domingo, 13 de diciembre de 2009

Conociendo a la BEA: Hoy Miguel Olivera

Aparentemente la gente de Cátedra Volman nunca publicó la entrevista al primer blogger económico de Argentina. Finanzas Públicas hizo justicia y le pidió el cuestionario que publicamos aquí:

1. Si estuvieses obligado a elegir, ¿preferirías ser Presidente de la Nación, Ministro de Economía o Presidente del Banco Central?

Ninguno. Preferiría ser el mercado de bonos. Como dijo un asesor de Clinton, James Carville:
“I used to think if there was reincarnation, I wanted to come back as the president or the pope or a .400 baseball hitter. But now I want to come back as the bond market. You can intimidate everybody”.

2. Primeras tres medidas como Ministro de Economía:

¿Qué hago con 3? 4 ó 5 por lo menos.

1) Aceleraría la tasa de devaluación

2) Eliminaría varias exenciones impositivas para que paguen más los rentistas y reintroduciría el impuesto a la herencia.

3) Plan de seguridad alimentaria

4) Normalización financiera al estilo Blejer-Boudou: INDEC, holdouts, FMI, Club de París y canjes de deuda varios

3. Si te cruzaras con un economista extranjero que nunca haya leído a un economista argentino, ¿a quién le recomendarías?

Julio Hipólito Guillermo Olivera

4. El mejor economista extranjero de la actualidad

John Maynard Keynes… sin duda vigente. Un macroeconomista vivo, Lance Taylor.
Saliendo de los macroeconomistas, y eligiendo a uno vivo, Kenneth Arrow es difícil de superar. Aún cuando no comparta toda su economía, Arrow cambió la profesión y es una mente brillante en todo sentido.

5. Si tuvieras qué sorprender (cambiarle la vida) a un economista recomendándole uno o más economistas que (seguro) no estudió ¿cuál o cuáles serían?

Thomas Schelling, con sus Micromotives and Macrobehavior, pero probablemente ya es muy conocido después del Nobel (y uno de mis posts).

Philip Miroski, que no es fácil de leer y es, además, historiador de la ciencia y epistemólogo.

Kevin Hoover, especialmente su Causality in Macroeconomics.

Thomas Mayer, especialmente su Truth versus Precision, muy fácil de leer.

Franklin Fisher, varios papers.

Donald y Deirdre McCloskey; es decir, antes y después de hacer el crossing de sexo y pasar de justificar a la economía neoclásica a militar profundamente contra la economía matemática irrelevante. Provocadora. Su crítica a la utilización que hacen los economistas de la significatividad estadística es imperdible y la respuesta de Hoover, también.

Lance Taylor, su Reconstructing Macroeconomics. Maynard’s Revenge, el libro de divulgación que está por publicar, es fantástico.

6. El libro de economía que te cambió la cabeza

Cuando tenía 16 años, “El Nuevo Estado Industrial” de John Kenneth Galbraith en la hermosa traducción de Manuel Sacristán. Los que mencioné más arriba.

7. El libro de economía de tu biblioteca que mostrarías orgulloso (“un hallazgo”)

El Treatise on Probability de Keynes, excepto que no lo puedo terminar. Fue un incunable. Lo leo de a partes y me cuesta mucho.

La compilación de papers de Díaz-Alejandro que hizo Andrés Velasco (¡¡a ver si me la devuelven!!).

8. El profesor de economía que más te marcó:

Uno es imposible.
Chisari, Damill-Fanelli, Frenkel, Heymann, Katz-Kosacoff, Olivera, en estricto orden alfabético que no guarda relación con las formas diferentes en las que me influyeron. Si me pusiera a escribir lo que me dio cada uno:

Omar: la demanda por rigor.

Mario-José: la obsesión por los hechos estilizados.

Frenkel: uff… como empiezo… es un post aparte; me lo debo.

Heymann: una respuesta sabia, amplia, iniciadora, a cada pregunta, no importa que tan mala o rara fuese.

Katz-Kosacoff: creo que fue Alfred Marshall el que se vanagloriaba de poder dibujar todos los procesos productivos de su tiempo (las fábricas)… Los K (los de antes) me enseñaron a mirar la micro real, la que importa.

Olivera: la combinación justa de elegancia, rigor y relevancia.

Tengo que nombrar, fuera de la economía, a Gregorio Klimosvsky. Sus dos materias (Filo de la ciencia I y Filo de la ciencia II me hicieron un mejor economista, aunque él no pasaba del debate neoclásico versus marxistas, y mejor persona).

9. ¿Estudiaste en universidad pública o privada?

Pública

10. Si tuvieras que volver a elegir, ¿elegirías universidad pública o privada?

Mi reflejo es responder “pública”. A los que me marcaron arriba, tengo que agregar otros muy buenos profesores. Ferrer, Fernández-Pol, Bour, Martirena, Fernández López, Keifman, San Miguel ¿qué más puede pedir un estudiante? Ahora ¿cuándo mi hija me pregunte en 6 años? No se que le respondo…

11. Tu periodista económico favorito:

Roger Lowenstein.

12. Tu periodista político favorito:

Paul Krugman

13. Tu voto en las últimas elecciones:

Prat-Gay que, como todo el mundo sabe, en castellano se traduce por “idiota alegre”.

14. ¿Quién te gustaría que fuese Ministro de Economía de la Argentina hoy?

Con apoyo político, Eduardo Levy Yeyati.

Sin apoyo político, Domingo Cavallo.

15. ¿Argentina alguna vez será un país desarrollado?

No en el sentido de Australia o Canadá, no creo. Yo no lo veré, por lo menos.

16. Presidente 2011, tu deseo:

Lula u Obama

17. Presidente 2011, tu pronóstico:

Néstor Kirchner (pero me pagan 3 a 1)

18. ¿Quién aportó más a la ciencia económica, Smith o Marx?

A esta ciencia económica, Smith sin duda. Tampoco soy un estudioso de Marx o de los neo-marxistas. Los leo muy ocasionalmente y no consigo engancharme.

19. ¿Keynes o Friedman?

Keynes es, en términos kuhnianos, una revolución. Friedman, en términos políticos, una restauración. El economista que no lee a ambos es un economista berreta.

20. Para gobernar nuestro país, ¿radicales o peronistas?

No tengo simpatías especiales por ninguno de los dos grupos. Pensaba que el peronismo tenía una preocupación social genética pero luego de Menem, y ahora CFK, ya me da lo mismo.

21. ¿Dólar o Euro?

Yuanes, rublos, derechos especiales de giro, cualquier cosa antes que dólares y euros.

22. ¿Modelo chileno o brasilero?

La honestidad y la calidad de la burocracia económica chilena

El mercado interno de los brasileros ¿Cómo elegir?

23. ¿Flotación libre o administrada?

Hay mucho en el medio pero administrada… la cuestión es ¿hacia dónde? No hay tal cosa como la flotación libre.

24. ¿Crecimiento o distribución?

¿En Argentina? Distribución empezando por gravar las ganancias de capital en cabeza de personas físicas, re-introducir el impuesto a la herencia y utilizar el producido para un programa de seguridad alimentaria. Pero eso es corto plazo. De largo, no debería haber conflicto.

25. Un blog de la BEA (no el tuyo):

ESC. Elémaco le pone mucha garra y trabajo a un laburo no rentado. Rollo es el que mejor escribe y divulga cuando se pone las pilas.

26. Un blog no-BEA:
¿Local? Ramble Tamble

27. Tu mejor post:

Medido por su repercusión en visitas, enlaces en otros blogs, etc.; seguramente “Dólar a 4” o “Harto ya de estar harto…” (sobre el INDEK). Pasaron los 150 comentarios y las 1000 visitas.

El placer de escribirlo, por lejos “Una democracia imperfecta”. Salió muy rápido y cuando lo releí antes de colgarlo, para corregir los errores de tipeo, me pareció bonito. Rara vez me ocurren ambas cosas a la vez.

Anexo cholulo

28. Un libro:

No soy un gran lector de ficción (lo era en mi juventud). Los poemas de Pessoa, me imagino, entre las cosas que releo regularmente.

29. Una pelicula:

Carne sobre carne: Intimidades de Isabel Sarli

30. Un músico/una banda

Músico: Paco de Lucía o Frank Zappa, ¿cómo elegir entre la perfección?

Banda: The Jimi Hendrix Experience (para algunos era sólo Jimi, Dios en la tierra, pero Redding y Mitchell eran un lujo también… y la conjunción, increíble).

31. Mejor programa de TV de la historia argentina

La primera época de TVR. La Noticia Rebelde.

32. Si no te hubieras dedicado a la economía, serías…

No tengo la menor idea. Me gustaban las matemáticas y la epistemología. Me imagino que la economía me ofreció la vía regia para ambas inclinaciones. A los 16 años saqué el Samuelson introductorio de la biblioteca del Pellegrini y quedé fascinado con la economía. Y fascinado con una historia, al comienzo del libro, que decía algo así: Max Planck quiso ser economista pero no lo hizo porque le parecía muy difícil. Cuando Bertrand Russell escuchó lo de Planck, reaccionó diciendo que él también quiso ser economista pero no lo hizo porque le parecía muy fácil. Más adelante leí la historia completa y descubrí que todo se originó en una cena entre Keynes y Planck (y Maynard tenía tendencia a exagerar algunas historias… pero la cita me pegó porque nunca la olvidé).

7 comentarios:

Marco Antonio Moreno dijo...

Felicitaciones al primer blogger económico de Argentina... Esta es una tarea ingrata y también arriesgada..
Les cuento que el galán de Ana llegó tercero..

ahora leo la entrevista

Hal dijo...

lo de Cavallo es en joda, no?

Pablo dijo...

clap clap clap

se hizo justicia

manolo dijo...

HAL
No es joda, la clave esta en la primera parte de la respuesta; “Sin apoyo político,…”
En la Argentina los economistas siguen soñando que su ciencia es autónoma de la Política.
El síndrome del Arquitecto. ;-P

Anónimo dijo...

Los que hacen blogs de economìa son todos pedantes impotentes

Miguel Olivera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Olivera dijo...

Deberia aclarar lo de "apoyo politico"...

Ningun ministro de economia puede hacer nada sin apoyo. En tren de recomendar uno que no tenga el apoyo necesario, que sea Cavallo. Total, si se lo vuelven a llevar puesto...