lunes, 12 de noviembre de 2007

El enorme desafío de reconstruir el Estado

Es obvio que coincido con el título de esta nota, Argentina necesita tener un Estado fuerte y capacitado para llevar adelante las tareas pendientes.

Pero como en otros temas, esa idea de un servicio civil profesional e independiente reclutado a través de exámenes y concursos me parece que es una visión simplificada de los problemas.

Los amigos chiflados, en particular Joe, hace rato que vienen insistiendo con la meritocracia independiente, aunque algún otro chiflado lo ha cruzado con el argumento del paper de Evans, donde cuentan que, en el caso de los tigres asiáticos, Estado y grupos económicos han formado una telaraña, más conocida hoy con el nombre de puerta giratoria.

Desde las finanzas públicas, más precisamente desde el Public Choice o la Nueva Economía Política a partir de aquel viejo paper de Niskanen sabemos que un servicio civil o una fuerte e independiente burocracia, tambien suelen presentar sus inconvenientes debido al problema de incentivos. Moe, Terry no el chiflado, tiene un entretenido paper resumiendo el tema.

Particularmente no creo en los concursos, en Argentina, como toda buena idea el sistema está totalmente erosionado. En el sector privado los reclutamientos no se hacen por concursos.

Pero Argentina es un país muy raro, mientras Clarín publica la nota de de la Balze, Diario Perfil nos cuenta que sólo el 20% de 47 empresarios encuestados en el Coloquio de Idea quieren que De Vido no siga en funciones.

Mientras que hoy, El Cronista levanta esta nota del Financial Times sobre la plutocracia en los países emergentes.

Felipe de la Balze pone como ejemplos a seguir, entre otros, el ISEN de Cancillería. Por algunas voces que he escuchado por ahí, "la Casa" es un buen ejemplo de las predicciones de Niskanen y Moe.

Desde mi óptica, el menos grave de los problemas del servicio civil argentino es la capacitación de sus miembros. Mi ránking lo lideran las asimetrías salariales y la superposición de regímenes contractuales. Al ladito como siempre esta el típico item cultural. La cultura de las organizaciones de la APN es cuanto menos anácronica. Lograr que los funcionarios políticos puedan confiar en sus cuadros medios y, por lo tanto, generar una relación de confianza mutua es uno de los principales obstáculos que reprimen la utilización de una capacidad instalada que asombraría a los que miran el Estado desde afuera.

Hace unos ideas hablaba con un amigo, entendido en estos temas y me decía: "Viste, la APN está llena de abogados, pero licenciados en administración no conseguís en ninguna oficina".

Mi gran amigo Ozzy me contó que en México y en el CLAD hay un interesante debate acerca de las restricciones que la filosofía subyacente al derecho pùblico y administrativo pone sobre las organizaciones públicas frente al nuevo desafío que significan la creciente globalización, la dinámica de los cambios económicos y tecnológicos; la necesidad de crear nichos de estatalidad creativa e innovadora que estén a la altura de los acontecimientos.

Creo que el desafío es más abarcativo que importar viejos modelos meritocráticos.

17 comentarios:

Ulrich dijo...

Los clusters de eficiencia, pero en el sector público, no?

Uno de los problemas irresolubles es que el Estado forma profesionales de muy buen nivel (hablo más que nada desde mi área, el derecho), y luego esos, los mejores, se pasan al sector privado. Y no es porque sean malos, o free riders, o traidores-cipayos-vendepatrias. Nada que ver. Es porque la estructura del Estado los equipara salarialmente con Pedro Sello que hace lo mismo en una mesa de entradas desde 1980, o porque lo mandan de un día para el otro a un box inmundo en un anexo del ministerio que más se asemeja a una tapera que a un edificio.

Creo igual que falta capacitación: la planta permanente es muy mediocre, y el talento está contratado con plazos que se renuevan en episodios angustiosos para el profesional.

ayjblog dijo...

Ulrich
me da la impresion que tu paso por el estado no fue muy feliz, aunque no lo digas
hay mediocres, es cierto
hay brillantes tambien es cierto
los politicos hacen barrabasadas, tambien es cierto

pero, todas esas cosas pasan en las empresas privadas de tamaño semejante, sino lee a dilbert

y, lo peor del caso, es que en ninguna de ellas, ni privados ni estatales, podes liberarte de los amigos del poder, presentados como portadores de ideasnuevas y salvadoras, neutron jack, hubo uno solo, imitadores, y destructores, muchisimos.

capacitar a un politico o a alguien que no conozca los procedimientos del estado, o de la empresa privada grande en la cual es introducido, lleva mas tiempo que un mandato tipico, por eso, cuando cambian el gte gral en cualquier compañia, se le piden resultados en almenos 3 años, antes es utopia, asi que pedirle resultados a un genio introducido en la administracion antes de eso tambien seria utopia

a que viene esto? a que no se lepuede pedir nada al estado antes de 3 años de poner un nuevo funcionario a la cabeza de una institucion, donde pueda aprender, y luego enseñar

y, finalmente, lamento que la planta permanente no haya estado a la altura de tus expecatativas, ellos deben pensar, mira el pibe, quiere cambiar las cosas sin saber como funcionan (en el mejor sentido)

disclaimer, no formo parte de la planta permanente

Ulrich dijo...

Pero ayj, los empleados de la planta permanente en la administración nacional tienen en promedio una antigüedad de 20 años! No se toma gente en planta permanente desde hace años, e incluso lo prohíben expresamente las leyes de presupuesto desde el 2000!

No se puede equiparar al Estado con las empresas privadas por millones de razones. Si yo administro mi empresa, no voy a elegir gente tarada. Ahora, tu planteo va hacia la gran empresa donde tenemos problema de agencia. Bueno, puede ser así, pero igual hay que mostrar buenos resultados al final del día. Y las empresas privadas más exitosas no son precisamente las que tienen mayor nivel de rotación de sus empleados. A lo mejor sí con las vedettes en la cima, pero toquetear la gerencia media es un pasaporte a la catástrofe.

Yo hablo de un problema de incentivos, que hasta cierto punto es inevitable en el Estado (no puedo incentivar con participación en ganancias, por ejemplo). También de la irracionalidad que supone pagar a contratados con postgrados lo mismo que uno con secundario incompleto que tuvo la suerte de tener un cuñado subsecretario.

La gente tiene la costumbre de exigir que se le retribuya conforme su desempeño o capacidad. Cuando eso no pasa, además de otras razones, tenemos ese problema de la migración al sector privado, con un tipo que se lleva años de expertise y deja una oficina pelada de talento.

ayjblog dijo...

Ahora estamos hablando en el mismo idioma, sino parecia Doña Rosa mi estimado U usando el sinomimo Estado=ineficiente, malo y corrupto

20 años? me gustaria saberel promedio de edad en Ford o Mercedes Benz

Pago a pasantes igual que gente inutil que oprime el boton de una PC? ver ejemplos arriba

Resultados? mira el Citibank, y su antiguedad.

El tema son las organizaciones elefantiasicas, y el estado por definicion es una de ellas, ahi esta el tema, fijate en GE como resolvio Neutron Jack el problema

saludos

Rodrigo dijo...

Este tema es todo un tema...

Suscribo mucho de lo ya dicho por Musgrave: Está el tema de los métodos de selección, los salarios, la superposición de sistemas de contratación y la cultura del empleo público... y todos estos factores son, individualmente, de enorme peso e interactúan entre sí.

El lado positivo de moverse hacia una profesionalización (lease, sistema de selección por concursos, escalafones salariales un poco más equiparables con el sector privado) es que hay mucho terreno por mejorar, desde la situación de caos actual, y con pocas reformas, probablemente podrían verse mejoras interesantes en un tiempo relativamente corto (2 años).

De todos modos, mi impresión es que nada de esto va a suceder en los próximos 4 años.

Me parece que este tema no está ni por asomo, en la agenda de Doña Cristina.

Ferrito dijo...

Es dificil cambiar el estado si no se sabe hacia donde se quiere ir.
Falta capacitacion es cierto, pero en que? para que?.
Antes de capacitar hay que establecer que se quiere, como se quire y para donde vamos.
Esta es una deuda del gobierno.
Sera esto lo que falta y sabemos como hacerlo?

Musgrave dijo...

A ver, a ver, pongamos las cosas más claras. Desde los tempranos 90, vacantes están congeladas, pero en estos años se han empezado a derretir de a poco.

Todo individuo que ingresa al estado con un contrato financiado por un prestamo del bid o banco mundial es profesional o hiper idondeo, sino es muy dificil que los bancos aprueben el contrato.

En mi opinión las organizaciones exitosas lo son entre otras cosas por que tienen mística. Si como en el caso tan hablado últimamente de Los Pumas. Como dije hace tiempo para eso sirve el deporte entre otras cosas.

Para que una organización tenga mística, se necesitan dos cosas, grandes líderes o conductores, objetivos superiores y compartidos por la mayoría.

Acá esta el problema con los sistemas de selección profesional, es dificl que el grupo seleccionado tenga objetivos compartidos cuando como dicen por aca, el incentivo clave pasa por equiparar salarios con el sector privado.

La organización pública que mejor resuelve esto es obviamente el ejercito o las FF.AA. la selección la hacen a niveles muy bajos, cadetes, etc. Y luego los forman y capacitan generando mística o como algunos dicen espíritu corporativo.

Rodrigo dijo...

No sólo de mística vive el hombre...

Rodrigo dijo...

Musgrave,

De todos modos, es cierto, la misión, mística, o como quieran llamarle, es importante, especialmente en el sector público.

Eso puede ser una ventaja, inclusive, ya que puede permitir competir con escalafones salariales desventajosos. Por eso puse "un poco más equiparables," perdón por la expresión, pero creo que se entiende.

Si ignoramos esa necesidad, podemos caer en los "beneficios secundarios," que podrían resumirse como "cobro poco así que rindo poco."

Rafa dijo...

Coincido con Musgrave sobre las opiniones vertidas respecto de la cancilleria, los funcionarios que son de carrera son dignos representantes de cualquier otro organismo del estado. Además, también al igual que otros organismos, termina funcionando con el trabajo que hacen los contratados y pasantes.

Ana C. dijo...

En ningún lugar del mundo los empleados públicos ganan salarios como en el sector público. Aún a nivel de organizaciones internacionales los salarios son más bajos si los comparamos con lo que ganaría un profesional con la misma capacitación en el sector privado. Pero los beneficios secundarios no son para despreciar. Normalmente estos son mayor seguridad en el empleo, horarios más flexibles, la sensación de estar haciendo un trabajo socialmente relevante, prestigio, etc.

Pero eso del prestigio es justamente lo que le falta al sector público argentino, así que yo no veo tan mal lo de los concursos. Siempre que sean transparentes, eficientes y rápidos.

Rodrigo dijo...

Una aclaración para Ana C, haciéndome cargo de que me exprese de manera confusa.

Los beneficios secundarios que vos describís son valiosos y positivos, y ayudan a hacer competitivo al empleo público, con salarios menores. Totalmente de acuerdo.

Yo escribí "beneficios secundarios" entre comillas para describir un mecanismo psicológico por el cuál se obtienen "ventajas" poco sanas de situaciones desventajosas -- Puesto crudamente, "yo hago de cuenta que trabajo y ellos hacen de cuenta que me pagan."

Espero haber sido claro, lo que no es tan sencillo.

ayjblog dijo...

una disgresion
todos, absolutamente todos aquellos economistas (ya que estamos aca) que figuran en el centimil denostando la funcion publica, pasaron por el estado,
la conclusion seria, o eran demasiado buenos para este o eran como la media de este
la primera no la creo, sino seriamos suiza, entonces me queda la 2da

Kaloma dijo...

Hace un tiempo largo, un calvo bastante sobervio llevo adelante, tal vez una de las mejores politicas publicas q fomento, x no decir una de las unicas, q se baso en el reclutamiento continuo de profesionales, los cuales recibian un entrenamiento tipo postgrado, mientras el Estado les pagaba el mismo mas un salario. La contrapartida era permanecer al menos 4 anos luego trabajando en el Estado.
Asi nacio el ISEG, q imagino muchos recordaran, el cual fue liquidado de un plumazo, creo q x: "era progre hasta q me hice funcionario y ahora soy el mas ortodoxo" Machinea
La experiencia, copiada creo de Francia, consistia en ir reemplazando paulatinamente el staff profesional del ministerio, a medida q se jubilaba gente, ingresaban jovenes bastante bien pagos (si mal no recuerso t pagaban 2500 en pleno 1 a 1).
Rescato esto, xq me parecio una idea interesante para repetir como intento de mejorar la calidad, en una forma gradual.
Saludos

Musgrave dijo...

Kaloma, el ISEG fue la mala copia del ISEN, la escuela de diplomáticos de cancilleria.
Su cierre se debió a que tenía graves problemas de diseño vos podías ser "economista de gobierno" sin tener el título de grado.

No podía competir en la formación de buenos economistas con ditella, cema, san andres, la plata, etc. etc.

el problema del iseg, que no tiene el isen, es que compartia la oferta de profesionales.

vos no podes ser funcionario de cancillería sino pasas por el isen, a menos que seas designado embajador político o asesor.

ayjblog dijo...

bue, facil entonces, no podes ser funcionario de economia sino pasas por el iseg
para los viejos, no podias ingreasr a YPF, Gas, AyE, Entel, COnea, etc en gral sino pasabas por los posgrados
y, recuerden, a las empresas del estado no las hicieron pelota los egresados de los posgrados.
Antes que lo digan, yo soy uno de esos egresados, ahi se formaban los cuadros tecnicos de todas

Musgrave dijo...

trampa: la mayoria de los profes tenían sus propios posgrados
conflicto de intereses que le dicen