jueves, 27 de diciembre de 2007

Corach y Oates un sólo corazón




Bueno ya pasaron las navidades y como vieron nos tomamos nos descanso para festejarlas como Dios manda. Pero acá estamos de nuevo, firmes junto al pueblo. Como se lo extraña a García, no?

La última semana los diarios volvieron a ser una delicia para un profe de finanzas públicas. Esta vez no fueron las notas sobre impuestos sino algo más interesante aún, la polémica entre Scioli y Macri y sus sus respectivos jefes de gabinete Alberto Perez y Horacio Rodriguez Larreta. Los temas de la discordia son dos, la basura y los hospitales.

En la teoría del federalismo fiscal se destacan los aportes de Wallace Oates quien enunció el llamado teorema de la descentralización. Según dicha construcción teorica uno de los límites al traspaso de responsabilidades de gasto público hacia los niveles subnacionales de gobierno (provincias y municipios) es la existencia de externalidades públicas. Existen externalidades públicas cuando una jurisdicción provee un bien público (en sentido laxo, incluyendo salud y educación) y dicho bien es disfrutado por habitantes de otras jurisdicciones, quienes no son contribuyentes en la jurisdicción proveedora.

El bueno de Wallace Oates concluye que ante la existencia de este fenómeno, también conocido como derrame o spill overs, la recomendación de política es la centralización de la responsabilidad de gasto en una jurisdicción que internalice los spill overs o derrames.

En la década pasada el gran Vladimiro movió el avispero con una propuesta de regionalización del país donde entre otrs cosas, dividia a la provincia de buenos aires en dos, y creaba una región juntnado el GBA con la Capital Federal. Muchos opinaron que esa idea respondía a otros intereses, reducción del gasto público y el deficit fiscal de las provinicas y licuación del poder electoral del duhaldismo.

Sin embargo, como siempre el tiempo da a las cosas otras perspectiva. La actualidad más candente reinvidica aquella idea del ministro que muchos quisieramos tener de nuestro lado.
No? Escriba.

6 comentarios:

Ulrich dijo...

"Gran Vladimiro"? Corach? Está hablando en serio??

Fito dijo...

La politica es apasionante. Poner un tema que a nadie le interesa sobre la mesa. Utilizar las ultras para ganar adeptos. Manipular la información para demostrar lo indemostrable.
Todo muy lindo pero en el medio de estas peleas por ver quien la tiene mas grande siempre queda la gente, el pueblo, nosotros (como quieran nombrarnos de acuerdo a que diario lean) en el medio. Nunca un gobierno va a tirar una idea o imponer un tema en pos de solucionar algo sino solo busca demostrar quien tiene mas poder.
¿una pena no?
una pena ser tan idealista.

ayjblog dijo...

es el efecto mariposa, las consecuencias de eso no serian las planeadas, pero hubieran sido buenas

Anónimo dijo...

Macanudo, entonces en un "second best", ya que no podemos centralizar, que la nacion ponga la mosca y se la de a la provincia para que haga sus hospitales. Todos los caminos conducen a que la provincia le faltan 10 puntos de copa y eso, como estan las cosas, no tiene solucion.
Vladimiro..? por favor..!!!! que en paz descance.

Gustavo Arballo dijo...

Mi objeción va por otro lado, y la desarrollé más in extenso en este post.

Digo que la Capital tiene un filón de contribuyentes bonaerenses ocultos, que no "constituyen domicilio" en la ciudad pero en la práctica viven y gastan allí, pagando impuestos por ende.

Por justicia conmutativa, y como toda ciudad turística -en este caso es el turismo hormiga de personas del GBA que trabajan en la CABA día a día-, la Ciudad se tiene que avenir a que debe brindar externalidades públicas a un distrito vecino que aporta muchísimo a su economía.

Musgrave dijo...

Estimado Ulrich, le confieso una debilidad. Admiro profundamente la inteligencia y la capacidad ajena. Como dije cuando voté en la encuesta del Escriba. Si algún día llego a presidente, gobernador o intendente me gustaría tener un Corach de mi parte.

un abrazo