sábado, 3 de octubre de 2009

Uff, qué alivio...

Anteayer leí este post de Hernán Iglesias Illa en TP y pensaba, qué raro, cómo se le puede ocurrir que es bueno que te toque hacer los Juegos Olímpicos. Yo siempre asocié Juegos Olímpicos a déficit fiscal. Grecia estuvo como tres años seguidos bajo el Procedimiento de Déficit Excesivo en parte gracias a Atenas 2004. En el muy hipotético caso de que le tocara a Buenos Aires sería una maldición. A Río le va a costar sangre, sudor y lágrimas y un par de años de retraso en la lucha contra la pobreza.

Ayer estaba leyendo sobre la elección de la ciudad anfitriona en Copenhague y no sabía si creer lo que leía. Las finalistas eran Chicago, Tokyo, Madrid y Río, quizás no tanto en orden de preferencias pero sí en orden de poder económico. A Copenhague se habían ido Obama y su esposa, la familia imperial japonesa, el Rey Juan Carlos y Zapatero y el gran Lula, nada más que para hacer PR por su ciudad. Al día de hoy ni siquiera está asegurada la presencia de todos ellos en la Cumbre del Cambio Climático de las Naciones Unidas que se va a hacer en la misma ciudad en diciembre. Extraño orden de prioridades.

Al final fueron descartadas Chicago, Tokyo y Madrid, en ese orden, y le tocó a la ciudad más pobre. Los madrileños se desilusionan por segunda vez. Suertudos. En lugar de construir villas olímpicas que después no sirven para nada y gastar plata en estadios que lo mismo, podrán seguir ampliando la mejor red de subterráneos de Europa.

Para finalizar la historia, hoy me enteré de la existencia de un grupo de chicaguinos (¿?), Chicagoans for Rio, que hacían lobby para sacarse los Juegos de encima y enchufárselos a Río. Eso sí que es Schadenfreude.

27 comentarios:

guillermo dijo...

Las Olimpiadas son la cartera Louis Vuitton de las naciones, por ridículas y carísimas. Es inconcebible que en vez de gastar entre 10 y 20 mil millones cada cuatro anios, no hagan un centro olimpico en Olimpia, financiado por todos los paises, y se hagan siempre alli. Pero se ha creado una industria con esto, dentro del COI.

Musgrave dijo...

Ana C, ahora vamos a empezar a escuchar sobre la demagogia de Lula y el pan y circo brasilero?

Ana C. dijo...

Buena la idea de la ciudad olímpica en Olimpia, pero creo que la motivación para hacer Juegos Olímpicos desaparecería.

Digamos que ponerse a hacer Juegos Olímpicos no tiene mucho sentido desde el punto de vista de la racionalidad económica, Musgrave.

Otro artículo sobre el tema, acá.

Musgrave dijo...

Ana C, tonces la lista de irracionales es bastante amplia, no?.
Yo alguna vez leí que para algunas ciudades fue un muy buen negocio, Sidney por ejemplo.

Ana C. dijo...

Según el artículo del WSJ, parece que Sydney sigue endeudada, y que la ciudad que lo hizo mejor desde el punto de vista de la planificación urbana fue Barcelona.

guillermo dijo...

Esto es tema de Uds, pero el caso de Londres va a ser interesante. Se buscó y se consiguió las Olimpiadas en epoca de gran bonanza. Ahora, a mitad de camino, el costo se ha duplicado, la economia se ha caído, el public borrowing está por las nubes, hay que reducir gasto público. Hospitales o Juegos Olimpicos? Mas facil cortarle a los hospitales.

guillermo dijo...

Ana C, no veo porqué la motivación desaparecería. No nos sentimos menos orgullosos por del Potro porque les ganó a los mejores de todo el mundo en New York en vez de que lo hiciera en Buenos Aires. Es bastante posible que Argentina, y muchos otros paises, nunca tengan los Juegos Olimpicos. Lo que no quita que, en la medida de sus recursos, todos quieran hacer lo mas posible en competencia con otros.

chubutense dijo...

Hacía mucho que no concordaba 100% con un post de Ana C.

El del 0.33% dijo...

Brasil 2014 al futbol y Rio 2016. La plata que van a gastarse los brasucas no se puede creer.

Un comentario: Madrid tiene la mejor red de metro, no solo de Europa, sino de todo Occidente. No hay un solo subterraneo en EEUU que le haga sombra. Mucho menos en América del Sur o África.

No sé qué habrá en Oriente la verdad.

Anónimo dijo...

El metro de Sao Paulo es muy bueno, asi que brasil es el pais del futuro.
Con una bocha de gente viviendo en la calle, pero bueno.

Ana C. dijo...

Normalmente es el 90-95%% ¿No, Chubutense?

guillermo dijo...

Ana C., yo creo que lo que le pasa a Chubutense es que, como los prisioneros de la caverna en la República, hasta ahora sólo ha visto las sombras de la realidad. Pero gracias a FP empezó a entrever la luz refulgente de la social-democracia en vez de los falsos oropeles del populismo, y cada vez se acerca mas al fogón.

chubutense dijo...

Jua!¡Debe ser eso Guilermo! En realidad, yo no tengo nada contra la social-democracia, en la medida que la conduzca un compañero!

Si Ana, pero eso 10/5% es el definitorio!

Tincho dijo...

Es cierto Ana, a veces no hay mucha racionalidad económica con las olimpiadas.

Sin embargo, hay que ver si se tienen en cuenta beneficios económicos que no son apropiados por el Estado a la hora de decidi. O sea, si se evalúa el proyecto de forma tal que se incluyan todos los beneficios que van a recibir los residentes y despues el Estado no se los puede apropiar de alguna forma para pagar las deudas, entonces mirar la deuda acumulada no siempre es un indicador de rentabilidad de las olimpiadas.

Sinalefa dijo...

qué burrada

Primo Louis dijo...

Ojo, ojo que los juegos de Barcelona fueron lo que le dieron el impulso final a la politica de planificacion estrategica de la ciudad.

No todo es macro en la viña del señor.

El Cholo dijo...

Parece ser que lo de Barcelona efectivamente ayudó a modernizar la ciudad. Por lo demás, no me gustaría vivir semejante bolonqui en mi barrio. Parece ser que siempre es negocio para alguien y siempre hay una gilada dispuesta a aplaudir.
Argentina no tuvo JJOO pero tuvo su mundial de fútbol. Como en esa época no se podía criticar, el que creyó que podía hacerlo (Juan Alemann, un hombre de la dictadura) la pasó mal, le pusieron una bomba en la casa.
Ahora hay "futbol gratis", que no serán JJOO, pero es una buena manera de malgastar presupuesto público (427.000 dólares por día, unos 10 o 12 departamentos, durante 10 años, pero el fóbal es más importante que la vivienda) y de paso hacerse unas cometitas.
Saludos

Hernanii dijo...

Ana C,
Hostear los Juegos está buenísimo. Otros comentaristas ya hablaron de Barcelona: es imposible entender la Barcelona cosmopolita y moderna de hoy sin el chute de autoestima y la infraestructura que le dejaron los JJOO. Barcelona era, como Buenos Aires, una ciudad de espaldas al agua por culpa de las vías de tren. Las obras de los juegos, entre muchas otras, incluyeron hundir las vías y hacer playas y reconectar a la ciudad toda la parte del puerto viejo.

Medido en guita, negocio quizás no lo es. Pero irse de vacaciones con los hijos o cambiar el auto tampoco son "negocio", y la gente cada tanto hace ambas cosas, ¿no?

h.

Ana C. dijo...

Barcelona es casi el único ejemplo positivo, estimados, no hagan trampa. Los Angeles es otro. En la mayoría de los casos, la inversión en infraestructura es inversión de corto plazo que no le sirve a la ciudad ni a sus habitantes (sobre todo, no a sus habitantes más humildes), después no se vuelve a usar y encima cuesta plata mantenerla.

Según un artículo de Brad R. Humphreys y Andrew Zimbalist, la idea para que ser anfitrión de los Juegos tenga efectos positivos sobre la ciudad es planificar la inversión en infraestructura no tanto en función de ellos sino en cómo se va a usar después.

Confiemos en que a Río le vaya como a Barcelona, pero seguro que a Buenos Aires le iría como a Montreal.

Es cierto que los Juegos tienen algunos beneficios intangibles que no se pueden medir en plata. Prestigio, orgullo, fama, poder. Para algunas ciudades puede ser como irse de vacaciones con los hijos, para otras es como cuando te vas de parranda con los amigos y al otro día no sabés qué hacer con la resaca.

guillermo dijo...

Lo que los entusiastas de ser anfitrion de los juegos alegan a su favor es que los beneficios de planeamiento e infraestructura valen el sacrificio económico. Entonces hay que preguntarse porqué, si se justifica gastar ese dinero en planeamiento e infraestructura, no hacerlo de todo modos sin agregar el costo de una sarta de elefantes blancos en estadios, etc. o esperar a que se ganen los Juegos, que a lo mejor no pasa nunca.

Lo de Barcelona fue MUY especial porque, aparte de haber estado muy bien planeada, la Olimpiada fue el broche y la apoteosis del nacionalismo catalán tras el destape.Hay momentos de auge expansivo y fe colectiva en que las cosas se hacen bien, si o si. No ha sido el caso argentino en mucho tiempo, ni hay motivo para pensar que podria llegar a serlo. Posiblemente, en base a trayectoria, el caso de Rio pudiera parecerse a Barcelona.

Musgrave dijo...

"Confiemos en que a Río le vaya como a Barcelona, pero seguro que a Buenos Aires le iría como a Montreal."

Ah bueno Ana porque nosotros no podríamos tener nuestro Jordi Pujol?

Porque desde esa perspectiva, nunca podrá convencer al vikingo de su retorno.

Ana C. dijo...

¿Lo ves a Macri de Maragall, Musgrave?

guillermo dijo...

Esperemos que el desprevenido vikingo no sea alzado de Bruselas entre tango y mate, versión moderna y masculina de Madame Yvonne.

cascarudo dijo...

el subte de munich no es peor que el de Madrid.

desvinchado dijo...

la expo 92 en Sevilla es otro ejemplo de pesima planificacion.

El Cholo dijo...

Bien por el post y por el comentario de Hernanii, aunque me pregunto ¿es necesario hacer JJOO para encarar un plan urbanístico que rescate a una ciudad del desastre que dicen que era Barcelona o que es Buenos Aires?
En ese caso, declaro iniciada la campaña "Buenos Aires 2020"

P07@ dijo...

Emmm, yo obviamente no sé mucho del tema, pero como escuché el viernes pasado en boca del señor De Pablo "la economía nos dice que la gente no es tonta".
Evidentemente hay algo más que dejan los JJOO para que cada 4 años hayan unas 10 ciudades compitiendo para organizarlos.
Es cierto, la ciudad se endeuda, pero las instalaciones siempre se pueden reutilizar si es que se propone hacerlo antes de construirlas, las inversiones en infraestructura obviamente mejoran la vida de todos los habitantes, y ni que hablar de la exposición internacional, el turismo y demás que recibe la ciudad durante un mes.
Por mi parte ya ando tramitando la ciudadanía brasilera, a ver si de una vez por todas encuentro la alegría.