domingo, 14 de febrero de 2010

Blanchard y la inflación

Olivier Blanchard y otros dos economistas del FMI, acaban de publicar un artículo cuya propuesta más llamativa es la de subir un poco – de 2% a 4% – el valor que se está usando como meta en la mayoría de los países que siguen la estrategia de metas de inflación.

El artículo – de lectura imprescindible para todo economista de ambos sexos – contiene una serie de reflexiones sobre las causas de la crisis, el rol de la política macroeconómica antes de y durante la crisis y las enseñanzas que nos deja para diseñar en el futuro mejores políticas macroeconómicas.

Los autores dicen que las metas de la política económica siguen siendo las mismas de siempre: desempleo e inflación bajos y estables, pero que a partir de ahora las autoridades responsables de la política económica deberían tener varias metas en lugar de solamente la inflación. Esas metas deberían incluir la composición del crecimiento, el comportamiento de los precios de los activos y el grado de endeudamiento de los agentes económicos.

Lo bueno es que quedó claro que las autoridades tienen unas cuantas herramientas a su disposición a las que tendrían que usar de la mejor manera posible. Lo que más le gusta a los autores, parece, es una combinación de política monetaria tradicional, regulación y unos lindos estabilizadores automáticos bien diseñados para la política fiscal.

Las lecciones que quedaron de la crisis son 1) que es de lo más útil bajar la deuda en los buenos tiempos para poder gastar cuando es necesario y 2) que es imprescindible contar con una regulación prudente y con información transparente y de calidad en las áreas monetaria, financiera y fiscal. Nada tremendamente nuevo ni sorprendente, pero es interesante ver confirmado que el keynesianismo está vivito, coleando y toujours pertinente.

Un párrafo aparte merece lo de la nueva meta de inflación que proponen. Confieso que me alarmé un poco. Pocas cosas tranquilizan más en la vida que vivir con una inflación del 2%-3% al año, así que eso de subirla a 4% me pone a temblar. Pero la idea es que con una inflación más alta se conseguiría evitar la trampa de liquidez en épocas de crisis y le daría más espacio a la autoridad monetaria para actuar en los malos tiempos. No obstante eso, los señores aclaran en el artículo que inflaciones a partir del 8%-10% anual son perjudiciales para el crecimiento, lo que vuelve a tranquilizar a esta fundamentalista de la baja inflación y hace que recupere la confianza que le tiene a uno de los mejores profesores de macro del planeta.

Por último, me quedé con las ganas de saber un poco más de dos artículos que están en la lista de literatura del artículo así que extremando mi caradurismo le voy a encargar a Musgrave que lea Baunsgaard, Thomas, and Steven A. Symansky, 2009, “Automatic Fiscal Stabilizers,” IMF Staff Position Note SPN/09/23 y a El del 0.33% que lea Mishkin, Frederic, 2008, “Challenges for Inflation Targeting in Emerging Market Countries”, Emerging Markets Finance and Trade, Vol. 44, No. 6, pp. 5–16. y que nos los cuenten.

Para cerrar, dos citas dedicadas a El del 0.33% y a Don Mingo:

"Central banks in small open economies should openly recognize that exchange rate stability is part of their objective function. This does not imply that inflation targeting should be abandoned." Acá, página 13

"In many emerging market countries, while monetary authorities describe themselves as inflation targeters, they clearly care about the exchange rate beyond its effect on inflation. They probably have good reasons to do so. Isn’t it time to reconcile practice with theory, and to think of monetary policy more broadly, as the joint use of the interest rate and sterilized intervention, to protect inflation targets while reducing the costs associated with excessive exchange rate volatility?" O. Blanchard, acá.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

"de lectura imprescindible para todo economista de ambos sexos"

??!!

Pablo dijo...

es la moda cristinista de decir "argentinos y argentinas"

pasa q con economistas, no se podía hacer la diferencia!!

Anónimo dijo...

se refiere a: mitad hombre, mitad animal?

Ana C. dijo...

Estaba pensando en Boudu y Marcó del Pont, pavotes. A ver si se concentran en lo importante.

Musgrave dijo...

Increíble ver como los comentaristas se detienen en ciertas pequeñeces.

Ana, ya que me das trabajo por lo menos pone los links a los papers.

Y te olvidaste de decir que tarde, pero por fin, tu amigo francés se suma al equipo de los Tribuneros.

Ana C. dijo...

Mus, el del FMI es muy fácil de encontrar y está on-line, no seas vago. Desgraciadamente, el otro no es tan fácil.

Lo de Blanchard llegando tarde no es cierto, eh?

Musgrave dijo...

Ana C, no te olvides que Blanchard hace rato que es un burócrata, internacional pero burócrata al fin de cuentas.

Ana C. dijo...

Mus, ¿para vos ser profesor de macro en MIT es ser burócrata internacional?

Ana C. dijo...

Mirá lo tarde que llegó OB, Mus. Septiembre 1998 en Liberation.

Anónimo dijo...

al final Alfonsin tenia razon :-P

ayj

chubutense dijo...

Y yo que pensaba que la meta de cualquier política económica era aumentar la capacidad de consumo de las mayorías. Que bruto ¿no?

El del 0.33% dijo...

Me leí el paper de Mishkin pensando que iba a encontrar la revolución monetaria para los emergentes y al final fueron 13 páginas de pura cháchara sobre lo bueno que es el Inflation Targeting y al final, casi como traído de los pelos, medio párrafo donde dice:

"Emerging market countries, including those engaging in inflation
targeting, have rightfully been reluctant to adopt an attitude of “benign neglect” of exchange
rate movements partly because of the existence of a sizable stock of foreign currency and/or
a high degree of (partial) dollarization. Nonetheless,emerging market countries probably have
gone too far for too long in the direction of limiting exchange rate flexibility--not only through
the explicit use of exchange rate bands, but also through frequent intervention in the foreign
exchange market. Responding too heavily and too frequently to movements in a “flexible”
exchange rate runs the risk of transforming the exchange rate into a nominal anchor for
monetary policy that takes precedence over the inflation target, at least in the eyes of the public.
One possible way to avoid this problem is for inflation-targeting central banks in emerging
market countries to adopt a transparent policy of smoothing short-run exchange-rate
fluctuations that helps mitigate potentially destabilizing effects of abrupt exchange rate changes
while making it clear to the public that they will allow exchange rates to reach their marketdetermined
level over longer horizons."

Así que la receta que tenía que leer es que el Banco Central intervenga en el mercado cambiario para suavizar el tipo de cambio de corto plazo.

Chocolate por la noticia, Mishkin. Casi todos los países de Sudamérica lo hacen, pero aún así, cuando entran dólares a lo loco, mantener los objetivos de inflación resulta muy complicado. Colombia tuvo durante el 2008 una inflación que era el doble del target y 4 veces su actual nivel. Seguramente su TCR se apreció, y aún así insisten con la banda 2200-1800 Pesos por Dólar como ancla nominal para la inflación.

Stovokor dijo...

Un amigo del ministerio de economia me paso el siguiente dato hoy.

La oferta monetaria ha aumentado un 71%. Y los precios un 61% en el periodo que estaba analizando.

Dice que es un punto a favor de los monetaristas.

¿Ustedes que dicen?

Fernando dijo...

Para mi le falta algo a este trabajo para intentar refutar al mingo y al del 0,33%. Si no me equivoco, el punto del 0,33% y mingo era que no se lo podía culpar a Redrado por la inflación si el objetivo del BCRA era un tipo de cambio x. Blanchard et al. dicen que el trilema de la imposibilidad no se cumple y por ende se pueden manejar las tasas de interés y el tipo de cambio, sin que mantener el tipo de cambio en un nivel determinado implique una gran emisión. El tema, para poder empezar a hablar del efecto sobre la inflación que tiene que el trilema de la imposibilidad no se cumpla, es durante cuanto tiempo el trilema no se cumple y eso no esta presente. Capaz que en el corto se puede fijar tasa y tipo de cambio, pero ya en el mediano plazo me resulta más difícil de creer...

Igualmente, aclaro que creo que estamos en el típico caso donde lo nominal es un velo que no nos deja ver lo real. En una eco. abierta el tipo de cambio real tiende a un nivel dado los fundamentals de la economía y ahí no hay efecto monetario que valga, como decía la cita de Krugman que te dejé, Ana, en el post donde ya discutimos antes. Ana, vos acostumbras a citar autoridades que te simpatizan y justificar tus puntos de esa manera, sin explicar mucho más, ahora estas en problemas jaja, tenes que elegir entre Mr. K y Blanchard.

Sldos!

Charrua dijo...

Honestamente no veo que Blanchard o Mishkin digan nada que contradiga a Cavallo o a 0,33%. Una cosa es que uno haga inflation targeting pero moderando las fluctuaciones bruscas del T/C (como acá,por ejemplo) y otra que claves el T/C en un nivel bien subvaluado y te pidan que además no haya inflación, me parece.
En los dos casos les prestás atención a las dos cosas, pero está bien claro que las prioridades son distintas.

El del 0.33% dijo...

Stokovor,

¿Cuánto aumentó la demanda de dinero en ese mismo período?

Sino la info está incompleta.

Anónimo dijo...

Me parece que pronostican la inflación que surgirá de las actuales inclemencias climáticas que está soportando el hemisferio norte, o también puede ser un anticipo de subida de impuestos.

Fernando dijo...

Q grande Stovokor, me dio el pie para escribir un poco sobre algo de lo que quería escribir hace mucho... La inflación argentina no es un fenómeno monetario...

http://nigorilaniperonista.blogspot.com/2010/02/inflacion-monetarista-o-ajuste-de.html

Stovokor dijo...

Genial.
Ya mismo le paso el link a este amigo mio.
Asi lo discutimos con las facturas del sabado.

Ana C. dijo...

Chubu, es más o menos lo mismo :-)

cansarnoso dijo...

y el economist compra el cuco de los banqueros, mientras sea cuquito:
“To central bankers, inflation is a bogeyman. But to good economists, inflation is merely a variable, an economic indicator over which governments have some control and which they can manipulate to good or ill effect. The right approach to inflation is to carefully weigh the costs and benefits of a higher target and determine if, as seems likely, it would be a good idea. It strikes me as a very good thing that prominent economists are raising these questions, and it would be a better thing still if central bankers would stop running in fear from the idea of higher inflation and start engaging the arguments on the table.”

elmedicomarplatense dijo...

digo, de metido no más

¿No estarán abriendo el paraguas?
Con el aUjero fiscal, la emision inédita ("paquetes de estímulo") y un par miserables de puntos de GDP, ¿qué se puede esperar?

Además quien dice 4 puede decir seis, y encima 8 a 10 parece que es tolerable.
Argumentos post hoc van a encontrar siempre.

¿keynesianismo vivito y coleando? o postkeynesianismo maquillado?

Stovokor dijo...

Asombrado de que despues de 50 años con inflacion, aun la ciencia economica de nuestro pais no haya dado con una formula precisa de "por que".

Debaten los monetaristas y los estructuralistas.
Ya deberian tener una formula tipo 40% variable X, 40% variable Y, 20 variable Z.

Asi dejamos de tener presidentes creativos de billetes. Alfonsin - Austral, Menem - Peso covertible, De la Rua (no se dio cuenta), Rodriguez Saa - Argentino, Los Kirchner - Peso no convertible.

Bomberopedia dijo...

Economia Bipolar:
Paralelo a una economia evolutiva para algunos, consumista para otros tantos, crece una realidad que ya no puede esconderse a los ojos.
El trueque aparece nuevamente de la mano de un portal de raices argentinas, y en tan solo 2 meses demostro lo que mas de uno imaginaba.Miles de Argentinos intercambiando de todo.
La aceptación nuevamente del trueque, ahora en su version adaptada a las nuevas tencologias, es una buena alternativa o definitivamente una crisis economica?

Thetrueke.com es un innovador producto creado por un Argentino que tiene como novedad la virtualizanción del proceso Trueque/Intercambio e integrando este en una novedosa plataforma basada en estructura de tienda online.De esta manera presentando el trueque/intercambio, no solo como una alternativa social, sino que tambien al estar integrado en tienda online lo propone como un muy buen modelo de negocio a la hora del consumo.Mas inteligente escuchando o aceptando propuestas siendo este mas libre que la compra venta convencional.
En su primera version, y desde su lanzamiento Thetrueke.com ya Lidera el Intercambio de productos y servicios por Internet en Argentina.Ahora miles de Argentinos estan intercambiando de todo desde la comodidad de sus hogares