miércoles, 18 de julio de 2007

Estado de bienestar en Argentina?

Ayer, decíamos que los países que armaron un estado de bienestar más grande durante el siglo XX no crecieron menos. El político sagaz dice: "ja, puedo reducir la desigualdad y la pobreza, cobrarle impuestos a los ricos, mejorar la educación y la salud, y encima crecer? Dónde firmo."

No tan rápido.

Dijimos que para que esto sea el caso, hay que cobrar impuestos a las ganancias personales y al consumo y no tanto a las empresas. Por el lado del gasto, los programas tienen que ser eficientes, más bien universales, y no desincentivar el trabajo.

Se puede, pero llevará tiempo. Hoy Argentina recauda 1,52% del PBI (mirá el Cuadro 17) por ganancias personales, contra casi 9% promedio en la OECD y más de 25% en Dinamarca. Esta diferencia se explica por tres causas: la distribución del ingreso es más desigual acá, la informalidad es mayor y la base del impuesto es menor.

Empecemos por la última: acá las rentas financieras, las ganancias de capital (valorización de activos) y los dividendos no pagan impuestos, en la OECD en general si. Además, el mínimo no imponible del impuesto es alto relativo al ingreso promedio comparado con la OECD. Acá apenas 7% de la población económicamente activa gana lo suficiente para pagar ganancias (ponele que este número esté subestimado porque la EPH subestima ingresos, igual poca gente paga ganancias (763,000 en 2003 contra una PEA de 16 millones, apenas el 4,7%). En EEUU, la PEA es de 153 millones y pagan ganancias aprox. 90 millones, casi 60%.

La informalidad es mayor, con lo cual menos gente tiene ganancias declaradas, achicando más la base. Según Artemio, 43,1% de los trabajadores están en negro. En los países ricos de la OECD, menos del 5%.

Por último, hablemos de la distribución. En Argentina, la distribución del ingreso se parece más a una Chi-cuadrada que a una normal. Es decir, hay muchos pobres, poca clase media y pocos ricos. Otra forma de decir lo mismo es que los ingresos de la clase media se parecen más a los ingresos de los ricos que a los de los pobres. Característica común en toda América Latina, a la cual nos parecemos cada vez más. Sin una distribución más equitativa, será más difícil recaudar ganancias.

Entonces, qué hacer? La informalidad hay que combatirla, y la tecnología está de nuestro lado. Cuanto más se difunda el comercio electrónico y las tarjetas de crédito, más difícil va a ser evadir. (yo estuve cuatro meses en EEUU, y creo que saqué efectivo de un cajero automático dos veces nomás. todo se paga con tarjeta).

También necesitamos una reforma tributaria que grave las rentas financieras y exima las ganancias reinvertidas de las empresas. A mi me gusta el sistema dual de los escandinavos, que grava las rentas financieras con una tasa fija y los ingresos laborales con una tasa progresiva porque desincentiva menos la inversión. También me gusta el flat tax, siempre y cuando haya una deducción que lo haga progresivo en la tasa media. Y como dice Musgrave, habrá que subir un poco la tasa de ganancias para recaudar más, y poder así mejorar de a poco la distribución del ingreso.

Y desde ya, si no mejoramos la eficiencia del gasto, va a ser difícil sostener esto.

Bueno, un post largo, pero el tema lo amerita. Va a llevar tiempo armar un estado de bienestar que permita una sociedad más justa, pero si no empezamos, nunca va a llegar.

11 comentarios:

Musgrave dijo...

Clap, Clap. Escribiste el post que siempre quise escribir!!!

Sabes cuantos de los 763.000 que pagan nos no asalariados, es decir 4ta categoría? Alguna vez leí que eran más del 70%, pero mi memoria puede fallar.

Si cruzamos estos datos con las ventas records de autos usados y O km, por ejemplo da que pensar que hay margen a ganar mientras mejoramos la distribución del ingreso.

Si a todo esto le sumamos el revés que planteabamos el otro día con reforma, si, superpoderes, no? Da para bajonearse, no?

Musgrave dijo...

fe de erratas: quise decir cuantos no son asalariados?

Ana C. dijo...

Iba a decir lo mismo que Musgrave.

¡Yo quería escribir ese post!

Pero igual le salió bárbaro. Y me hace pensar que en este blog tenemos un problema. Estamos demasiado de acuerdo.

Lindahl dijo...

Musgrave, coincido, hay mucho que hacer todavía en el combate a la evasión. Igual como dije en el post, creo que la tecnología está de nuestro lado.

No se lo de asalariados vs no asalariados. voy a ver si encuentro el dato.

Ana, y si, estamos bastante de acuerdo. Que nuestras grescas sean con el resto del mundo entonces!

Alex De Large dijo...

Pues bien, la experiencia latinoamericana quiso importar el estado benefactor europeo con bases populistas. Es por eso que se tiende a confundir en la región, el socialismo estatal con populismo. Posiblemente la experiencia europea muestre estados bien distintos al peronismo de Perón, al Estado Novo de Vargas y ni que hablar de la experiencia posmo Chavizta. Inclusive, la cuestión se resuelva un tanto mas fácil si nos remitimos a un historicismo distributivo por así decirlo: genéricamente hablando, aquí esta Inglaterra. Posiblemente, las condiciones iniciales de acumulación de capital necesiten de ciertos sacrificios dispares, como puede ser una obscena distribución de la riqueza. A medida que los estados avanzan en el proceso, y como fin de mantener la status quo social, las residuos expuestos de dicha acumulación deben ser minimizados una vez que se han generado bases sólidas para consolidar un piso de crecimiento. Es probable que esta etapa, ante una demanda creciente por parte de aquellos menos beneficiados en el proceso, se inicia una batería de acciones que lleven al nuevo proceso: redistribución. En definitiva, los costos de la redistribución castiga en términos de incentivos a los encargados del anterior proceso (acumulación) y el sistema como un todo se acomoda en nuevo equilibrio: ya no se expande el conjunto sino que se redistribuyen los elementos. En fin, diría Deleuze: el tema es integrar la simpatía de las partes. El estado benefactor tal como lo conocemos, tiene un proceso histórico; Latinoamérica recién da sus primeros pasos. No hay evidencia empírica, que permita anular el trade-off entre crecimiento y equidad. Cuando la fase redistributiva vas mas allá de las limitaciones del sistema, el proceso de acumulación se vuelve a generar aunque de manera mas laxa (ved Alemania hoy). Por lo menos, así lo veo yo.

Ana C. dijo...

Lindahl, lo peor es que creo que hay resto del mundo suficiente para pelearse. Ni los empresarios ni los sindicalistas quieren pagar impuestos.

Alex de large, lea el post anterior de Lindahl. El trade-off es más teórico que empírico, nos dice.

Ana C. dijo...

Y no se puede ver su perfil, mire.

Musgrave dijo...

Ana C., Lindahl tiene razón con masa crítica es más facil.

Alex, gracias por la visita. Ana C. él postea en ilumninatios, tenes el link abajo del de Tavos

Respecto a la evidencia, si te fijas en el post Masche v 2.0, Korea parece ser un caso, aunque habría que cruzar con pbi per cápita,idem Irlanda.

Otro caso podría ser el favorito de los profes de federalismo fiscal, el crecimiento y desarrollo de los estados pobres del sur de USA, gracias al Plan del Valle del Tennesse (lo escribí bien) en los 60.

Mucha transferencia condicionada del gobierno federal para gasto publico estadual en salud y educación y los estados hicieron el catch up. Las viejas teorías de desarrollo o las ya no tan nuevas de crecimiento endógenos lo explican.

chacall dijo...

Una cuestión estadistica no mas, si la "clase media", es la que está en el medio de la pirámide social, entonces si está mas cerca de los ricos.

Pero si la clase media es la que define la media de una muestra (el promedio), en una distribución Tchi Cuadrado, la media está en el lado pobre.

saludos!

chacall dijo...

Y en una distribución gaussiana o normal, la clase media está justo en el medio.

saludos!

marian0 dijo...

En realidad en una distribución gaussiana media y mediana (el valor que esta en el "medio" de la distribución) son iguales. En tanto que para la distribución chi cuadrado no sucede lo mismo.
Igual esto no tiene nada q ver con el interesante post y discusión.