martes, 3 de febrero de 2009

La tablita, los medios y economía política

El problema de compartir un blog es que a veces tus cobloggers te ganan de mano y te queman los temas. Claro que cuando hace mucho tiempo que no escribís no tenés mucho de que quejarte. Como Ana C., yo también me entretuve el domingo pasado leyendo el reportaje a Machinea. Sin embargo a mí me llamó la atención una parte en especial del reportaje. Cuando repasa la genesis de la famosa Tablita.

"Era lo mejor desde el punto de vista de la equidad y desde el punto de vista técnico, porque la Argentina necesitaba un impuesto a las ganancias de las personas. Pero fue un grave error político porque alcanzó a mucha gente, mucha con capacidad de escribir en los medios, y el bombardeo fue extraordinario. Fue una mala decisión política. Es lo que aprendí en ese momento."

¿Fue una mala decisión política? ¿Lo fue por el contenido técnico de la medida o porque no fue acompañada de acciones de difusión u operaciones sobre los medios para amortiguar las reacciones en contra?

Al igual que Ana C., yo también considero a Machinea un buen economista, pero esta tardía confesión me hizo recordar el caso de Lousteau y la 125. Claro, Tincho tenía mucha menos experiencia que Machinea. Pero parece que nuestro gremio cada vez más parece actuar para validar aquella frase que decía que la economía es un asunto demasiado importante para dejarlo en manos de los economistas.

34 comentarios:

Lic. Baleno dijo...

Para mi, lo he dicho en mi blog, en su momento fue una medida acertada y progresista (las dos cosas).
El unico defecto era que crujia en cuanto llegara un gobierno que hiciera del aumento de salarios una religion (cosa que con Machinea,de la rua o la alianza 1.0 no sucederia jamas) y efectivamente, en cuanto llego un gobierno que mejoro el ingreso real de los trabajadores via salarios se volvio un problema.

A.M dijo...

Interesante reflexion, mas aun viniendo de Ud.

Y entonces que hay que hacer, poner el famoso "dictador benevolo" que imponga las ideas correctas enunciadas por los economistas correctos..?

Esta pelicula ya la vi..

Natalio Ruiz dijo...

Yo había escuchado la frase, pero en vez de economistas y economía era sobre militares y guerra.

Como sea, en ambos casos la pronunciaron políticos. ¿Deberíamos dejarlos manejar la política, teniendo en cuenta la historia? Lo pone a uno a pensar.

Saludos,

Cosas que Pasan

Pablo dijo...

q grande Natalio!! buena frase.
Pero si , economistas y políticos deben trabajar juntos. y los militares, nunca solitos, y menos cerca de algún politico peligroso.

Yo comparto lo que dice Baleno, la tablita estuvo re bien en ese momento, era progresivo. Y en ese momento el costo político habrá sido poco.
Difiero con Baleno en la parte de "salario real" que él dice. El problema vino con el aumento Nominal de los salarios...., que luego haya aumentado , o no, en términos reales es otro cantar.

Tincho dijo...

Si definen como politica la cuestion de aceptabilidad social del tributo (hacerlo aceptable porque no creo que de entrada guste cualquier impuesto), entonces si, Machinea actuo mal.

El del 0.33% dijo...

Ole Ole Ole Oleeeeeee Masgreiv Masgreiv!!!

Ana C. dijo...

¡Musgrave!! ¡Usted aparezca más seguido y yo dejo de quemarle los temas!

Yo no sé si fue un grave error político. Desde el punto de vista de la economía política, yo diría que fue una medida inoportuna. Por un lado, porque aumentar los impuestos en recesión es procíclico (esto es economía, nomás, no economía política). Por la otra, porque las reformas impositivas que aumentan la presión inflacionaria hay que hacerlas cuando las cosas van bien y la gente está contenta.

(A no ser que te pases completamente de rosca como con la 125, lo que explica el error político de Lousteau).

Con respecto al tema de los políticos y los economistas, lo ideal sería políticos con ideas que se dejaran asesorar por economistas competentes.

guillermo dijo...

No puedo comentar sobre los meritos o errores de la tablita, pero cuando habla de acciones de difusión u operaciones sobre los medios para amortiguar las reacciones en contra, vi los gobiernos de Blair aquí. Blair puso enorme énfasis en lo que acá se llama ‘spin’(inventado por New Labour), cómo se presentan los actos de gobierno a la prensa y el control de la noticia, con gente muy ducha a cargo de eso. Funcionó mientras Blair era popular. En cuanto empezó a declinar, el spin se volvió contraproducente. Si una medida política ( o el político que la implementa) provocan más resistencia que aprobación, por lo que sea, se puede darle spin hasta dejarla mareada, pero seguirá siendo una mala medida. Aunque tenga meritos.

el loro de john silver dijo...

¿Un economista que es ministro o diputado no es un político? ¿Es posible separar su condición de economista de su condición de político? La idea de la "neutralidad técnica" del economista que hace de político no parece tener mucha base. Dos economistas pueden disentir sobre lo mismo y proponer políticas económicas distintas.

Lo que sí creo es que es muy peligroso un político tomando decisiones de política económica sin conocimientos de economía o sin asesoramiento de economistas competentes. Políticos con ideas, sean o no sean economistas, con un equipo de economistas competentes (también con muchas ideas) es lo deseable, como dice Ana C.

En cuanto a la tablita, como el mismo Machinea dice, nació de una buena idea. Pero el resultado de la idea fue muy tímido, ya que en realidad corregía muy poco la regresividad del sistema tributario en su conjunto, la tablita no estaba muy bien diseñada y la coyuntura era muy desfavorable. Con todo, Machinea fue respaldado por el gobierno de la Alianza, pese a la virulencia de algunas críticas. Lo que es lamentable es que los responsables de no haber cambiado el diseño de la tablita en los últimos años le carguen ahora a Machinea el muerto de sus defectos en lugar de aprovechar la buena idea, transformando lo que hubiera que transformar.

No creo que sea comparable con la resolución 125. La 125 murió socialmente cuando alguien tuvo la brilante idea de mandar a D'Elía, Persico, Tumini y otros personajes parecidos a explicar que iban a hacer la revolución contra la oligarquía. Es difícil justificar la revolución contra la oligarquía mediante un impuesto cuando el primer asunto que salta en la prensa es que la mitad del impuesto se lo quedaron cinco multinacionales. Con independencia de cuáles fueran las ideas de Lousteau al respecto, seguramente muchísimo más sensatas.

Anónimo dijo...

Disculpen, pero lo que demuestra que la tablita se hizo con los ojos cerrados (con los pies o sin pensar) es que no se solucionó el problema de los escalones y un aumento de sueldo bruto solía terminar en una disminución del sueldo neto (lo cual, en el decir de mis profesores de tributación es inconstitucional). Esto es fácilmente subsanable, y de hecho la ley de gcias lo hace.
En otro orden de cosas, respondiendo a un comment de más arriba, es muy fácil subir los salarios cuando el que vino antes te bajó los salarios reales el 40% en promedio, los términos de intercambio te favorecen como nunca y no pagás tu deuda.
Algún día habrá alguien que se dé cuenta que la gestión K no nos hizo ningún favor!!!!!!!!!!!!!!

Lic. Baleno dijo...

y? Yo tengo 41 años flaco, sabes las veces que me negaron aumentos porque "el que vino antes" hizo un desastre? Es mas, hasta Kirchner esa era la excusa por la cual despues de hundirte en el pozo te tapaban con tierra... yo a Kirchner no le debo nada (al menos no me jodio como otros nada mas) pero tampoco soy necio.

Mariano T. dijo...

La tablita tenía un problema técnico, que eran los escalones.
Y el otro problema, que era la actualización de los valores imponibles, es 100% responsabilidad del gobierno actual. El mínimo debería haberse triplicado, por lo menos, para mantener el sesgo original.

Ana C. dijo...

En mi comentario anterior, donde dice "...que aumentan la presión inflacionaria hay que hacerlas...", tiene que decir "impositiva" y no "inflacionaria".

Quiero decir que a los impuestos es mejor aumentarlos cuando las cosas van bien que cuando van mal.

El salto de los escalones no era tan, tan grave en el diseño original, se hizo peor con las reformas sucesivas.

No actualizar los mínimos no imponibles servía para ampliar un poco la base del impuesto, pero habría que habérselo estudiado un poco mejor, posiblemente.

Al Licenciado Baleno le gusta que se cobren impuestos, pero no a él. Si te aumentan el salario real, pagá impuestos.

El problema es que en Argentina, la gente tiene esa extraña teoría que los salarios no son ingresos imponibles.

Mariano T. dijo...

Realemente extraña teoría. En la mayoría de los países "centrales", por encima del mínimo pagan todos. Inclusive jubilados, pensiones por invalidez, veteranos de guerra, etc.

AGUANTEJAURETCHE dijo...

Dedicado a Josecito Macanea y al caniche con cara de bulldog, que quisieron implantarnos ajuste sobre ajuste, esta frasecilla:
NOTABILISIMO
“Resulta sorprendente que el modo de encarar la crisis de los países occidentales contradiga tan manifiestamente el modelo que ellos mismos predican para el Tercer Mundo. Cuando hay crisis en Indonesia, o en Argentina, o en cualquier otro sitio, se les exige que suban mucho las tasas de interés y que privaticen la economía y recorten el gasto público. Este tipo de medidas. En Occidente, en cambio, es exactamente lo contrario: bajar los tipos de interés a cero, nacionalizar; si es necesario, inyectar dinero público en la economía, contraer enormes deudas. Exactamente lo contrario del modo por el que se supone que el Tercer Mundo tiene que satisfacer sus deudas. Me parece notabilísimo que se deje pasar eso sin mayores comentarios.”
(Noam Chomsky, entrevista para Press TV.)

Horacio Aldo Cingolani dijo...

Soy de los que piensan que el sistema de impuestos debe ser muy estable (salvo casos de necesidad extrema). Creo que lo mejor es modificarlos de fondo, digamos, una vez cada 10 años. Me parece que debe ser así porque se demora bastante en acomodar la economía de las empresas, de las personas, del Estado, a una nueva situación. Generalmente, como en el caso de Machinea o Tincho, el resultado es negativo (o al menos políticamente negativo). Por otro lado al ser la economía un sistema de vasos comunicantes, pocas veces se mejora algo con los cambios. Quiero decir que el verdadero impulso es producir más y mejor y no hacer transferencias de cuentas (magia financiera). Por eso creo que la virtud deseable del sistema impositivo es su fácil cobrabilidad, claridad, transparencia, y su bajo costo administrativo.

Además se divisa con fuerza una nueva democracia en la que el ciudadano interviene un poco más. Por eso creo que en el futuro (¿remoto?), la gente debe acompañar y discutir los cambios importantes. Ya habría espacio para que la política organice esta democracia participativa un poco mejor.

Andrés el Viejo dijo...

La frase original fue de un político francés, Clemenceau, y se refería a los desastres que cometían los generales en la Primera Guerra Mundial. Clemenceau objetaba la conducción de la guerra y reprochaba al gobierno de ese momento por dejar esa conducción en manos de los militares. El descalabro llegó a tal punto que Clemenceau fue convocado a ser primer ministro y, como había dicho, tomó la conducción política de la guerra, dejando a los militares a su rol profesional: proveer los saberes técnicos necesarios para llevar a cabo lo que indica la conducción, que no puede ser sino política.
Los políticos pueden ser buenos, regulares o malos. Pueden tener objetivos o no tenerlos. Pero la conducción del Estado debe ser política y los saberes técnicos deben estar subordinados a esa conducción, se trate de militares, economistas o ingenieros.
Si los políticos son malos, la conducción será mala, pero no la puede arreglar ningún tecnócrata.
Saludos

guillermo dijo...

AguanteJauretche, las politicas de privatizacion, recorte de gasto estatal, y todas esas cosas que decís el FMI infligió a los paises esclavos en los 80 y los 90 son exactamente las politicas que los paises malisimos que rigen el FMI se aplicaban a si mismos, de masoquistas que son. Sadicos con los del Sur, masocas consigo mismo. Perversos totales.

Como buen peronista jauretchiano de ley, me imagino que andarás de chiripá, poncho y botas de potro. Pero si bajás del pingo va a ver que la gente anda por la calle usando la misma ropa que se usa en el hemisferio Norte. Y que la ropa que usaban hace veinte años era muy distinta a la de hoy. Los anfitriones economistas no se si estarán de acuerdo, pero el estilo de ropa, compartido por la mayor parte del mundo, a veces tiene tanto sustento racional como las teorias economicas o politicas. Zeitgeist, que le dicen, pero usar palabras extranjeras es de Victoria Ocampo. Perdón.

Ana C. dijo...

Estamos totalmente de acuerdo, Andrés el Viejo. Pero también es grave cuando los políticos no tienen saberes técnicos y creen que los tienen. Quizás con un poquito de asesoramiento no meterían tanto la pata.

De todas formas, a eso de que la conducción del Estado debe ser política, yo lo condimentaría un poco. También es necesario en el día a día de un Estado que haya una burocracia estable y que funcione. Mire la Belgique, estuvo como un año con crisis de gobierno y demasiado no nos dimos cuenta. Recién como al año y medio se vio que hacía falta tomar ciertas decisiones (como aprobar nuevos presupuestos o decidir ciertas reformas) y ahí sí hacía falta un gobierno.

De todas formas, yo no diría que el ministro de economía es un tecnócrata, un tipo que llega a ministro alguna actividad política tuvo antes. Lo bueno sería que fuera un político con una muy buena formación en Economía y con un muy buen equipo de asesores y que compartiera un proyecto político con el resto del Gobierno.

Ahora, los tecnócratas tan malos no son tampoco. En España, por ejemplo, a principios de los años '60, las reformas que hicieron que España empezara su camino al desarrollo las tomaron un grupo de tecnócratas a los que Franco les había dado carta blanca pero que no compartían su proyecto político. Si le hubieran hecho caso a Franco, hoy estarían como Argentina o peor.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

OK Andrés:
Toda medida puede implicar economía, tecnología, ciencia, estrategia y otras artes como las relaciones humanas. Es el político, por definición, el que tiene que tomar las medidas conjugando todos los factores. Lo ideal es el político que sepa un poco o bastante de todo, y que sepa consultar e interpretar bien. Se requiere una habilidad especial que por desgracia pocos políticos tienen. Pero cualquier especialista puede también tenerla.

Mariano T. dijo...

Lo importantees que no sean abogados.
Todo lo demás esta bien, incluyendo a obreros metalúrgicos como Lula.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

No puedo acordarme de la profesión de nuestros presidentes luego del 83. AYUDA!!!!!!!!!!!!!!!

Lic. Baleno dijo...

No se de donde saca que yo no quiero pagar impuestos ana, bueno si lo se, de su prejuicio y su ofuscacion que los "saberes tecnicos" que cree tener no le enseñaron a disimular.
Simplemente le contestaba a uno que sugeria que Kirchner no era tan bueno sino que simplemente aprovecho un buen momento.
Lo que es cierto.
Lo que sucede es que vi a varios arruinar buenos momentos, y a varios hundirnos aun mas en malos momentos.

La verdad ana que su supuesto saber tecnico es pura palabreria.
No se ofusque, muchos de los que creeen haber estudiado economia pecan de la misma artificiosa pomposidad de los tarotistas cuando hacen esas afirmaciones categoricas de "si aumenta el salario real paga"

Si Belgica puede estar un año sin gobierno es obvio que no gobiernan quienes se supone que deberian gobernar no?

Lic. Baleno dijo...

Como son las lecturas no? ahora los economistas franquistas no tenian su mismo proyecto politico y construyeron la España moderna.
Yo diria que fue al reves, Franco se propuso un cierto desarrollismo, alguna industrializacion y lo ejecuto.
Ademas cual seria el proyecto politico que no compartian? tenian uno alternativo? o no tenian ninguno?
Si lo tenian como es que no eran politicos? si no lo tenian, porque hay que darles tanta importancia como ejecutores de ordenes (o deseos)?
Como siempre el discurso antipolitico termina por morderse la cola.

Mariano T. dijo...

Perón decía que Franco le había contado que para gobernar un país tanto tiempo el secreto era no meterse en política.

el loro de john silver dijo...

Licenciado Baleno, me gustaría que me ilustrara sobre el crecimiento de los salarios reales. ¿Cuál es el parámetro que utiliza para hacer esta afirmación?

el loro de john silver dijo...

Sobre el asunto de la conducción política, me parece que tan peligrosa es una conducción política desprovista de saber técnico como una tecnocratización excesiva de la política. Me parece que hemos tenido ambos extremos. Políticos-economistas que justificaban cualquier cosa en nombre de una supuesta "neutralidad técnica" y políticos no economistas capaces de decir las mayores barbaridades faltando a las verdades más elementales que se desprenden del saber técnico. Dado que la economía no es una ciencia en el sentido que lo es la física, sería deseable tener economistas más sensibles a los efectos políticos y sociales de la economía, y políticos mucho más rigurosos que estén asesorados por economistas solventes.

De todos modos, sigo estando de acuerdo con la idea de fondo que plantea Ana C. Carecemos de una burocracia del estado neutral, con técnicos competentes. Nos falta algo tan simple como administradores eficaces y honestos. Sin eso, el estado es una cáscara vacía, que cualquier corsario político puede utilizar a conveniencia.

Lindahl dijo...

las lágrimas de emoción por el retorno de musgrave, nuestro creador, me impiden leer bien el post y comentar.

Anónimo dijo...

Pero la tablita es intrascendente en Machinea! El error de el y de la Alianza fue haber intentado resucitar el cadaver de la convertibilidad. Casi todos los economistas de Brasil se agarraban la cabeza y entre burlas y risas apostaban cuanto duraba la banca argentina con convertibilidad!

Fede M dijo...

Claro, entonces Franco se dedicó a la anulación de la política. Gran problema de toda oligarquía, la democracia. Ese resultado inmanejable donde existe el riesgo, nunca totalmente conjurado, de que los pobres también decidan, o que aparezca un trasnochado a decidir "para" los pobres y se pudra todo y haya que cortar rutas y esas cosas. Lo mejor, anulemos la política, que decidan los (agro)negocios!!!

Horacio Aldo Cingolani dijo...

John Siver
Coincido. Un tema importante es analizar el motivo de que nuestros administradores de “Planta Permanente” sean tan ¿ineficientes? ¿corruptos?. Si bien hay de todo, creo que eso es lo dominante. Arriesguemos un poco de interpretaciones y teorías:

-Con el correr del tiempo el cuerpo administrativo fue bajando su calidad en la medida que lo hizo el poder político.
-Los sucesivos cambios entre poder civil legítimo y poder militar ilegítimo contribuyó a deteriorar al poder administrativo.
-El gobierno civil de Perón y su verticalismo militar, creó una pléyade de gobernadores, ministros, secretarios e intendentes serviles.
-Estos cobraron su obediencia al líder con la moneda de la corrupción. Así se creó una corte obsecuente e ineficiente.
-Los pocos gobiernos radicales, Frondizi, Ília, Alfonsín y De La Rua, fueron algo mejores, pero no se notó en la mejora burocrática.
-Tampoco las épocas de gobiernos militares ilegítimos, pudo recuperar eficiencia de la planta permanente, por razones entendibles.
-El mejor gobierno peronista en este sentido fue el de Kirchner, pues con su transversalidad, incorporó funcionarios políticos de valía.
-También pudo poner algunos de menor nivel con cierta jerarquía. Pero el peronismo tradicional hizo su presión.
-Su necesidad y afán de poder lo hizo olvidar su intención reformista, cediendo ubicaciones a los peronistas de Perón.
.
En resumen, la inestabilidad institucional, de personas y de legislación, no permitió que el poder político llegara a imponer políticas y orden a nivel burocrático. El gremialismo y sus intereses coparon ese nivel más que las autoridades provenientes de la política. Los jefes políticos naturales de la burocracia no pudieron, o no quisieron o no supieron imponer su orden a la burocracia administrativa. Entonces esta funcionó de acuerdo a su orden interno, con mucha ingerencia de los líderes gremiales que al menos gozaban de mayor continuidad.

¿La solución?
Continuidad Institucional, Fortalecimiento y mejora de las mismas, mejora amplia del aparato legal, mejora del pueblo en su condición de ciudadanos, mejora de la educación en general y de la cultura política, mejor ubicación del gremialismo en defensa de los trabajadores, no presionar para que ningún gobierno deba abandonarlo, mejora de la participación popular organizada.

Pero hay algo más: Los procedimientos administrativos del Estado Nacional, Provinciales y Municipales y en menor medida, los organismos descentralizados y las Empresas del Estado están en distintos grados de obsolescencia. Hay que buscar un mecanismo para rever todo, incorporar tecnología de punta, y reconstruir el andamiaje jurídico.

Nada mejor que encarar ahora los problemas con una visión integral. Pero no hay otro camino que el lento.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

Perdón, John Silver.

Andrés el Viejo dijo...

Ana C.: salgo con una cosa que nada tiene que ver con el post, pero no me aguanto. Usted siempre me reta por mi irrefrenable amor por la inflación. Hoy, puede leer en Clarín a Stiglitz despacharse con una soltura a la que yo no me he atrevido. ¿Me puedo postular para el Nobel? Bueno, usted me dirá que después del Nobel de Economía 97, puede ganarlo mi nieto (el más chico, que todavía no habla, razón por la cual no dice pavadas).
Saludos

ayjblog dijo...

Una gran duda
por que nadie pone el efecto de las ayudas de la CEE y de las Bases americanas en el desarrollo de España?
era una parva de plata, es que prefieren dar los laureles a los economistas? que, lo suyo han de tener, pero, Ana, ya que anda por Bruselas, cuanta plata le dieron a Felipe desde el ingreso a la NATO a hoy?
BTW, el modelo de desarrollo de Franco, si no recuerdo mal, era el mismo de Argentina, sino, el ferrol no hubiera existido con sus astilleros, y, recuerdo que en el 70/80 y pico, si los libros no me fallan tenian el mismo problema que nosotros con las empresas del estado

en fin, contar parte de la historia no es contar la verdad no?

PS creo que esta misma discusion la tuve con Ana hace mucho, pero, un dato solo , por las bases le tiraron a Franco 400 palos verdes de 1953 no?