domingo, 18 de enero de 2009

Dios, el Diablo y el Indec

Ayer pasó un comentarista por acá y nos acusó de querer quedar bien con Dios y con el Diablo. La verdad que mucho sentido no tiene la acusación, porque esto de escribir en un blog con un nombre inventado da mucha libertad para no tener que quedar bien con nadie, y bien que la aprovechamos.

Pero para que no nos digan que no nos gusta nada, vamos a presentar el tipo de artículo que nos gusta. En La Nación de hoy, Frenkel publicó un artículo que se llama Los impactos de la crisis global, donde hace un listado de las ventajas y desventajas que tiene Argentina en este momento.

Frenkel es un poco más diplomático que nosotros, pero se entiende. Uno no se va a poner a tirar bombas desde La Nación, tampoco. Y aunque pide "voluntad de proveer sensatez y calidad técnica a la gestión económica", lo que nos encanta, nos hubiera gustado que se animara con más propuestas que la de arreglar el INDEC.

Pero bueno, ponerse a hablar de hacer política económica sin estadísticas serias es hacer ciencia ficción, así que sigue siendo relevante.

Y a La Nación le pedimos: menos Cachanoskys y más Frenkels.

39 comentarios:

El del 0.33% dijo...

Sí, la verdad que desde el anonimato querer quedar bien con todos es bastante ridículo.

Es lo bueno de ser anónimo, podés repartir flores y palos sin casarte con ninguno.

Tincho dijo...

Coincido totalmente Ana.

A mi tampoco me preocupa quedar bien con alguien. Si sos diplomatico no pasa nada, salvo que alguien se digne de llamarte insolente.

Saludos.

Anonimo dijo...

Siempre lo he dicho cuando hemos discutido este tema con Ud, Ana C.

Lo importante es que se dice, no quien lo dice.

Dos Demonios dijo...

Sabe que pasa Ana C..?

Hay histeria en el Burdel.

Los negadores de la teoria de los dos demonios nos informan HOY que entre 1994 y 2001 el Sr Franco Macri compro al estado 285m2 en la mejor zona de Buenos Aires a USD 500 el m2.

Tendra algo que ver eso conque HOY el Sr Lanata nos cuenta en CriticaDigital que el Sr Rudy Olloa, chofer-empresario de la flia gobernante, se compro en Lomas de San Isidro una casa en USD 700.000 dolares..?

Si que es posible progresar en este pais de progresistas...!

Juan D. Peron dijo...

El Sr Frenkel me trae a la memoria una frase que usaba el Teniente General Juan Domingo Peron. Es caca de paloma, no tiene color ni olor.

Andrés dijo...

Lindahl y 0.33%,

Yo sí le veo sentido a la "acusación" (más bien comentario, no hay que tomarlo con tanto rigor) desde el lado de la credibilidad del espacio.

La identidad pública de los contribuyentes principales es secundaria en este caso porque el mundo bloguero es amplio pero a la vez limitado y tarde o temprano se sabe quién está detrás de cada nombre de usuario de fantasía. Cada blogger arma su identidad en función de su posicionamiento en el espacio bloggero global, y percibo que este blog trata de sostener una "equidistancia".

El problema radica en que frases y comentarios sutiles o "al paso" develan el posicionamiento ideológico real de cada contribuyente, y la "equidistancia" termina pareciendo una quimera. Dicho de otor modo, uno puede tener independencia política pero no ideológia.

Leí el artículo de Frenkel y la verdad es que veo el mismo discurso neoliberal de siempre. Mucho bla bla al comienzo (verdades de perogrullo) para terminar por ofrecer las clásicas recomendaciones y falta de seriedad:

1) "voluntad de proveer sensatez y calidad técnica a la gestión económica", "despertar confianza"

Qué se entiende por "sensatez"? Las políticas macroeconómicas brasileñas, que significaron una brutal devaluación del Real y una impresionante fuga de capitales son "sensatas"? Eso es lo deseable?

Ante quién o quiénes hay que "despertar confianza"? Qué significa eso en medidas concretas?

Es evidente que Frenkel quiere que el gobierno se gane la "confianza" de ciertos actores que empiecen a declarar que las políticas económicas les resultan "sensatas" (vrg, alineadas a sus intereses).

2) Frenkel se manda unos cuántos párrafos hablando de la crisis económica para terminar diciendo: "ese cambio de orientación no resolvería por sí mismo los problemas generados por la crisis internacional, pero colocaría al país en condiciones menos desventajosas y más aptas para combatir las adversidades de hoy y del futuro próximo".

Ah, ahora resulta que tanta perorata y recomendaciones no resolvería los problemas de los cuales tanto habló, pero serviría para dejar al "país" (hay que ver qué entiende por país) en mejores condiciones!

Eso es lo que yo llamo falta de seriedad.

Saludos,

Andrés

Ana C. dijo...

Eso se cree usted, anónimo de las 14:06. Y cómo no sé quién es, no tengo ni idea si lo discutimos antes.

¿Quiénes son esos negadores, eh?

Perón, no le parece que ya está bien de decir pavadas?

Andrés, primero, le pediría que se fije quién escribió el post. Segundo, en este blog jamás intentamos ser equidistantes. Todos tenemos nuestra ideología y nunca ninguno intentó ocultarla en lo más mínimo.

Por lo que leo de la suya, daría la impresión que usted es uno de esos que tilda de neoliberal a todo lo que no sea kirchnerista. Por lo que concluyo que el poco serio es usted. Saludos.

ayjblog dijo...

Ana, no ser neoliberal no significa ser k, pero, por lo menos coincidamos que lo aplicado en este pais bajo el rotulo liberal (segun la defincion argentina) nos dejo patas para arriba, ergo, desde la optica liberal, cualquiera que no comulgue con esa optica sera tildado automaticamente de K, asi sea Ud, que no lo es, ni, yo, lego en economia
lo de Frenkel suena a Machinea, bajemos el deficit que el resto se arregla solo, asi subio los impuestos a los unicos que los pagamos

en fin

PS: antes que lo diga, 4ta no puede eludoir nada, si? las empresas y otras lo hacen, si? los pobres pagan IVA, como yo, si?, y, como ud dice, uno habla donde le aprieta el zapato, si?

memorex compuesto dijo...

Que tiene que ver quien sea yo con el hecho de que Ud haya discutido un tema en particular antes..?

El punto es: discutio Ud este tema antes o no ? Ud se acuerda de lo que le conviene.

Andrés dijo...

Ana C,

Perdón por la confusión del autor. Por favor reemplazar "Lindahl" por "Ana C".

No voy a negar que tengo simpatías por los K, pero en qué momento mencioné al gobierno nacional en mis post?

Mi definición de "neoliberalismo" puede ser un poco amplia, en general refiriéndome a los proyectos donde se alinean las políticas públicas con ciertos intereses económicos del capital financiero. La razón de tal amplitud es que invariablemente un avance en dirección a satisfacer esos intereses llevará a otro de querer restaurar las condiciones de los 90 (dolar barato, aumento de importaciones, endeudamiento acelerado, alineación con el FMI, privatizaciones, etc).

Saludos,

Andrés

el loro de john silver dijo...

La cita es de Bertrand Russell, no tengo tiempo de traducirla.

"The governors of the world believe, and have always believed, that virtue can only be taught by teaching falsehood, and that any man who knew the truth would be wicked. I disbelieve this, absolutely and entirely. I believe that love of truth is the basis of all real virtue, and that virtues based upon lies can only do harm"

"Amor a la verdad" no significa que uno sea poseedor de la verdad. Pero implica una actitud, una disposición ética e intelectual, que es prepolítica. Aunque uno luego tenga ideas políticas o "ideología", signifique eso lo que signifque, que tampoco está muy claro.

Me parece que esta es la fina línea que separa unas personas cuando escriben de otras.

Ana C. dijo...

Ayj, medio confuso lo suyo. Usted sabe muy bien que en este blog no somos liberales y tampoco kirchneristas. Todos creemos en una economía de mercado con participación estatal en esos sectores donde el Estado es más productivo que el sector privado y además creemos que la distribución del ingreso se hace a través del sector público. En eso el kirchnerismo es absolutamente incoherente y por eso a algunos de nosotros no nos gusta.

No me acuerdo de lo que me conviene, Memorex. Me acuerdo de lo que me permite mi memoria, que suele ser bastante buena. Así que si lo discutimos antes, haga el favor de decirme dónde. Por otro lado, yo creo que es tan importante qué se dice como quién lo dice y también la lógica interna de lo que se dice.

Andrés, no creo que sea Frenkel el que quiere volver a los '90, así que tildarlo de "neoliberal" me parece terriblemente injusto. Hacer algo así sólo se le puede ocurrir a un kirchnerista. Los kirchneristas empiezan a gritar: ¡neoliberal! ¡neoliberal! cada vez que alguien los critica.

Muy bueno lo de B. Russell, El Loro de John Silver. Yo también creo lo mismo y de eso habla el post de Hernanii que linkea Lindahl en el post anterior.

Andrés dijo...

Ana C,

No sé si Frenkel querrá o no volver a los 90. Lo que sí sé es que cuando se exige "voluntad de proveer sensatez y calidad técnica a la gestión económica" y "despertar confianza", sin explicar cómo se inserta eso en la realidad actual con anuncios y medidas concretas (y en qué se diferencia de lo que se viene haciendo, sobre todo si uno hace demasiado hincapié en el acceso al crédito externo), entonces uno puede bien sospechar que se está escondiendo un objetivo que Frenkel no puede explicitar (o se desea que cada uno interprete lo que quiere de esas palabras).

Saludos,

Andres

Ana C. dijo...

Andrés, ¡Es que las políticas del gobierno necesitan sensatez y capacidad técnica! Tamaña banda de improvisados que son.

Y a lo mejor a vos te parece superfluo, pero la falta de financiamiento externo siempre ha resultado ser problemática en la Argentina, sobre todo cuando los gobiernos no se deciden nunca a hacer la política fiscal adecuada, es decir contracíclica.

No da la impresión que sabés mucho de Frenkel, igual. Entrá acá para informarte y dejar de decirle "neoliberal" a cualquiera que critica al gobierno.

Anónimo dijo...

Quisiera rescatar un argumento de Andres, que quedo opacado por otras discusiones, pero creo fundamental a la hora de discutir la nota de Frenkel. Lo resumo en la pregunta: por que la unica recomendacion de Frenkel es un tibio "cambio de orientación del gobierno"? Claramente, porque el gobierno no dispone de ninguna herramienta -hoy- que permita evitar sostenidamente el enfriamiento de la economia, la suba del desempleo, y la depreciacion del peso. Vamos hacia otro 2001 hacia fines de 2009?


solo dedica 1 parrafo de su nota a dar recomendaciones limitan a un

Andrés dijo...

Ana C,

Mi calificación de "neoliberal" no es hacia una persona sino hacia un comentario. Es la falta de claridad con frases estilo "sensatez" (concepto MUY subjetivo) y "capacidad técnica" (no recuerdo otro gobierno desde 1973 que haya manejado la macroeconomía tan bien como éste). Lo leo a Frenkel e interpreto "no me gusta hacia donde va el gobierno pero no diré hacia dónde quiero que vaya". Nuevamente, todo eso sumado a una perorata sobre la crisis para terminar de decir que con la sensatez que reclama no alcanza para paliar la crisis.

La falta de financiamiento externo, si bien es nociva para cualquier país (es mejor tener acceso al crédito que no tenerlo) no crea una condición crítica terminal si otras variables pueden suplir parcialmente esa falta (ejemplo, importante superavit comercial que provea las divisas para pagar la deuda e importar los insumos necesarios).

Además, la falta de financiamiento externo preocupa mucho a quienes realizan grandes ganancias por proveer el crédito y a quienes gozan de la influencia que la dependencia a dicho crédito genera.

Saludos,

Andrés

guillermo dijo...

Andres, el desarrollo industrial de los Estados Unidos en el siglo XIX no fue pagado con los ahorros de los tan mentados granjeros, tenencia fragmentada de la tierra, etc. Se pagó fundamentalmente (como los ferrocarriles argentinos y todo desarrollo industrial del siglo XIX) con prestamos de la banca europea, fuente principal de capital en la epoca.
El conflicto entre la idea de pais aislado, cerrado y autosuficiente o pais abierto y participando en la economia internacional esta en el ADN argentino, y a esta altura dudo que sea cambiable o resoluble hacia un lado u otro. Es un conflicto emotivo, no un tema sujeto a debate o eleccion racional. Como todos los temas que se resuelven por emocion, se termina con lo peor de ambas opciones, sin las ventajas de ninguna.

Arouet dijo...

Andrés, no, con la sensatez no alcanza para evitar la crisis, pero por lo general ayuda. No estaría mal que el gobierno lo probara de vez en cuando. Y en economía esa sensatez no es taaan subjetiva. Hay cosas en las que solemos ponernos de acuerdo. Como le dice Ana C, una de ellas es la necesidad de que la política fiscal sea contracíclica.

A esta altura, el kirchnerismo debería tomar nota de que hasta gente que apoyó al gobierno, como Frenkel, está marcando diferencias importantes. La alternativa es seguir acusando de neoliberal a todo el mundo y vaciar aún más de sentido esa palabra.

Raúl C. dijo...

Estoy muy de acuerdo en lo general con Andrés.
Frenkel es respetable. Pero en este artículo no dice nada técnico. Sólo hace un posicionamiento político, probablemente en función de algún proyecto en el que él participe.
Estoy harto y repodrido de las 'palabras password', de esa terminología vacía (populismo, estamos fuera del mundo, no hay confianza, falta consenso) que jamás se explica qué quiere decir REALMENTE, y sólo sirve para posicionarse. Para decir 'yo estoy del lado de acá y no del lado de allá'.
Cuando alguien habla de 'confianza' tendría que decir explícitamente QUIÉN quiere que confíe. Sospecho que la lista es corta, casi podría decir los nombres y apellidos, o las denominaciones corporativas...
Si no les gusta, dejemos de lado la palabreja 'neoliberal'. Pero Andrés tiene razón en que hay falta de seriedad (eso está más allá de las ideologías) y algo no explicitado (un proyecto político).
El gran error es leer la nota como resultado del saber acumulado de Frenkel, cuando expresa un posicionamiento político.
Lo de 'calidad técnica' es siempre una concepto rescatable. Pero Ana, esta banda de improvisados tiene en su haber determinados índices de crecimiento y de aumento del empleo, así como superávits, que los equipos más solventes nunca lograron (todo junto)... Y me apresuro una vez más, antes de que alguien me lo diga, que considero un insulto a mi inteligencia (y a la de todos) decir que todo fue por casualidad y por el precio de la soja. Digan que fue una conjunción de Marte con Urano y por ahí les creo más...
Y por último, coincido -y no podría expresarla mejor- con esta frase de Andrés:
"la falta de financiamiento externo preocupa mucho a quienes realizan grandes ganancias por proveer el crédito y a quienes gozan de la influencia que la dependencia a dicho crédito genera."
Y esos 'quienes' tienen la palabra hegemónica en los medios. Disfrazada de saber económico.
Raúl C. (ex RCW)

Raúl C. dijo...

Guillermo:
El conflicto emotivo (y de intereses, más bien) que usted menciona ya no se plantea aquí como hace cuarenta o cincuenta años.
-Nadie habla de cerrarse comercialmente. Eso se superó hace tiempo. Las cifras de exportaciones e importaciones crecen constantemente, con cualquier gobierno. Las restricciones son escasas. A lo sumo se facilitan algunas cosas y se dificultan otras por razones de conveniencia. Como hacen TODOS los países.
-Nadie habla de cerrarse políticamente. Argentina tiene relaciones con todos los países (salvo los que nos hacen atentados) y participa en todos los foros internacionales.
-La falta de restricciones al flujo de capitales, divisas, etc. que comenzó en los años 90, continúa con pocas variantes.
-Entonces, entendámonos bien:

*Cuando se habla hoy de 'abrirse al mundo' se habla de que el Estado vuelva a contraer nueva deuda externa*.

El debate debería ser:
-Si debemos practicar políticas pro-endeudamiento público externo o pro-desendeudamiento público externo, Con sus ventajas e inconvenientes.
-Si se lograra no necesitar endeudamiento público externo, por qué habría igualmente que 'abrirse al mundo' en ese aspecto. Con sus ventajas e inconvenientes.
Lo demás es palabrerío.
Raúl C. (ex RCW)

Ana C. dijo...

¿Cómo que Frenkel no dice nada técnico? ¡Hace un flor de análisis de la crisis, caramba! Y de las restricciones que enfrenta la economía argentina y por qué. Sean serios, che. No hay nada de palabras vacías en su artículo y mientras no esté mintiendo con los números, cosa que no creo, casi nada de subjetividad. Yo no sé qué están leyendo.

Arouet dijo...

El artículo es una descripción impecable de la situación argentina. Primero explica los canales de contagio, después analiza la situación del país desde ese punto de vista y finalmente describe las restricciones locales que complican la situación. Específicamente menciona dos: Un completo aislamiento financiero internacional del sector público, que repercute en el financiamiento del sector privado, y una persistente fuga de capitales, que sumó U$S 30.000 millones en cuatro meses. Se equivoca? Es un invento neoliberal? Son patrañas de los mitristas? A menos que me digan que hay un esquema de financiamiento secreto, o que los números de Frenkel son una mentira y que en realidad está entrando plata al país, no entiendo dónde está el posicionamiento político. La explicación de los posibles impactos de una devaluación fuerte hasta es un argumento a favor de lo que está haciendo el gobierno con el tipo de cambio.

Raúl y Andrés, la falta de financiamiento externo es un problema serio porque implica tener que cancelar los vencimientos sin posibilidad de refinanciarlos. En un contexto de desaceleración económica y posible recesión, obliga a generar un superávit primario aún mayor, aumentando impuestos y reduciendo el gasto.

Esa es la razón por la cual, entre otras cosas, están subiendo las tarifas. El gobierno necesita dejar de pagar los $12.000 millones anuales que destina a subsidiar al sector eléctrico. Para eso, después de negar durante años que tuviéramos problemas energéticos, de promover la compra de aires acondicionado y otros electrodomésticos, y de subsidiar la energía incentivando un mayor consumo, salen con aumentos del 400% en el peor momento posible y castigan ese mayor consumo.

Eso no es política keynesiana, ni neoclásica ni marxista. Eso es lo que pasa cuando el ministro de economía es un abogado.

guillermo dijo...

Raul, yo creo que la disyuntiva emocional sigue exactamente igual. No puedo comentar el tema refinanciar/pagar deuda. Mi instinto es pagar deuda, pero en lo economico apenas he superado el nivel de la alcancia, y lo que dice Arouet me parece sensato. Pero como se hizo el default, como se renegoció la deuda, la intención de irritar a los EU (Mar del Plata, Chavez), la relacion con Espana, ahora el viaje a Cuba y Venezuela, son gestos muy definidos en una direccion. Que no tiene gestos equivalentes hacia el otro lado, como los tiene Brasil, u otros paises con una politica exterior mas inteligente o exitosa que Argentina. No puede ser que no haya algo intermedio a las relaciones carnales de Menem y besarse con Chavez y Raul Castro. Particularmente si se dice que se quiere/necesitan inversiones extranjeras, y Cristina Kirchner lo dijo. Que en la presente crisis son quimericas, pero algun dia dejaran de serlo, y no van a venir ni de Chavez ni de Castro. La politica exterior no se hace en un dia. Argentina ha dejado de existir en el radar del hemisferio norte. Si eso es bueno o malo no se, pero no es sintoma de la apertura a todos los frentes que Ud menciona.

Andrés dijo...

Arouet,

La fuga de capitales se dio en todos lados en estos últimso tiempos, Brasil incluido, por lo cual es poco serio mencionarla como consecuencia específica de las políticas económicas en Argentina.

Respecto al cierre al crédito internacional, comparto el diagnóstico pero no el grado de importancia que le asigna.

La historia argentina enseña que sobreendeudarse y patear vencimientos sólo posterga el problema. Es preferible siempre cancelar lo máximo posible de la deuda con recursos genuinos y evitar condicionamientos en las políticas económicas por parte de organismos internacionales que dichos créditos suelen conllevar.

Guillermo,

Tus argumentos pasan por el plano político. Fastidiar a USA o hacer buen papel ante ellos no tiene un impacto significativo en las variables macroeconómicas. Es muy ingenuo pensar que las inversiones van a venir si la presidente no viaja a Cuba.

Por cierto, personalmente me importa poco si Argentina "dejó de existir" en el hemisferio norte (en realidad nunca existió, pero ese es otro debate). El valor de nuestro país pasa por lo que representa para nosotros mismos y para nuestros vecinos y socios naturales.

Saludos,

Andrés

Raúl C. dijo...

Perdón, Ana. Me expresé mal y dije macanas.
Tiene razón: Frenkel sí expuso técnicamente las causas del problema.
Lo siento, leo 'falta confianza' y esas frases password, y veo todo rojo... es un problema mío.
Algunas observaciones a lo que dijo:
-El cierre de los mercados financieros a la Argentina viene ya desde el default y la refinanciación. No me van a decir que se origina en estos últimos años en que se pagó puntualmente ¿no? Y tampoco me van a decir que superávits y nivel de reservas son índices de debilidad...
-No compara la fuga de capitales nuestra y la de Brasil, por ejemplo. Me parece que no somos tan especiales, ahora.
-No explica cómo el supuesto mal comportamiento del Estado argentino dejaría sin crédito externo a grandes empresas nacionales y multinacionales para emprendimientos en Argentina. ¿Dónde está la relación causa-efecto entre una cosa y la otra?
-La normalización del Indec es obviamente imprescindible, pero no creo que cambie en nada la propensión de nadie a prestarnos o a no hacerlo.
-Dice que nadie nos refinanciaría a los vencimientos. Entonces, esa propuesta de los tres bancos para que le paguemos al Club de París y les hagamos una oferta a los holdouts ¿no existe, es sólo mentira del gobierno? Digo yo: ¿esos bancos lo desmintieron?
-En general: ¿alguna vez alguien vio que a un país no se le refinancie una deuda porque el gobierno es chanta, falsea las estadísticas, desprecia a economistas o estatiza cosas? ¿No son otros los parámetros que considera un financista, como por ejemplo la capacidad de repago? Siendo, por otra parte, que la refinanciación -díganme si me equivoco- es la 'crema' del negocio de financiación a estados soberanos.
-Y finalmente, Frenkel termina con el punto final a donde toooooodos los economistas mediáticos argentinos se dirigen, como los organismos fototrópicos a la luz: tenemos que volver al FMI, y para eso tenemos que ser merecedores de su confianza, y para eso tenemos que... etc., etc., etc. Y los 90s están a la vuelta de la esquina. Para peor, como ahora estamos en un 'mundo' que TIENE MUCHO MENOS para prestar, con esta 'lógica' tendríamos que hacer 'mucho más' que en los 90s para ser merecedores...
Me extrañó de Frenkel, pero en fin... hay gente de izquierda que va en esa dirección, ¿por qué no él?
Raúl C. (ex RCW)

Raúl C. dijo...

Arouet:
1. No veo demostrada la repercusión del cierre del financiamiento externo público sobre el financiamiento privado. ¿De repente los bancos piensan que ciertas políticas del gobierno harán que las grandes empresas no tengan capacidad de repago? Nota: los balances de las 'majors' en 2008 fueron excelentes, así como el reparto de dividendos.
2. No, la fuga de capitales no es un invento. La del país ejemplar Brasil tampoco lo es. La guita no se fue de Brasil por culpa de los K. Están ocurriendo otras cosas. ¿O para no tener más fuga nos vamos a apresurar a imitar a Brasil?
3. No creo en absoluto en la imposibilidad de refinanciación (doy razones en el comentario anterior). En una de esas no se necesita, y si se necesita será más cara, pero estará.
4. Con la supresión de los subsidios y la suba de tarifas falló el timing, pero eso va en la dirección correcta: tratar de que no haga falta refinanciar ni pedir prestado extra para cancelar los vencimientos de 2009.
5. Nadie critica más que yo el histórico papel múltiple de los abogados en la vida política argentina, en áreas que no les son propias. Si por mí fuera habría muchos economistas, claro, y también montones de ingenieros.
En este especial caso supongo que el abogado habla bastante con economistas. Claro, habla poco con los economistas mediáticos que nos quieren zambullir de cabeza en el maravilloso mundo del endeudamiento perpetuo. Habla con otros.
6. Y por favor, no me la traten de vender que tengo unos cuantos años: no es que unos sean más o menos serios que los otros. Son economistas de orientaciones diferentes.
7. Sólo compare estas últimas gestiones, por resultados, con las gestiones de gobierno que contaron con los mejores economistas argentinos (1976 a 2001).
Raúl C. (ex RCW)

Raúl C. dijo...

Guillermo:
Creo que usted sí le pone algo de carga emocional al tema de los viajes a Cuba y Venezuela, porque amplifica mucho su importancia.
Yo sinceramente no veo algo muy diferente de lo que hace Lula, no veo más 'sesgo' que el de él.
Hay varios indicios de que los K. 'siguen' a Lula. No he visto ninguna gran contradicción *en el plano internacional* entre ellos. Las declaraciones de Argentina y de Brasil acerca de Latinoamérica y el mundo suelen ser muy similares.
Y, dicho sea de paso, las declaraciones de Argentina y Venezuela respecto a temas de Estados Unidos, Israel, Irán, etc. no podrían ser más diferentes...
Creo que Cristina visita a Chávez y a Castro exactamente como Lula lo hace. Con el mismo enfoque (salvo la magnitud de los negocios, claro).
La diferencia es que Lula, por razones obvias, está en el juego grande. Y de que la diplomacia de Itamaraty es una de las mejores del mundo: un regalo que Lula recibió y aprovecha, y que viene de mucho antes, tanto como la pujanza del desarrollo brasileño.
Dos cosas que los K. no han heredado, por cierto.
Y realmente no veo la relación entre ciertos gestos y la llegada de inversiones. No me consta que con la política de 'apertura' de los 90s hallan llegado muchas más inversiones genuinas por año que en los 'equivocados' últimos años.
Raúl C. (ex RCW)

guillermo dijo...

Andrés, no tengo opinión sobre las variables macroeconomicas porque no reconocería una si me cayera encima. Pero por edad, trabajo, casamiento, y amigos, tengo bastante conocimiento del tipo de gente que decide aqui que se invierte y donde. No es un mundo de sutilezas contradictorias que aprecia los mensajes ambiguos. En cuanto a que Argentina nunca existió en el hemisferio norte, sin duda, pero hay una diferencia entre un país innocuo que se perdía en la niebla de Sudamerica, y el que hizo el default mas grande de la historia, en la forma en que lo hizo. Si le preguntabas a los managers de Emerging Markets sobre la Argentina despues de eso, sabían donde quedaba y tenían opinion.
Me encantaría poder ser ingenuo a esta altura de los acontecimientos, gracias. Desde ya que si la Presidente no va a Cuba eso de por si no va a traer inversiones. Pero si la Presidente mete la mano en las AFJP en la forma en que se hizo, y dos meses mas tarde (en la semana de la inauguración de Obama se va a besarse con Chavez y Raul Castro), no es el tipo de gesto que enamora al Departamento de Estado o a Wall Street, que no lee Pagina12. Y si los de Wall St no importan porque se han caido en un black hole, entonces hay que pensar que las inversiones van a venir de Europa (si no se cae tambien en el agujero negro). Pero entonces no se hace todo lo posible por embarrar las relaciones con España, o se violan abiertamente las garantias de la ley, caso Gualeguaychu. Los embajadores reportan lo que pasa a sus paises de origen. Alguien prepara informes sobre esa base. En cuanto a las inversiones chinas, fueron muy anunciadas por la Casa Rosada, como el pago al Club de Paris, con la misma suerte. Yo puedo ser acusado de ingenuo por suponer que irritar a quienes tienen que poner la plata no es buena idea, pero si se espera que la pongan seria bueno saber que se hace o hizo para convencerlos. Y si no vinieron inversiones en el mayor boom de la historia, cuando el pais crecia a tasas prodigiosas, algo se debe haber hecho mal. Sobre todo si se dice que se las quiere y necesita.


Raul C, no le pongo carga emocional a la visita a Cuba. Simplemente me parece un gesto torpe que no beneficia a nadie fuera de Raul Castro. No seria torpe si fuera hecho en cualquier otro momento, como el viaje de Lula. Pero es en el momento de la inauguracion de Obama, y las relaciones exteriores pasan por ese tipo de mensaje. Si la fecha del viaje no es una torpeza sino que es intencional, no se en que beneficia a Argentina tirarle darditos a Obama. Itamaraty es infinitamente mejor servicio exterior que la Cancilleria, pero ayudaría tener alguna politica exterior reconocible y mas o menos constante en sus grandes rasgos, como la brasilera. En cuanto a que en los 90 no llegaron mas inversiones genuinas que ahora, si eso fuera cierto en Argentina se seguiria hablando por telefonos de la epoca de Eisenhower, y no se hubiera exportado petroleo, simplemente dos ejemplos. Dios me perdone por justificar algun aspecto de la gestion de Menem, pero trajo inversiones reales. Algunas. Mas que Kirchner, lo que no es dificil.

Raúl C. dijo...

Guillermo: un solo detalle. Me parece que la fecha efectiva de la visita a Cuba resultó de una postergación por razones médicas. No sé si hubo intencionalidad.
Sobre los montos de inversiones genuinas comparados tampoco sé, necesitaríamos cifras.
Lo que hubo en los 90s fueron en gran parte 'inversiones financieras', que aprovechaban la combinación de tipo de cambio fijo por ley y tasas altas en pesos. Convertían, hacían el plazo fijo, reconvertían, facturaban y se iban.
Perdón por mi error, no era 'hallan llegado' sino 'hayan llegado'.
Raúl C. (ex RCW)

guillermo dijo...

Raul, dejo a los expertos el tema de las inversiones en los 90. Pero hubo algunas inversiones importantes perdurables.

Releyendo los comentarios me encontré con uno que, shock, horror, Franco Macri compró tierra en Palermo Chico a 500 dolares el metro, historia que desmelenó a Pagina12 el dia anterior. Deben tener poco con que escandalizarse. Los terrenos en cuestion eran una franja angosta entre la via y el limite trasero de los jardines posteriores de las casas. Inaccesibles salvo desde los jardines, a no ser que se construyera una calle, usando la mayor parte de la tierra vacante. Si eso hubiera dejado algo para vender a precio standard de Palermo Chico, y se pudiera cumplir con el codigo de PC en un terrenito tan chico, no se quien querria comprar a precio PC una casita con vista a la via a pocos metros. Es una tipica situacion en la que el unico comprador posible es el vecino, y en esos casos invariablemente el comprador paga muchisimo menos del valor teorico.

Debe haber mas de un negocio dudoso para destapar en la historia de Macri, pero es gracioso ver esta pavada que no es noticia como nota principal en Pasquin12, cuyos simpatizantes suelen denostar las manipulaciones de noticia de LN, Perfil, etc.

Raúl C. dijo...

Guillermo: leí la nota de P/12. Enseguida pensé lo mismo que usted: esos lotes eran sólo para venderlos a los ocupantes actuales. Y entonces no tenía por qué ser a 'precio de Palermo Chico'.
De todos modos, USD 500 por metro cuadrado me parece muy barato; yo hubiera tomado, digamos, el precio promedio de las zonas buenas de la ciudad. Que no baja de USD 1000.
En el artículo tomaron al pie de la letra lo que les dijeron en una inmobiliaria de la zona, que lógicamente defendió los exorbitantes precios que ellos manejan.
El Macri implicado es Gianfranco (hijo de Franco y hermano de Mauricio).
Un problema de Verbitsky es cuando se dedica al periodismo de investigación. Sus artículos de este tipo son sólidos, en cuanto a que están llenos de información minuciosamente recolectada, incluidas reseñas históricas y otros antecedentes.
El problema es que muchas veces, como esta, el tema es irrelevante y/o uno no llega a ninguna conclusión definida.
El hombre debe haber leído eso de 'do the things right', pero olvida lo de 'do the right thing'.
Raúl C. (ex RCW)

guillermo dijo...

Raul, como periodismo investigativo está a nivel 'Revelamos en exclusiva: hombre hace el amor con su esposa!'

Arouet dijo...

Raúl:
1. Las altísimas tasas de interés que debe pagar el sector público impactan directamente sobre el sector privado. Si el país se endeuda al 20%, a ninguna empresa le van a prestar al 10. Las menos afectadas van a ser las grandes que puedan buscar algún mecanismo alternativo, pero a las Pymes les pega de lleno.
2. La fuga de capitales por el flight to quality afecta a todos los países emergentes, pero en Argentina empezó antes, por eso Frenkel habla del período julio-octubre. El sentido de la nota es ése: la crisis nos va a pegar a todos, pero si hacemos las cosas bien podemos limitar algunos efectos. Si no, los potenciamos.
3. Si el gobierno convalida tasas exageradamente altas, automáticamente siembra dudas sobre su capacidad de repago a futuro, lo que hace subir aún más las tasas. Se puede pagar sin refinanciar, claro, pero eso implica desviar recursos que se podrían haber utilizado para sostener la actividad económica.
4. La actualización de tarifas es algo que se venía reclamando hace tiempo, pero la respuesta del gobierno era acusar a quienes lo plantearan de neoliberales, golpistas, asesinos de niños y demás. Conclusión: se hace mal, de golpe y en el peor momento posible. No es sólo un problema de timing, es la carencia de un marco teórico que permita entender cómo funciona la economía y los sistemas de incentivos.
5. Estamos de acuerdo con lo de los ingenieros. Si K habla con muchos economistas me parece genial, pero me gustaría saber con quiénes, para poder plantear algunas discusiones. Frenkel no es justamente alguien que defienda el endeudamiento perpetuo. En un principio defendió activamente las políticas del gobierno. Insisto: nadie se plantea por qué ahora critica? Le paga Carrió? Va a ser candidato a diputado por el PRO? Es primo hermano de De Ángeli?
6. Hay economistas serios y de los otros, como abogados, ingenieros, periodistas y plomeros. La ideología existe, pero no es lo único. Redrado es un liberal, pero es más serio que Cachanosky. Frenkel es más serio que Zaiat. Y podemos seguirla.
7. La sensación que tengo con respecto al gobierno es que desaprovechó una oporunidad fabulosa. Hubo crecimiento, está claro, pero no desarrollo. Por eso es que la distribución del ingreso viene empeorando en los últimos años, luego de la recuperación post 2002.
8. Saludos

Raúl C. dijo...

Guillermo: en algunas parejas eso podría ser noticia. Y hasta merecer una investigación.
Raúl C. (ex RCW)

guillermo dijo...

Nueva investigación para Verbitsky?

Raúl C. dijo...

Arouet:
Respondo (y vuelvo a dudar).
1. Conceptualmente es probable, pero sinceramente no veo la relación cuantitativa.
2. Justamente: el tema de debate es qué significa 'hacer las cosas bien'.
3. Respecto a las tasas de refinanciación tengo una duda, que ya expuse alguna vez (cuando se enfatizaba la tasa que cobraba Chávez). Me gustaría saber cuál era el CFT de las refinanciaciones de los bancos en las dos épocas de Cavallo o en la de Roque Fernández, cuando éramos el país modelo para el FMI.
Teoría personal: el CFT de antes y el que pagaríamos ahora no deberían ser muy distintos.
Mis argumentos son:
a. Para mí, hay un rango de 'tasas para emergentes'. No creo que haya mucho 'detalle fino' o diferenciación entre lo que se le cobra a un país emergente y lo que se le cobra a otro. (No considero a Brasil, que está una categoría más arriba).
b. Las características 'indeseables' del gobierno (para la oposición interna) pueden no importar tanto a los bancos, al estar compensadas por una mayor capacidad de repago del país (por reservas, ingresos por exportaciones, etc. Supongamos que eso no es mérito del gobierno, pero que está, está).
¿Y pagar con reservas? Eso no desviaría recursos, y hasta ahora las reservas pudieron reponerse sin mucho problema.
4. Para mí los economistas y comunicadores que desde 2002 planteaban en los medios el aumento de tarifas como una de las *principales* tareas pendientes (más urgente que sacar a unos cuantos millones de personas de la pobreza y el desempleo) no serían asesinos de niños, etc., pero sí lobbystas pagos con sobre mensual.
La verdad, pretender mantener tarifas dolarizadas (¡más un plus por inflación de USA!) en el contexto de la devaluación 3:1 y la crisis social del fin de la convertibilidad, no sé si llamarlo un delirio o (como dirian en España) una putada.
Y llegar hasta el inefable 'imparcial' CIADI exigiendo resarcimiento por lo perdido por la pesificación, es una re-putada.
A pesar de la irreversible antipatía que estas beneméritas compañías me inspiran por esas actitudes, puedo estar de acuerdo en que no es inteligente decir 'ah, durante estos años ganaron mucho, ahora llegó el tiempo de perder, y bánquensela porque hicieron una inversión de riesgo'. Claro que así no funciona el capitalismo.
En el gobierno lo saben muy bien.
Pero creo que lo que primó aquí fue atenuar el impacto social (lo mismo que con el subsidio a los boletos de colectivo, tren y subte). Hubo overshoot en eso, seguro. Se mantuvo cuando ya había dejado de hacer tanta falta.
Y no creo que las empresas realmente hayan perdido dinero (no es lo que se desprende de sus balances de estos años).
Además, otra relación 'automática' en la cual NO CREO es la que dice que la suba de tarifas hace que las empresas inviertan. (Más bien reparten más dividendos; eso dice la historia, y los balances también).
5. Sigo diciendo que Frenkel es un economista muy respetable. Y no es pecado que esté participando de algún proyecto político, como lo hacen otros economistas que fueron oficialistas (Lavagna, González Fraga o Lousteau). Digo que eso se nota en algunas de sus apreciaciones:
-Realmente, nunca me lo hubiera imaginado propugnando volver al FMI.
-Además, pone en primer plano el tema del Indec. No voy a ser yo quien esté a favor de falsear estadísticas, pero no creo que el prolijamiento del Indec cambie en nada el devenir económico. Es un argumento político.
6. y 7. Yo me refería al 'consenso' unánime de los medios, según el cual sólo son 'serios' los economistas de determinadas orientaciones (más bien los especialistas en moneda y finanzas).
Los que tienen puntos de vista diferentes o miran más la economía 'real' son calificados de 'no serios' y de que 'no entienden cómo funciona el mundo'. Curiosamente, el 'mundo' de esta gente -que es el de la globalización financiera- ha sufrido un colapso gigantesco, pero el discurso en los medios argentinos no varió un milímetro.
En cuanto a la oportunidad desaprovechada: siempre se pudo haber hecho más y mejor, pero la evolución de las variables económicas hasta el año pasado -con cifras de dimensión histórica- no me sugiere un gran desaprovechamiento.
Saludos,
Raúl C. (ex RCW)

Arouet dijo...

Raúl: Yo no me hago cargo ni de lo que digan los medios ni de lo que sostengan los Espert, Broda y demás. Creo que es un problema grave del kirchnerismo el no poder hacer la diferencia entre ellos y gente como Frenkel.

Una cosa era decir que había que aumentar las tarifas en 2002, y otra completamente diferente era sostener lo mismo en 2006. Estoy de acuerdo en que el esquema de actualización de la covertibilidad era una putada, pero sostenerlas artificialmente bajas durante años para no pagar el costo político de una suba(es famosa la frase del Lupo en cuanto a que él estaba dispuesto a aumentarlas si le garantizaban que no aparecía en la tapa de Clarín)es otra putada semejante, porque el resultado es el que tenemos hoy: una suba descomunal justo cuando enfrentamos una recesión, después de haber pasado años financiando el consumo de los sectores más ricos. Remarco este tema porque me parece un buen símbolo de la incapacidad de entender que los ciclos económicos existen y que cuando las cosas van bien hay que guardar para cuando vayan mal. La acumulación de reservas es una medida contracíclica, pero no puede ser la única, y menos todavía servir como ancla de las políticas monetaria, fiscal y cambiaria al mismo tiempo.

Con respecto a los resultados económicos del kirchnerismo, tené en cuenta que con la convertibilidad también tuvimos varios años de crecimiento fenomenal, pero cuando llegó la crisis nos dimos cuenta de que no estábamos preparados para afrontarla. Al igual que en esos años, el gobierno viene desoyendo todas las advertencias, y desautorizando a todos los que se lo plantean. Esperemos no terminar de la misma manera.

Por último, con respecto a las tasas, no tengo info específica. Seguramente el del 0.33% tendrá más datos. De todas formas, fijate cuál era el CFT de un crédito hipotecario en los ´90 y cuál es ahora y vas a tener un buen parámetro de las diferencias.

Arouet dijo...

Ah, en cuanto a poner en primer plano el INDEC, es tan básico y rotundo como lo dice Ana C: "ponerse a hablar de hacer política económica sin estadísticas serias es hacer ciencia ficción"

Raúl C. dijo...

Arouet:
En realidad creo que los K. toman en cuenta lo que dicen Frenkel, Lavagna, y otros que no caen en el casillero de 'neolib/neoclás/neocon' ni en el de 'progresistas', y que no los confunden con los primeros. Deben tener incluso discretos canales de comunicación. Pero ni unos ni los otros lo reconocerían. Por posicionamientos políticos.
No es que hagan lo que Frenkel dice. Pero seguro que lo saben.
Aparte del timing, el tema de las tarifas (el salto brusco) muestra también la dramática falta de calidad técnica del Estado, más que del gobierno. Por ejemplo, persistir en el error de tomar medidas 'por escalones' (como la tabla de Machinea) (con derivadas infinitas) en lugar de pensar un ratito y trazar curvas más suaves.
Si la acumulación de reservas no es la única medida contracíclica ¿usted se refiere a ahorrar pesos del superávit? Me parece que algo de eso se hizo (averiguaré).
No podemos en absoluto comparar esta etapa con la convertibilidad, en la que se creció acumulando deuda en forma exponencial y demostró su no sustentabilidad.
Aquí tendremos un ciclo más duro, que no se amortiguó debidamente, y otros defectos, pero las bases son un poquito más sanas que aquéllas.
Para mí el aspecto 'deuda externa' es fundamental para distinguir entre evoluciones sanas o enfermas. En este caso y en todos los casos.
Raúl C. (ex RCW)