lunes, 8 de junio de 2009

Familia, mercado y Estado

Como vimos por acá, Gary Becker debe estar en mi top-5 de economistas preferidos, entre otras cosas porque gracias a él descubrí que era legítimo y permisible para una economista ponerse a pensar en la eficiencia del gasto público en jardines de infantes en lugar de limitarse a pensar en si el tipo de cambio está sub- o sobrevaluado.

Hoy parecen bastante normales este tipo de análisis, pero cuando Gary Becker empezó, lo suyo fue un trabajo de pionero. Su Tratado sobre la Familia debe ser una de las lecturas más agradables, entretenidas e interesantes que existen, además de ser un libro que amplia los horizontes de pensamiento de cualquier economista. En él, este economista de Chicago inspirador de "Freakonomics" y de muchos otros economistas que estudian cosas raras, analiza con las herramientas del pensamiento económico tradicional las decisiones que tomamos los seres humanos fuera de esa institución que llamamos "mercado" pero dentro de esa otra a la que llamamos "familia" relacionando en algunos casos a las dos con una tercera a la que llamamos "Estado".

El Tratado sobre la Familia tiene capítulos dedicados a la división del trabajo por sexo en los hogares, a la selección de pareja en el mercado del matrimonio, al divorcio como consecuencia de información imperfecta en este mercado, a la demanda de hijos y también sobre una de las contribuciones principales de Gary Becker a la ciencia: la teoría del capital humano.

El último capítulo se llama "La Familia y el Estado" y ahí nos dice:

"Children are incapable of caring for themselves during many years of physical and mental maturation. Since their mental development is no sufficient for them to make reliable contractual arrangements with caretakers, laws and social norms regulate the production and rearing of children. Laws punish child abuse, the sale of children, and unauthorized abortions. They provide compulsory schooling, welfare payments to families with dependent children, stringent rules about divorce when young children are involved and minimum ages of marriage.

Trades and contracts are efficient if no deviation from the terms would raise the welfares of all participants. An alternative criterion for efficiency is that the monetary gain to those benefiting from a deviation does not exceed the monetary loss to those harmed. Unfortunately, the immaturity of children sometimes precludes efficient arrangements between children and parents or others responsible for child care.

This difficulty in establishing efficient relations within families provides the point of departure for our interpretation of the heavy state involvement in the family. We believe that a surprising number of state interventions mimic the agreements that would occur if children were capable of arranging for their own care. Stated differently, our belief is that many regulations of the family improve the efficiency of family activities. To be sure, these regulations raise the welfare of children, but the also raise the welfare of parents, or al least they raise the combined welfare of parents and children."


Todo esto viene a cuento porque en Freakonomics encuentro un post donde se trata de adivinar cuál es el principal propósito de la Economía según Gary Becker. La sucesión de respuestas sirve para dar una muy buena idea de para qué sirve la Economía y la solución al enigma la da uno de los lectores mostrando que mejor que adivinar es estar bien informado o haber leído las cosas antes.

9 comentarios:

Robinson dijo...

Éste también es otro capo

http://www.eco.utexas.edu/faculty/Hamermesh/

tiene trabajos muy grosos, sobre todo en economía laboral, pero también hizo cosas relacionadas con la economía del tiempo , behavioral y econometría teórica.

Completito, que le dicen...

Saludos!

Bistiajr dijo...

che a ustedes les chifla el moño de una manera interesante
todo lo que ustedes llaman "freakonomics" un antropologo lo llama antropologia economica o etnografia economica :D
deberia pasarse por los temas y materias afines esto por que verian cosas "inusuales" desde su punto de vista y recurrentemente molestas para los antropologos bueno saludos y espero que mi comentario les deje picando la curiosidad

PD: historicamente los antropologos y los economistas nunca pudieron colaborar (por culpa de los economistas :P) pero quizas quien sabe, en el lugar indicado y con las ganas indicadas surge una colaboracion fructifera para ambos bandos

Anónimo dijo...

Becker tiene un blog con un jurista interesante Richard Posner.
Posner es el líder del "análisis económico del derecho", es decir la pretensión de entender el derecho aplicando instrumentos de la microeconomía (por ej. en el derecho penal, los costos-beneficios de los delincuentes, o el derecho antimonopólico, o la propiedad intelectual, etc.).
Tuvo su auge hace un tiempo, está un poco desprestigiado ahora en la comunidad de juristas. Saludos.
Ramiro

Anónimo dijo...

Becker tiene un blog con un jurista interesante Richard Posner.
Posner es el líder del "análisis económico del derecho", es decir la pretensión de entender el derecho aplicando instrumentos de la microeconomía (por ej. en el derecho penal, los costos-beneficios de los delincuentes, o el derecho antimonopólico, o la propiedad intelectual, etc.).
Tuvo su auge hace un tiempo, está un poco desprestigiado ahora en la comunidad de juristas. Saludos.
Ramiro

Primo Louis dijo...

Ana, Leí el título y vine corriendo... como extraño sus post sobre estado de bienestar!
Interesante la discusión, cre que cuanto más se abra el campo y se rompa con la idea de economia = bussiness, mejor.
Saludos!!

Anónimo dijo...

y si a los argentinos nos custa independizarnos, vivimos con papi hasta los treinta, despues necesitamos a otro papito que nos cuide.
Somos un pais de cuarta.

Ulrich dijo...

Ramiro, por qué decís que el AED está desprestigiado? Es un método que entró en una fase de madurez, es cierto que pasó ya su auge: hoy la gente ya no está tan fascinada con la herramienta, porque se han rechazado muchos de los abusos del enfoque (en temas penales, principalmente) y se han entendido muchas de sus limitaciones. Pero ¿desprestigio? No lo creo, para nada. Hay áreas donde es esencial para resolver cuestiones: anti trust, regulatorio, contratos empresarios, entre otros.

Es muy recomendable el blog conjunto de Becker y Posner, tanto para abogados como para economistas.

Anónimo dijo...

Una gran verdad lo que dice post al principio:

"...descubrí que era legítimo y permisible para una economista ponerse a pensar en la eficiencia del gasto público en jardines de infantes en lugar de limitarse a pensar en si el tipo de cambio está sub- o sobrevaluado"

Cuando tenemos un problema mayúsculo de eficiencia del gasto en educación y salud, que no forma parte de lo que se debate. ¿Capital humano y pobreza, qué es eso?

Me gusta más Becker cuando teoriza que cuando opina sobre la realidad de los EEUU; se pone muy conservador. Pero es un grosso.

Muy buen post.

Anónimo dijo...

Ulrich tenés razón quizas fue un poco exagerado lo que dije.
Lo que creo es que el AED en cierta forma se ha vinculado con el neoliberalismo, y entonces arrastra el desprestigio de este.
Fijate por ej. que hace unos años se pensaba que Posner podía ser juez de la Corte americana, y en el contexto actual eso es imposible.
Obvio que leer a Posner es genial y te abre mucho la cabeza, pero en el fondo creo que se basa en supuestos esencialmente falsos sobre la racionalidad económica de los seres humanos.
Cuando este análisis prescinde por completo de cuestiones históricas o sociológicas te puede llevar a resultados nefastos, como por ej. las horribles ideas en materia penal.
Saludos,
Ramiro