sábado, 25 de abril de 2009

Impuestos y desarrollo

Según Angel Gurría, el Secretario General de la OECD, desarrollar el sistema impositivo es también una política de desarrollo, ya que permitiría aumentar los recursos necesarios para financiar escuelas, caminos y hospitales. Ayudar a los países en desarrollo a mejorar sus sistemas tributarios y de recaudación se convierte así en una política de desarrollo tan o más potente que las políticas de donaciones o de intercambio comercial.

Gurría escribe su artículo como una contribución a la Reunión de Primavera del Banco Mundial y el FMI y dice: "Hay dos dimensiones en esta cuestión: la eficiencia y la equidad. Los mejores sistemas fiscales recaudan de manera eficiente, justa y a partir de una amplia gama de recursos. Los sistemas que se centran en sólo unas pocas fuentes, tales como la producción mineral [o agropecuaria, Ana C. dixit], las ventas de artículos de lujo o los beneficios empresariales se arriesgan a ser más vulnerables ante los cambios en el panorama económico".

Mejorar el sistema tributario además de un buen diseño requiere evitar la evasión y eso tiene dos vertientes. Una es no dejar que se fugue el dinero hacia los paraísos fiscales – y de eso se está encargando la OECD, además de haber sido uno de los principales y más bienvenidos mensajes de la cumbre del G20 –, la otra es intentar integrar a la economía formal la parte de la economía sumergida que no paga impuestos, como propuso Prat-Gay acá e hizo enojar a El del 0.33%.

Como de costumbre, Argentina está en una especie de limbo que dificulta avanzar. Al país no le hace falta recibir ayuda para desarrollar su sistema tributario. Tiene recursos humanos de sobra y dinero no parece faltarle a la AFIP para mejorar la administración. En ese sentido, lo que falta es la voluntad política. Pero por otro lado, las dimensiones de la economía sumergida son realmente impresionantes, tanto en tamaño como en variedad de las actividades. Arreglar eso es como limpiar los establos de Augías, una tarea hercúlea que requiere mucho más que voluntad política: un esfuerzo enorme medido en términos de trabajo, inteligencia y capacidad de gestión. Y sin embargo es una tarea que vale la pena y debería estar entre las prioridades políticas de cualquier político con ambiciones.

Y alguna forma de incentivar a los evasores hay. "Los contribuyentes, aunque paguen poco, se convierten en parte de la economía formal y adquieren derechos a prestaciones de seguridad social. Pagar impuestos también puede dar acceso al crédito", dice Gurría.

Por eso, además, es que dedicarle tantas energías durante tanto tiempo a las retenciones agropecuarias siempre fue un despropósito político, cuando tanta falta hacía usarlas en desarrollar ese sistema eficiente y equitativo que aseguraría al Estado el flujo de financiación continuo y estable necesarios para hacer políticas públicas en serio.

Esperemos que después de las elecciones se den cuenta.

28 comentarios:

Peter de A. dijo...

Ud cita y adhiere: "Los sistemas que se centran en sólo unas pocas fuentes, tales como la producción mineral [o agropecuaria, Ana C. dixit], las ventas de artículos de lujo o los beneficios empresariales se arriesgan a ser más vulnerables ante los cambios en el panorama económico".

Pero hay algo que parece muy corporacionista de su parte (pueso que parecen como principios de los eonomistas que pretenden aplicar a otros). ¿Acaso las epresas no se van adaptando a las condiciones del mercado que se les presentan y ellas no pueden dominar? ¿Y porqué entones el Estado debería someterse a un "sistema fiscal" eterno e innmutable que, entre otras cosas, beneficiaría a las empresas que cuentan con eso como una constante ambiental, denunciando en caso contrario falta de transparencia?

El Estado debe aprovechar las circusntancias externas, tanto económicamente como políticamente, si es que no quiere verse subordinado a las políticas de las corporaciones, a las que nunca se les pide ni transparencia, ni previsibilidad, ni democratización.

Ana C. dijo...

No entiendo muy bien tu comentario, Peter de A. Lo que quiere decir Gurría (y es cierto que yo adhiero) es que un sistema impositivo no tiene que poner todos los huevos en una misma canasta. Si el contexto cambia, los ingresos fiscales se desestabilizan. Cuanto más variadas sean las fuentes, o más amplias las bases, se hacen más estables.

Ulschmidt dijo...

Los impuestos faciles de cobrar son una tentación acá, parte del abuso con las retenciones a la exportación viene de ahí. Idem el impuesto al cheque que castiga algo que debiera favorecerse: la bancarización de las operaciones, lo cual a su vez ayuda al blanqueo.
El empleo podría favorecerse de un franco subisidio a los aportes sociales dirigido a las micropymes, que son las que más trabajo en negro dan, y el Estado no estaría subsidiando más que servicios que igual luego pone: salud pública para sustituir obras sociales, jubilaciones facilitadas para gente que no puede jubilarse ordinariamente por falta de años de aporte en blanco.
Una empresa que ponga en blanco sus empleados tiene un gran gasto para descontar en el impuesto a las ganancias, y si tienes qué descontar te preocupas menos de vender en negro para achicar el impuesto. Un empleado cobrando hoy via la tarjeta magnética de débitos tiene un porcentaje de devolución de IVA en su cuenta lo que lo impulsará a comprar en negocios formalizados. Y acceso al crédito por el circuíto formal.
Pero no se hace.
Otro gran agujero es el sistema de monotributo, una aberración simplificadora mediante la cual la AFIP se saca de encima la tarea de supervisar un millón de contribuyentes chiquitos a cambio de un pago mensual fijo único. Estos se clasifican según sus ventas, no tienen el menor incentivo para pedir boletas por sus compras (cortan la cadena de control del IVA) y negrean en gran medida.
Todo se intenta solucionar luego con un impuesto especial a muy pocos, por un cargo arbitrario, y se lo tratará de presentar como el justo castigo a los malvados oligarcas de camionetas nuevas.

Robinson dijo...

Y sí, el status quo que representa cualquier sistema impositivo en el tiempo es el resultado de un equilibrio político...

...a mí siempre me quedo la impresión vívida de que existe algo así como un trilema a la hora de diseñar un esquema impositivo entre eficiencia, equidad y costos administrativos.

El problema de la elevada informalidad es un obstáculo si uno se propone hacer redistribución exclusivamente por la vía impositiva, sin dudas. Pero tal vez la solución para blanquear esas bases pase por una cuestión de incentivos...

Buen post, saludos.

leandro dijo...

un esquema fiscal justo y equitativo seria de gran beneficio para el ciudadano de a pie...

pero le convendria al ESTABLISHMENT gobernante???

tengamos en cuenta q un sistema fiscal eficiente haria muy dificil evadir impuestos o ocultar "dinero negro"

y ahi empiezan los "problemas"...

cuantos importantes politicos argentinos podrian justificar cada centavo q tienen???

cuantos sindicalistas podrian justificar todos sus bienes???

cuantos empresarios estarian dispuestos a declarar sus posesiones en punta del este por ej.???

los testaferros de todo tipo q abundan en el pais,como justificarian sus propiedades???

y en la misma terna podriamos hablar de jueces,militares,obispos etc etc etc...

ahi esta el quid de la cuestion...una reforma impositiva...seria un "suicidio fiscal" para los grupos de poder dominantes...

"a rio revuelto...ganancia de pescadores" dice el dicho...

y un sistema fiscal injusto,burocratico,corrupto etc como el q tenemos...es funcional a los q manejan el pais...

asi q sigamos cobrando el IVA a todo el mundo...(el 21% es una d las alicuotas mas altas a nivel mundial)...

impuesto al cheque y otros regresivos...

el 40% de los trabajadores ...laburan en negro...(a eso sumemosle el porcentaje en negro q cobra la mayoria de los empleados estatales)...

etc...etc...etc...

como decian los profesores de "introduccion al pensamiento cientifico"...HAY Q CAMBIAR EL PARADIGMA POLITICO...¡¡¡

hace decadas q estamos con el paradigma de "roban...pero hacen"...

asi nos va...

en fin...

hernan dijo...

Ana, me parecio muy buen post, adhiero al coment de ulschmidt, agregando que la inaccion del estado en controlar realmente la evasion, en el caso agropecuario, por ejemplo, genera un circulo vicioso, ya que la empresa que trabaja en blanco cada ves tiene mas presion impositiva, y ve alrededor la competencia "desleal" que le generan empresas informales, por lo que a la larga el incentivo es hacia la informalidad total, pasa con los arrendamientos, ventas, etc.

Hernan (sin acento)

Ana C. dijo...

Los impuestos fáciles de cobrar son una tentación desde la época de la Organización Nacional, Ulschmidt. Y uno podría pensar que en la época de la Internet y los satélites, cualquier impuesto es fácil de cobrar.

Robinson, ciertamente es una cuestión de incentivos. Pero acertar con la estructura de incentivos que motivaría el blanqueo no debe ser fácil ¿eh?

Uf si hay que cambiar el paradigma político, Leandro.

Eso es algo raro, pero de verdad raro, Hernan sin acento. Es realmente inexplicable, por lo menos para mí, que el Estado no consiga controlar la evasión en el caso agropecuario. Y sí es un círculo vicioso.

hernan dijo...

Ana ara mi no es otra que ineficacia, la cantidad de papeles y requerimientos que tiene el comercio de granos es fenomenal, control de transporte, ddjj de stocks y cosecha, control de la oncca afip, es inexplicable, y complica muchisimo a los que cumplimentan todas las reglas.

Peter de A. dijo...

Ulschmidt, que sean arbitrarios o no los derechos a la exportación es, o bien una opinión personal, o bien una cuestión política. Políticamente, es falso pensar que son un invento de este gobierno. Basta leer la constitución del 53 (¿quién va a llamar populistas a los vencedores de Caseros?), artículo 4° "El Gobierno federal provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro Nacional formado del producto de derechos de importación y exportación de las Aduanas...".

Que se lo presente o no como "justo castigo a los malvados oligarcas de camionetas nuevas" no es una cuestión en sí económica. Evidentemente, si para sostener ese impuesto frente a la acción política de grupos que piden su anulación es necesario convocar a la población inicialmente indiferente con consignas populistas, no veo porqué habría que privar al gobierno de esa estrategia (salvo que se sea opositor, donde la consigna se subordina a otra política).

Ana, C., en cuanto al comentario, no quise criticar la idea de que es necesario mejorar el sistem impositivo, al contrario. Pero simplemente me pareció que es evidente que "ante lo cambios en el panorama económico" el estado puede responer con cambios en el sistema impositivo, y no tiene nada de malo. Y agregué además que es típico de economistas decir que el Estao debería hecer lo que ello dicen, y proceder sin sorpresas siempre, cosa de no estorbar en las políticas de las corporaciones.

Saludos

Anónimo dijo...

como humilde esclavo de 4ta cansado que nuestros tributaristas tengan como unico norte cazar en el zoo diria
a) si no ponen monotributo, ni eso pagan, es la trampa de la AFIP para que los altos vayan migrando a a y b, pero, les sale mal, se dan de baja y al negro
b) no me digan que no se evade en el campo, juaz, en innumerables blogs he leido que el pobre Juan, chacarero el, es monotributista y no podia acceder a los subsidios pre 125/ o post
o que el pobre pedro tenia que pagar el alquiler del campo miti y miti
o que el pobre jose tenia que pagar etc etc en negro (salud por ejemplo)
y, si hay plata para pagar en negro, evidentemente o no esta bancarizada o a nuestros cazadores de zoo no les da para hacer un consumo vs ingresos, o no les dicen que lo hagan
last but no t least
nuestro amado Montoya, que esperemos el y su team sigan gozando de la fama pero no incursionen mas en la funcion publica, asi los habitantes del zoo tenemos un respiro, nunca, pero nunca nunca hicieron un revaluo a digamos, pergamino, para su capacidad real de contribucion y valor de venta, never, nunca, jamas,
POR?

ayj

y encima no pagas retenciones, BTW, nunca ecuche, levanta a valores reales y saca las rtenciones

Ulschmidt dijo...

Después de Caseros - y antes también - los impuestos que se podían cobrar en el puerto, cuando subían o bajaban mercaderías, eran los únicos. No ibas a repartir Cuits entre el gauchaje ni cobrar el IVA en las pulperías. Pero progresivamente durante el siglo XX se fueron desarrollando los impuestos a la renta y al consumo y al patrimonio, en todo el mundo. Seguir cargando la tinta en impuestos sobre el comercio exterior no tiene sentido ahora. Menos en un país tan cerrado como la Argentina: exportamos lo mismo que Chile, cuya economía es un tercio de la nuestra.

Fede M dijo...

No qué pasará en Bruselas, pero en Londres están pensando esto: http://www.expansion.com/2009/04/22/economia-politica/1240409878.html
y pensar que acá para la Corte es confiscatorio un 33%. Qué país!!!

marxista dijo...

50 % ..? y porque tan poco...?

por arriba de 150.000 libras deberian pagar el 90 % de impuesto a las rentas.

marxista dijo...

el capitalismo ha muerto. Ha quedado demiostrado por esta crisis terminal. El estado debe apropiarse de la plusvalia para generar puestos de trabajo para toda la poblacion y terminar con el flagelo del hambre, la desnutricion infantil y todas las injusticias del capitalismo.

Mariano T. dijo...

La base de la recaudación deberían ser, como en el primer mundo, impuesto a las ganancias (con énfasis en las personas) y a los capitales, el resto es anacrónico.
Otro tema es la exageración del negreo agropecuario. Por motivos políticos han creado un mito que no se sostiene. Si el negro general en la economía es el 40%, alguien podría afirmar que en el agro puede superar el 15%, sin caer en ridículo?
La producción esta bastante concentrada, la comercialización esta recontraconcentrada, y en cada uno de los lugares donde se recibe el 80% de la producción hay un punto fijo de AFIP y/o Aduana.
Si le erran al diagnóstico, y dedican energías donde no esta el problema, es lógico que los resultados sean malos.

Anónimo dijo...

sin duda alguna Mariano
pero, vos hablas del negreo que se puede controlar, y me imagino que se hace
ahora
nunca pagas el alquiler miti y miti?
nunca pagas bonus en negro?
y asi siguiendo
eso, genera una masa de plata que hay que meter en algun lado, pero, nuestros excelsos tributaristas no ven nunca nada, es mass facil seguir cazando en el zoo
BTW, ahora que el "30%" va a las provincias, no escuche decir, bajen el 30 que las provincias aumentan los provinciales no?
bah

ayj

Mariano T. dijo...

La de los alquileres miti y miti fue una movida de los pooles, con capitales de sectores extra agrarios que essaban en esa condición Una manera de blanquear. Después arrastran a otros.Yo nunca entré en esa.

kferni dijo...

El sistema impositivo tiene 4 objetivos deseables:
1) Eficiencia (en el desempeño economico)
2) Equidad horizontal
3) Facilidad de recaudacion
4) Facilidad de administracion

Esto presenta un trade-off entre objetivos, lo cual hace que mejorar un aspecto empeora otro.
Ejemplos
a) Si queres que no distorsione la actividad economica (ej impuesto de suma fijo generalizado) atenta contra la equidad; el que gana poco paga mas que proporcionalmente al que mas gana, ya que el impuesto es de suma fija.
b) Si queres mejorar la equidad (impuesto a los ingresos) atentas contra la eficiencia, ya que atenta contra el proceso de ahorro-inversion.
c) Si queres mejorar la equidad (impuesto a los ingresos) atenta contra la facilidad de recaudacion, es complicado fiscalizar un sistema basado en la declaracion de millones de personas.

Por lo visto diseñar un sistema tributaro no es algo sencillo, como dice Robinson depende de factores politicos y ademas de fatores sociales y tecnologicos.

En general hay un consenso que lo deseable es un sistema basado en un IVA (impuesto al consumo, poco distorsivo, pro eficiencia) junto con un impuesto a las ganancias personales (mejora la equidad)

Bajo ningun punto de vista lo mas deseable es un sistema tributario basado en el impuesto a las ganancias como se plantea en el post.
Esto distorsiona el proceso de ahorro e inversion, esto hay que contemplarlo.
Es dificil fiscalizarlo en paises subdesarrollados y poco bancarizados, lo cual lo que gana en equidad propio del diseño del sistema se diluye por la inequidad de la evasion.

En el caso Argentino, genios en el arte de la evasion-elusion, vemos que se privilegia la facilidad de recaudacion (imp al cheque y retenciones).
En segundo termino un impuesto al consumo (algo deseable en los consensos actuales sobre sistemas tributarios)

La solucion no es facil, aca se busco soluciones pragmaticas y esta bien, porque PRIMERO hay que recaudar, despues vemos los demas detalles.

Creo que MAS importante que discutir la estructura tributaria en el caso Argentino, para mejorar la distribucion del ingreso es FUNDAMENTAL diseñar un nuevo SISTEMA DE COPARTICIPACION.

Esto hara que los gobernantes trabajen sobre la pobreza y no la usen clientisticamente para repartir dinero arbitrariamente con fines electorales.


Propongo a los escritores del blog que planteen la discucion. ES MUY IMPORTANTE EN ARGENTINA.

kferni dijo...

Marxista, a quien le darias la plusvalia para que te la maneje????

YO ME ANOTO para manejarla toooda.
Por supuesto que no dudaremos que quien la maneje tiene que tener las virtudes morales del HOMBRE NUEVO del Che Guevara.

Musgrave dijo...

La coparticipación es una torta, todos quieren una porción más grande.
Sin reforma tributaria que agrande la torta, no hay reforma de la coparticipación.

Ana C. dijo...

Che, Kferni, el post no dice que el sistema tributario se debería basar en el impuesto a las ganancias, sino en una amplia gama de recursos.

Además, si hablamos de ganancias, es porque en Argentina, la parte de la recaudación que viene de ganancias es ridículamente baja comparado con otros países.

kferni dijo...

Musgrave, acordate que existe la curva de Laffer.
La presion tributaria para quien esta totalmente formalizado en Argentina es del 60%.

Lo importante es que la distribucion de los recursoso se deje de hacer con fines politicos.

Che, Ana C., Argentina recauda poco de impuesto a las ganancias por cuestiones sociales y tecnologicas que dificultan el control.
Por eso se buscan otras formas mas sencillas de cobrar.
En la funcion objetivo de todo gobierno esta la de recaudar, ya que le da su sustento politico.
Por supuestos que hay factores politicos que limitan el accionar, pero quedate tranqilo que te tratan de cobrar por donde pueden.

Creo que para paises subdesarrollados como Argentina lo mas importante desde el punto de vista politico y tecnico es el diseño de la ploitcade gasto.
recaudar de alguna forma lo haran, mejor o peor.
El problema es como se gasta. Esto es fundamenteal.
Como partiularidad de esto ultimo tenemos que debatir la coparticipacion, y las politicas sociales de gasto.

Musgrave dijo...

Laffer? me estás hablando en serio?
Reaganomics en 2009?

Arouet dijo...

Existe la curva de Laffer? Alguien vio una?

Kferni, el cobro de impuestos en la Argentina empeora el Gini. Hay que recaudar más de impuesto a las ganancias, sobre todo a las personas físicas, porque en el trade off que usted plantea la equidad va perdiendo por goleada.

Ana C. dijo...

Kferni, la curva de Laffer debe haber tenido sentido en la Suecia del '92, que tenía un gasto público equivalente a 80% del PIB. En Argentina hablar de curva de Laffer es una risa.

Lo de las cuestiones tecnológicas para mí es una excusa. Tenés a casi todo el país conectado a Internet, las computadoras son rebaratas, tenés cuit, cuil y el nuevo código que junta todo, no debe ser tan complicado establecer mecanismos de control.

Lo que sí es cierto es que si recaudás y después gastás de cualquier forma, sin calidad y sin controles, la legitimidad fiscal se te va al diablo.

kferni dijo...

Arouet, coincido con usted, la equidad pierde por goleada.
Hay que hacer un sistema tributario que tienda a eso, yo simplemente señalaba los dilemas que se enfrenta el diseño impositivo. El que tenemos es resultado de una historia, fuerzas politicas y realidad (en cuanto alta posibilidad de recaudacion)

Con respecto a Laffer, me referia al hecho que es dificil, o casi imposible cobrar mas impuestos en Argentina, la presion tributaria del ultimo Gobierno es altisima en sentido global. Lo cual implica que un aumento de alicuotas o la introduccion de nuevos impuestos no necesariamente aumentara la recaudacion (al menos no como esperariamos en sentido lineal) eso ES LA CURVA DE LAFFER. Reagan lo uso en sentido inverso, bajemos impuestos y recaudamos mas. No creo que sea el caso Argentino, solo mencionar la imposibilidad de aumentarlos.

Ana C. No se cuan cercana esta a la realidad Argentina.
No se si conoce por ejemplo la feria La Salada (principal mercado de la indumentaria del pais) que se estima factura 140 millones $ mensuales, y existen al rededor de 100 ferias como estas de menor tamaño en otros lugares.
o si sabe que se estima que el 40% de el empleo en argentina no se encuentra registrado.
Tambien existen casi 2 millones de monotributistas, categoria que se invento para cobrar al menos "algo" a cuentapropistas que de otra forma no existirian.
Podria seguir enumerando informalidades que van mas alla de tener cuit y conexion a internet (solucion valida para Suecia del 92´ pero dificil para el conourbano del 2009)

Recaudar en argentina no es tarea facil, para nada.
Cualquier politico NECESITA recaudar para sostener su base politica, y no puede.
Por eso se plantea el dilema que expuse en el post anterior.

Con el voluntarismo de ser eficientes y equitativos no podemos resolver los problemas reales y concretos.
http://en.wikipedia.org/wiki/Laffer_curve

Arouet dijo...

Kferni, cómo llega al 60% de presión impositiva? Nunca escuché ese número, por eso le pregunto

Arouet dijo...

Disculpe Kferni, ya lo encontré en el otro post de impuestos.