lunes, 25 de febrero de 2008

Modelos para armar

El Eurobarómetro es un sistema permanente de análisis de la opinión pública europea que existe desde hace más de 30 años y que en primer lugar analiza la opinión de los europeos con respecto a la construcción de la Unión Europea, pero que además, de vez en cuando, hace análisis específicos sobre algún otro tema de los que salen los estudios más interesantes. La idea es no sólo saber por dónde anda la opinión pública europea, sino también que los europeos se enteren qué piensan los ciudadanos de los otros países sobre un mismo tema.

El caso es que me encontré con un estudio precioso sobre la realidad social europea que se publicó hace ya un año y que tiene, al final de todo, dos preguntas buenísimas. En una le preguntan a los europeos cómo reformarían el sistema de pensiones para garantizar su financiamiento. En la otra, la que más me gustó a mí, qué piensan sobre el Estado de Bienestar de su propio país.

En realidad, las preguntas sobre el Estado de Bienestar son tres: la primera les pregunta si piensan que el Estado de Bienestar ofrece una cobertura suficientemente amplia, la segunda, si piensan que es demasiado caro, la tercera, si piensan que se podría usar como modelo en otros países. En general, los europeos están bastante satisfechos con el sistema. Un 51% de los encuestados responde que la cobertura es suficiente y un 42% que se podría exportar a otros países. Pero también les parece caro; esa es la respuesta del 53% de todos los europeos.

De todas formas, como las diferencias entre los países son muy significativas y cómo quizás las percepciones no se correspondan del todo con la realidad, se me ocurrió cruzar los datos de la encuesta con tres indicadores duros: El PIB per cápita en PPS y el índice de Gini como medidas de bienestar y la carga tributaria como medida de lo que cuesta.

Cruzando todo, me encuentro con cosas bastante esperables y otras no tan esperables.

En primer lugar, algunas obviedades. Una es que la presión tributaria es más alta en los países de mayores ingresos, lo que resulta en una mayor satisfacción con el Estado de Bienestar. Otra, que en los países con los índices de Gini más bajos hay más gente que está satisfecha con el nivel de cobertura. Hay algunos casos raros, como el de Bulgaria, uno de los dos países más pobres de Europa, que según sus habitantes tiene un grado de cobertura muy bajo, pero al mismo tiempo presenta un Gini muy bajo. Del otro lado, el Reino Unido, con un Gini relativamente alto y unos ciudadanos bastante satisfechos. En general, se ve que los países más ricos son los que tienen el mejor Estado de Bienestar ¿será un lujo que sólo se pueden dar los ricos?

Lo divertido empieza cuando uno compara la presión tributaria con la percepción de los que pagan impuestos y encuentra que no hay la más mínima correlación, como se ve en el gráfico que sigue.


Unos pagan mucho y les parece barato, otros pagan poco y les parece caro; en otros casos, la percepción se corresponde más o menos con la realidad.

Parecería que la explicación está en lo convencidos que están de que las cosas funcionan bien, porque cruzando la percepción de caro con la de si el modelo de bienestar les parece exportable nos encontramos con esto:


Un grupo de países ricos y bien organizados, entre los que están Finlandia, Dinamarca, Suecia, Holanda, Luxemburgo y Austria, a los que les parece que su Estado de Bienestar podría servir como modelo para otros países y no les resulta caro. Dos países ricos, la France y la Belgique, donde los ciudadanos están orgullosos de su modelo, pero sin embargo piensan que es demasiado caro. Un grupo de países donde la gente no está para nada orgullosa del modelo y encima les parece caro, entre los que encontramos a Grecia, Polonia y Hungría, pero también a Portugal. Y, por último, a los pobrecitos de Europa, Bulgaria, Rumania, Estonia y Chipre, donde el modelo no les resulta demasiado útil ni exportable, pero por lo menos no les sale caro. Estonia y Chipre, por ejemplo, tiene un mejor pasar que Polonia. Quizás hasta pagarían más impuestos para mejorar su Estado de Bienestar.

Yo quisiera saber dónde se ubicaría Argentina en todo esto. Artemio, ¿no me hace una encuestita parecida?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que buena pregunta, Ana C., por lo menos podriamos verle la cara al monstruo.
Despues veriamos que hacer con el.
Eso si, que la encuesta no la haga Moreno por favor.

Anónimo dijo...

PS. Apostaria por algun tipo de "Junk de Luxe".

Musgrave dijo...

Esta claro que debemos seguir el camino del pret a porter, Bueno por el Once hay algunos especialistas en copiar modelitos. Quizás los puedan contratar, no?

Ana C. dijo...

Yo también creo que es el Junk de Luxe, Anónimo. No es caro pero lo parece y no deja contento a casi nadie, señal de que es muy mejorable.

Qué vivo, Musgrave, pero fíjese el nivel de ingreso de esos países y después me cuenta. Aunque imposible no parece, sino mire dónde está España.

Musgrave dijo...

Ana C, en salud el gasto/pbi iguala nivelesw de la OECD claro que sumando gasto publico y privado. No todo es un problema de ingresos. Si toda esa plata fuera al presupuesto público y se asignara más a los servicios y menos a la hotelería otro sería el cantar.

Ana C. dijo...

Hasta que Artemio nos ayude, vamos a tener que adivinar un poco. Pero supongamos que Argentina está más o menos como Polonia y que queremos que termine más o menos como Finlandia.

En el salto hay 2 dimensiones, cantidad y calidad, con 2 variables cada una, ingreso (PIB) y gasto público.

Es bastante obvio que pasar del nivel de ingreso de Argentina al de Dinamarca o Irlanda va a llevar miles de años, así que si yo tuviera que poner prioridades, primero insistiría en la calidad del gasto público, ahí los resultados se verían muchísimo más rápido.

Después en la calidad del crecimiento, para hacerlo sostenible, y recién ahí empezaría a aumentar el nivel de gasto público.

Sirinivasa dijo...

Ana C: precioso análisis, y seguiría con más elogios. Pero lo de los miles de años es demasiado... qué le digo entonces a mi hijo cuando pregunte?

Primo Louis dijo...

Ana, es un placer leer sus post sobre el estado de bienestar, fue lo primero que me acercó a "finanzas publicas" y siguen siendo mis preferidos.
Acuerdo con Musgrave que en definitiva es acordar con usted. Calidad del gasto público, alguna sugerencia por donde empezar??

Hay una pregunta que siempre tuve, quizás me pueda orientar: ¿de que manera los niveles más bajos del estado (gobiernos locales) pueden aportar al estado de bienestar? digo, si todo está definido segun al "mundo" al que se pertenzca (siguiendo a Esping Andersen) y de ahi en más todo es hacia abajo, que impacto puede tener una buena gestión local en la calidad de vida de los ciudadanos o en mejorar la calidad
del Estado de Bienestar?
Saludos y excelente post!

Vamos a hacer fuerza todos para que Artemio se juegue y haga la encuestita...

Ana C. dijo...

Cierto, lo de los miles de años es demasiado, más realista serían unos cincuenta, lo que también es demasiado. Lo que quiero decir es que tanto crecimiento tampoco es necesario, si se mejoraran otros parámetros. La economía es la ciencia de los trade-offs, pero también es la ciencia de las alternativas diferentes.

Calidad del gasto es reforzar el poder administrativo del Estado, la educación, la salud, el gasto social bien entendido, ahorrarse los subsidios distorsivos o los que subsidian a los que no lo necesitan y, por supuesto, hacerlo transparente para que no haya posibilidades de corrupción.

ARTEMIO LÓPEZ dijo...

hola Ana, bueno hagamos la prueba. Como la iniciativa es tuya, precisemos las preguntas. Cuales son a tu criterio las que corresponden hacer. Espero instrucciones!
salu2!