domingo, 17 de enero de 2010

Abajo el Menottismo!!!

En el fútbol, en los negocios y en la política al final del día todos somos Bilardistas. Sólo sirve ganar todo lo demás pasa a segundo a plano. Si acordamos eso, podemos dar un segundo paso para pensar lo que esta pasando del otro lado de la cordillera.

Hace un tiempo prendimos las luces amarillas sobre lo que se venía, pero no queríamos abrir la boca antes de que los hechos sucedieran.

Mientras la semana que pasó Bachelet festejaba el ingreso formal de Chile a la OCDE, a partir de hoy tendrá que preparar la transición del poder al ex pinochetista Piñera.

En mi barrio esto se lee como una dura derrota política de la Concertación, sin impotar que la Michelle bata récords de popularidad. El admirado modelo chileno de instituciones fuertes y reglas anticíclicas no logró juntar los votos necesarios para seguir en el poder.

Y esta claro por lo menos para mí que la derrota se explica por la fuga de votos por izquierda que tuvo Frei que se fueron a manos del pololo de Ana C en la primera vuelta pero que en segunda no se sumaron al ruego oficialista para evitar el regreso de la derecha al poder.

Y esta fuga muestra claramente que a pesar de lo que piensan Ana C y Lindahl entre otros, el modelo chileno real esta más a la derecha de lo que ellos desearían, por lo menos para una parte importante del electorado chileno.

36 comentarios:

Pablo dijo...

tu conclusión no se desprende claramente de tus "datos".

Por otro lado, no, en la política no se puede ser bilardista como en el fútbol. En el fútbol importa sólo ganar 7 partidos seguidos. nada más. lo otro es mucho más.

Musgrave dijo...

Y sabés que pasa a mi me gusta que la pelota la tenga siempre mi equipo. Porque está hiperprobado que se gastan muchas más energías recuperandola.

Pablo estás seguro? querés que te pegue los datos? En primera vuelta, el pololo sacó 20 y Feí casi 30, si se sumaban ambos le ganaban a piñera, no?

En fin, al final me parece que en lugar de peronistas, somos todos troskistas.

Quintín dijo...

Un bilardista solo puede ser kirchnerista. Es una maldición.

Musgrave dijo...

Sciolista, Quintín.

Lo único que te falta es que me digas que a vos te gusta más el fulbito que salir campeón.

Adrian dijo...

No podes sumar los votos de Ominami a Frei.

Vos sabes que porcentaje de los votantes de Pomelo hubiesen votado a NK si se bajaba?

Los candidatos "nuevos" traccionan voto apolítico. Votos que nunca hubiesen ido a Frei.

Musgrave dijo...

Adrián más a favor de mi argumento entonces, el modelo solo arañó los 30 puntos en primera vuetla.

Adrian dijo...

"fuga de votos por izquierda que tuvo Frei que se fueron a manos del pololo de Ana C en la primera vuelta pero que en segunda no se sumaron al ruego oficialista".

En eso no coincido. Creo que los votos de Ominami que no sumaron a Frei no fueron los izquierdistas sino los apoliticos. Un izquierdista sabe que para el es preferible Frei a Piñera.

En cuanto a la dura derrota de la concertación, coincidimos.

Quintín dijo...

Musgrave. A mí me gusta salir campeón con fulbito. Otros tienen gustos más aberrantes.

Ahora reparo en que dijo "sciolista". ¿No me da un autógrafo? Es el único que conozco.

El del 0.33% dijo...

Quintin, ¿Y Cari Rabolini?

Musgrave dijo...

Quintin, Bilardo fue Secretario de Deportes de Scioli hasta que lo llamó Grondona, te acordás?.

Mariano T. dijo...

En todo caso, la elección marca lo que es la sociedad chilena, porque este no es un caso aislado, Piñera había perdido por muy poco la última vez. La derecha tiene un sólido piso de 40%, que necesitaba de una coalición para vencerla.
Por eso los gobiernos han sido moderados, porque sin el voto independiente no tenían chance.

Ana C. dijo...

Mus, acordate que Argentina salió campeón una vez con Menotti y otra con Bilardo, así que el resultadismo sin buen fútbol no lleva ventaja en los resultados tampoco.

En cuanto a Chile, interpretar que lo que perdió las elecciones fue el "modelo chileno de instituciones fuertes y reglas anticíclicas" es totalmente miope, porque eso va a seguir tal cual.

Musgrave dijo...

Justamente Ana C, si todo sigue igual con la Concertación o con Piñera quiere decir que el modelo chileno está lejos de ser lo que yo quiero para mi país.
Quizás a vos te guste pero a mi, no.

Ana C. dijo...

Chile lleva 20 años mejorando y Argentina más de 60 empeorando. Yo creo que preferiría, no que fuera al revés porque desearle la suerte argentina a los chilenos es de mal vecino, pero ir en el mismo sentido, seguro.

Anónimo dijo...

Musgrave, en todos los paises que funcionan mas o menos bien hay un 40% de gente que vota a la opcion un poco mas de derecha, un 40% de gente que vota a la opcion un poco mas de izquierda, y un 20% que cambia de lado segun el candidato o lo que motive su cambio. Solo en Argentina y tres o cuatro paises sin futuro se sigue esperando el gobierno de un lado que aplaste al otro y lo deje aplastado hasta que vean la verdad y nunca voten otra cosa. Hasta que no se acepte que todo el mundo tiene algo de razon pero no toda la razon, y si tiene toda la razon es por poco tiempo, vamos a seguir eligiendo esperpentos y ascos politicos como los que pueblan el panorama politico argentino.

Anónimo dijo...

Yo en política soy bielsista. Un concepto, un laburo... y si ¿que técnico argentino triunfa en Chile?
El "buen juego" es lindo en el fútbol (donde soy ramonista) pero no funciona en la política.
El resultadismo tarde o temprano te pasa la cuenta.
Se trata de coherencia y laburo. Coherencia y laburo.
Y Chile la tiene. Nos guste o no. Y en parte (y es aberrante) la tiene porque tuvo una nefasta dictadura que la puso en un buen camino, nosotros tuvimos una nefasta dictadura que nos puso en mal camino (es larga la historia pero quedemonos si para muestra basta un botón con el "destroce" de la confianza en la moneda).
Y por otro lado la clase media tarde o temprano recupera en Latam su nivel habitual de fachismo y sale a defender sus compromisos. Apuesten a Serra.
Atte,

Ignatius

PD: Ana, los números de Argentina dejan de mejorar o empiezan a empeorar en algún punto difícil de definir, pero sin duda no fue 60 años atrás.

Charrua dijo...

Sin duda es una dura derrota de la Concertación, una derrota que, dados los indices de aprobación de Bachelet, tiene responsables. Una cosa es perder cuando las cosas van mal, otra es hacerlo cuando van bien.
Sin embargo, NO es una derrota del "modelo de instituciones fuertes y reglas anticíclicas"... a menos que Piñera cambie drásticamente esas reglas. Justamente, una forma especial de la victoria es cuando lográs, incluso en la derrota circunstancial, que tus oponentes acepten tus políticas como necesarias.
Nadie permanece para siempre en el poder. El mérito está en cambiar las reglas de juego, lo que se ve como natural y lógico, mientras se está en él.

Sam Rothstein dijo...

Mus, no veo por qué tanto lío por las banderitas de los que gobiernan Chile, o por ponerle etiquetas. ¿El modelo chileno se define por las políticas implementadas o por los políticos que las implementan?

¿Pensás que Piñera va a hacer cosas radicalmente distintas que las que iba a hacer Frei o que las que se hicieron en el pasado? Yo no se mucho de Chile, pero no creo.

Hal dijo...

No acordamos nada, yo te devuelvo cualquier partido ganado con malas artes. Y me declaro partidario del menottismo sin Menotti.
Ahora, Mus, alguien podría responderte que al modelo K hoy no le iría mucho mejor en una elección, y eso que tiene varios años menos de desgaste. Ergo, ¿el modelo argentino real está a la derecha del chileno?

Musgrave dijo...

Charrua, una lectura distinta sería que en realidad estuviste todo este tiempo jugando con las reglas y políticas del otro todos estos 20 años.

Anónimo, estamos de acuerdo entonces que entre Frei y Piñera la diferencia era sólo el color de la carmela?

Hal, todos atrás y Dios de nueve es una mala arte? Creí no iba a ser necesario aclarar que ganar pero dentro del reglamento.

Mi razonamiento lógico parte del 80% de aprobación de Bachelet, lamentablemente CFK no llega ni a la mitad.

Sam, justamente Sam justamente.

pasaba por aqui dijo...

Según Wikipedia (ver) Piñera no es ex-Pinochetista (sí, a mi también me sorprendió). Por ejemplo, parece ser que hizo campaña a favor del NO en el plebiscito cuando se votó la continuidad de Pinochet en 1988.

Al principio de su carrera política simpatizaba con DC. Copio lo siguiente textual de Wikipedia:
Sebastián Piñera comenzó su carrera política como simpatizante DC durante sus estudios universitarios, a principios de la década de 1970. Al volver a Chile después de sus estudios de posgrado mantuvo su cercanía con la DC, llegando a asistir mientras era gerente del Banco Talca a un acto organizado por el ex presidente Eduardo Frei Montalva, en el Teatro Caupolicán, en contra de la Constitución de 1980, donde se sentó en primera fila junto a su padre. Sin embargo, nunca militó en ese partido, pues consideraba su visión económica "atrasada".

chubutense dijo...

El modelo chileno va a seguir exactamente igual, solo que ahora lo van a manejar sus creadores, no los que tímidamente trataron como pudieron y con resultados dispares limarlo un poco para que sea menos brutal. Sería lindo escuchar a los que defienden el modelo chileno desde la izquierda llamar las cosas por su nombre y festejar este triunfo de la continuidad de su modelo preferido.

Si ganaba Frei, el "modelo chileno" estaba seriamente escaldado, le iba resultar difícil a la derecha sin cadáveres en el jardín de la DC sostenerlo así como está después del desastre de la primera vuelta.

La concertación de izquierda + derecha no asesina murió ayer, y es poco probable que no resucite y arrastre al hoyo a la democracia cristiana y su pinochetismo económico sin torturados ni exilios.

Comienza hoy la etapa de acumulación populista en Chile para llegar al gobierno en unos años. Se rompió el empate, terminó la ficción, bienvenidos chilenos a LaTam.

Hal dijo...

Con Dios en el equipo, cualquiera sale campeón.
Además, el bilardismo no sólo es eso que vos mencionás, también es el bidón a Branco o los famosos alfileres. El bilardismo es antireglamentario por definición.

Quintín dijo...

Chubutense. Basta de pedir la guerra bajo distintos nombres. ¿No te da por pensar, aunque sea a veces, que tanto nosotros como los chilenos y el resto de nuestros vecinos nos merecemos vivir un poco más tranquilamente en lugar de pedir más conflicto como si todo fuera gratis?

¿Quién va a gobernar en Chile como resultado de la tan deseada "acumulación populista"? ¿Chávez? ¿Kirchner? ¿Drácula?

Anónimo dijo...

Estimado Chubutense, saquese la vincha y los anteojitos John Lennon, suelte el porro, guarde el bombo y compre el diario de 2010, no el de 1973. La gente cambia, los paises tambien.

chubutense dijo...

Quintín, supongo que el partido socialista.

Pinocho le dió una palmada en la espalda a la concertación y le dijo, vaya mijito, es usted libre siempre que no se salga del sendero. Si se sale lo acribillamos a balazos. Eso hizo la concertación, siguió por el senderito y apenitas de vez en cuando se animó a estirar la mano para agarrar una ramita. Ahora se terminó, ya no tiene sentido seguir por el sendero, ya es hora de que Chile se recupere de Pinochet y busque su propio camino.

No veo porqué abrir las posibilidades implique buscar la "guerra". ¿No te parece algo autoritario que un gobierno no tenga derecho a hacer lo que dice su programa histórico porque un criminal de los peores del siglo XX le impuso límites a punta de pistola?

Anónimo, gracias por lo de estimado. No se de que está hablando, ni de que diario. Yo hablo por teléfono con militantes del PS y el PPD, que además son mis parientes. Están enojados (muy enojados), pero también están aliviados, con ganas de recuperar la política que el cuoteo de la concertación les fue robando en el tiempo. La próxima campaña no va a estar manejada por el mayordomo de Frei al decir de Santiago O´Donell (¡El tipo tienen mayordomo!).

Quintín dijo...

Chubutense. Dejemos a Santiago O'Donnell, que tiene la credibilidad de un canguro convertido de urgencia al nacanpopismo. Si es por mayordomos, creo que los K tienen unos cuantos y no tienen menos plata que Frei.

No se puede demonizar a todo el mundo. Nadie sabe lo que va a pasar en Chile, pero no estaría mal que a un gobierno de derecha le sucediera uno de izquierda que no tema ser sustituido a su vez por otro de derecha. Eso se llama democracia. No estaría mal conseguir un país que no esté regido por los demonios, donde el jefe de gabinete no se dedique a verduguear a Mirta Legrand. Tal vez Chile lo logre, y Brasil y Uruguay también. La Argentina, en cambio, parece condenada a esta locura descontrolada, gratuita y suicida.

Es muy fácil decir que cuando ayer Frei hablaba desde el escenario de Piñera y hoy Bachelet desayunaba con el presidente electo, no se trataba de actos cívicos y civilizados sino de una farsa donde todos eran pinochetistas. Pinochet ya fue, pero a los chilenos les costó mucho sacárselo de encima. Es completamente injusto tratarlos de cobardes o pedirles que sean los héroes de no sé qué. La derecha no ganó en 20 años, ganó ahora por el desgaste de la Concertación. Ambas cosas son respetables, pero lo que es completamente ofensivo e irrespetuoso para los chilenos es decirles que siguió gobernando Pinchet, cuando tuvieron seis transiciones armoniosas y disminuían la pobreza mientras nosotros padecíamos a Menem, a De la Rúa y a ahora los Kirchner que nos han sumergido en la más aboluta incertidumbre y apuestan a una confrontación eterna y destructiva para alegría de los militantes y los alcahuetes a sueldo pero para tristeza de la mayoría del pueblo.

Mariano T. dijo...

Me parece que los chulenos tienen una madurez polìtica y econòmica distinta.
Los que cita chubutense estan condenados a ser una minoría marginal, en el medio de una pelea entre sacha-demócratas y sacha-republicanos que se alternarán en el poder. No los para nadie.

Mister dijo...

¿Pepe Stalin fue un claro precursor de Bilardo? ¿Tendremos un Putin del Rio de la Plata?

Musgrave dijo...

Me parece que el excesivo calor reduce la capacidad de todos nosotros de ver grises y sutilezas en los dichos de los demás

chubutense dijo...

Quintín, es probable que los K tengan muchos más empleados que Frei. Y es probable, mirá lo que te digo, que les paguen mucho menos, en negro y que los traten mal. Pero te aseguro que no tienen mayordomo.

No es un mérito de ellos, claro. Se trata de sociedades diferentes. Lo K (como en general los argentinos ricos) son parte de una cultura nacional de clase media, por eso no tienen mayordomo, como no tiene mayordomo Tinelli, ni Grimbank, aunque podrían pagarlo.

Esto te podrá parecer secundario pero no lo es. Da cuenta de la diferencia entre una sociedad de fines del siglo XIX y una que pasó por el filtro de la política de masas hace ya 60 años. Ese y no otro fue a mi entender el sentido profundo del peronismo (el de antes).

Cuando los "repúblicanos" se mean de emoción por los caballerosos políticos chilenos no están más que expresando un nostalgia increíblemente estúpida y reaccionaria por una república de notables que, gracias a Dios, nunca pero nunca vamos a volver a tener, porque la democratización de las sociedades (y no hablo de instituciones, división de poderes, etc. sino de cultura) es un proceso irreversible.

Por lo demás, yo no estoy faltandole el respeto a nadie. Cualquier militante de la concertación te va a decir lo mismo. Los chilenos son concientes de que Argentina es una sociedad más democrática en el sentido que digo más arriba y mucho más críticos de si mismo de lo que puedo llegar a ser de ellos. Respeto el proceso que han hecho o el que hagan, es su país.

Pero no veo porqué tengo andar pidiendo poco menos que perdón por expresar una opinión sobre un país al que quiero mucho y considero casi propio.

Por lo demás, todo eso de la conforntación eterna no es más que una estupidez en mi opinión por lo que no creo merezca la pena que nos metamos de vuelta en una discusión al respecto. Allá vos con tu idea de una sociedad pacífica y consensuadora donde la calma fue interrumpida por maquiavélicos camorreros.

Mariano T. dijo...

Todo eso no le impidió a Pinochet torturar y asesinar a miembros de su clase por motivos políticos.
Las cosas se pueden hacer de las dos maneras, en los dos países.

chubutense dijo...

Es cierto ¿y?

Mariano T. dijo...

Me gusta más el modo de Bachellet, muy poco el argentino actual, y mucho menos el de Pinochet.

Anónimo dijo...

Chubutense, lo del mayordomo tiene tanta importancia? Si le pagan un sueldo como la gente, de sus propios recursos ganados legalmente, para que abra la puerta con un saco negro, y el mayordomo quiso hacer ese trabajo, me parece menos abusivo y negrero que usar los aviones de la flota oficial para llevar los muebles del hotel al Calafate desde Buenos Aires. Lo que vos definis como excesos del siglo XIX siguen pasando, y son mucho mas abusivos, en Argentina. Tenemos una escenografia de verso popular, pero como se gobierna y lo que hacen los que gobiernan es tan o mas siglo XIX que lo que hizo Roca.

chubutense dijo...

Anónimo, a lo mejor si leés el comentario vas a entender a que me refiero, estés de acuerdo o no. Argentina tiene una cultura más democrática que Chile, como EEUU tiene una cultura más democrática que Europa. Es una cultura más de clase media, más igualitaria socioculturalmente (no económicamente). Chile es, todavía, una república de notables. A mi me gustan las sociedades democráticas más que las estamentales, no se a vos, es una cuestión de gustos. Mariano T. ya dijo que le da lo mismo.