domingo, 27 de septiembre de 2009

Chile y Bachelet

En el Economist de la semana pasada – sigo con lecturas atrasadas, así que tengan paciencia – leo que en Chile en todas las elecciones democráticas posteriores al plebiscito del '88 se repiten más o menos los mismos porcentajes. La izquierda recibe un porcentaje de votos parecido a los que rechazaron la continuidad de Pinochet, mientras que los votos de derecha suman más o menos lo mismo que sumaron los que la rechazaban.

Si uno se pone a pensar que podría ser posible que los mismos que votaron a la derecha en todos los años de democracia hayan sido los mismos que querían que siguiera Pinochet, a mí, si fuera chilena, me daría cierto escozor votar a la derecha pensando en quiénes son los que votan lo mismo que yo.


Otro artículo en la misma revista habla sobre Bachelet. Qué ejemplo de política esa mujer. Si se presentara ella a las elecciones las gana sin siquiera transpirar, pero en ningún momento se habló de reelección, ni de cambiar ninguna regla, ni ninguna Constitución, para que fuera posible. Y fíjense cuáles son las políticas con las que deja el cargo: la construcción de 3500 guarderías para los chicos pobres, la introducción de una jubilación mínima estatal y universal, la extensión de la salud pública gratis a muchas enfermedades graves que antes estaban excluidas y la construcción de viviendas sociales.

Yo les digo, eh, que los mejores presidentes en esa parte del mundo terminan siendo los médicos. A ver si se acuerdan para el 2011.

28 comentarios:

bleu ciel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marco Antonio Moreno dijo...

Son las trampas y oscuridades de la polìtica: ni siquiera se plantearon la opción de cambiar una ley para permitir la reelección. El cortoplacismo de la vida política crea un severo daño a la vida económica. El gobierno de Bachelet fue por cierto muy superior a los de Lagos y Frei, que duraron seis años. En 4 años, hizo mucho más que ese par.

Ana C. dijo...

¿Te parece que sería mejor que hubiera reelección en Chile, Marco Antonio? ¿Puede Bachelet volverse a presentar después de un período?

Mariano T. dijo...

Calculo que es la Constitución, no una ley.
Pero lo notable es el pudor que le genera a una política (como antes le pasó a Lagos), tratar de modificar la Constitución para su propio beneficio.
Es un pudor que no abunda en el resto del continente.

Chinasky dijo...

Pudor o costo político?

Charrua dijo...

Es lo mismo, en última instancia.
Aquí pasa algo parecido (si Tabaré fuera candidato, con un índice de aprobación del 60% gana por afano).
Creo que la explicación es el hábito a la rotación de los partidos en el poder. Cuando dos o tres partidos se rotan sistematicamente en el ejercicio del poder durante unas cuantas décadas, el cortoplacismo termina desapareciendo, porque empezás a pensar no en tus chances de ganar hoy, sino en las chances de tu partido (y tuyas, obvio) de seguir ganando en el futuro. Y es entonces que empezás a valorar cosas como reglas de juego estables, etc.

Ulschmidt dijo...

Bachelet hizo keynesianismo de verdad! Además podía. Desde el inicio de la crisis mundial quemaron reservas para aumentar gasto publico y gasto social. Ha sido la Presidente más exitosa de la Concertación quizás, termina con tremenda popularidad, pero paradojicamente a la par en ninguna elección previa pinta tan fuerte un recambio. Piñera, el candidato de la derecha, va primero en las encuestas, Enrique-Ominami es una rareza en la política chilena, oficia de outsider de centro-izquierda y le birla votos a Frei que se les ve bien feas.

chubutense dijo...

Bachelete SI quiere modifcar la constitución, de hecho es un deseo histórico de toda la concertación: cambiar la constitución que Pinocho les impuso.

No está demás recordar que:

-En el sistema de salud pública argentino no existen enfermedades cuyo tratamiento esté excluído.

-Se contruyeron casi medio millón de viviendas en los últimos años aquí también.

-El sistema educativo chileno es mucho más excluyente que el argentino. Eso, sumado al mejor sistema de salud es la explicación que cualquier trabajador chileno de la patagonia argentina te da sobre porqué no se vuelve ahora que los ingresos en Argentina ya no son más altos que en Chile.

Anónimo dijo...

Las reelecciones permiten los monopolios de poder a lo largo del tiempo.

Son tan buenas las reelecciones como los monopolios,
para quienes los detentan.

cansarnoso dijo...

ana se juega por pampuro 2011

Anónimo dijo...

En linea de lo que decia Chubutense creo que ni se plantea el tema de la reeleccion porque estan muy lejos de tener los votos en el senado, para temas que serían mucho menos controvertidos. El Senado tenia por lo menos hasta hace poco tiempo representaciones de senadores vitalicios y ex militares, etc, que hacian imposible la reforma de la constitucion.

Por otro lado me da la impresion que la concertacion chilena tiene el poder mas diluido que el PJ o el radicalismo y mas importante aún no se pueden pelear porque sino la derecha los pasa por encima.

Peca

desparejo dijo...

La Constitución se puede modificar, no es letra muerta. Es más, debería estar más o menos siempre acorde con los cambios históricos, no es un contrato de por vida. Por otra parte, que quien impulsa la modificación tenga intereses políticos me parece lo más normal del mundo, por algo es político. Eso de que se hacen cambios desinteresadamente es algo que no existe y se parece más a un consuelo que se quiere tener de que hay una especie de bien al que se puede acceder en algún momento. No, hay luchas y esas luchas las reflejan los intereses y cuando votamos están los intereses puestos en juego y eso es la vida pública.

Un porteño en Barcino dijo...

Me gustó el comentario del chubutense.... Chile está mejorando sus indicadores sociales pero aún no alcanza en muchos aspectos a una Argentina que lleva 50 años de andar para atrás.

Mariano T. dijo...

Si barcino, pero prefiero una situación dende se ha alcanzado (y sobrepasado en la mayoría de los indicadores) a la Argentina con tendencia a seguir mejorando, con respecto a la situación errática o para atrás que tenemos nosotros.
Significa que en 10 años para adelante nos pasaron el trapo.
Brasil ya esta casi a la par con PBI per capita, y con indicadores peores pero mejorando a ritmo sostenido. La tendencia es que solo vamos a sentir el vientito que nos despeina al verlos pasar.

Anónimo dijo...

La Argentina, una vez, cuando la manejaban los malvados y apátridas conservadores, tuvo un PBI igual a toda (si, a toda) Latinoamerica junta. 46% mayor al del Brasil, que ahora nos supera cuatro veces. Felizmente ahora estamos en manos de los defensores del pueblo y ya pronto perderemos el al menos más alto PBI per cápita - ya se perdió con Chile, en verdad.

chubutense dijo...

Tomar la pobreza/riqueza como si fuera una competencia deportiva me parece bastante patético. Yo solo señalaba que la supuesta pasión constitucional de Bachelet no es tal.

En realidad pasan dos cosas: por un lado la democracia chilena es una creación de Pinochet, desde su constitución hasta los aspectos fundamentales de su estrategia de desarrollo que nadie se anima a romper. Proponer una reforma constitucional (aunque, con excepción de los pinochetistas - que son muchos - todos la desean) es abrir la caja de pandora.

Por otra parte, los socialistas no pueden ganar solos una elección. Los democristianos tampoco. Si la concertación se rompe, la primera minoría se lleva el gobierno. Y la primera minoría, en Chile, es la extrema derecha. Ahora bien, los democristianos (y no pocos socialistas) tienen la sangre en el ojo porque, para horror de Guillermo(:P), Lagos eligió a su sucesora a dedo y se la impuso a la concertación de manera "autoritaria", es decir utilizando políticamente el pequeño detalle de haber sido el gobernante mas popular de la historia de Chile.

Es graciosímo que las instituciones chilenas sean concideradas una maravilla por los admiradores de la centroder...perdón, centroizquierda chilena. Fuera de las cámaras, TODOS los militantes socialistas, TODOS los del PPD, los radicales y unos cuantos democristianos consideran esas instituciones fantásticas y el proyecto de desarrollo que viene a ellas adosado como un verdadero cepo, como una trampa de Pinochet que continúa digitando el destino del país en sistema de democracia vigilida. ¿Cachai ahora como es Ana?

Fede M dijo...

Chubu, contundente lo suyo...

Ana C. dijo...

Bueno, Chubutense, pero ya van a conseguir cambiarla y hacer una Constitución como la gente.

(Y seguro que termina siendo la mejor del mundo como van estos chilenos).

Estudiante crónica dijo...

"la mejor del mundo", como el sistema de salud?

(BTW: no creo que se lo tengo que explicar, pero decidir cual es la mejor constitucion del mundo es complicado, y las constituciones son cristalizaciones de las relaciones de poder en un determinado momento, como dice un comentario mas arriba, no la verdad revelada por el dios democracia y la diosa republica).

la constitucion estadounidense es vaga en muchos aspectos, defiende la esclavitud (bueno, hasta la enmienda 13, que se sanciono casi 90 anhos mas tarde), y tan mal no les va.
UK no tiene constitucion y tan mal no les va.

Anónimo dijo...

Chubutense,

Pero por otro lado esa constitucion no les ha impedido mejorar substancialmente sus indices de pobreza y ha permitido que el PBI per capita chileno mejore sustancialmente en relacion con el mundo.

Peca.

chubutense dijo...

Ni hablar, Peca, yo no estoy atacando a la constitución chilena. Es su país y yo los respeto, lo que hice fue describir como la ven mis primos hueones, que son todos socialistas. Ellos tienen bien clarito que a su democracia la inventó Pinocho, y maniobran sobre esa realidad. Hasta ahora lo han hecho bastante bien. Que eso sea un modelo replicable (y que replicarlo sea deseable) ya es otra historia...

Le tiro una: si el sistema electoral se reforma, como la concertación promete (y no cumple) desde hace 20 años, con su piso histórico los comunistas copan entre el 10% y el 15% del parlamento. La izquierda del socialismo, buena parte de los radicales y el partido para la democracia se sacuden a los democristianos de encima. La concertación se rompe y chau estabilidad y consenso sobre el proyecto de desarrollo. Chile cae en las garras del populismo en 10 minutos.

El precio del exitoso modelo chileno (lo de exitoso no es una ironía, aclaro por las dudas) es el déficit de democracia.

Ana C. dijo...

Es cierto, Chubutense, pero los socialistas chilenos son socialistas, caramba, no peronistas. Mirala a Bachelet. ¿Donde la ves populista?

Ana C. dijo...

Hey, buscando información sobre Bachelet me acabo de enterar que hoy es su cumpleaños!!

Además es separada, atea y habla 5 idiomas.

chubutense dijo...

Dije la izquierda del socialismo, no la centroderecha donde todos hablan 5 idiomas porque son hijos de millonarios...

chubutense dijo...

La centroderecha sensible, seamos justos.

Ana C. dijo...

Chubutense, leete la historia de Bachelet y no seas injusto. Que no habla cinco idiomas por ser hija de millonarios sino por ser refugiada política y el alemán lo aprendió en la DDR.

Fijate lo que le pasó al padre, de paso.

chubutense dijo...

No era un ataque a Bachelt, simplemente es así. La clase política chilena es una clase de notables, de gente de Alcurnia. Estilo la Argentina de principios del siglo XX. Su padre era brigadier general de la fuerza aérea. Desciende de viñateros y un abuelo de ella fue el primer ingeniero agrónomo de Chile. Nada de esto es objetable, por supuesto. A lo que iba es que es practicamente imposible encontrar un político chileno al nivel nacional cuyo origen no sea parecido al de Bachelet.

Anónimo dijo...

Chubutense,

Lo que decís es verdad, pero hay que ver si la izquierda extraparlamentaria como se comporta al momento de tener realmente una tajada de poder. Si no se puede ver las experiencias del Frente Amplio uruguayo, el PT brasileño, e incluso el segundo APRA en Peru.

Por otro lado en las ultimas elecciones de senadores en 2005 el PC y aliados obtuvo el 7,4 %. Es decir que si la concertacion se parte me parece que pierden mas de lo que ganan. de todas formas estas situaciones son cambiantes.

A lo que voy es a que una reforma electoral podrá tener alguna influencia en la conformacion de las camaras pero no creo se altere sustancialmente el balance de poder en Chile.

En una epoca tambien se agitaba el cuco de los socialistas con Lagos en el gobierno y finalmente si lo que existe en Chile es populismo firmo ya mismo.

De todas formas como ud. dice son historias y tradiciones diferentes con las nuestras. Pero enseñanzas pueden sacarse de todos lados.

Peca.