miércoles, 4 de marzo de 2009

¿Habrá que devaluar?

La serie que vemos en el gráfico que encabeza este post se llama Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral – ITCRM para los amigos – y en inglés se la suele llamar REER, Real Effective Exchange Rate. Bien calculada, es la mejor medida para evaluar si la moneda de un país está sub o sobrevaluada y si hace falta devaluar o no.

Como todos bien sabemos, cuando la moneda de un país está sobrevaluada – lo que también se conoce como “tipo de cambio atrasado”, aunque los españoles no usen la expresión y se diviertan mucho con ella – las exportaciones de ese país se hacen más caras y las importaciones más baratas, lo que empeora la balanza comercial. Si, encima, la economía de ese país no es demasiado competitiva por razones estructurales, la balanza comercial no sólo empeora, sino que termina directamente hecha pedazos, gracias, por ejemplo, a que la gente se va de vacaciones a Miami, Brasil o Europa en lugar de irse a Mar del Plata, Bariloche, Calafate o las Cataratas del Iguazú. Etapas así tuvimos unas cuantas veces en Argentina, las más recordadas son las de la “plata dulce” en el cambio de década ’70-’80 y los dorados años ’90. Populismo del tipo de cambio se llama eso, y también hace pedazos al resto de la economía porque los efectos recesivos son brutales. La gente deja de demandar bienes y servicios nacionales y prefiere los del exterior.

Los argentinos siempre están mirando el valor del dólar, lo que es una tremenda tontería. Lo que hay que mirar es el ITCRM, señores, que es lo que verdaderamente importa. El ITCRM es un promedio ponderado de los tipos de cambio reales contra las monedas de los países con los que tenemos el mayor intercambio comercial. En Argentina lo calcula el BCRA. En la parte de estadísticas e índices se accede a la serie en Excel y a la metodología en PDF. Para calcularlo se necesitan tres cosas: la inflación argentina, la inflación en los otros países y, como la ponderación se hace por la participación de cada país en el comercio internacional de Argentina, la estructura del comercio exterior. Así, termina siendo una buena medida de la competitividad. En 2004, los países o regiones que tenían más peso en el ITCRM eran Brasil, con el 32,7%, la Eurozona con el 20,9%, EEUU, con el 15,5% y China, con el 5,5%. Entre los países con menos peso, tenemos al Reino Unido, con 1,9%, Suecia, con 0,9% y Dinamarca, chiquitita y todo como es, con el 1,2%.

Ahora, veamos el desarrollo de la serie desde enero de 1991 hasta enero del 2009. Hasta el 2002, lo único espectacular que pasa es el atraso cambiario. El ITCRM sufre una caída continua desde 177,4 en febrero del ’91 hasta 99,9 en febrero del ’99. Entre esa fecha y diciembre del 2001 fluctúa alrededor de 100 alcanzando sus mínimos históricos a mediados del fatídico 2001.

A partir de ahí viene lo bueno. Con la devaluación, el índice pega un salto y alcanza un valor de 278,8 en julio del 2002. Se recupera del overshooting en abril del 2003 y a partir de ahí el tipo de cambio real se mantiene más o menos estable, con una suave tendencia ascendente, determinada por la recuperación del real y el euro con respecto al dólar, que es lo mejor que nos puede pasar a los argentinos para poder mantener un tipo de cambio competitivo.

A partir de enero del 2007 el índice empieza a subir un poco más fuerte por dos razones: una es que se aprecian el euro y el real, la otra es un poco menos halagüeña; el efecto de la inflación sobre el índice no se ve reflejado del todo por la manipulación que todos conocemos. La linda serie del BCRA pierde así su valor como medida de la competitividad del tipo de cambio y pasa a ser nada más que un dibujito en el que nos gustaría creer y al que nos gustaría poder usar para establecer sesudas conclusiones, pero en el que desgraciadamente ya no podemos confiar con los ojos cerrados, como debería ser el caso con una serie del Central.

Entonces, como no nos queda otra, vamos a jugar a los economistas y empezar a hacer supuestos.

En un primer escenario, nos imaginamos que el índice dice la verdad y nos muestra que Argentina estaba en un momento cambiario excepcional en abril-mayo del 2008. En ese momento, se hubieran podido aprovechar al máximo las ventajas de un tipo de cambio muy competitivo y en lugar de eso se pusieron a pelear. A partir de ahí empieza una flor de caída, causada por la crisis internacional, la depreciación del euro, del real y de todas las demás monedas latinoamericanas en los últimos meses. Si la serie fuera cierta, los clamores de devaluación sólo serían el resultado de una especie de efecto psicológico debido a que la caída fue bastante abrupta, nomás. Como el índice sigue en valores bastante aceptables, el consejo sería, tranquilícense chicos, que acá no pasa nada.

En un segundo escenario, el aumento del índice está igual de tergiversado que el IPC del Indec, la serie se mantuvo mas o menos a los niveles a los que venía antes de que empezara a falsearse y no pudimos aprovechar las ventajas comparativas que daban la apreciación del euro y del real, ya que las neutralizó la inflación. Podríamos además suponer que el nivel de ITCRM que necesitamos para ser felices es el de abril del 2003. Entonces, la caída de los últimos meses mostraría una apreciación del peso que empieza a indicar una sobrevaluación de nuestra moneda y pérdida de competitividad, con los consiguientes efectos recesivos, lo que justificaría los reclamos de devaluación.

Conclusión, la serie del BCRA no muestra que el peso esté sobrevaluado y por ende no haría falta devaluar, pero la serie está calculada con un IPC defectuoso o falseado, por lo que es bastante probable que lo que muestra no sea cierto. Un ejemplo de por qué intervenir el Indec y falsear las estadísticas oficiales puede tener efectos dañinos para la economía, efectos que no se compensarían para nada con las supuestas “ventajas” obtenidas con la horrible manipulación. Además de que nos obliga a convertirnos en aprendices de brujos, lo que siempre es peligroso tratándose de economistas.

39 comentarios:

Anónimo dijo...

Sï, sí devaluemos como su amigo Remes. Ya va camino a ocupar un puesto "blanqueado" en el Gobierno momtonero, seguro que le pasan sobrecitos y la inscriben en alguna secretaría y le mandan los sobres desde acá, siga así, siga así ana c

total este blog no es oficialista

El del 0.33% dijo...

Anonimo escribiste sin leer el post.

Ana, muy buen post! Si tuvieramos data bueno quizas pudieramos sacar mejores conclusiones.

Victor Serge dijo...

Señora ana C, acabo de leer este buen texto. Luego lo comento, sólo quería solidarizarme con Vd ante la arremetida de esta clase de sujetos.

Ulrich dijo...

Hay mucho olor a servicios en algunos comentarios. De uno y del otro lado, no?

Yo no sé usar bien el excel. Pero igual pregunto. Estan disponibles en el sitio del BCRA las series para reconstruir este indice, pero con algo distino al IPC desde enero 2007? Sería interesante.

Natalio Ruiz dijo...

Ana

El ITCRM del Central no sirve. Usa la inflación oficial, el verdadero número está bastante más abajo. Sin embargo, dado que es un índice multiplicativo, si tiene una serie de inflación confiable armar uno ajustado es muy sencillo.

Saludos,

Cosas que Pasan - Supuestos y algo más

chacall dijo...

Hay un punto más que se debería tener en cuenta, cuanto del comercio depende del precio (algo así como la elasticidad de buena parte de nuestras expo respecto al precio), dado que si tu sector comercial depende de que sos el proveedor más importante, o el que tiene un producto que no se consigue en otras partes, lo que se dice competitividad en si (posibilidad de vender más que otros y que vos mismo en períodos anteriores) no se vería tan afectada. (Por ejemplo para vender más soja a china o más aceite a holanda o más carne de la hilton, el tipo de cambio no afecta mucho a la competitividad, porque en un mercado sos el principal jugador mundial, y en el otro - carnes - tenés una calidad casi única).

Y menos efectividad le veo aún a una devaluación en un contexto de retracción del comercio mundial, si se va a vender menos de todos modos.

Lo que no se puede soslayar es el beneficio fiscal que tendría el gobierno con una devaluación cuando son menos los dólares que entren por comercio exterior (menos ventas menos precios), y se necesite comer parte del stock del BCRA para gastos corrientes y/o pago de deuda. Probablemente por allí sea más necesario una devaluación, aunque hay algunos sectores industriales que al no tener la productividad de otras economías también piden una devaluación casi a los gritos...

Hay que devaluar? No se!!! no soy economista.... pero creo que si se retrae el comercio mundial (como parece que sucederá) no quedará más alternativa, no para hacer más competitivas las expo, como para frenar impos y ayudar por el lado fiscal.

Acá hay algo más sobre el tema.http://thenominalratrace.blogspot.com/2009/03/por-que-el-golden-boy-no-se-anima-ser.html.

saludos!

Galimatias dijo...

Perdón soy bastante ignorante pero hay algo que no entiendo.
¿como determino si al peso esta sub o sobrevaluado? ¿Cual seria su "valor de equilibrio"?
O cual es el dato que me permite alcarzar una conclusión.
Ah! y otra ¿los datos del eje vertical en que unidad estan medidos?
Ahora que lo pienso la respuesta a esta última duda debe responder por añadidura la primera, no?

Anónimo dijo...

Como estan las chicas hoy..!!
Se ve que cobraron, no dan abasto...estan como locas..parecen Cavallo en diciembre del 2001.
Vamos chicas, tecleen que hay que ganar para las Louis Vuitton.

Vamos con este blog, está lleno de kakistas, comunistas, falsos liberales, estatistas de cuarta, antineoliberales, montoneros,

ya les va a llegar la hora

chubutense dijo...

Pero che, que pesado este anónimo...

Javier dijo...

No soy economista, y tal vez diga una torpeza, pero me parece que el Peso se está devaluando. La duda podrá pasar por las derivadas primera y segunda.
Otra cosa: dado que nuestros socios comerciales principales son Brasil y la Eurozona, y ambos se están devaluando frente al dólar, hay que seguirlos. ¿Los seguimos hasta dónde vayan?.

Slds.,

Javier

Fede m dijo...

Yo lo que veo, es que estamos devaluando... pero por la escalera, no por el ascensor. Los datos están en manos de quienes deben tenerlos. El resto, a especular sobre el retorno de las golondrinas. Seguimos quejándonos porque el gobierno no nos da los numeritos para jugar a ser importantes?

Fede m dijo...

Me acabo de enterar que en la Universidad Nacional de Córdoba, media facultad festeja y la otra mitad está indignada. Parece que en el plan de estudios algunos comunistas se les ocurrió meter "introducción a las ciencias sociales".
Esto es data posta-post... de no creer...

Fede m dijo...

Facultad de Economía de la Universidad de Córdoba

el_bost dijo...

Chacall, si el ser economista no depende de tener un titulo sino de saber economia, sos un muy buen economista.

Como ya dijeron por ahi arriba, si el proposito del post no es putear por el indec sino saber como estamos, se puede dividir por el indice de precios oficial y multiplicar por el "provincial no trucho". Si es para putear, no hay problema. Me sumo.

No nos olvidemos de los terminos de intercambio. Puede ser que mantengas el tipo de cambio real a un novel que parecia subvaluado, pero si el precio en el mundo de lo que vendes se va para abajo...nos vamos quedando sin divisas y estamos en problemas.

Chacall, en tu ejemplo, seguis exportando las mismas cantidades pero te entran menos dolares.

el_bost dijo...

lo de dividir y multiplicar es al reves, no? me acostumbre a la definicion inversa de tc

Anónimo dijo...

Ana C los economistas, sobre todo los locales no necesitan convertirse en arendices de brujo, ya lo son, la unica duda que me cabe y es si se cnvierten al estudiar economía o es de nacimiento nomas.
Antes de rsolver esa duda y visto esta información, me voy a comprar unos fideos italianos y a reservar pasajes y hoteles a algun lugar del exterior, hay que aprovechar por que las ocasiones se dan cada 10 años!

Ana C. dijo...

Fede M., en una sociedad democrática los datos deberían estar en manos de todos. Si no, volvemos a la Edad Media, cuando encerraban el conocimiento en los conventos. Parece muy buena idea eso de la UNC. La subidita de la serie en enero muestra que sí, se está devaluando.

Galimatías, el tipo de cambio real de equilibrio (TCRE) sería el que equilibra la balanza comercial. Como a los países en desarrollo les conviene tener una balanza comercial superavitaria y exportar e invertir para crecer, el TCRE debería ser un poco más alto. Por eso hable del "nivel de ITCRM que necesitamos para ser felices" y que podría ser el del abril del 2003. Con respecto a la escala, el número sale ajustando el tipo de cambio nominal entre dos monedas por la diferencia entre la inflación de dos países, lo que te da el tipo de cambio real. Una vez que tenés los tipos de cambio reales de tus principales socios comerciales hacés un promedio ponderado de ellos. Pero como es un número que no quiere decir nada, lo convertís en un índice, elegís una fecha arbitraria y le ponés "100" ajustando al resto de la serie en consonancia.

También es para quejarme por lo del INDEC, El_bost, claro. Y mucho. Me da una rabia bárbara no poder confiar en los números que encuentro en las instituciones oficiales. Voy a intentar "inventar" una serie con una inflación más realista, a ver qué sale.

Que aparezca Chacall a comentar en este blog compensa con creces los comentarios desubicados, por más que no sea economista.

Mire que todavía falta mucho para el nivel del 2001, Anónimo!

guillermo dijo...

Con respecto a los extranos vinculos de este blog, el otro dia alguien se quejaba de los avisos de Mercado Directo. A mi en cambio me sale siempre participar en la loteria inmigratoria para los USA. Vinculo mas claro con la CIA, echale agua.

cansarnoso dijo...

Miren el grafiquito para saber por que Australia juega las tres naciones, pese a que devalúa 33% en siete meses -o precisamente por haber dejado que pase-, mientras el yaguareté con falsa identidad sigue en el banco.

Otro síntoma de los tiempos que vivimos.

Los respectivos análisis, en cabeza de cada cual.

cansarnoso dijo...

guillermo

como a vos ya te tienen fichado

si te fijás en la foto de ana, y lo que está en el fondo
¿no estará agazapada en el depósito de libros de la u.texas?

Anónimo dijo...

Ana, ya que vivís en Europa, me hacés un favor..., me contás cuanto sale ahí un café sólo..., un corte de pelo y una notebook, vos elegí la marca que te guste.
Alguien que viva en bs as podría hacer lo mismo, y alguien de EEUU o algún otro lado del mundo también. Yo les digo cuanto sale en tucumán, y vemos que onda entre esto y el TCR. Que les parece? ja...
pablo..,

Anónimo dijo...

Ana, ya que vivís en Europa, me hacés un favor..., me contás cuanto sale ahí un café sólo..., un corte de pelo y una notebook, vos elegí la marca que te guste.
Alguien que viva en bs as podría hacer lo mismo, y alguien de EEUU o algún otro lado del mundo también. Yo les digo cuanto sale en tucumán, y vemos que onda entre esto y el TCR. Que les parece? ja...
pablo..,

guillermo dijo...

Cansarnoso, fijate. Marido danés - muy cerca de Rusia. El del deposito estaba casado con rusa. Todo empieza a cerrar como un relojito.

Anónimo dijo...

es la sinarquia internacional, sin duda alguna
uh delate la edad

ayj

Andrés el Viejo dijo...

Honestamente, Ana C., empecé a leer entusiasmado, pensando que alguien, por fin, iba a opinar sobre devaluación con algún asidero en la verdadera relación de cambio con los países que cuentan en nuestro comercio exterior.
Lamentablemente, cuando entramos en la recta final, usted dejó el tema y pasó a quejarse del INDEC.
Me quedé con las ganas.
Le cuento una cosa: un tipo al que le tengo mucho respeto por su coherencia, por su seriedad de investigador y por su estilo literario, Osvaldo Bayer, hace unos años había agarrado una terrible manía: escribiera sobre lo que escribiera, terminaba puteando a Roca. Uno podía apostar: no importaba el tìtulo ni el contenido de los primeros párrafos; el final estaba dedicado a Roca.
Saludos

cansarnoso dijo...

además, ana es colega del que -entre otros vicios de alcoba- era dorima de la lopokova, otra princesa rusa, o bataclana, a esta altura del partido las memorias desvarían

quod erat demonstrandum

Musgrave dijo...

Ana, otra interpretación del gráfico es que el BCRA al dejar que se deprecie el peso reconoce que la inflación indec no es la real.

Horacio Aldo Cingolani dijo...

Ana, excelente.

Es una lástima que no hayan comenzado el proceso devaluatorio un año y medio antes, porque ahora parece que se requiere un ritmo más rápido que el recomendable.

Otra consideración es nuestra mentalidad argentina muy dolarizada y muy sencible al valor del dólar, lo que hace más peligrosos los aumentos bruscos.

Es también necesario mencionar a favor de la devaluación: los datos reales de nuestra deuda, que a la larga tenemos que pagar, si o si.

Adicionalmemente nos conviene buscar a fondo todas las posibilidades de exportación (hay muchas) y promover el empleo en tales actividades (un ejemplo entre mil: exportar nueces y otras similares). Con eso tendríamos el efecto adicional de bajar la desocupación. Y lo más importante, valorizar el trabajo que mejora la distribución de la renta y el consumo. O sea que devaluar, es una necesidad por donde se lo mire.

Correponde hacer una observación dado que el riego es la inflación: Es indispensable tener equipos de trabajo en economía que calculen como conviene poner las variables controlables y que los gobiernos los respeten.

cansarnoso dijo...

es cierto, que ahora en el antro de la calle reconquists prefieren "core" prices o precios implicitos pib

lo cual no signifique que no truchen las cifras
ese paisucho danes con más ponderacion que la escandinava en serio? (malgrado que ésta haya adoptado los colores bosteros)

Anónimo dijo...

Hay un analisis sobre este tema aqui: http://thenominalratrace.blogspot.com/2009/03/por-que-el-golden-boy-no-se-anima-ser.html

Andrés el Viejo dijo...

Noblesse oblige: Genérico tomó la posta donde la dejó Ana (EL Economista Serial Crónico).

gordon gekko dijo...

Si la "crisis" continúa así dentro de poco devaluar o no, dejará de ser un problema, por que el dolar en si dejará de valer. Por eso lo que mejor podemos hacer es tratar de darle valor al peso y dejar que al dolar Dios lo ayude.

Ana C. dijo...

Genial comentario.

El del 0.33% dijo...

Gordon Gekko,
Mientras el Peso recupera valor y lo convertimos en una moneda fuerte, ¿puedo seguir ahorrando en dólares?

Vió como es esto, el Euro es un desastre y hay algunas dudas sobre si algún que otro país seguirá teniendo Euros, Japon se cae a pedazos aunque su yen haya revivido,China es una mentira, y los demás son espectadores.

Asi que bueno, me quedo con los billetes verdes. Cuando el peso tenga valor, mandame un un mailcito y vemos.

simulacro dijo...

Muy bueno el análisis Ana, aunque le confieso que por ahi me pierdo, pués la única economía que manejo es la personal, y mal.
Pero me parece que aquí el tema es cuándo se "destapa la olla". Será con éste gob., con el próximo... , pero en algún momento se hará realidad que no se pueden manejar todas las variables en forma arbitraria a gusto de uno. Si, podemos mantener por un tiempo que el dolar valga x o z, pero creo que ya hemos tenido experiencia sobrada que éso no se puede mantener indefinidamente. En mi humilde ignoracia creo que el valor del dolar lo da el resultado del intercambio económico (corríjame, me gusta aprender). Cuánto más dolares entren por ventas, más bajo será su valor. Oferta y demanda se llama?
Y en cuanto a que el dolar va a perder su fortaleza, si, probablemente sea así. Pero creo que todas las monedas se van a depreciar. Algunas más, otras menos, pero todos vamos a perder frente a la crisis que se avecina.
Y le repito que yo no se nada de economía,pero ¿eso no actuaría a modo de devaluación sin tocar el tipo de cambio? No se si se irá a entender lo que quiero decir.

Anónimo dijo...

Todas las monedas se van a depreciar? Hablo de las principales en el intercambio comercial? El Yen, Euro, Libra Esterlina, Dólar, Yuan, etc.? En lugar de billetes la gente andará por la calle con pequeños lingotes de oro?

Fede dijo...

"Podríamos además suponer que el nivel de ITCRM que necesitamos para ser felices es el de abril del 2003".

Ana C., discupame pero esa es una de las barbaridades más grandes que te leí.

Ana C. dijo...

¿Qué tal si fundamentás semejante afirmación para que podamos discutirla?

Fede dijo...

Ana C., la pregunta que yo te hago es: ¿quiénes serían felices con T.C. real como el de abril del 2003? Los salarios en dólares de esa época eran irrisorios. Como ejemplo: tengo unos cuantos conocidos de mi rubro (informática) que en esa época se fueron a vivir a México y a Chile (ni siquiera estoy hablando de países del primer mundo, estoy hablando de México y Chile) porque empresas de esos países les pagaban EL TRIPLE de lo que ganaban acá, por el mismo trabajo. Leíste bien: el triple.

Además: ¿cómo hacés para tener un TC real como el de abril del 2003 y contener la inflación? A mí no se me ocurre nada. Salvo que consideres que podemos "ser felices" conviviendo eternamente con una alta inflación y devaluaciones constantes para mantener el TC real, cosa que demás está decir que no comparto para nada.