sábado, 19 de junio de 2010

El periodismo moderno debe liderar la antipolítica?

Lo bueno de tener un blog es que uno puede publicar sus ideas sin hacerse mucho problema, aún corriendo el riesgo que la muchachada nos llene la cara de dedos.

Sé que con este post estoy corriendo ese riesgo, pero la cosa esta muy tranquila y nos cuesta encontrar temas para postear. Asi que tengo que salir a recorrer tierras inexploradas.

Ayer fui al acto del 20 de junio, Solcito prometía a la bandera asi que mi asistencia era un must irrenunciable. Los chicos de 6to hicieron un entretenido acto contando la vida de Belgrano. La cantaban sobre las canciones de los Beatles, estuvieron geniales!!!

En una parte resumieron su actividad como periodista y fundador de diarios.

Y cuando escuché todo eso, se me ocurrió este post.

La mayoría de nuestros próceres tuvieron actividad periodística, fundaron y/o trabajaron en los primeros diarios del país. Usaban los diarios como medios para dar a conocer sus ideas políticas y tratar de influir sobre la realidad.

Hoy en día nuestros grandes períodistas hacen un culto de su independencia política. Se visualizan como la voz de la gente, en contraposición a los políticos. Asumen una representatividad del sentido común que por lo menos estaría floja de papeles en cuanto a su legitimidad. De hecho se acepta claramente que se hable del periodismo como de un cuarto poder, en un claro caso de lo que mi maestra de matemática de 3ero me enseñó, es mezclar peras con bananas.

Los periodistas que lideran los rankings de popularidad son en su mayoría aquellos que hacen un culto de la crítica sistemática a la clase política. Casi que se podría decir que son los líderes de la antipolitica.

Pero claro, cuando algunos fueron tentados de participar en la política activa prefirieron sacarle el cuerpo a la cosa.

Volviendo a nuestros padres fundadores, leyendo sus biografías uno aprende que eran políticos que en algún momento usaron al periodismo sólo como un medio. En esta inteligencia si extremamos esta línea de pensamiento llegaríamos a una situación donde todos los grupos de interés tiene su representación mediática claramente identificada. Y entonces el debate político sobre ideas y proyectos de país se da de forma mucho más transparente y productiva. Porque la critica por la critica misma no tendría lugar, sino que se deberían contraponer modelos y propuestas.

Mi gran amigo y coblogger Hal, me dice que esta idea mía es sólo una utopía. Que muchos que nos creemos independientes no nos sabemos portadores de un esquema de percepción que estructura nuestra forma de entender las cosas y que suponemos que elegimos una ideología. Pero que no nos damos cuenta que ya fuimos "elegidos". Por lo tanto, es común que seamos muchos quienes creamos genuinamente que tenemos una mirada independiente.

Y ustedes que piensan?

28 comentarios:

Ana C. dijo...

No entiendo muy bien lo que querés decir, pero me parece que hay dos ideas.

Una es que decís que los periodistas son apolíticos, lo que no creo que sea cierto. Cuando los tipos van a votar, votan por algo y cada uno debe tener su ideología y sus ideales, el modelo de sociedad que prefiere y la forma de llegar a eso, aunque por supuesto pueden no saber cuál es la mejor forma.

La otra es lo que dice Hal. Es obvio que nadie nace de un repollo y que la ideología y las preferencias de uno están conformadas por nuestra historia, nuestra psicología, nuestra situación en el mundo y otros factores, así que supongo que si bien no se puede ser independiente en un sentido estricto, sí se lo puede ser cuando uno es fiel a lo que piensa desde su historia.

Ana C. dijo...

Y además, el periodismo tiene varias funciones. Una es la de informar, que debería ser de lo más neutra y atenerse lo más posible a la verdad, otra la de analizar, que también debería ser bastante neutra, teniendo en cuenta diferentes versiones de la realidad, con sus respectivos puntos de vista. La última, y no menos importante, es la de opinar. Ahí sí tendría que quedar bien explícita la ideología del opinante, como la dejamos clara en este blog.

Por último está lo del cuarto poder. En una sociedad transparente y educada, el periodismo denuncia los abusos de poder por parte de los poderes del Estado y es parte de los checks and balances, así que no deberíamos quejarnos de eso.

elojocondientes dijo...

Perogrullo: se tiene o se trabaja en un medio de comunicación para decir algo.
Hay que ser muy pelotudo para negar que ese "algo" que se comunica tiene una direccionalidad. Pero, PERO, existe algo que se llama ética periodística que nos debería impulsar a tratar de ser lo más honestos posible.
Digo yo y ¡Viva Doña María Retazos carajo!

Concolorcorvo dijo...

A mi me gustaría que los medios de comunicación tengan lineas editoriales claras y concretas, y porque no que incluso apoyen abiertamente a un partido o candidato.

Hoy en día muchos creen que tener una línea editorial y política va en detrimento de la objetividad y el profesionalismo. Esto puede ser cierto en muchos casos, pero no necesariamente, hay que saber separar lo que es periodismo de opinión de periodismo informativo o de crónica.

ayjblog dijo...

Pero, esta discusion atrasa desde Franklin por lo menos.
El problema es disfrazar con ecuanimidad posiciones que no son equidistantes

Juan Carlos K dijo...

Que diario hoy en la Argentina no tiene una ideologia clara y concreta?
Alguien puede decir que la postura de diarios como La Nacion, Pagina 12, El Argentino no es clara y concreta?
El unico ambiguo es Clarin y esto es una postura obvia, dado que Clarin intenta llegar un publico ideologico bastante heterogeneo. Si se hace muy macrista pierde a los solanistas y si se hace muy solanista, pierde a los macristas.
Y aun asi, sabemos que Clarin es marcadamente antikirchnerista.
Por lo tanto, ese lugar comun que tienen muchos peronistas con respecto a la "antipolitica de los medios", yo no lo veo.
Como se puede decir que los medios hoy en dia son antipoliticos, si la principal discusion politica de este pais es entre un gobierno y un medio de comunicacion?

Adrian dijo...

Uno de los periodistas más respetados del país (y que más respeto yo), Jorge Lanata, tiene una mirada ideológica clara (con la que suelo disentir) y no profesa la antipolítica.

Me parece que confundís antipolítica con señalar actos de corrupción. Me parece bárbaro que los periodistas opinen sobre el Estado de Bienestar o el rol de las fuerzas armadas en democracia, pero si Julito se esta afanando plata en una licitación alguien tiene que destapar la olla.

Como dice Ana, emitir opinión en el periodista es una función más, no la única. Agregaría que ni siquiera la principal.

pais kaotiko dijo...

Adrián, lo que se cuestiona no es lo que se dice, sino desde qué lugar se dice.

¿Vos podrías decirme que ideología tiene Lanata? ¿Qué tipo de pais quiere?

Y así con mucho del periodismo, sobre todo televisivo.
Se critica, se señala, se acusa, pero no se dice desde qué lugar, para no quedar pegados nada.

Y no hablo ni siquiera de partidos políticos, sino de posturas.
Esa falsa bandera del "periodismo independiente", como algo objetivo, sin ideología, sin contexto.

La Nación, (y su "primera línea" Grondona, Aguinis, Pagni) por ejemplo, es un medio con una postura política claramente marcada, y sus editoriales se encargan de marcar terreno (basta leer la editorial de hoy acerca de la adopción por parte de parejas gay)

Carlos Gatabria dijo...

La independencia y la objetividad son circunstancias que se han revelado inexistentes.
Pero se podría pedir rigurosidad.
No sería poco.
Que exista un esquema de percepción que estructura nuestra forma de entender las cosas no es menos cierto que el mismo sistema de percepción es el que decodifica y convierte en sonido a las ondas sonoras y en color a las ondas lumínicas.
No creo que nadie discuta el valor estético de una sinfonía o de una pintura basándose en ese planteo.

Stovokor dijo...

Increible que los simpatizantes del gobierno K, descubrieron que los medios critican

Eso estaba fenomeno cuando le pegaba a Alfonsin por la hiperinflacion.

Estaba fenomeno cuando le pegaban a Menem por el hiperdesempleo y la corrupcion

Estaba fenomeno cuando le pegaban a De la Rua por lelo

Ahora le pegan a los K

¡Y son golpistas destituyentes!

Hasta salieron a pegarle a la Revista Barcelona hace dos meses

Y encima, lo peor es que no importa.
Tanta preocupacion por el relato, no arregla problemas de gestion

Lic. Baleno dijo...

Que el periodismo es la continuacion de la politica por otros medios.

Musgrave dijo...

será que soy demasiado schumpeteriano y downsoniano, yo creo en un sistema donde las mejores cabezas e ideas compiten por el voto de la gente.

Y para mi el check and balance que tanto le preocupa a Ana es función de los politicos opositores.

Y si leen bien estoy hablando de periodistas no de empresas periodísticas.

lalectoraprovisoria dijo...

"Que el periodismo es la continuacion de la politica por otros medios."

Este es el dogma que los kirchenristas y sus profesores utilizan para descalificar toda información que no los favorezca.

¿Están descubriendo la rueda?

El periodismo incluye una dosis de neutralidad que es parte de su retórica. Cuando un periodista identificado claramente con una posición política escribe una editorial también habla como si dijera la verdad. Eso no es lo mismo que la recíproca, es decir, que cualquiera que utilice la retórica de la verdad que es propia del periodismo tenga una posición partidaria e ideológica tomada.

Con la ofensiva goebbelsiana contra Clarín han logrado dar vuelta los términos del problema.

Quintín

the_heat_is_on dijo...

@Musgrave,
"Hoy en día nuestros grandes períodistas hacen un culto de su independencia política. Se visualizan como la voz de la gente, en contraposición a los políticos. Asumen una representatividad del sentido común que por lo menos estaría floja de papeles en cuanto a su legitimidad."
Lea este interesante ensayo [1] sobre la prensa americana producido por un profesor de periodismo en la Universidad de New York. Si bien trata sobre la prensa americana, muchas de las observaciones y conclusiones pueden aplicarse fácilmente a la realidad periodística local.

1- http://journalism.nyu.edu/pubzone/weblogs/pressthink/2010/06/14/ideology_press.html

Musgrave dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Musgrave dijo...

the heat is on, gracias por el link.
Ahora estoy pensando que...
This is complicated

guillermo dijo...

Es difícil saber cuál es la pregunta. Si los próceres son Moreno o Belgrano, la Gazeta fue creada para difundir la acción de la Primera Junta, no funcionaba como un diario hoy. Supongo que sus equivalentes actuales serían Página 12 o algunos blogs.

No creo que a ningún periodista le interese hablar por alguien más que sus lectores, que sabe en que lado del espectro político están.

Si los periodistas que lideran los rankings de popularidad son sistemáticamente críticos del gobierno, sólo es posible si la mayoría del público no apoya al gobierno. Ningún periodista de La Prensa 1946/1951 hubiera liderado rankings de popularidad profesional.

El debate político sobre ideas y proyectos se tiene que dar en el congreso, no en la prensa. La prensa refleja ese debate.

Ninguna crítica es crítica por crítica misma, siempre refleja un hecho o un punto de vista.

Peter de A. dijo...

Por la importancia del problema mal no sería que formara parte de la esolaridad primaria, al menos su aspecto epistemológico. Pues no hay dato puro que sea verdadero ni ninguna verdad que no sea enunciada, y por ende es función de una función, es decir, de una función de interpretación.

El problema no es menor, más cuando lo que hay detrás de la creencia de una verdad a prueba de toda interpretación es una forma de intolerancia, pues equivale a restringir la discrepancia ajena, colocandola a un nivel inferior a priori.

En realidad, todo periodirsta habla identificado con una posición política, el tema es la lectura que se le hace (la que hace él mismo y sus lectores), o sea, si la lectura alcanza a entender esto o no. No reconocerlo no es más que un desconocimiento.

Está bueno eso de "retórica de la verdad" y "retórica de la neutralidad" y parece util para ver en qué puede decantar el actul debate. Si confrontan dos posiciones una de las cuales (la neutral) niega que haya una posición alternativa, pues la neutral sería la única honesta; la misma continuación del debate impone el que no hay una sola posición. La retórica de la verdad es en este sentido una forma de tolerancia, pues parte de reconocer el debate, no de pretender ningunearlo.

Lic. Baleno dijo...

La frase "Que el periodismo es la continuacion de la politica por otros medios." la dijo Esteban Schmidt en el reportaje que le hacen en Ni A Palos. Y es una frase que revela su fina inteligencia. Por eso Schmidt es un periodista y Quintin uno que ve peliculas y tuvo plata para poner una revista mas o menos buena de tipos que ven peliculas y dicen si les gustan o no.
A Schmidt lo conocen bien los de la lectora provisoria.
¿No te cansas de quedar como un boludo Quintin?

lalectoraprovisoria dijo...

Es un honor quedar como boludo frente a gente capaz de buscar laburo haciendo un panegírico de Kirchner y Gwirtz. Sí, fina inteligencia. Como Timerman. Para ellos sí que el periodismo es la política por otros medios, como para Magnetto.

Quintín

Alejandro Aníbal García dijo...

Como joven economista, recien recibido, deje de lado la actividad privada y me volque con todo al sector publico hace 5 años. Por una cuestion simple de vocación.

Hoy con 29 años, me encuentro incursionando en el periodismo porque gracias a las nuevas TICs (tecnologias de la informacion y comunicacion) y Blogs como este, todos tenemos la oportunidad de ser "formadores y consumidores de opinion".

Mi generacion esta cansada de los "grandes periodistas" que hacen una apologia de la antipolitica. Respeto que cada uno tenga su ideologia, y la haga publica. Pero de ahi, a querer imponerla a terceros hay un gran paso!

La sociedad del futuro nos brinda la oportunidad de poder seleccionar la informacion, reflexionar, pensar, y no escuchar a los dinosaurios de los medios de siempre que lo unico que hacen es : o bien responder al grupo economico de turno, gobierno oficial, o $ de la SIDE.

elbosnio dijo...

Mus, creo que tenemos un problema de lenguaje. Usamos periodista para un monton de funciones.

Cuando un politico o un gremialista o un activista, usa un medio para completar su accion, lo deberiamos llamar otra cosa que periodista. Y esta accion cumple con la maxima de "continuacion de la politica por otros medios". Aqui la honestidad pasa por declarar el medio de que organizacion o persona se trata.

En cambio otra cosa es el periodismo para el lector, el tipo que escribe con el fin de ayudar a su lector a entender todo el magma de informacion que existe a su alcance. Desde el simple fotografo que decide que pone en foco de todo lo que ve, hasta el analista que le da un marco a un monton de info inconexa. Es una funcion muy necesaria para todos los ciudadanos que no desean dedicar sus vidas al analisis de la informacion o asistir a cuanto evento exista y es inevitable que los periodistas -mediadores al fin- influyan con su vision de la realidad y sus valores. Aqui si se debe exigir independencia, pero no la de ser politicamente independiente, sino partidariamente independiente. Que no le daba nada a ningun partido, a ningun gobierno. No tenga intereses economicos con ellos.
Luego la honestidad intelectual pasa por declarar lo mas transpatente posible cual es la vision que se tiene.

En esta segunda condicion creo que La Nacion es un buen ejemplo a seguir. Sus lectores saben cual es su idea general y coinciden con ella. Pero no respeto la primera, la independencia de intereses. Aunque papel prensa fuese el unico negocio que le crea intereses con la realidad a analizar, searia mas que suficiente para que cualquier auditor del planeta se declarase sin independencia como para auditar a un gobierno por eso. Asi debiera declararse LN.

Clarin no tiene independencia de interese con el estado, pero tampoco mantiene un vision de la realidad ni, por ende, la comunica. Cambia su vision segun el momento.

Mingus dijo...

En la época de de los padres fundadores, el periodismo era "faccioso", es decir, que pertenecía a una facción.
Con el desarrollo posterior de la industria periodística, el periodismo comenzó a ser una profesión cuyo principal objetivo era el de comunicar. obviamente siempre se tuvo una visión y una línea editorial. Pero con la diversificación de esas empresas (del diario al multimedio y del multimedio a las Telecomunicaciones) el periodismo volvió a ser faccioso.
No tengo nada en contra de esto. No me parece que esté mal ni lo de Clarín ni lo de Tiempo Argentino o cualquier otro medio. Lo que no me gusta es cuando no se hacen cargo de que juegan para un equipo y hablan como si en realidad fueran el réferi.
En el fondo, todo es parte de las tensiones y los conflictos naturales que trae el poder: querer que la cosa vaya para un lado o para otro.
Pedirle a los periódicos y, por enede, a los peridositas, que sean objetivos, es a esta altura un sinsentido. Lo que hace falta es tener en claro a quién se lee; comprar el diario que quieras leer, tanto para saber cómo piensan los otros como para saber qué es lo que se está haciendo bien: Habrá algunos que sean unos talibanes (Clarín) y otros que intentarán, sin desmesuras, mostrar lo que se hace y opinar sobre el debe y el haber (Página 12).
Para alguien que pasó por Comunición, debo reconocer que siempre me gustó mucho más la idea del periodismo que tenían en mente aquéllos revolucionarios de mayo. Será por eso que leo tanto Blog y tan poco Diario?

Y, con lo de Hal, acuerdo plenamente. Pero parafraseando a cierto filósofo, lo importante es qué hacemos con lo que han hecho de nosotros.

elbosnio dijo...

Faccioso no me preocupa. Si debe ser independiente. No tener intereses, que no sea sus intereses ideologicos, metidos en medio de sus opiniones.

Los multimedios, con negocios por todos lados y con secretos por todos lados, son un ejemplo claro. Pero tambien en otro futuro deberiamos discutir como se financian los medios para que sean independientes. Los avisadores le quitan independencia, incluso el precio de tapa le quita independencia.
Un reto, que hoy suena menor porque venimos del absurdo. Pero habra que resolverlo.

El Canilla dijo...

Nunca jamás exisitó la objetividad, esa es una pretensión que des-ideologiza, como Macri cuando dice que "otros hacen política en lugar de dedicarse a la gestión ". La exhibición de la mirada ideológica cuando un medio hace intervenciones sobre la realidad, comentándola, es la mejor muestra de honestidad intelectual al escribir. Lo demás es engaño y uso del medio para otros fines.La posibilidad de las TICs de hacer que los individuos podamos encontrar un espacio de opinión, nos perfila como tales y no como "medios" de comunicación que , en nuestro sistema representan siempre la voz hegemónica de intereses del capital. Al menos en nuestra América ya no existen , creo, los diarios de partidos políticos, ideológicos, y esa pretensión de objetividad instalada es uno más de los mecanismos de consumo que se utilizan. Lo interesante de todo esto es que volvemos a aprender a leer a "la prensa".

elbosnio dijo...

Canilla, la objetividad no existio y no creo que se pretenda. Pero si la independencia, que para mi significa que no tenga intereses con lo que reporta, mas alla de su interes de reportarlo, segun su estructura ideologica claro.

Y no creo que la solucion sea que cada uno se "apropie" de la informacion sin mediador. Creo que la solucion es una pluralidad de opciones y que cada uno busque los suyos. Sino vamos a una sociedad donde cada uno con internet se cree conocedor de todo y eso es la imbecilidad informada, campo fertil para la manipulacion de masas.

El Canilla dijo...

elbosnio, no creo que sea posible la independencia ya que los medios de comunicación no pueden serlo por definición, ya que sus condiciones de producción los determinan a ser una voz, generalmente hegemónica y de clase. Ahora bien, dentro de ellos existen algunas posibilidades, pienso que acotadas, de ejercer alguna clase de independencia. Pero ersto no tiene que ver con las poibilidades del lector de "apropiarse " de los contenidos. Mi postulado , intentando aportar algo a la pregunta de Mus es que las TICs han permitido reformular el concepto de esa apropiación, obviamente en el sector sociocultural que tiene acceso a ella. Y todavía son más los millones de personas que NO tienen internet que los que si tienen, como dice Wolton, por lo que lo masivo sigue ganando por goleada. Pero aparecen fisuras y eso lo hace interesante respecto a quince años atrás.

elbosnio dijo...

Tomando el criterio que te digo de independencia, que no es no poseer una idea formada de la realidad o ideologia, incluso que no significa no tener preferencias, pero si implica no tener intereses economicos con aquello que se analiza, creo que si es posible. No es lo mismo un tipo que escribe contra un gobierno porque tiene prejuicios contra el partido A, que un tipo que depende de una licitacion del partido B o tiene un juicio en su contra auspiciado por A. A eso me refiero con independencia.

Parece una exigencia menor, pero me parece que es un piso exigible. Para lo cual deberiamos ver quien puede o no ser dueño de un medio, incluso como los dueños manejan la editorial.

Sin intentar imponer independencia en cuanto a "no tener preferencias ideologicas".