martes, 20 de noviembre de 2007

Te doy pan, pides sal. Nena nunca te voy a dar lo que me pides....

Se acuerdan de esta gran canción? Ayer la blogosfera ardió, en lo de Artemio, discutiendo sobre la calidad musical de los '90. El título de este post es mi pequeño homenaje al más grande rocker argento.

Por estos lares siguieron las discusiones acerca del perfil del nuevo ministro, sus grados de libertad, su independencia, si es títere o marioneta.

Hoy, El Cronista sigue con esta polémica, contándonos que las esperanzas de cambios con los holdouts y otras delicias se van desvaneciendo. Las decisiones políticas sobre la política económica seguirán tomándose en Balcarce 50 o en Olivos.

Muchos de los lectores de las blogosfera y de este blog conocerán a Mafalda. Hace un par de meses ella tuvo una aparición fulgurante cual estrella fugaz en el firmamento blogger. Tuvimos encarnizadas discusiones sobre la política fiscal de K y la capacidad de los K para ver y encontrar el camino a seguir. A los nuevos lectores les cuento brevemente, Mafalda sostenía que sin una desaceleración del ritmo de crecimiento del gasto público, el futuro se ponía dificil porque los mercados seguirían cerrados y no obtendríamos como financiar al sector público.

Mis respuestas se coronaron con aquel post de la calesita parrafraseando al gran Jorge Asís y citando al gran Lindahl. Mi amigo L. repite que los políticos que llegan al poder suelen ser más capaces que la media de la sociedad porque han sobrevivido a una dura competencia darwiniana.

Bueno, vayamos al punto. La semana pasada elevaron las retenciones al agro y a los hidrocarburos. Ayer se corrió el rumor que se vendrían las retenciones a los metales, como pedían Tavos y Chacall. En los 9 primeros meses del 2007 las exportaciones de tubos sin costura, laminados y aluminio suman cerca de 1.500 millones de dólares. Digamos que el año cerraría con más de 2.000 millones. Las estimaciones del rendimiento de estas nuevas retenciones se las dejo a ustedes.

Ahora bien, con los ingresos adicionales ya generados, más la pauta de crecimiento del gasto público presupuestada, las cuentas dicen que en 2008 volvemos a tener un superavit primario de mas de 3% del PBI. A esto lo llamábamos MAFALDA'S WISH.

Sin embargo, los muchachos quieren más, no les importa que antes que asuma CFK se hayan tomado las medidas fiscales que garanticen que la sustentabilidad macro del modelo está garantizada.

Atrás de las acusaciones de títere, dócil o muy joven, se esconde la melancolía de los '90s. Cuando el Ministro de Economía era un cuarto poder casi independiente. O mejor dicho era la expresión del pacto cupular entre el presidente y los grandes grupos económicos y financieros, que algunos llaman "el mercado".

En una democracia como la argentina, que tiene un regimen presidencialista -y recuerden que Alberdi copia la Carta Magna yanqui-, el presidente no necesita formar gabinete negociando sillas de la gran mesa con la oposición. La constitución dice que los ministros serán secretarios del presidente. En momento de fragilidad institucional se puede negociar buscando fortalecer la gobernabilidad.

A este gobierno se lo acusa de hegemónico, es decir se le reconoce su fortaleza en términos de gobernabilidad. Por lo tanto, es raro que se le pida que los ministros no sean secretarios de la presidenta y que representen otros intereses, ideas políticas o grupos de poder.

Quizás para entender a los muchachos tenga que parrafasear a otro gran cantautor argentino contemporáneo, el gran Nacho Copani. Quien no era santo de mi devoción hasta que conquistó mi corazón con su himno gallina. Recuerdan que su máximo hit tenía una frase que decía "Insaciable, me estoy volviendo....."

18 comentarios:

Anónimo dijo...

resignate musgrave, mafalda no te da bola.

Primo Louis dijo...

Excelente post, amigo. ¿qué más quieren? ¿la casa? ¿que les preste la cama? Paren un poco, che!

Me acuerdo que una vez Ana C. dijo con relación al estado que lo que hacia falta era financiarlo. Cree que con esto está cumplido ese requisito?

cansarnoso dijo...

y el cobre
se garantizó la estabilidad fiscal

Andrés dijo...

Musgrave: muy bien 10 felicitado.
Saludos

Opinador dijo...

Me sumo a las felicitaciones

ayjblog dijo...

perdon
ahora quiero ver a todos quejandose de las retenciones

Musgrave dijo...

Anónimo, se equivoca, averigue.
Amigos, gracias.

Rodrigo dijo...

Primo Louis,

Sea cauteloso y no gaste a cuenta. Los precios de los commodities son variables. La recaudación por retenciones no está garantizada hasta que se cobra.

Musgrave,

La cantidad de razones por las que sería meritorio y conveniente asegurar la subordinación de los ministros al presidente es evidentemente infinita.

El asunto es que acá hay -- en la presidencia actual y en la futura -- un tema de narcisismo ("yo soy mi propio ministro de economía") y de rechazo a oír opiniones y puntos de vista diferentes al propio, y esto no es bueno para el ni para el país ni para el propio gobierno.

Los defectos y las miserias son humanas, no potestad exclusiva de "la derecha."

Musgrave dijo...

Rodrigo, a usted le consta lo que dice?.

Yo tengo pruebas que contradicen sus aserveraciones y las muchas notas periodísticas que dicen lo mismo que usted.

Anónimo dijo...

pregunta de ignorante....el problema de la sustentabilidad, viene del nivel del precio de las commodities o de su tasa de variacion vis a vis la del gasto publico ? Digo, porque si es lo ultimo, mejor que votemos todos por los republicanos en las elecciones norteamericanas para que el dolar siga debil.

Ana C. dijo...

O yo no sé leer una Constitución, lo que es bastante probable, o la Constitución Argentina dice que las decisiones políticas sobre la política ecónomica las toma el Congreso.

Ver el Art. 75.

Musgrave dijo...

A ver, muchas decisiones están delgadas por la ley de emergencia económica.

Claro que la facultad de legislar sobre tributos no se puede delegar.

El amigo Ulrich posteo hace poco sobre la supuesta inconstitucionalidad de las retenciones.

Se me ocurre que si la lectura que usted, Ana C, fuera correcta. La principal candidata opositora, experta en derecho constitucional, hubiera utilizado su argumento como slogan de camapaña.

Además la ley de ministerios le otorga competencia al mecon sobre la politica económica.

Ana C. dijo...

¡Pero entonces dejemos de usar la Constitución como argumento!

La Constitución no dice por ningún lado que el Presidente tiene que tomar las decisiones de política económica.

Y la emergencia económica parece que ya se pasó.

Rodrigo dijo...

Musgrave,

No, no me consta. No fui miembro del gabinete ni conozco personalmente a Néstor Kirchner ni a Cristina.

Simplemente estoy dando mi opinión como todos los demás que opinan en el blog.

Musgrave dijo...

Ana C, lo dice el art. 99. Solo esta restringuido en cuanto legislar sobre tributos.

Para las retenciones, las facultades se otorgaron en el Codigo Aduanero que atribuye la competencia al Mecon.

Rodrigo, usted es libre de opinar libremente. Solo digo que a mi me contaron que hay orejas en la rosada para distintas opiniones. Claro entre los opinadores escuchados no entran los que estamos acostumbrados a leer y a escuchar en los medios. Bueno a algunos sí.

Rodrigo dijo...

Musgrave,

No me molestaría estar equivocado.
Sinceramente, espero que el tiempo le dé la razón.

cansarnoso dijo...

los derechos de exportacion (vulgares retenciones) sobre la siderurgia no serían tan lucrativos

veamos,
para simplificar -y porque ni tengo una bajada rapida, ni tiempo para despiezar algun balance del sector- supongamos 20% cada uno en
mineral de hierro
coque
energia
mano de obra
capital

con retenciones,
todo el mineral de hierro y coque pasaría a admisión temporaria (AT) o drawback (DB) -al menos por la fracción del acero exportado

capital -por definición goza de AT de facto, sea de Luxemburgo, Milano, o para los chovinistas -50% local-

que se grave el componente de energia exportado es congruente

pero más me temo que todo el peso caiga sobre el factor trabajo (aunque sea una "aristocracia obrera" en comparacion con sus pares)

Musgrave dijo...

Cans, Ya me pincha el globo....
Igual mis numeros no eran para ilusionarse mucho tampoco.