lunes, 26 de abril de 2010

La promesa

En octubre, mi apuesta era a que ella ganaba el Nobel. No acerté, pero anduve cerca, cerca. Acaban de darle el segundo mejor premio que le pueden dar a un economista. La medalla John Bates Clark existe desde 1947 – antes que el Nobel de Economía – y se le otorga a un economista norteamericano de menos de 40 años que haya contribuido significativamente a nuestra hermosa ciencia.  Si miran la lista de los ganadores, verán que es un buen predictor del Nobel, aunque éste último es un poco menos yanquicentrista.

Esther Duflo, que en realidad es francesa, trabaja en Economía del Desarrollo, pero con un enfoque microeconómico. Su especialidad son los experimentos de campo aleatorios,  casi todos en países de Asia y Africa en las áreas de política, educación y cuestiones de género. Ha llevado a cabo docenas de ellos con conclusiones a veces sorprendentes. Por ejemplo, uno de esos experimentos trata de averiguar lo que pasa con el bienestar de los chicos cuando aumenta el ingreso familiar, según el género del que recibe el ingreso. Para analizarlo aprovechó que en Sudáfrica se otorgaron jubilaciones a los ancianos negros en 1991. Lo que descubrió es impresionante. Si en la familia había una viejita cobrando la jubilación, el peso de las nenas subía significativamente. Pero sólo si había una viejita. Parece que la jubilación de los varones se la gastaban en otra cosa, porque las nenas seguían desnutridas.

Le dieron el premio el jueves o viernes pasado y hasta ahora no salió en ningún lado. ¿Cuestión de género?

8 comentarios:

El Fantasma de la Duda dijo...

Cual es tu concepto de "ningún lado"? Los diarios?
En todo caso fijate si salió mencionado este premio cuando se lo dieron a algún varón para tener algún fundamento.
Yo la de Emmanuel Saez no la encontré aunque debo admitir que mi búsqueda fue extremadamente superficial (Google y chau).

En fin, aunque solamente he visto un par de papers de Duflo (el que mencionaste y el de la construcción de escuelas en Indonesia) me parece un premio merecido. No me sorprendería que alguno de los próximos Nobel tenga que ver con este tipo de estudios empíricos.

El Fantasma de la Duda dijo...

Perdón por postear de vuelta, sobreentendí que tu "ningún lado" se refiere a Argentina. Saludos.

Ana C. dijo...

Sobreentendiste bien. Ni en los diarios, ni, peor todavía, en la BEA.

elbosnio dijo...

Ana es claramente una cuestion de genero. Mencionas como un hecho a destacar que algo que nunca sale no salga hoy tampoco, solo porque ese algo trata hoy sobre una mujer. Que las mujeres sientan ese vinculo es una cuestion de genero y destacable. (O solo lo destaco porque es de mujeres? Lo que seria una cuestion de genero por cuestion de genero).

Mejor me desloggeo. Cuando hay mas de un loop, los varones abstenerse.

pigouviano dijo...

Felicitaciones a Esther Duflo por ganar la medalla John Bates Clark. El mundo está necesitando un nuevo Keynes y parece que lo encontramos.
En unos pocos años los economistas serán duflonianos o no duflonianos.
Ya se siente el impacto que generan sus trabajos en los campos económico, político y social.
Seguramente en la teoría económica existirá un antes y un después de Esther Duflo.

Silvana dijo...

Aplausos para Esther Duflo...y Ana, si te queda alguna duda de que es una cuestión de género volvé a leer los comentarios de los muchachos....

Musgrave dijo...

Estas cosas salían antes en el Cronista, pero ya no.

Seguramente que Campanario lo va a sacar en Ieco/Clarín


Ayer le decia a alguien que un estudiante o graduado universitario sea misogino o machista tiene sólo dos explicaciones posibles:

1-Estudió en una universidad exclusiva para machos.

2-Es su reacción impotente y agresiva, al darse cuenta que las nenas además de estar buenas son más inteligentes que él.

elbosnio dijo...

o ambas, mus.