lunes, 13 de octubre de 2008

Maravilloso


Krugman, Premio Nobel. Teníamos un poco de miedo de que no se lo dieran por populachero y estructuralista, pero ahí está. La verdad que el Riksbank se está portando, lleva tres o cuatro años dejándonos contentos a los eclécticos.

Gana Obama las elecciones y estamos hechos.

14 comentarios:

el_bost dijo...

Me pone contento y me parece merecido, pero no es un poco demagogo darselo justo en este momento?

Ana C. dijo...

Yo pensaba ayer mismo que no se iban a animar a dárselo para no quedar como demagogos, pero al final parece que consiguieron no ser tan políticamente correctos y se animaron a ser demagogos.

Pero el tipo era número puesto desde hace años.

cansarnoso dijo...

"for his analysis of trade patterns and location of economic activity"
como buenos banqueros (centrales) llegan tarde
los esclavos de los garabateos académicos de años ha

Armando dijo...

El post por ahora tiene el valor de "me gusta el helado de chocolate" ¿No habría que fundamentar el título? Me parece que un premio nobel merece algo más que "fieles".

Ana C. dijo...

Bueno, Cansarnoso, usted sabe que el Premio Nobel corre con atraso. Había que premiar a los viejitos antes de empezar con los nuevos y Krugman encima fue precoz, había terminado su PhD a los 24 años y el primer artículo por el que le dieron el premio lo escribió a los 26.

Tiene toda la razón, Armando, pero no nos dio el tiempo para escribir un post justificándolo. Ya vendrá. En una de esas, hasta contribuyen los colegas.

Armando dijo...

Ana C, no pretendo que escriba un tratado, pero al menos las grandes líneas de por qué considera maravilloso que le hayan dado el premio nobel. Supongo que no necesita pedir colaboración para eso.

El del 0.33% dijo...

Mi opinión es que Krugman es un economista que todavía tiene varios años por delante y que puede darnos más de lo que nos dió.

Se lo hubiera dado dentro de años por ejemplo.

Ana C. dijo...

Se lo pueden dar de vuelta, como a Marie Curie :-)

cansarnoso dijo...

pero la polaca tuvo dos premios singulares: uno en quimica y otro en fisica

interesante reflexión leído por ahí
por qué se lo dieron por comercio internacional
(que en honor a la verdad obligaba a los banqueros a compartirlo con dixit y corden, digamos)
y no por las crisis financieras internacionales

por el mismo que albert einstein se lo llevó por el efecto fotoeléctrico y no por la teoria general de la relatividad
(porque la segunda todavía era controvertida)

Anónimo dijo...

Es un impresentable. El nobel pierde prestigio año a año.

Anónimo dijo...

Cansarnoso: el segundo Nobel se lo podrían dar a Krugman en literatura. Domina el arte del chamuyo escrito bastante bien.

cansarnoso dijo...

y, sí, literatura fue el comodín para churchill, cuando los fondos de la dinamita para la paz no se otorgaba también a cualquier tirabombas arrepentido

Anónimo dijo...

Interesante

"There are lots of good reasons to be annoyed with Paul Krugman. (Like here, here, and here). But as a cock-eyed optimist, I´m very happy to have him around. Think about it: The world´s most famous left-wing economist:

1. Blames European unemployment on labor market regulations that hold wages above the market-clearing level. (The Accidental Theorist, Part 1)

2. Publicly and articulately advocates free trade without hemming or hawing. (Pop Internationalism)

3. Identifies anti-globalization activists as the enemies of the world´s poor. (The Accidental Theorist, Part 3)

4. Titles an essay ´In Praise of Cheap Labor: Bad Jobs at Bad Wages Are Better than No Jobs at All´ (The Accidental Theorist, Part 3)"


Paul Krugman, September 2, 2003:
"I admire the virtues of free markets as much as anyone."

"The question of how to keep demand adequate to make use of the capacity has become crucial. Depression economics is back. ...in a world where there is often not enough demand to go around, the case for free markets is a hard case to make."

Ana C. dijo...

Como cualquier economista con sus Teoremas del Bienestar bien aprendidos, piensa que cuando el mercado funciona, es el mejor mecanismo de asignación de recursos que existe. Pero como cualquier otro economista con su micro bien aprendida sabe que es muy raro que el mercado funcione, y que parte de la intervención debe hacerse para que la economía funcione mejor y no peor.