lunes, 26 de noviembre de 2007

Apología de la profesionalización de la política

Una crítica que suelo leer por ahi a los politicos, es acusarlos de ser profesionales de la política. Ayer mientras paseaba a Ariel me puse a pensar en ello y me dije "no será otra muestra de la poderosa colonización cultural del pensamiento económico neoclásico?" (único).

Lo más divertido es que muchos de los que suelen emitir críticas de este estilo son a la vez quienes en cuanto a sus ideas económicas se reconocen en la vereda de enfrente de lo que llamamos el neoliberalismo.

Roberto Bisang, un gran profesor de Economía Industrial, comenzaba sus clases parodiando la teoría microeconómica haciendonos ver a aquellos desprevenidos que el objeto base de estudio de su materia, la empresa, no tenía rol alguno en dicha teoría. El paso siguiente era presentarnos a la "Caja Negra" ente a través del cual los insumos se convertían en productos.

A partir de allí conceptos claves como learning by doing y path dependence eran claves para entender como funcionaban las cosas en el mundo donde el supuesto de información perfecta, crítico para la competencia perfecta, no se sostenía.

Hace un par días sosteníamos que la gestión de la cosa pública tiene sus saberes específicos, tanto por sus aspectos técnicos y jurídicos como por las leyes no escritas que dominan la política y el poder. Y citabamos la frase de Kircher "sabés lo que cuesta formar un ministro".

Suponer que un buen profesor de finanzas públicas o un gran médico pediatra pueden transformarse de un día para el otro en un buenos funcionarios es creer que la realidad se explica a la perfección con la parabola de la Mano Invisible del gran Adam Smith.

Puede no ser políticamente correcto plantearlo pero yo creo que la profesionalización de la política es más una virtud que un defecto. ¿Quién se atrevería a criticar a un plomero diciendole "sos todo un profesional de la plomería"?.

15 comentarios:

Ferrito dijo...

Todo depende de que significa el concepto profesional, Max Weber entiende como politico profesional a aquel que vive para la politica y no de la politica, en ese concepto un politico profesional es aquel que tiene su situacion economica saldada previo a su participacion. Ante eso solo son profesionales aquellos que tienen dinero y los que no, son funcionarios.

Musgrave dijo...

Disculpe Ferrito, con esas citas se me esta pareciendo a Macri que logró impedir que Roberto Digón se presenté como candidato a presidente de boca por falta de avales.

Para mi si un tipo vive "para" la política, tambien vive "de" la política. Si la decisión de vivir para la política es voluntaria quiere decir que el individuo obtiene satisfacción en dicha opción. El espíritu tambien es alimento.

Ana C. dijo...

Yo creo que primero hay que diferenciar a los administradores de los políticos. Un ministro no es un funcionario, es un político. Una vez ahí, creo que es bueno que tanto unos como otros sean profesionales. Así es en todos lados. Nadie puede pretender que los políticos vivan del aire.

Ahora, una vez electos, todos los políticos suelen tener un sueldo, ya sea de concejal, de ministro, de diputado o lo que fuera. Pero, ¿qué pasa con los políticos que quedan fuera? En algunos lados sus partidos les pagan un sueldo.

escriba dijo...

Buen punto ese.
Va atado al tema financiamiento de la política, que no es fácil.
Saludos

Musgrave dijo...

Escriba, el primer punto es reconocer que la profesionalización mejora la eficiencia del sistema, sin dar ese paso el debate sobre el financiamiento queda rengo.

Ferrito dijo...

no estoy de acuerdo en que un ministro es un politico, no necesariamente, la mitad de los ministros de economia no sienten la politica como vocacion y por eso no sacan un voto.

Primo Louis dijo...

Blogger me odia. Cada vez que me despacho con un texto más o menos largo en este blog, no me lo postea... Ya me dio fiaca.

Ana C. dijo...

Odiamos a Blogger, entonces, Primo Louis, no se rinda.

Ferrito, el puesto de ministro de economía es un puesto político, no un puesto de carrera, usted no empieza una carrera en la administración pública y al final de ella, y si usó bien los codos como corresponde, llega a ministro. El presidente se lo suele dar al que considera más adecuado para tal puesto, así que en ese sentido los ministros sí son políticos. Eso no quiere decir que los ministros tengan vocación de presidentes o que, si la tienen, tengan el talento para ganar las elecciones que los convertirían en presidentes.

Ferrito dijo...

Ana usted esta equivocada.
Insisto, hay politicos por vocacion y funcionarios politicos, el ministro de economia es un funcionario politico, no un politico. Los de carrera son funcionarios administrativos. Que el cargo sea politico no significa que quien lo ocupe sea un politico.
Los cargos en la administracion se dividen en funcionarios de carrera o funcionarios politicos. Ser politico es otra cosa, nadie que no tenga vocacion de presidente puede ser definido como politico, la matriz fundamental de la politica es el poder.

Musgrave dijo...

Ferrito Gines es un politico?
Anibal es un político?
Alicia K es una política?
Filmus es un político?

Ministros y políticos

Que usted me diga que los ministros de economía no son políticos, creo es un juicio basado en la mala experiencia argentina con mis colegas de profesión.

F.H. Cardozo fue primero ministro

Persson creo se llama el primer ministro sueco q primero fue ministro de finanzas

Ahora no recuerdo más pero la lista de presidentes o primeros ministros europeos que primero fueron minstros de finanzas o de economía es más larga.

Seguro que Ana puede aportar más nombres

Andrés dijo...

Gordon Brown, Musgrave. Me parece que es el caso más reciente.
Yo creo que habría que matizar un poco: la función del ministro es política. Eso no obsta que en cada caso personal concreto haya proporciones diferentes de técnico en la materia de su cartera, administrador y político. El conocimiento técnico puede ser incluso cero. Winston Churchill fue ministro de marina sin haber sido nunca marino. León Trotsky fue ministro de guerra sin haber hecho siquiera el servicio militar.
También puede no ser político, como el inolvidable Roque Fernández, pero dejo el análisis de este ejemplo a consideración de los contertulios.
Saludos

Musgrave dijo...

Andrés, gracias. Ah gordon brown lo tenía como canciller, me confundí.

Ferrito dijo...

No, Filmus no es un politico, Gines es un comerciante, que hoy vive de la politica y mañana sigue currando en Isalud.
Anibal se lo doy, malo pero es.

Ferrito dijo...

Mus se olvido de Mathus.

Anónimo dijo...

Los ministros deben ser políticos, no profesionales. Si dudan de ello lean la historia de Churchill