sábado, 7 de febrero de 2009

El estímulo de Obama y Néstor

Obama
No puede
Devaluar porque
entonces devalúan todos
tampoco puede bajar la tasa
porque nada es más chico que cero
le queda entonces negociar un estímulo fiscal.
En la Argentina, no podemos estimular
porque nadie nos presta la plata.
bajar la tasa tampoco, porque
a esa, la fija el mercado.
Sólo nos queda
Devaluar.

35 comentarios:

Anónimo dijo...

US va a estimular con mas consumo una economia que consumia mas de lo que podia..?

En el caso de Argentina comparto la idea.

El del 0.33% dijo...

Te quedó lindo así en triangulito.

kferni dijo...

Comparto 100% la idea.

El unico costo significativo de una devaluacion es el traslado a precios, lo cual cro que no sera significativo dada la caida de la actividad economica actual.
Beneficio
1) Mejorar la competitividad de las exportaciones.
2) Mejorar el superavit fiscal via aumento de recaudacion y licuacion de gastos.
Con estos dos puntos creo que podemos zafar de una caida en el producto (o fuerte desaceleracion)los proximos dos años donde la economia mundial esta deprimida.

sin dioses dijo...

La salida economicista de siempre. No penso que puede haber otras alternativas. Un Chantanovsky de Oro por aca!

Ana C. dijo...

O flotar.

Qué lindo el triangulito. Parece una poesía.

guillermo dijo...

Si se pudiera girar el triangulito 90o a la izquierda (leer torciendo la cabeza) pareceria un grafico estadistico.

Primo Louis dijo...

Que loco las percepciones, yo vi casi Haiku y Guille un gráfico estadístico.

Sobre tres posible acciones, sólo nos queda devaluar. Pero capaz que el modelito es más amplio y está sobre una línea de tiempo, no?

Lindo post! "Forma y contenido" como decían en la facu, "forma y contenido"...

Saludos!

guillermo dijo...

Mucho más lírico y refinado que yo, Primo Louis.

juanma dijo...

Dos cosas:

La CGT va a terminar negociando por un aumento del 20%, si devaluamos los salarios van a quedar muy atrasados. Y los informales en gral. van atrás de los empleados formales en el tema de negociación. Mucha gente quedaría con menor poder adquisitivo.

Mejorar la competitividad de las exportaciones en un marco de crísis internacional no me parece buen plan. Por la incertidumbre que hay con respecto al comportamiento del resto del mundo.

Andrés el Viejo dijo...

Volvió la poesía concreta. Me sumo al coro de elogios.
¿Qué significa devaluar? Si una moneda baja regular y gradualmente, tanto cuando las otras bajan como cuando suben, ¿eso no es devaluar?
Hoy, La Nación cita a The Economist, diciendo que el peso se ha devaluado respecto del dólar. No me hago cargo, es cosa de La Nación y The Economist; yo no lo calculé.
Mi impresión es que se piensa en devaluación sólo como un brusco descenso de valor.
Por otra parte, percibo que todos los argumentos en pro de una devaluación brusca fallan en la ausencia de argumentos concretos. O sea: la relación con tal o cual moneda se sobrevaluó en tanto. En los pocos casos en que se dan números tienen otro defecto: toman un período corto inmediato (eso se ha hecho mucho con referencia al real), pero no la relación en un plazo más extendido.
Por lo demás, los argumentos siempre son genéricos: si se devalúa mejoran las exportaciones. Ya se sabe, pero el mercado mundial no se estira indefinidamente sólo porque uno devalúe. Debe existir alguna relación concreta entre el valor de la propia moneda y las reales posibilidades de exportar. Sobre todo, porque si los compradores, en esta peculiar coyuntura, muestran alguna elasticidad es más bien hacia la contracción que hacia la expansión.
Dicho en criollo: si no pueden comprar, por barato que se lo deje, no lo van a comprar.
Saludos

Anónimo dijo...

Yo de economia nada, pero en mis cuentas sencillas de almacenero eso es bajarnos el sueldo a todos los empleados en relacion de dependencia como ya paso. Otra vez? Porque caen siempre en esa y encima usando la mentira de que es para beneficiarnos?

El del 0.33% dijo...

Anonimo, no esperes la respuesta de ningún economista argentino.

Si la politica cambiaria sentara las bases del desarrollo de largo plazo entonces el mundo sería otro.....

Pero vivimos en Argentina y nos transformamos en monotemáticos pensando que todos los problemas se resuelven devaluando y licuando salarios cada 2 o 3 años.

Así estamos.

AGUANTEJAURETCHE dijo...

La verdá la verdá, pa figuritas prefiero Espantapájaros de Oliverio Girondo.
http://tallerdeescriturapoetica.blogspot.com/2007/05/espantapjaros-oliverio-girondo.html

guillermo dijo...

Oliverio Girondo era un garca de primera, estaba casado con Gloria Alcorta, aun mas gorila y oligarca, y vivieron bastante en Paris, Jauretche. Su mentor no aprobaría.

AGUANTEJAURETCHE dijo...

Guillermo:
Como diría Oliverio, "no se me importa un pito" si era gorila o no.
Yo lo elijo pa pueta, no para que me dirija el país o la economía.
Es lo mismo que al Néstor le pida que me escriba una poesía.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

La verdad que no vi un triángulo sino a la Argentina embarazada. Porque la situación es embarazosa. Siempre hemos corrido los precios para donde los lleva el dólar. Para colmo ahora salieron a correr los servicios por tanta inflación contenida.
¿Stagflción le llamaban?

guillermo dijo...

Poesía gorila, economía y política nac pop... Será el Agonismo Pluralista de Laclau?

Ana C. dijo...

Mucha gente de la que está en contra de la devaluación se olvida que los peores momentos de la historia económica argentina, y los menos sostenibles, fueron con una moneda sobrevaluada.

AGUANTEJAURETCHE dijo...

Aplicando su meduloso análisis, Usted no debe escuchar tangos ni de Discepolo ni de Manzi.
No se debe permitir emocionarse con Sur o Cafetín de Buenos Aires.
Si es así, lo compadezco.

guillermo dijo...

Solo Edith Piaf y Los Beatles, los siento. Y Libertad Lamarque, pobre, que tuvo que huir del tirano.

Anónimo dijo...

y pq la devalucaion es un estimulo en este contexto?

Andrés dijo...

Buenas Lindahl,

Nos quedan otras alternativas además de "devaluar" (lo cual tengo que entender como devaluación brusca. porque el peso perdió 17% de su valor en el último año).

La "solución" es de caracter sociopolítico, no monetaria. Como otros decian más arriba, aunque el peso argentino se devalue mucho, los potenciales compradores de productos exportables andan en recesión y no pueden comprar mucho.

Todo eso sin tomar en cuenta los efectos no deseasdos de una devaluación: Caida del poder adquisitivo del salario, encarecimiento de los insumos importados, etc.

Saludos,

Andrés

Andrés el Viejo dijo...

Ana: dos aclaraciones.
No sé si usted me ubica entre los que se oponen a la devaluación. Si me ubica allí, es que me estoy expresando cada vez peor. Pensaba que estaba claro que no me opongo a la devaluación que se realiza todas las semanas. Es más, cuando había un clamor contra la compra de divisas en que incurría el BCRA para evitar la caída del dólar, también me parecía correcto impedir la revaluación, aunque implicara mayor emisión.
Los peores y menos sostenibles momentos de la economía argentina fueron con moneda sobrevaluada. De acuerdo, aunque sería del caso profundizar en la relación causal. Lo que ocurre es que nadie demuestra de manera convincente que la moneda esté ahora sobrevaluada. Que es justamente a lo que me refiero en mi comentario. Muéstrenme que la moneda está sobrevaluada y me pararé en Hipolíto Yrigoyen 250 con una pancarta "Devaluación ya". Hago un urgente llamado a la solidaridad a Lindahl, Elemaco, Olivera et alii: denme la oportunidad de ser un devaluacionista militante.
Saludos

Ana C. dijo...

Andrés el Viejo, no, no me dió la impresión que usted estaba en contra de la devaluación a toda costa.

La devaluación e inflación son una víbora que se muerde la cola. Una vez que se devalúa, tiende a pasarse a precios y, tarde o temprano, se pierde la ventaja competitiva que se había obtenido devaluando, lo que obliga a devaluar de vuelta.

Posiblemente los clamores devaluatorios sean un poco exagerados, todo depende de la posición cíclica de la economía argentina.

Por eso a mí me gusta más dejar flotar por un tiempito. La ventaja es que le da máxima libertad a la política monetaria, cuando no tenés demasiados recursos para hacer política fiscal. La desventaja es que inyecta demasiada volatilidad o inestabilidad al comercio exterior, pero no creo que pasara en este caso, donde ya todo es bastante volátil.

nada nuevo dijo...

flotar sin ningun tipo de intervencion..?

y que es lo que se esta haciendo ahora..?

Es un problema, en todo caso, de velocidad en la tasa de devaluacion y/o en la consistencia entre la politica fiscal y la politica cambiaria.
O, en el limite, solo de una pesima politica fiscal.

Andrés el Viejo dijo...

Pero, Ana, justamente lo que hay ahora es flotación sucia. El BCRA tiene un objetivo de no dejar que la moneda se aprecie y otro, que no se deprecie fuera de control. Interviene y, salvo algunos momentos muy complicados (agosto 2007, mayo 2008, octubre 2008), sin demasiado esfuerzo en un sentido o en otro.
Como usted sospecha, a mí no me aterrorizan las devaluaciones, pero me gusta estar razonablemente seguro de que son necesarias. Cosa de la que, hoy, ningún devaluacionista hace esfuerzos por convencerme.
Sólo me dan explicaciones sobre la bondad de las devaluaciones en general. Con lo fácil que sería ganarme para su causa.
Saludos

Ana C. dijo...

Ni flotación sin intervención, como dice Nada nuevo, ni flotación sucia, como dice Andrés. Lo que hubo hasta ahora es un tipo de cambio muy administrado y cuasi-fijo. Hasta donde yo sé el BCRA intervino muy fuerte en el mercado cambiario, tanto para evitar la apreciación como, en los últimos tiempos, para evitar la depreciación, así que de flotación nada.

Además, yo diría que en la flotación sucia, los límites de variación son un poco más amplios que el 5%-10% en los que nos estamos moviendo hasta ahora. El régimen de tipo de cambio argentino actual es menos flexible que el ERM europeo, y a nadie se le ocurre hablar del ERM como "flotación sucia"!

Flotación sucia hay entre el Euro y el dólar, en todo caso, ya que cuando la volatilidad es mucha los bancos centrales intervienen.

El BCRA publicaba hace un tiempo una serie de tipo de cambio real efectivo. Esa es la mejor medida de la competitividad de la economía, pero hace mucho que no la miro.

Anónimo dijo...

Andres, la politica fiscal y la falta de credito lo van a convencer mas que los economistas.

Anónimo dijo...

y la tirantez del PJ...

Fede dijo...

Coincido totalmente con Andrés el Viejo. Voy a ser el primero que pida devaluación cuando alguien me demuestre que el peso hoy está sobrevaluado. Pero hasta ahora no he leído ni escuchado a nadie que me lo haya demostrado. Entonces digo yo...¿en vez de gastar tantas palabras hablando de devaluación, primeramente no habría que demostrar su necesidad?.

Andrés el Viejo dijo...

Anónimo:
Usted se basa en un pronóstico. Normalmente, los pronósticos son inciertos por naturaleza. Mucho más en condiciones tan convulsivas como las del mundo actual.
Si su pronóstico estuviera sólidamente asentado en un análisis preciso y no tuviera una cantidad de variables que lo hacen dudoso, yo admitiría que su percepción es altamente probable y la tomaría como una norma para la acción. Pero no, no es así. Usted afirma algo y se queda tan tranquilo. Y, por ahí, tiene razón. Por ahí.
Saludos

Primo Louis dijo...

"Mucha gente de la que está en contra de la devaluación se olvida que los peores momentos de la historia económica argentina, y los menos sostenibles, fueron con una moneda sobrevaluada".

Esa frase merece estar en la antología del 2009.

Elemaco dijo...

¡Lindo lindo triangulito!

Pero Lindhal, la tasa no es toda exogena ¿¿Y la expectativa de devaluación??

Para bajar esa.....hay que devaluar

Horacio Aldo Cingolani dijo...

ANA:
Soy partidario del dólar alto porque con tanta deuda, es indispensable que así sea. Las deudas externas hay que pagarlas, NO HAY ALTERNATIVAS. Y en divisas. La única forma de conseguirlas es con un dólar alto, con mucha exportación e importación selectiva, con mucha entrada de turistas externos. Adicionalmente eso incrementa el empleo para una mejor distribución de los ingresos. A eso debe sumarse un excedente fiscal para que el Estado pueda comprar esos dólares sin fabricar moneda, y una buena administración. Cuanto mejor y más armónicamente se haga todo eso se puede pagar más rápidamente. Sin deudas es otra cosa.

GUILLERMO:
Disculpame que asuma la posición de maestro ciruela, pero te voy a hablar de algo muy corriente y conocido en comunicación: Cuando alguien adjetiva o descalifica una idea, es porque no tiene argumentos para rebatirla. Podría ser también que sus argumentos sean muy complejos y no confíe en que su interlocutor pueda entenderlos. Creo que nunca nos conviene descalificar llamando “gorila” a una idea, porque con eso sólo lográs ventajas al repudiable gorilismo.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

K recibió el país con un dólar muy valudado y eso convino, y fue debidamente aprovechado para acumular reservas. Pero ese dólar debió continuar muy alto subiéndolo al mismo ritmo de la verdadera inflación. No hacerlo fue su más grave error económico (claro, el pobre tenía muchas presiones incluso de economistas). Para estar el mismo nivel del 2003, el precio actual debiera ser de unos 8 o 9 pesos. Eso debió ser así, porque nuestras deudas continuaron altas, aunque algo mejor que en ese año. El problema se resolvió solo en una pequeña parte con los canjes y el "arreglo" con bonistas, y con el pago al FMI, pero tenemos en nuestro haber una caja en reservas en U$ bastante importante. Recién cuando lleguemos a que nuestra deuda neta sea del orden del 5 o 10% del PBI, podríamos cambiar de a poco esa política (de tener un dólar caro). Hoy tenemos más del 50% del PBI sin contar los "colgados".