martes, 30 de septiembre de 2008

La Belgique

No consiguen ponerse de acuerdo para formar un gobierno desde hace más de un año, pero en dos trasnochadas acuerdan, no sólo entre ellos, pero también con otros tres países, para gastarse casi 20 mil millones de euros en semi-nacionalizar dos banquitos.

Al final, el quiebre de bancos produce más malestar social y desempleo que un país que funciona en piloto.

4 comentarios:

Lindahl dijo...

bueno, pero bélgica vive bastante del sistema financiero, no? digo, si en wall st hacen salvataje tiene bastante sentido que lo hagan en benelux.

Ana C. dijo...

¡Claro que tiene sentido! Lo gracioso es que les cueste tan poco hacerlo, cuando no se ponen de acuerdo para ponerle límites a la ciudad de Bruselas desde junio del año pasado ni para ver qué idiomas se enseñan en las escuelas o se muestra en las pantallas de las estaciones de tren.

(Dicen que es porque en la decisión de salvataje no estaban metidos los nacionalistas flamencos).

cansarnoso dijo...

y la caída de natixis (ex natexis en su pata belga)
nos puede terminar de detener al tren bolú-balá?

Unidad de la Izquierda dijo...

Eso que realata usted es una obervacíón empírica de lo que en la teoría se llamó "materialismo histórico". A veces se ve descarnadamente como en este caso y otras veces en forma nás solapada.
saludos