viernes, 20 de junio de 2008

Con elegancia

Según el Economist, Cristina se bajó del caballo elegantemente al mandar el proyecto de ley de las retenciones al Congreso, pero se bajó, después de haber pagado un gran costo político. El artículo considera que el conflicto posiblemente le haya "insuflado vida a la democracia después de varios años de cuasi-autocracia". Golpistas.

49 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuasi-autocracia?

¿Es joda,no?

Estos pibes tienen que ir al CBC de Cs. Pol a leer unos cuantos libritos che. Ah, la autocracia kirchnerista es tan berreta que hasta les aprueba proyectos a los partidos opositores, algo que no hace el demócrata Blair

Lic. Baleno dijo...

Es una provocacion barata y frivola. Del tipo "todo lo que esta al sur de la avenida Rivadavia es feo, sea lo que sea, aunque se parezca mucho a los que se hace al norte"
Ellos trazan la linea en el ecuador y siempre encuentran algun equito...

chubutense dijo...

The Economist es famoso por su lucha inclaudicable a favor de la democracia.

Jay-Z dijo...

Que se venga la cipayada, ahora que The Economist habla de democracia, les da orgasmos... pero por favor.

Ana C. dijo...

Otro diario cipayo y de ultraderecha golpista, El País, dice:

Más allá de las razones de un Gobierno representativo para adoptar medidas impopulares está su obligación de explicarlas convincentemente y facilitar su debate parlamentario. Fernández, sin embargo, parece estar más interesada en el enmascaramiento de la realidad, como lo muestra la consistente manipulación de los datos de inflación argentina, oficialmente en un solo dígito, pero en realidad por encima del 20%, según todas las estimaciones solventes. La deliberada ficción en que vive la tercera economía latinoamericana, consagrada en el nuevo índice de precios vigente desde este mes, constituye una muestra más del desprecio presidencial por los valores que dice defender.

El mundo no entiende a la Argentina, no hay caso. Qué país más incomprendido.

Musgrave dijo...

Che Ana, últmimamente no puedo leer El País, me puede contar cual fue la cobertura de la represión policial sobre los camioneros que estaban bloqueando las rutas españolas? En la nota que cita hay alguna comparación con la reacción del gobierno autocrata argentino frente cortes?

Alon dijo...

Ana, a mí se me da mal la chicaneada. El País sí es un diario de derecha en lo que hace a política internacional. Lo que lo salva de ser un diario de derecha internamente es la persistencia del anacrónico conservadurismo del PP y sus medios (La Razón, ABC), pero en el frente internacional queda muy claro su liberalismo "progre" a la europea. Lea si no cómo es su cobertura sobre la inmigración, o sobre el papel de los gobiernos europeos y los organismos internacionales en las persistentes crisis en África.

Claro que no son cipayos: son los representantes culturales de los colonos. Les dejan la parte más fea de ese estatuto a los presuntos extremistas, pero cada vez que alguien amenaza los privilegios comerciales del coloniaje encuentran argumentos muy modernos, refinados e igualitarios para demostrar que esos negros no están en condiciones de gobernarse a sí mismos. Gauche caviar, creo que le dicen.

Lic. Baleno dijo...

El Pais es un diario de derecha y hostil hasta la nausea a las democracias latinoamericanas, ademas es del grupo Prisa con mas de mil radios en latinoamerica asi que estan especialmente interesados.
Lo dijo un español: "en El Pais lo unico cierto es la fecha y el precio".
Le recomiendo leer la carta de Insulza (Secretario General de la OEA ¿y futuro presidente de Chile?) a El Pais en http://selvasorg.blogspot.com/2008/03/oeacarta-al-diario-el-pas.html

Ana C. dijo...

Ni idea, Musgrave, últimamente estoy tan absorta con lo que pasa en Argentina que ni me entero de lo que pasa en el resto del mundo. Fíjese que ni sé por dónde anda el desempleo en Dinamarca.

Anónimo dijo...

Absorta es una buena definición.

No se enoje, Ana. Hay gente que no ve las cosas cuando las tiene delante.

Usted siempre ha sido liberal -en el sentido yanqui, no el del capitán ingeniero o del abogado mediático de los monopolios-.
(Le aclaro que en mi caso esa afirmación contiene un crítica ideológica)

chubutense dijo...

En cuanto a política española El País es bastante progresista, sobre todo por el carácter cavernario de otros medios españoles, como dijo Alón. Pero en política internacional es todo lo contrario. Apoyó el golpe a Chavez, publicó una y otra vez las aporías de Vargas Llosa sobre el supuesto "racismo al revés" de Morales, etc. Con lo único que saca chapa de "proge" en internacionales es con su postura crítica de EEUU e Israel, que sobreactúa en forma de un antiamericanismo ramplón que le daría vergüenza hasta Sandino y un antiisraelismo fanático que termina dandole la razón a los salames que dicen que todo cuestionamiento del estado judío es antisemita.

Me corrijo, en política interna tampoco es progresista, ahora está banacando con entusiasmo la nueva Ley de Residencia Europea (que grande Julio Argentino! de vanguardia!).

Ana C. dijo...

Me parece que voy a tener que leer más seguido El País. Lo dejé de leer porque era pago y me cambié a El Mundo, que era gratis.

En el test del Political Compass, salgo en la mitad del cuadrado verde y las explicaciones las di acá cuando comencé a escribir en este blog, para que supieran a qué atenerse. ¿Quién es el abogado de los monopolios? ¿Y por qué la crítica ideológica?

Che, en lugar de criticar al Economist o al País, se podrían poner a explicar por qué les parece que los Kirchner son un ejemplo democrático y por qué esos dos artículos están equivocados.

Primo Louis dijo...

Hablar de cuasi autocracia en términos de política es cómo decir que en Argentina también hay competencia perfecta: una declaración de ignorancia.

Disculpe Ana, pero la cosa peyorativa que tiene The Economist hacia cualquier cosa que pueda orientarse a un programa más amplio que la gente que puede comprar ese diario en Argentina ("populismos latinoamericanos" los suele llamar) es un poco molesta, a usted no le molesta?
¿Puede darse cuenta que no se trata de K sino de lo que ellos definen que debe ser la correcta forma de hacer política, no? (que la política debe depender de la economía y la economía del mercado, para ser más claros).

Con esa frase The Economist dice mucho más sobre si mismo que sobre el gobierno de K.

Anónimo dijo...

Mariano Grondona, que en su juventud fue seminarista, es abogado y como periodista aboga por los monopolios.
(Su hijo lo hace más concretamente: comparte estudio jurídico con el hijo de martinez de hoz y... digamos que no defiende pobres y ausentes, ni laburantes... :P )

La aclaración de que era una crítica era nomás para que no lo tomara como un elogio. No recordaba el post al que me remitió, pero digamos que igual el conjunto de sus posiciones frente a los diversos temas que acá aborda lo dejaban claro.
El último que recuerdo que se definió públicamente como "liberal de izquierda" fue Lanata. Eran sus tiempos de joven exitoso en P/12 y por la fecha de su malogrado matrimonio con Silvina Chediek.

Digamos que los liberales de izquierda en general pecan de tecnócratas, en el sentido de que utilizan recursos del pragmatismo, del relativismo y del cientificismo para enmascarar las ambigüedades del "bien común" que inevitablemente se resuelven por una correlación de fuerzas que necesariamente es política y no cualquier otra cosa...

:)

Anónimo dijo...

Otrosidigo:
Entre autocracia -cuasi o no- y ejemplos de democracia, caben muuuuchos matices.

Casi le diría que ni siquiera nos pondríamos de acuerdo sobre qué es un ejemplo de democracia.

Si yo le digo que lo es el hecho de que el gobierno soportara casi estóicamente cien dias de patoterismo golpista -¡al igual que el noventa por ciento del país!-, calculo que no estaremos de acuerdo, ¿no?

chubutense dijo...

Yo no se si CF es un ejemplo democrático, pero tengo la edad suficiente para recordar lo que es una autocracia, y me parece una falta de respeto, y de responsabilidad salir a gritar ¡dictadura! ante un gesto que no te puede gustar de un gobernante. Si cualquier palabra significa cualquier cosa entonces nada significa nada y todo es lo mismo. Y como todo es lo mismo, bueno, tumbemos al gobierno, si total no era democrático, si era como hitler y pol pot y un montón más de gente mala que ahora no me acuerdo.

Pedro Martín dijo...

No es raro que salgamos todos con los botines de punta ante la mirada de afuera. Sobre todo cuando el de afuera, evalúa las cosas con otros matices.

No le peguen a Ana que la quiero!!

Ahora, el tema es, no les parece raro que la solución al problema, que resultó ser una solución institucional, prevista en el marco normativo haya provenido de un ex radical?

Si o no?

Ana C. dijo...

Primo Louis, yo al Economist lo leí alabando a México, Chile y Brasil por cómo se van integrando los pobres a la clase media. El Economist de hoy no es el mismo que hace 10 o 15 años, cuando yo empecé a comprarlo para moderar mis tendencias de izquierdista irresponsable (ahora creo ser una izquierdista responsable). Debe haber cambiado el editor.

Y para decirle la verdad, yo pienso que la forma que tienen los K de hacer política económica no es democrática. No es democrático tomar decisiones que afectan a todos entre cuatro. A mí me molestaría si el Economist criticara al gobierno porque distribuye el ingreso y gasta en educación, pero como no lo hace y además hace lo que quiere y toma medidas que perjudican a la economía, de una forma de lo más oscura, no me molesta. Lo que están haciendo los Kirchner es un retroceso en el proceso de recuperación de la democracia argentina y además están arruinando la recuperación económica.

Por otro lado, a mí me resultó muy duro el artículo del Economist. Normalmente suele ser una revista muy diplomática, que critica pero no demasiado. Que hayan perdido esa diplomacia con Argentina, es una señal bastante fuerte. Eso lo hacen con países como Zimbabwe, a los que no consideran países serios. A mí me duele que publiquen un artículo así sobre Argentina y preferiría que estuvieran diciendo que Cristina es una gran estadista que va a convertir a la Argentina en un paraíso de prosperidad y justicia social gracias a su capacidad de construir consensos.

Anónimo, el gobierno no soportó estoicamente los cien días de patoterismo golpista. El gobierno los provocó e hizo muy poco para que todo terminara pronto. Cuando una crisis se alarga tanto como está, el problema está del lado del que tiene el poder para remediar la situación y en este caso el que tenía ese poder era el Gobierno. Hagan un poco de cronología. El que aumentó las retenciones de una forma bastante exagerada fue el gobierno, lo que desencadenó la reacción. Cuando los del campo hicieron su primera tregua ¡no se reunían con ellos para discutir nada! O los dejaban esperando. Como si el paro hubiera surgido de la nada. Que yo sepa, en ningún momento aceptaron negociar nada, ni ofrecieron propuestas de negociación serias, hasta cien días después en que ella, en un alarde de magnanimidad, pasa la resolución al Congreso, sin quitarle una coma.

Yo nomás espero que el Congreso se tome la cosa en serio, ahora, porque si nomás avala las resoluciones, esto dura 100 días más, y eso siendo optimista. La idea de que es un sector pequeño que tiene de rehén al país no es del todo cierta, tampoco, el sector afectado no es uno solo, sino varios y son más personas que las que creemos. ¿Qué necesidad había de poner al país en semejante situación de confrontación, casi gratuitamente?

Eso de pragmatismo, relativismo y cientificismo no lo entendí.

Chubutense, la gracia de haber pasado 25 años en democracia es que podés subir el listón. Es cierto que no hay represión y no corrés el riesgo de que te secuestren en un Falcon verde. Pero pedir que se respete la Constitución al 100% es lo mínimo ¿no te parece? No es un solo gesto, son muchos, y lleva ya dos o tres años. Yo no creo que al gobierno haya que tumbarlo, pero sí que se le debe exigir más legalidad y más transparencia, y debe ser controlado por el Congreso, que para eso existe.

¿Por qué raro lo del ex-radical (Cobos ¿no?), Pedro Martín? ¿En qué sentido?

¡Gracias por la defensa! :-)

(Usted tiene debilidad por las Anas, confiese).

chubutense dijo...

Bueno, yo creo que el listón está cada vez más alto. La decisión de no reprimir no es una cosa menor. Es una política de estado de primer orden que, es cierto, nos costó el no haber resuelto el conflicto más rápido, "a la española" digamos. Ojalá lleguemos al 100% de respeto a la constitución pero si se fija, no es el 14 bis lo que se está reclamando. Su cumplimiento "recalentaría" la economía ¿no?

Una de las cosas que la democracia necesita para subsistir es que los actores crean en ella y acepten las regla de juego. A mi entender hay una continuidad clarísima entre el ninguneo que buena parte de la oposición hizo al triunfo electoral de CF en octubre pasado y la virulencia de la protesta de los empresarios del agro. Yo creo, sinceramente, que el gobierno está sosteniendo a un estado democrático contra una oposición que no cree en el sistema.

chubutense dijo...

Ana, volvés a dar a entender que el congreso está, digamos, de adorno ("para eso existe"). ¿En serio creés que en el congreso no se discutieron y aprobaron leyes relevantes en estos años?

Ulschmidt dijo...

ojalá se bajase del caballo, Ana! excelente oportunidad para negociar algo... pero me parece que la voluntad es imponer la resolución a rajatabla.
Y volvemos al principio.

Anónimo dijo...

Como va a ser autocratico un gobierno cuando de 5 canales de aire uno esta conducido por un tipo que fue candidato a gobernador de la oposicion? Que tiene 3 diarios absolutamente criticos (Critica, Perfil y La Nacion) Que no tiene una radio a favor y la mayoria decididamente en contra, casi ningun programa politico a favor.
Que armo una corte suprema y no la controla, que renuncio a controlarla.
Es autocratico en economia? bueno, es un concepto muy nuevo para mi, a lo mejor Berlusconi hace asambleas en Italia, y la reina de Holanda es elegida por soviets pero si alguien queria otra politica votaba a Lopez Murphy (septimo) o Altamira (noveno) es decir, economicamente demosle muchas vueltas pero nadie , salvo esos dos, haria cosas demasiado distintas.

Primo Louis dijo...

Ana,
Lo que digo es que de ninguna manera el barómetro de la buena gestión puede ser "The Economist". Y no me extraña que alabe esos procesos que, justamente, responden a la lógica que señalaba (alabar a Mexico?? por dios!).
Insisto, no se porque no sale Costa Rica en estos panfletitos... ah ya se! por que tienen un buen sistema democrático que no permitió que entrara (tanto) el liberalismo!

Anónimo dijo...

Uno lee los comentarios y saca la misma conclusion de siempre:
la culpa de todos los males argentinos la tienen los de afuera que no entienden a los argentinos, los castigan inutilemente y ademas son desestabilizadores. Sean diarios o revistas internacionales NYT, El Pais, WSJ, The Economist u organismos ingternacionales FMI, BM etc.
La culpa siempre la tienen los de afuera, nosotros somos las vistimas del establisment internacional golpista.

Y si probaramos una vez en la vida hacer politicas serias por consenso y dejaramos de dar la nota altisonante en el orden internacional cada vez que tenemos oportunidad..?

Ana C. dijo...

Primo Louis, el Economist no alabó a México por haber abierto el comercio exterior o haber privatizado las empresas públicas o por alguna otra medida de esa índole, sino por estar integrando a los pobres en la clase media, me parece que hay que reconocer que hay una diferencia. Por otro lado, la revista trata a Costa Rica igual que a Dinamarca; escriben poco sobre el país y cuando lo hacen, suelen ser elogios que presentan al país como un oasis de paz y prosperidad en una zona bastante caótica.

Chubutense, yo creo que el conflicto se podría haber resuelto mucho antes y sin represión, si hubiera habido voluntad de negociar. Ahora mismo, ¿cuán fuerte es esa voluntad de negociar si dicen "las retenciones no se tocan"? ¿Por qué no se pueden tocar si fue lo que desencadenó el conflicto? Otros detalles: en estos días, Cobos puso sobre el tapete una alternativa, que puede haber sido buena o no, pero en lugar de considerarla, la presidenta la ignora o "se enoja". El acto del Día de la Bandera en Rosario ¿Por qué no fue y se puso al lado de Binner a hacer discursos? ¿No hubiera sido un gesto de que hay voluntad de diálogo?

A mí me parece que la mayor parte de la oposición cree más en el sistema democrático que el gobierno, aunque sea porque no detentan el poder.

Berlusconi no es el modelo de estadista al que yo votaría, anónimo, y la Reina de Holanda no decide nada. La política económica en Argentina la tendría que decidir el Congreso, como ya nos estamos aburriendo de repetir, y no el Ejecutivo a través de decretos.

Veremos, Ulschmidt, a lo mejor los diputados se dan cuenta de lo que significa todo esto.

Anónimo dijo...

Sinceramente Ana:

Desde hace años que los politólog svenimos discutiendo sobre este Gobierno, no somos oficialistas, pero decir "autocracia" es simple terrorismo intelectual sin mayor fundamente que el "golpismo" a que alude el oficialismo.

El País es fervientemente monárquico y aprobó la censura al semanario de humor el Jueves.

Ay, ay estas socialdemocracias roquistas!!!

Anónimo dijo...

la politologia es una ciencia esteril, tan esteril como la economia, en la republica argentina.

Politologos y economistas, han dilapidado muchas decadas hablando boludeces. Se lo recuerdo a ud., politologo, para que se deje de boludear con las nomenclaturas.

Andrés el Viejo dijo...

Si The Economist dijera que Cristina Fernández es una gran estadista y que su política es un modelo, yo me pensaría muy seriamente qué está pasando y pondría una lupa enorme sobre todo lo que hace y omite el Gobierno.
No parece muy extraño que esa revista elogie a México (seamos precisos, al gobierno mexicano) por las mejoras sociales, en tanto éstas no existen. Esas son las mejoras sociales que más le gustan a la revista británica.
Me parece muy significativa la preocupación que parecen tener los medios europeos por la libertad de prensa en la Argentina, donde los medios favorables al Gobierno hay que buscarlos con la lámpara de Diógenes. Incluyo en esto a cuevas de ratas como Reporteros sin Fronteras, más preocupados por la licencia de un canal golpista en Venezuela que por el promedio de 5 periodistas asesinados por año en Mëxico.

chubutense dijo...

Ana, en un diálogo ambas partes, en todo caso, deberían estar dispuestas a ceder. Le recuerdo que hubo que hubo varias instancias de diálogo sistemáticamente rotas por los empresarios del agro. Las retenciones , tal como el gobierno las plantea constituyen una política destinada a desacoplar los precios internos de los internacionales. Si los empresarios agrícolas consideran que no cumple ese fin, o que hay otras alternativas menod lesivas para sus intereses que cumplen ese fin, las podrían haber planteado ¿Usted escuchó alguna? Yo la verdad que no. Hubo una negación casi psicótica de la existencia misma del problema. Se limitaron a repetir como autómatas que el gobierno quiere "caja". ¿Que clase de diálogo puede plantearse con un sordo, o un autista? Sin embargo el gobierno buscó el diálogo, exigiendo únicamente que se suspendan los cortes de rutas. Es lo mínimo ¿no?

Un prerrequisito para el funcionamiento de una democracia es la aceptación del resultado de las urnas. La oposición no lo acepta. Por ello no la considero democrática.

No me contestó ¿realmente cree que en estos años no se votó y discutió ninguna ley relevante en el congreso?

Ana, ¿en qué artículo de la CN dice que la política económica la define el congreso?Le recuerdo que el sistema político argentino está inspirado en el norteamericano, no en el belga. ¿Y a cual decreto se refiere? El actual gobierno no firmó ningún decreto de necesidad y urgencia aún.

Andrés:

y agrego a lo suyo la inexistencia de preocupación de RSF por los asesinatos de periodistas casi cotidianos en Colombia.

Ana C. dijo...

Es el artículo 75 de la CN, chubutense. Googlealo y leelo, te vas a llevar una flor de sorpresa. Yo quisiera que fueras vos el que me contara qué leyes importantes se discutieron en los últimos años en el Congreso (acordate que yo vivo bien lejos). En cuanto a la política económica parece que no son decretos, sino "resoluciones". Y tendrías que fijarte bien en la cronología quién rompió primero las instancias de diálogo.

Andrés, yo no leí a ningún medio europeo criticando la libertad de prensa en Argentina, pero sí criticando la capacidad de ver la realidad de la presidenta, que se parece mucho a la suya, dicho sea de paso, que se especializa en dar vueltas las cosas con argumentos bastante irrelevantes. Digamos que me parece una lástima lo de los periodistas asesinados pero justo en este momento me preocupan más los cien días que lleva parada la Argentina porque la presidenta no sabe negociar.

Es cierto, politólogo anónimo, que entre autocracia y democracia debe haber una escala bastante amplia. Pero si usted tuviera que calificar al gobierno de 0 a 10 donde cero fuera la autocracia total y 10 la mejor democracia existente ¿que nota le pondría?

chubutense dijo...

Ana, conozco el artículo 75, por las dudas lo leí de vuelta pero no hay caso. En ninguna parte dice "el congreso definirá la política económica". A lo mejor leo mal y vos podés ilustrarme...

Tengo la cronología en mente, luego del primer lock-out la mesa de enlace comenzó a reunirse con los ministros y parecían haber llegado a acuerdos sobre diferentes propuestas de los patrones camperos. Entonces Buzzi dijo en una conferencia de prensa que Fernández le había asegurado que se bajarían las retenciones, lo que este negó. Esta operación de prensa de los empresarios del agro llevó al gobierno a suspender la siguiente reunión y "el campo" retornó a su estrategia de cortes de ruta.

Creo que había mencionado algunas leyes en otro post, una lista con solo las que tengo en mente ahora, que no son las únicas ni las más importantes:

*Derogación de las leyes de impunidad.
*Derogación de las leyes de "flexibilización laboral" y reemplazo por otras que rompen la tendencia.
*Nueva ley de educación.
*Ley de bosques.
*Ley de genéricos.
*Derogación de la paleozoica ley de patronato y reemplazo por otras que se ajustan a los tratados internacionales vigentes sobre proteccion a la niñez.
*Ratificación de los tratados internacionales suscriptos con respecto a la igualdad de género.

No encontré un listado mas o menos cómodo para leer y buscar más. En la página del congreso podés leer todas las leyes sancionadas en orden cronológico. Por supuesto, la mayoría son "se declara patatín y patatán". Pero si tenés ganas podés encontrar otras leyes importantes. En todo caso, decir que el congreso es una escribanía, o está de adorno, solo puede venir del desconocimiento o la mala fe.

La página de diputados es http://www.diputados.gov.ar/

y la de senadores es

www.senado.gov.ar

Ana C. dijo...

Supongo que más desconocimiento que mala fe.

De todas formas, este es un blog de finanzas públicas y lo que a mí me parece relevante en este contexto es la política tributaria, que según la Constitución debería ser atribución del Congreso.

En la Constitución no dice "El Congreso definirá la política económica" pero el artículo 75 dice "Corresponde al Congreso:" y después vienen un montón de incisos donde dice qué es lo que le corresponde al Congreso y hasta el inciso 19 es todo (o casi todo, hay un par de cosas que no) política económica.

chubutense dijo...

Lo que corresponde al congreso es establecer (controlar el cumplimiento de) reglas al interior de las cuales se desarrolla una polítca económica. Argentina no tiene un régimen parlamentario. La política económica es definida por poder ejecutivo, que es votado a tal efecto por los ciudadanos.

Perdoná si fui ofensivo, no te atribuyo mala fe.

chubutense dijo...

en los paréntesis me comí una "y". Sería "y controlar el cumplimiento de".

Ana C. dijo...

Ahora leé el artículo 99, que dice cuáles son las atribuciones del poder ejecutivo.

Las leyes son las que definen las políticas, y esas son atribución del poder legislativo.

No es un sistema parlamentario, pero tampoco es un sistema presidencialista, aunque de facto sí, y me parece que por eso estás diciendo que la política económica la define el ejecutivo, porque parece lo más natural, por costumbre. Pero según la Constitución no debería ser así.

Y si los grandes lineamientos de política se discutieran en el Congreso, todo sería mucho más legítimo y se tendrían en cuenta los intereses de todos los grupos de la sociedad de forma menos discrecional que hasta ahora.

chubutense dijo...

Obedientemente fui corriendo a leer el artículo 99.
el artículo 1 dice que el presidente es:

"1. Es el jefe supremo de la Nación, jefe del gobierno y responsable político de la administración general del país."

Dentro de la "administración general del país" ¿no vendría a figurar la implementación de la política económica que los ciudadanos votaron al colocar una boleta y no otra?

Ana C. dijo...

No, leelo todo :-)

Cuando vos votás, no votás nada más que a un presidente. Votás diputados, senadores, gobernador, intendente, etc. Votás un poder ejecutivo y un legislativo.

La idea de la Constitución es que todas las políticas se definan por las leyes, y que esas leyes después de pongan en práctica. El Congreso hace las leyes y el Ejecutivo las pone en práctica. Voilá.

En realidad, habría que prestarle más atención a lo que una vota como legislador que como presidente, pero así es la vida. Uno supone que los candidatos a diputados de un partido piensan más o menos como el candidato a presidente. Si lo vemos de esa forma, el candidato a presidente vendría a ser como la figura representativa o el encargado de las relaciones públicas del partido, digamos, durante la campaña electoral. Después es el que se encarga de ejecutar las políticas que se deciden en el Congreso, aunque también puede presentar proyectos de ley propios, que se aceptan o rechazan en el Congreso.

Un presidente con tanto poder como el que normalmente tienen los presidentes argentinos no es lo que está escrito en la Constitución, según lo que yo interpreto.

chubutense dijo...

Ana, yo no voto pensando en lo que pasa por la cabeza de cada diputado. Voto un partido que tiene un programa. Yo entiendo que el sistema argentino es presidencialista. Eso significa que concentra mucho poder en el presidente. Alberdi comparaba la constitución que contribuyó a diseñar como una monarquía renovable cada cierto período de tiempo. Y a él le parecía bien. En todo caso, no se si por costumbre o por lo que sea pero yo también interpreto así la constitución. Y no se porqué pero se me hace que no soy el único.

Hay unas discusiones muy interesantes sobre el asunto en el blog del criador de gorilas. Yo me rindo y te invito a que te des unas vueltas por ahí.

Buenas noches

Ana C. dijo...

Yo también entiendo que el sistema argentino es presidencialista, y está bien que así sea. Es nuestra tradición y nos tiene contentos. El asunto es que el presidencialismo no se convierta en un hiperpresidencialismo, donde el presidente actúa como si tuviera más atribuciones y pretende tener mucho más poder que los que en realidad le asigna la Constitución.

Bueno, con la política argentina en estado de reconvalescencia, yo te aconsejaría hacer un voto más sofisticado. A mí me costó bastante en la última vuelta y terminé votando tres partidos diferentes, lo que me dejó una sensación de ser muy incoherente al salir del cuarto oscuro. Cuanto más pasa el tiempo, más convencida estoy de que voté lo mejor que había dando vueltas, porque lo que intenté fue ser coherente con mis propias ideas, en lugar de ajustarme a lo que un solo partido me proponía listo para llevar.

Rodrigo dijo...

Este gobierno tiene una vocación autocrática muy clara y evidente.

Se puede citar infinidad de ejemplos tales como la ley de "superpoderes," la extensión indefinida de la ley de emergencia económica, la modificación de la composición del
Consejo de la Magistratura, la ausencia de conferencias de prensa, etc.

La característica más importante, sin embargo, es que todo lo que se hace se decide en un grupo de personas que oscila entre 2 y 4, y donde no tiene participación relevante ni siquiera el gabinete de ministros -- mucho menos, desde ya, los adherentes que justifican y aplauden todo. El rol reservado para ellos es una convocatoria a la plaza de tanto en tanto para aplaudir.

La vocación autocrática es también evidente en esa tendencia de responder a todo crítica objetando al que critica o de presentar la tolerancia al disenso o a la protesta como una concesión magnánima del que gobierna.

A los amigos oficialistas les propongo un ejercicio: Imaginense las prácticas políticas que imperaron en estos 5 años, en manos de sus adversarios ideológicos y pregúntense si no las calificarían de autoritarias.

Saludos

Primo Louis dijo...

Ana,
Usted supone que el congreso es la materialiación de la democracia dialogante y las instituciones se reformulan. Podremos tener la esperanza de que se recupere pero hoy el congreso no es ese ámbito de discusión que usted imagina.

chubutense dijo...

Ana, yo también soy coherente con mis ideas, estas me indicaron votar a un partido. No se tan autoritaria y autocrática y acepte que hay millones de argentinos conformes con el partido de gobierno.

chubutense dijo...

Rodrigo, me cuesta imaginar a mis adversarios renunciando a la represión violenta de la protesta social. Jamás han actuado así.

Anónimo dijo...

Ana:

El diálogo como lo entiende el gobierno, es:
"yo gobierno expongo mis argumentos"
"vos sector x planteas los tuyos"
finalmente yo gobierno llego a cabo
lo que planteé .
Esa es la lógica que impera, los K no creen en que nadie les pueda aportar nada (cualquier modificación implica un retroceso), ni siquiera sus propios intendentes, diputados ,senadores o gobernadores menos cualquiera de la oposición o de una corporación . Como dijo alguien anteriormente a los que apoyan al gobierno solo los convocan para votar o para concurrir a un acto, nunca jamás pudieron poner una coma en algo importante, es la lógica que aplica chubutense en sus comentarios,se votó un partido ,todo lo que haga está bien.
El congreso cedió buena parte de sus atribuciones en los últimos años y desde lo formal tal vez no se puede reprochar nada. Ahora tiene la oportunidad de ponerse los pantalones largos, veremos que hace.
Ahora el gobierno debería tomar nota que el humor social cambió y que todo lo que antes era válido ya no lo es, las condiciones son otras
y los modos deberían ser otros, sino los conflictos se sucederán.
Salu2
camargen

Primo Louis dijo...

Camargen,
como bien señalas esas son las reglas de juego, todo actor maximiza beneficios y en la medida en que no encuentra limites, aprovecha. Si recién ahora se genera por movilización algún límite esta muy bien, también podría haber sido la oposición que no existe, pero no se puede responsabilizar al gobierno por eso.
Si el resto de los actores no juegan o recién ahora se deciden a jugar que se hagan cargo de su desidia.

Rodrigo dijo...

Chubutense,

La renuncia a la represión no es voluntaria. Si quedaba alguna duda, el episodio de De Angelis el sábado 14 ilustra a las claras el por qué de esa "renuncia."

La muy diferente actitud asumida por el Sr. Kirchner en Santa Cruz, cuando era gobernador es también muy ilustrativa al respecto.

No se engañe, acá no hay magnanimidad.

Como comentario adicional, le recuerdo que hacer cumplir la ley (ej: despejar una ruta bloequeada) no es una opción sino una obligación de las autoridades.

Si esa obligación no se ejerce para evitar que un conflicto social escale, estamos frente a un acto de prudencia para la autopreservación, no de generosidad.

Rodrigo dijo...

Primo,

Ojo que tu argumento justificatorio del gobierno, también justifica a la actuación de los productores agropecuarios en el conflicto.

Si todo se trata de actuar y "que me paren si pueden"... bueno, entonces después no derramen lágrimas de cocodrilo por los cortes.

Andrés el Viejo dijo...

Ana C.: naturalmente, usted tiene un derecho absoluto a opinar lo que le parezca sobre mis procedimientos polémicos. Pero, lo siento, usted es la que trajo a colación las opiniones de los medios de prensa europeos. Y yo tengo, por decirlo con excesiva suavidad, un escepticismo enorme ante esos medios. Sean declaradamente conservadores, como The Economist, o se inscriban en esa vaporosa categoría llamada progresismo, como El País.
Unos y otros son, y no podrían dejar de ser, defensores a ultranza de los capitales con asiento en sus respectivos países. Y, por ende, enemigos hasta de las más tenues manifestaciones de autonomía de parte de los países a los que consideran coto de caza. ¿O usted cree que las opiniones de El País nada tienen que ver con las aventuras y desventuras argentinas de Marsans, Repsol, Endesa o Aguas de Barcelona?
Y críticas a la relación del gobierno argentino con la prensa he leído bastantes. Usted dirá: en primer lugar, de los grandes medios argentinos. Concedido, pero ¿no los acompañan sus colegas y, a veces, sus socios comerciales?

Primo Louis dijo...

Rodrigo,
empiezo diciendo "son reglas de juego", me parece que los muchachos del campo rompen todas las reglas de juego, no?
Digo, además el gobierno siempre jugó. Llevarse puestas las instituciones no es aceptar las reglas de juego... (y antes que Ana salte con lo del congreso y las politicas economicas le digo que sacar una ley de emergencia economica es aceptar que, al menos en maquillaje, hay reglas por seguir).
Igual yo me refiero a otra cosa y creo que está claro: a que las faltas de los otros actores no pueden endilgarse al gobierno (usted diria: el gobierno no supo construir una oposición fuerte??)