jueves, 25 de octubre de 2007

El bienestar de los excluídos

Cansarnoso nos pregunta ¿pero es que el Estado de Bienestar alguna vez existió? Y sí, claro que existe, y en unos cuantos lugares está bastante bien organizado. Pero lo que me parece que él se pregunta es si alguna vez existió en la Argentina. Y la respuesta también es sí, alguna vez existió. Nuestro sufrido paisito supo tener, en su momento, una construcción de este tipo, de la que hoy apenas quedan retazos. Fue uno bastante limitado y quedó bastante reducido en los '90, por lo que resulta interesante echarle una mirada a cómo se construyó el Estado de Bienestar Argentino.

Como vimos en un post bastante lejano, existen varios modelos de Estado de Bienestar, algunos mejores que otros. Las dos características con las que uno los evalúa son, como nos gusta a los economistas, la eficiencia y la equidad. Con el envejecimiento de la población algunos modelos han hecho crisis y en muchos casos fue necesario recrearlo. En los últimos años hay una infinidad de estudios al respecto pero uno fácil y lindo es éste.

El modelo que eligió la Argentina en su momento, o el que le tocó por desgracia, fue uno de los peores. El Estado de Bienestar argentino se construyó principalmente durante los dos primeros gobiernos peronistas y se consolidó en los años ’60 sobre una base principalmente corporativista, que implica que el acceso a los beneficios se da a través del mercado de trabajo. Así, sólo los que trabajaban tenían derecho a jubilarse, a obras sociales, vacaciones pagas y toda la parafernalia de beneficios sociales. El resto quedaba excluído, aunque el sistema también presentaba características universalistas, sobre todo en educación y salud, y asistencialistas, lo que se ve en distintas formas de asistencia directa en caso de pobreza extrema.

A principio de los '70, la construcción daba toda la impresión de ser un éxito, porque una gran parte de la población participaba en el mercado de trabajo, aunque no sé si sería un espejismo de clase media. En todo caso, la sucesión de malos gobiernos y el descalabro de las finanzas públicas consiguiente hicieron que el sistema se hiciera cada vez menos sostenible. Podríamos agregar, además, que a los problemas típicos de un sistema corporativista tales como la exclusión y la rigidez y la dificultad para hacer reformas, se le sumaba una de las características que lo definió en sus orígenes y que por desgracia aún perdura: el clientelismo político, lo que le resta apoyo político de los demás sectores de la sociedad e impide su desarrollo.

Es bastante probable que si el país no hubiera pasado por todas las rupturas institucionales por las que pasó, el sistema hubiera evolucionado hacia un modelo más universalista e inclusivo, pero es difícil saberlo. En todo caso, a partir de los ’90 se produce un proceso de desmantelamiento del sector social que es un caso de escuela a nivel mundial. Este proceso de desmantelamiento se dio tanto en forma directa, por ejemplo con el sistema de pensiones privadas, como indirecta, a través de reducciones en el gasto social en educación y salud. Las consecuencias de esas reducciones se hicieron claras durante los peores años de la crisis, cuando vimos casos de desnutrición y mortalidad infantil que jamás nos hubiéramos imaginado posibles en lo que alguna vez fue “el granero del mundo”.

Creo que queda así bastante claro que el Estado de Bienestar en Argentina es uno bastante poco exitoso, ya que lo que lo caracteriza es la exclusión de una parte demasiado importante -cada vez más importante, con la precarización del empleo que se dió en las últimas décadas- de la población del país. Encima, la distribución del ingreso en Argentina es una de las veinte peores del mundo según el Informe de Desarrollo Humano (IDH) de Naciones Unidas. Demasiado injusta para permitir el crecimiento sostenido, así que también es claro que este es el tema a resolver en los próximos años para que alguna vez las cosas cambien.

Por otra parte, si bien es cierto que la fuerte recuperación del empleo en los últimos años ha mejorado significativamente la situación con respecto a principios de la década, también es cierto que todavía queda una enorme población de excluídos a los que la misma construcción del sistema no permite incluir. Los señores sindicalistas están demasiado ocupados defendiendo sus privilegios y el partido con el que más se identificaron siempre demasiado interesado en dejarlos contentos como para preocuparse por los que quedan afuera.

Para que el desarrollo sea posible, Argentina necesita un Estado de Bienestar eficiente y moderno, con un sistema de incentivos bien diseñado para que nadie sienta que los aportes son desperdiciados en prebendas con fines electoralistas. Sabiendo lo que sabemos hoy, el sistema podría diseñarse eligiendo con cuidado las mejores características de cada modelo.

Dos son las claves para que salga bien. Una es trabajar en la proverbial incapacidad de los argentinos para construir consensos, un pacto social que sea más que palabras vacías y que incluya, realmente. La otra, importantísima, seguir políticas macroeconómicas responsables que disminuyan la volatilidad del crecimiento. Sin crecimiento no es posible, pero el crecimiento solo no alcanza.

A mí siempre me gusta decir que el Estado de Bienestar escandinavo es como el Ave Fénix. Sería lindo que el argentino también consiguiera renacer de sus propias cenizas. Pero con otro plumaje, en lo posible.

Por último, y por si a alguien le interesa, de este blog no salen dos votos al mismo candidato, creo. Pero en el cuarto oscuro pasan las cosas más raras, así que quién sabe...

27 comentarios:

Rodrigo dijo...

Ana C,

Muy bueno el post y el tema elegido.

Creo que el factor de rigidez corporativista que vos mencionas fue clave en el colapso del sistema de bienestar argentino.

Mucha gente, sobre todo del progresismo, sostiene que la destrucción del estado de bienestar argentino fue el resultado de un complot internacional ejecutado por Videla y Martinez de Hoz.

La realidad es que el modelo comienza a resquebrajarse con la crisis petrolera mundial de 1973.

Es importante resaltar esto porque, en su condición de país no central, Argentina debe desarrollar imperiosamente mecanismos de flexibilidad para enfrentar cambios en el contexto internacional.

Atención! No busco defender ni eximir de responsabilidad a Joe. Pero sí creo que ya antes del desembaro del Proceso, el modelo de bienestar ya estaba en tiempo de descuento.

cansarnoso dijo...

ana

lo mio era una pregunta retórica
y, confieso, con mala leche

más viniendo de un sesentista
que empezó la primaria con frondizi, la terminó con ongania en toda su furia, y completó el secundario con lanusse buscando cuarteles de invierno

dicho esto, creo que los origenes de lo que supimos tener se podrian antedatar a peron, aunque con muchas contradicciones
bialet masse, lainez (educacion con fondeo federal) y la edificación de varios hospitales públicos -que aun están en pie!!-, contemporaneos ramon falcon
algunas jubilaciones con el boom alvear (habria que chequear isuani y milciades peña -padre-)

al comentario de rodrigo
el tiempo de descuento -que implica inevitable su caida-, agregaría mi primer recuerdo "político" es viñeta de un viejo ford negro que apilaba una decena de chicos de jardin de infantes como sucedaneo de micro escolar (pre-cro-magnon), algún compañerito que preguntaba:
"Tu papá ¿es libre o laica?"

en la consolidación del sistema ya echaba raices su fin

LaCablera dijo...

Recién vi un post tuyo en el blog de Artemio López comentando, casi como festejo, que Claudio Lozano no entraba a la Cámara de Diputados... Ahora, cómo puede ser que tengas un blog dedicados a las finanzas y a la economía y no añores que Lozano se quede en el Congreso. Porque más allá de cualquier ideología es uno de los pocos cuadros dentro de esta materia que hay en Diputados y quizás en el país...
Saludos...
Facundo Lozano, sí, hijo...

Ana C. dijo...

Lo que yo creo bastante posible, Rodrigo, es que sin militares y sin supuestos liberales, el modelo quizás se hubiera adaptado a los tiempos y hoy sería eso que es tan necesario para insertar mejor a Argentina y los argentinos en la economía mundial.

Cansarnoso, justo hoy cuando venía al trabajo me puse a pensar (en bicicleta uno tiene tiempo para esas cosas) de qué época serían los hospitales. ¿Cuándo se habrá construído el Hospital de Niños, por ejemplo?

Lacablera, en este blog jamás nos alegraríamos de algo semejante. ¡Con lo que nos gusta la diversidad en el Congreso! Así que me parece que se equivocó de destinatario y de blog.

Musgrave dijo...

Ana C, el hospital de niños se fundó en 1875
http://www.guti.gov.ar/

La Cablera, si te fijas bien aca en este blog somos tres. Y si relees el comentario que hizo nuestro amigo en ramble tamble, verás que lo estaba jodiendo a Artemio.

Rodrigo no entendí eso "de mecanismos de flexibilidad para enfrentar cambios en el contexto internacional". El cobre en Chile, el petroleo en Venezuela, por ejemplo?

Ana C y Cans, Tiempo de descuento???? hay dos manera de mirar el problema
1-Cuando empezaron los problemas fiscales que hicieron insostenible el Estado de Bienestar
2-Cuando se hizo mayoria aquello que achicar el estado era agrandar la nación

Por suerte hoy en día, desde Gabriela Michetti hasta Claudio Lozano acuerdan que hay que reconstruir el Estado y su sistema de bienestar

cansarnoso dijo...

ana
suscribo
"sin militares y sin supuestos liberales, el modelo quizás se hubiera adaptado a los tiempos y hoy sería eso que es tan necesario para insertar mejor a Argentina y los argentinos en la economía mundial"

y los planteos de musgrave
"1-Cuando empezaron los problemas fiscales que hicieron insostenible el Estado de Bienestar
2-Cuando se hizo mayoria aquello que achicar el estado era agrandar la nación"
la sustentabilidad fiscal del estado de bienestar es funcion directa del orden de asignacion de prioridades de gasto

desde michetti ¿y que piensan mas allá? ¿cuantos son? ¿que poder manejan?

Rodrigo dijo...

Ana C,

Seguramente tenés razón. Viendo los resultados, un hipotético gobierno democrático post-Isabel, difícilmente lo hubiese hecho peor.

Musgrave,

Olvida "los mecanismos."

Me refiero a flexibilidad para enfrentar épocas de vacas flacas y cambios inevitables de algunos actores importantes de la época (gremios, industria nacional, buracracia de empresas estatales).

Si los actores interesados se resisten por completo aceptar cambios, los terminan haciendo otros, y a veces los hacen muy mal.

El famoso slogan de "achicar el Estado..." se hizo carne en mucha gente, en primer lugar, por que las empresas públicas se manejaron durante mucho tiempo con criterios de eficiencia cero y de atención al cliente cero.

Es bueno recordar que durante el Proceso las privatizaciones fueron muy pocas, y la ineficiencia de las empresas estatales siguió siendo tan alta como con Isabel. "Achicar el Estado..." fue sólo un slogan.

Te aclaro que no suscribo dicho slogan y me encantaría que tuviésemos empresas estatales eficientes en algunos sectores clave.

cansarnoso dijo...

hospitales

con corazón mirando al sur desde siempre (y cul* pa'l norte muchas veces) tenia presente casa cuna (más de 200 años los niños expósitos), rawson (hospital de veteranos de la guerra del paraguay), hospicio de las mercedes (moyano), muñiz (cuando el HIV y leptospirosis no entraban en el radar médico)
para citar algunos cuya veterania surge de su arquitectura

de todas maneras no hay que sobreestimar lo que habia
si no no habria surgido necesidad de los hospitales de colectividades (como se hacen llamar ahora): britanico, italiano, español, frances, centro gallego, sirio libanes, etc.

ni proliferado las sociedades de socorros mutuos (unione y benevolenza, etc.)

que ademas tenian una clara veta cultural (teatros verdi-boca, roma-avellaneda, coliseo-lomas, roma-temperley)

cansarnoso dijo...

me corro a los 60
cuya segunda mitad tuvo un auge con claro sentido bismarckiano (sistematizacion previsional de las ex-cajas dispersas, incluso regimen de autonomos 18138, inos) por Krieger Vasena y el PAMI (Manrique)
¿Lobo estabas?

Musgrave dijo...

Cans, usted siempre dando en la tecla, ahora con lo de la asiganción de prioridades...
Mas allá de michetti, hay alguien?

Rodrigo, hace mucho tiempo que posteamos sobre las vacas gordas y flacas. te lo resumo, ana esta con vos y yo no.

Si te queres divertir un buen rato, busca los posts anteriores

Ana C. dijo...

Los hospitales públicos tan antiguos también son una muestra de que el rol del Estado en el área de la salud ya se reconocía necesario hace más de ¿120 años? Eso era una sociedad avanzada, caramba.

Lo de los hospitales de colectividad y las asociaciones de socorros mutuos, que son el origen de la mutuales, creo, es uno de los signos que a mí siempre me llamaron la atención. En sus orígenes los argentinos, o los nuevos argentinos, eran solidarios.

Y posiblemente todavía lo sigan siendo, pero no se canaliza del todo a través del Estado, por ahora. Como buena socialdemócrata intervencionista, supongo que sería más eficiente que todos los seguros de salud, desempleo y vejez se junten en un solo lugar pagando impuestos en lugar de a millares de mutuales, obras sociales, compañías de seguro, AFJP o lo que sea, pero debe haber gente que lo prefiere de otra forma.

Y claro! El estado de bienestar bismarckiano también es difícil de reformar. Mire lo que les está costando a los alemanes.

En cuanto a lo de la flexibilidad, Musgrave, un Estado de Bienestar que protege a sus ciudadanos del desempleo y los educa mucho es clave para que una economía pequeña como la argentina pueda insertarse con éxito en esta economía global que nos ha tocado vivir. Cada vez que el mundo pega un sacudón, la economía podría adaptarse a los cambios sin que la gente sufra demasiado.

Rodrigo, "Si los actores interesados se resisten por completo a aceptar cambios, los terminan haciendo otros, y a veces los hacen muy mal". Tal cual.

Musgrave dijo...

la pregunta es porque un actor intereado se resistiría a aceptar cambios que lo beneficiarían en un futuro? Miopía, misperception, incompresión,.....
Tasa de preferencia intertemporal muy alta, bueno eso es ser miope, no?
Ignorancia....

Ana C. dijo...

¿Rent-seeking?

Musgrave, el modelo protegía a algunos muy bien y a otros muy mal. Es obvio que los protegidos van a defender el status-quo, sin preocuparse demasiado ni por los desprotegidos ni por la eficiencia general de la economía.

En realidad, hace 30 años no se sabían todas estas cosas, tampoco. Si mal no recuerdo, sólo teníamos a Olson echándole la culpa de todos los males de Occidente al Estado de Bienestar. Ahora, gracias a Esping-Andersen, se la echamos al modelo de bienestar corporativista :-)

Primo Louis dijo...

Ana,cuales te parecen que deberían ser los pasos para ir de un estado de bienestar continental o corporativista a una al estilo escandinavo? ¿es un cambio progresivo o debería ser un cambio de 180º?

Ana C. dijo...

Depende de dónde se parte, Primo Louis. Si usted quiere renovar el alemán, no creo que le dé mucho trabajo, a esta altura. Al francés posiblemente tampoco. El gasto y el ingreso público lo tienen, pero tendrían que cambiar las combinaciones y convencer a los sindicatos.

En Argentina, casi se podría empezar de nuevo, pero las reformas serían radicales y ahí hay que convencer a todo el mundo.

Primo Louis dijo...

Jueguese Ana, vamos. En Argentina El primer instrumento que se podría implementar sería...?

Ana C. dijo...

En Argentina lo primero que hay que hacer es financiarlo. Mientras los argentinos no paguen más impuestos a los ingresos personales hablar de estado de bienestar universal es una utopía.

(usted es el que le gusta el ingreso universal ciudadano ¿no?)

Musgrave dijo...

Bien Ana, vio que al final a la hora de las decisiones siempre coincidimos.

Anónimo dijo...

Donde no hay Estado, ¿Cómo podria haber Estado de Bienestar?. En Argentina todavia no hay un Estado arraigado. Si se ha llegado a la casi destruccion de los partidos politicos. Esto pareceria estar, como ha venido haciendolo, en inestable transicion. Alli cuando dentro de poco el mundo gire un poco, posiblemente vuelva a redefinirse el Estado en Argentina. Keynes dilucido la manera de manejar las finanzas nacionales de modo tal que el liberalismo no se erosione a si mismo. Gran Bretaña si era un Estado. Hubo y hay muchos Estados.

Primo Louis dijo...

Ana, si me gusta pero cómo culminación, no como inicio. De todos modos yo sí comenzaría con una reestructuración del sistema previsional de un modelo corporativista a uno universal (porque de todos modos el sistema previsional es deficitario y financiado por rentas generales).
Saludos!

Anónimo dijo...

Hola, solo una cosita que capaz que se sale del tema.

Aunque me parece correcto vincular el Estado de bienestar 45-70ypico con el modelo conservador/corporativista circa Andersen, creo que acá se nos escapa la dimensión política.

La construcción de "el trabajador" como sujeto social de da en gran medida por oposición al "oligarca" o lo que fuere que despreciaba al trabajo.

En ese sentido el Estado de Bienestar cumplía un rol de constructir de ciudadanía que excedía la distribución del ingreso e iba directo a la fractura central de la sociedad argentina.

En el caso alemán creo, el carácter "conservador" del sistema era bastante más claro.

Igual, ahora, para rearmarlo, creo que habría que tirar más a algo que se acerca al modelo socialdemócrata.

saludos!

ayjblog dijo...

perdon cansarnoso, te habla alguien que empezo la facultad en el 77, asi que conoci tambien eso, y, la verdad, paso todos los Neudstad y predicas variopintas, que desembocaron en empresas privadas con atencion cero e inversion a cargo del estado.
de todas formas, disiento con Ana, yo pago mis impuestos y me resisto a pagar mas, y celebro cuando disminuyen alguno, cuando los 53 regimenes de exencion y varios caminos de elusion etc (ver post de 033)desaparezcan, ahi, recien ahi, podremos decir, cuanta plata falta?
quizas fuimos el simil de un pais petrolero en los 20s y todavia seguimos pagando el espejismo

cansarnoso dijo...

ana

si mencioné hospitales y sociedades de socorros mutuos de los inmigrantes, era como síntoma de una demanda insatisfecha (las limitaciones del estado de bienestar avanta la lettre)

había solidaridad, sí, (incluso con componente religioso en los nor-europeos disidentes y judíos) pero también coerción (alguna evidencia anecdotica de amenazar con la quita de la protección consular* a los díscolos a contribuir)

* un bien muy preciado para los que venian a fare l'america e ritornare -incluso los que venian con horizonte de una decada o dos, pero arbitrando- el mercado para tales servicios sociales, más que los golondrina

cansarnoso dijo...

primo louis
"reestructuración del sistema previsional de un modelo corporativista a uno universal"
me parece que el sistema argentino es bifronte, y tal vez tenga que ser así

el problema, como siempre, va a ser la larguísima transición las generaciones intermedias (hasta 50 años desde el mezzo de la vita laboral hasta el velatorio del conyuge superstite)

si no, como justificás el mantenimiento del 11% sobre los sueldos de clase media (que por otra parte se rebela al impuesto a las ganancias como fuente financiera alternativa)

cansarnoso dijo...

ayj

no me queda claro de qué te disculpás conmigo

pagar más impuestos
mi seso a la vinagreta podrá aprobarlo (especialmente en las rentas financieras y renta implicita sobre el inmueble propio, y todos los otros muchos curros varios a los cuales no accedo)
mi viscera más sensible se opondrá siempre, y repito: es más sensible

no ayuda ver que el anses bicicletea retroactivos usando todas las chicanas legales a su disposicion, e incluso autoincriminandose cuando alega su propia torpeza burocratica para practicar liquidaciones

o invoca faltantes presupuestarios para incumplir mandas judiciales cuando al mismo tiempo financia al tesoro nacional con presuntos excedentes, suscribiendo letras/bonos ad hoc a tasas reales negativas, que ni siquiera son tasas de mercado, o subsidiando al banco nacion (o a los deudores privilegiados) depositando en plazos fijo irreales (badlar bancos publicos tna 7,6% vs bancos privados 13,1% vs ipc 18%??)

cansarnoso dijo...

educacion publica de la generacion de 80

mi percepcion es que los positivistas se focalizaron en desplazar al proveedor existente (las escuelas parroquiales)* tanto como para lograr la efectiva universalizacion

algo como lo apuntado por el anónimo del
28 de octubre de 2007 16:53

* recuerdo algun debate de la ley avellaneda, cuando sarmiento y otros laicos se la tomaban como sotanas como jm estrada -nonisimo del lamebotas, chupacirios y monaguillo subversivo del cpu y aph en la calle membrillar,
que se va, se va, y nunca volverá

Primo Louis dijo...

Bueno ese el punto a revisar me parece. Cómo operativizarlo. Pero si vos estas financiando (parcialmente) con rentas generales la caja previsional entonces que excusa das para subsidiar a los que tuvieron un trabajo en blanco y no a todos?
Es cierto, hay que ver si uno mantiene el "aporte" y que no se superponga con ganancias. Yo, sin ser un experto (siempre aclaro) estoy a favor de reformar ganancias y hacerlo más progresivo.