sábado, 16 de agosto de 2008

Keyser Soze y el peronismo

Hoy Caparrós dice, un poco en broma, que el peronismo no existe. ¿Su argumento? Peronismo quiere decir muchas cosas (peronismo de Perón, menemismo, kirchnerismo, etc, etc, etc) y por lo tanto no quiere decir nada.

Dice también que a los peronistas hoy les conviene disimular su existencia, como Keyser Soze, el villano de la gran película Los sospechosos de siempre, cuyo mejor truco era hacer creer que no existía. ¿Su argumento? Estamos al horno con papas. Ergo, disimulando su existencia el peronismo elude su responsabilidad.

Disiento y disiento.

Primero, el peronismo existe. No es un partido programático como le gustaría a Caparrós, pero existe. Es un "catch-all party" con forma de confederación de partidos provinciales, como explicó hace mucho Manuel Mora y Araujo en El Voto Peronista. Se juntan para ganar el poder nacional, y ahí es donde el resto nos confundimos, porque no es lo mismo que gane Menem, Duhalde o Kirchner, pero es igual. Lo que cambia son las políticas nacionales. Lo que se mantiene igual es el reparto de la torta fiscal. Como mostró el politólogo Mark Jones acá, el porcentaje del presupuesto que va a cada provincia depende del porcentaje de representación de cada provincia en la bancada mayoritaria. (Criador, sumame a tu campaña en contra de los fact-free Joaquinistas que sostiene que el Congreso está pintado).

Segundo, Kirchner ha polarizado tanto y se ha peleado con tantos, que esta vez a Duhalde o a cualquier peronista le va a costar muy poco mostrarse como algo distinto al kirchnerismo. Mucho menos de lo que le costó a Duhalde en 1999 mostrarse como algo distinto al menemismo. Por lo tanto, ocultar al peronismo es baladí.

7 comentarios:

Alejandro dijo...

Es que justamente, los partidos "toma todo" son los que no pueden ser desciptos ideológicamente. Entonces existen a partir de otras cosas (como los simbolos y los métodos); pero el peronismoideológicamente tiene una historia tan camaleónica que no existe, y ahí concuerdo con Caparrós.

Ana C. dijo...

Y lo que también es bastante posible es que aprovechen el camaleonismo para irse echando unos a otros la culpa del desastre (o para no reconocerse los aciertos).

Ay, ay, ay, vamos a terminar como Borges.

Primo Louis dijo...

Bueno, Ana, en ese final donde se dice que ocultar al peronismo es "baladí" se utiliza una expresión que sólo le he leido al gran Jorge Luis...

Disimular la existencia del peronismo es prescindir de su capital simbólico (el peronismo muchas veces "gana con la camiseta"). No creo que ningun candidato esté en condiciones de desperdiciar semejante capital...

Definitivamente va a haber que cambiarle el nombre al blog, porque los post de política (precisos e interesantes) cada vez abundan más que los de economía por acá...

Ya que estamos, Lindahl, le tiro un tema sobre el que me gustaría leer algún post en "oposición" a lo publicado por Mariano hace un tiempo en Artepolitica: deuda externa, Mide o no mide la gestión K?

Saludos!

El del 0.33% dijo...

Una de las cosas más dificiles con las que se encuentra un argentino cuando esta en el exterior es intentar explicar con pocas palabras qué es el peronismo.
Los extranjeros que no siguen la politica argentina de cerca o no conocen bien nuestra estructura política hacen preguntas básicas que son difíciles de responder.

Cuento una pequeña anécdota que tuve hace poco con un Venezolano:

Me dice: ¿en Argentina el principal partido es el peronismo, no?...y la respuesta que me vino a la cabeza para no complicar el asunto es: "yyyyjjjj....sí, aunque el peronismo no es un partido, en realidad es una doctrina ".
Luego de esa pregunta me dice: ¿y qué ideas tiene el peronismo? Respondí de manera muy simple y prosaica: "el peronismo tiene varias corrientes algunos mas de centro de derecha como fue Menem en los 90 y otros más de centro izquiera como Kirchner ahora".

A lo que el venezolano me replicó: Pero, entonces no puede ser una doctrina, porque no puede haber ideas contrapuestas dentro de una misma doctrina...Fui sincero (me estaba apabullando): "Tenés razon, creo que es más una marca que una doctrina. No soy capaz de explicar la palabra peronismo, lo único que soy capaz de explicarte es el peronismo que ejercía Perón. Todo lo que vino despúes de su muerte, no soy capaz de explicarlo"
El venezolano me preguntó una más: "El vicepresidente, que votó en contra de la presidenta, ¿es Peronista?" ....Respondí: No, era Radical antes.
Finalmente me dice: es bastante curioso lo que sucede allí.
Le contesté como pude: Me gustaría que te lo explique un politologo, yo no soy capaz de decirte qué es el peronismo a 35 años de la muerte de Perón.

No fue la primera vez que me ponen en aprietos.

El Cholo dijo...

Buenas,
Perdón, no me gusta hacer copy-paste, pero me parece que en esta oportunidad vale:
Caparrós dice (refiriéndose a a Artemio López)
"si yo fuera fiel ferviente peronista me dedicaría más que nada a negar su existencia, disimularla, minimizarla todo lo posible. El peronismo ha gobernado 18 años de los últimos 20 y lleva más de medio siglo como la fuerza política decisiva en la Argentina. El peronismo, si existiera, sería como dios: el responsable de este país-desastre"
Ergo, me suena que la idea más fuerte del artículo no es tanto negar la exisencia del peronismo sino señalar que, en caso de existir, es el máximo responsable del desastre. En cualquier caso, esta idea no tiene menos importancia que la de la negación de la existencia.
En lo personal, y como no soy dado a creer en las entidades sobrenaturales, (llámense "Dios" o "peronismo") lo que creo que existe es el PJ (¿qué duda cabe de que existe?), del mismo modo que existe el Opus Dei y la Curia Vaticana.
No jodamos, los peronistas, por más rabietas (o matanzas) entre ellos, finalmente se juntan, los de derecha, los de izquierda,los de arriba y los de abajo, y cuando están en el gobierno, siempre hacen más o menos lo mismo. Puede, lo acepto, haber variantes entre los distintos políticos peronistas, pero también lo hay entre los radicales, socialistas y liberales, aquí y en la China.
En lo que son todos parecidos es en su percepción del mundo, en su "nosotros" y "ellos" (peronistas y no peronistas, sean lo que sean), lo que deriva en una concepción sectaria sobre todo en el sentido último de sus motivaciones y su descuido de ciertas minucias (como la transparencia en la gestión pública).
En mi opinión, esto lo sitúa inequívocamente a la derecha. ¿Que hay preocupaciones sociales? si, claro, no se discute. Pero Franco o Hitler o Mussolini también desarrollaron planes sociales y nedie duda de su derechismo.
En el peronismo prima no una lógica de clase, sino una de "amigos" y "enemigos", y si van a expropiar a un gran capitalista o terrateniente no es porque lo sea sino por no ser amigo del movimiento.
"Para los amigos todo"
Saludos

El Cholo dijo...

Una cosita más,
En la entrevista a Sarlo, hay un párrafo interesante (lo dice mejor que yo, claro) respecto de los objetivos finales y el descuido en el día a día en la visión peronista de la política

ciudadano dijo...

-El peronismo es un montón de gente que piensa que es peronista.
-el 72% de ellos piensa que defienden sus intereses.
-el 69% ni idea tiene de las corrientes ideológicas.
-Perón enseñó que pueden ser de izquierda o derecha basta que tengan la foto de él.
-Un 32% están enganchados por algún beneficio directo.
-Otros son intelectuales progresistas que piensan en sumar gente para su progresismo.
-Otros son peronistas de derecha que eliminarían a todos los izquierdistas.
-Pocos consideran a los no peronistas como gente de valor.
-Muchos se prenden para salir en las primeras planas.
-Yo, que no soy pro ni anti nada, pienso que sería mejor ocuparse de arreglar el país.
-De las medidas concretas para dejar gobernar.
-De lo que significa gobernar bien.
-De pensar en serio en función de los ciudadanos y no de las conveniencias de uno y otro.
-De que un gobierno DEBE ser veraz.
-De parar YA esta inflación que jode más a los más pobres.
-de unir a los argentinos y trabajar por lo bueno y luchar contra lo malo.
-y mucho más.