico (teoria general) y no microeconomico, entonces, la existencia de la renta del suelo es algo bastante fluctuante y eventualmente ilusorio y aun mas, inexistente.
Alguien recuerda la depresion y la trampa de liquidez? En ese caso, la renta del suelo, si existiera, seria minima comparada con la RENTA FINANCIERA.
De alli surge el hecho de que Keynes, lector de Gesell (pionero via Leijonhufvud y Heymann, del Plan Austral, tal vez), estuviera a favor del Gesell Money: "Impuesto a los saldos liquidos".
En una recesion severa, el tenedor de saldos liquidos captura una renta infinitamente mayor que la que puede capturar todo el sector agrario junto, pues ¿alguien recuerda el encaje fraccionario y el multiplicador de saldos bancarios?.
Aqui hay un alto nivel de inflacion, y nadie se pregunta sobre dicha renta; y a la postre, vienen con el versiculo de Ricardo que, aunque parcialmente cierto, es insignificante comparado con el peso del sistema financiero en los Estados modernos.
Saludos. Bolson.

Anónimo dijo...

Ok L, Pongamosle un impuesto "extra" al Hotel del Calafate cuando se rompe el glaciar y todos contentos.
En serio,el glaciar rope cada un tiempo X, sin que los sujetos puedan actuar sobre ese evento (al menos de manero directa, excepto que lo dinamiten y eso no tiene onda, vio?) mientras que en el precio de los productos del agro hay mucho de especulación y sus precios impactan fuerte en la gente de a pie, como diria Manolo, o sea, que una habitación del Calafate pase de U$S 200 a U$s 500 a mi, ni fu, ni fa, si eso pasa con un producto agropeciuario tengo un problema.
Ojo! no quiero decir con esto que la inflación es culpa del precio internacional de los commodities, eso es harina de otro costal (metafora justiniana para el tema)
Con respeto.
DADA

Lindahl dijo...

Larry, si, falacia. Si leés el post, explico específicamente qué me parece una falacia (hint: no el concepto de renta diferencial, sino su uso como justificatorio de las retenciones). Cuando tengas algún argumento encantado de discutir.

Bolsón, interesante.

Dada, mi post apunta a que la medida es injusta. Me parece interesante la discusión de si la injusticia se salda aumentando otros impuestos o bajando las retenciones. Mi opinión, que podés encontrar en un post más abajo, es que hay que bajar un poco las retenciones.

Mariano T. dijo...

Los argentinos no tenemos derecho a ir a ver NUESTRO glaciar (mercado interno) porque los hoteleros hijos de puta ponen precios acordes a lo que pagan los yankis (exportaciones).
Hay que ponerle un impuesto a los hoteleros que les alquilan a los yankis (retenciones), y con parte de eso subsidiamos habitaciones para el PAMI, con un cupo mínimo, que los hoteleros cobrarán a menor precio.

Ringo dijo...

Leyendo el articulo de Axel me entra la duda sobre si David Ricardo tiene dos teorías de la Renta diferencial de la tierra, porque en el que leí yo la renta diferencial se produce por diferencias en la aptitud del suelo, y no por cambioeos en el precio del producto. El precio actúa como escalar pero no determina la existencia o no de la tierra. Segun ricardo las tierras marginales no producen renta. Si bien una mejora en el precio puede incluir nuevas tierras, ta tal modo que lo que antes era marginal deje de serlo y entonces si genere renta, pero esto se puede dar entre campañas y no al momento de la cosecha. por lo tanto si una política se anuncia antes de arrancar genera el mismo efecto en el mediano plazo, con el agravante de que si se modifica cuando se está por terminar genera un ambiente de incertidumbre reduciendo el plazo de planificación.

Anónimo dijo...

Ringo:
Creo que eso es lo que te preguntaba en lo de Elemaco.

No recuerdo exactamente, pero me parece que Ricardo argumentaba que la renta de la tierra dedicada al cultivo de trigo era elevada, debido el precio elevado de éste, y no a la inversa.

Yo tampoco entiendo cuál es la "falacia"(?), a menos que se crea que no existe algo así como "renta" (lo cual, algunos creo que sostienen)
Saludos!
cv

Ringo dijo...

Anónimo. Entiendo en la falacia está en confundir la renta de la tierra con la "ganancia extraordinanria" que la podríamos llamar inesperada. Porque la ganancia es del productor que asume riesgos y no del terrateniente. El aumento de la retenciones después de realizada la inversión(y no la existencia de retenciones) reduce la ganancia del productor y no la renta de la tierra, ya que habitualmente esta es pagada por adelantado. Si bien como dice Loustea quita volatilidad al precio, reduce la incertidumbre por lo que tácitamente dice OK, yo te bajo el riesgo pero reduzco el premio por riesgo que vos recibis, por lo tanto podría ser comprensible la reducción de la rentabilidad esperada. En lo personal creo que el mayor problema está en el cambio de reglas de juego cuando está por terminar el partido (cosa que extrañamente no constituye el principal reclamo del sector afectado y sugestivamente no es ni mencionado por los defensores de la medida). por otro lado el carácter móvil hace que la suavización del precio sea asimétrico, ya que por tener alícuotas progresivas con respecto al precio si sube la retención es proporcionalmente mayor que si baja.

Ringo dijo...

Anónimo, permitime una aclaración.
Según Ricardo la incorporación de tierras marginales, debido al aumento de la población y no del precio (notá que si se pudiese abastecer con trigo cultivado en otro lado e importado a precio constante el precio se despega del aumento de la demanda y se fija al precio de importación, fijate que en esto se basaba la ley de granos propuesta po DR)hace que sea más costoso producir cada tonelada en las nuevas tierras incorporadas a la producción. Luego Ricardo dice que el precio se determina por el costo en las tierras Marginales, ya que si no lo cubriera estas no entrarían a producir. Luego en aquellas tierras que por su aptitud tienen menor costo por tonelada se apropian de la diferencia y a esa diferencia la denomina renta.
Volviendo a la entrada anterior, la retención se aplica al producto de todas las tierra, y según Ricardo la renta es nula en las tierras marginales (Lo notable es que esta situación en el corto plazo no cambia aunque varíe el precio). Veamos la versión corregida del gobierno: reintegra las retenciones si la extensión es pequeña y no si la tierra es marginal, desde el punto de vista de la productividad, esto no tiene nada que ver con Ricardo. Creo que la falacia hay que buscarla por ahí, después de todo Axel lo trajo a Ricardo a este tema.

SALUDOS