miércoles, 10 de diciembre de 2008

Poesía económica

Puse a la CEPAL en mi Google Reader, así que voy a estar un poco monotemática. Ayer, mi organización internacional preferida publicó su Panorama social de América Latina 2008 donde dicen que la pobreza siguió disminuyendo durante 2008 en la región – aunque a un ritmo menor que en los cinco años precedentes – pero que existe el riesgo que vuelva a subir con la crisis económica mundial.

El documento termina con una lista de recomendaciones simplemente maravillosa.

• Activar la aplicación de una política contracíclica de gasto público y en particular de gasto social.
• Mantener como horizonte normativo los principios de universalidad, solidaridad y eficiencia; ante la escasez de recursos, establecer mecanismos transparentes y eficaces de focalización.
• Fortalecer la institucionalidad de los programas de lucha contra la pobreza y la provisión de recursos destinados a la asistencia social; si existen, ampliar la cobertura temporal de los seguros de desempleo y, en lo posible, a los beneficiarios potenciales (seguros de desempleo no contributivos).
• Fortalecer el gasto de inversión en materia de vivienda y servicios básicos.
• Mantener, en la medida de lo posible, el gasto de inversión en educación y salud, principalmente el relacionado con la creación y renovación de infraestructura, a los efectos de mantener el dinamismo del sector de la construcción.
• Mantener una reserva de recursos fiscales para gastos de emergencia en asistencia social (programas de empleo, ampliación de cobertura de los programas contra la pobreza, programas de alimentación) y para financiar transferencias públicas a los componentes redistributivos de los sistemas de pensiones.
• Fortalecer la capacidad del Estado para recaudar ingresos (enfrentar la elusión y evasión) y formular nuevos pactos fiscales y contratos sociales que permitan aumentar los volúmenes de recaudación (aumento de impuestos) y un uso más eficiente y transparente de los recursos.


La Economía como arte. Emocionante.

9 comentarios:

Primo Louis dijo...

¿Es poesía porque es no tiene otro fin más que el goce estético? ;)

Ana C. dijo...

Eh, no sea pesimista, Primo Louis!

El del 0.33% dijo...

¿La fiesta es gratis o vamos a subir los impuestos?

Si subimos los impuestos se consume menos por un lado y se gasta más por el otro, transferencias redistributivas, crecimiento cero.

Si no subimos los impuestos o bien tenemos más deuda o bien tenemos más inflación.

Más deuda en el caso argentino imposible. Más inflación no seria bueno por lo que ya sabemos.

¿conclusión? van a querer pagar la fiesta con más impuestos, justo cuando estás en el valle.

No me gusta. Gracias.

escriba dijo...

¿Y durante la gestión de Machinea en la Cepal no hablaban de la tablita de Idem? ¿Del impuestazo en recesión?
A laburar, muchachos.
Saludos

Ana C. dijo...

El gran dilema argentino, El del 0,33%. Habría que haber subido los impuestos antes y haber hecho un fondo contracíclico como en Chile.

Ahora, hay que pasar lo peor sin empeorarlo. Muchas restricciones en el caso argentino, sin embargo.

¿Cuán impuestazo fue la tablita de Machinea, Escriba? ¡Si ese impuesto no recauda nada!

De todas formas, es lo mismo que ahora. Menem no ahorró en la parte buena del ciclo y Kirchner tampoco. Que se arregle el que sigue, total.

Anónimo dijo...

Como se ve que Ud no trabajaba en blanco en la epoca de Machinea.

Seleccion adversa: Ud castiga al que deberia premiar y premia al que deberia castigar.

Por eso hay tanto dinero fuera del pais y tan poco dentro. Como cereza del postre: blanqueo.

Iván solla dijo...

Hola me llamo ivan, y me e creado mi sengundo blog i va a tratar de la amistad, amor, disciminacion no y muchas cosa smuenas
vale
bueno
pasate ponte seguifor si quieres yo me epesuto del tuyo
po u ncomentrio para saber yo si lo as visto

slaudos

pro dod esta para ponerme seguidor de tu blog

Primo Louis dijo...

Ana, yo lo decía porque sabía que no tardarían en llegar comentarios como los del 0.33%!

Si fuera por mi, implementemoslo.

Lastima que, como dijo Escriba, a Machinea no se le ocurrió algo parecido cuando estaba como Ministro, no? creo que lo primero que hizo fue hacer todo lo contrario...

Andrés el Viejo dijo...

No coincido con el 0,33%. El dice que se trata de una suma cero: lo que el Estado gaste en promover el consumo lo va a sacar de mayores impuestos que reducirán el consumo en otro lado.
Esto sería así si todos consumieran la totalidad o una parte muy grande de sus ingresos, lo que efectivamente suele ocurrir con los que están, digamos, en los seis deciles más bajos. Pero, cuanto más arriba se encuentran los presuntos gastadores, vemos que el consumo, con ser enorme, afecta a una parte cada vez menor de sus ingresos.
Entonces, una parte creciente va a parar a atesoramiento de distintas maneras o a inversión (como sabemos, en épocas de crisis esta parte tiende a desaparecer hasta que aclare). El atesoramiento va a colchones, cajas de seguridad y al exterior, con lo que su captación por impuestos y su uso para aumentar el consumo efectivamente lo aumenta.
Si salimos del área de los hogares y atendemos a las empresas, también está claro que es preferible que el Estado capte una parte de las ganancias mayor, si la alternativa es (como lo es para muchas de las mayores empresas) la remisión de utilidades al exterior. También aquí hay un efecto neto de aumento de dinero disponible para el consumo.
Saludos