martes, 24 de julio de 2007

To be inside, or outside, that is the question

En los países en los que he vivido, las cantidades nominales que se usan para calcular lo que uno tiene que pagar de impuestos –y también las de los subsidios, como los familiares o de desempleo– se van ajustando con la inflación, por lo que tendría algún sentido aumentar el mínimo no imponible suavemente.

No aumentarlo, por otro lado, tiene el efecto progresivo que busca Lindahl, efecto progresivo al que también contribuye la así llamada tablita de Machinea, sobre la que un lector me llamó la atención ayer y un amigo tuvo la gentileza de mandarme por e-mail; la legislación impositiva siempre ha sido un laberinto para mí y jamás la hubiera encontrado sin su ayuda. Además, como los salarios ya aumentaron, no aumentarlo tendría el maravilloso efecto de aumentar la recaudación en un momento en que la economía va viento en popa, funcionando así como uno de esos estabilizadores automáticos que tanto nos gustan en este blog.

Ahora bien, el aumento del mínimo no imponible que se está negociando ahora es un aumento de 7.500 a 10.000 pesos, un aumento de más del 30%, lo que parece un poquito exagerado si es cierto que la inflación no va a superar el 10% este año, ya que además de ser aún más regresivo de lo que sería ajustando nada más que por la inflación, es claramente un ejemplo de política fiscal procíclica, de ésas que no nos gustan para nada en este blog. Para ilustrar un poco la situación y con este documento entre las manos, preparé la tabla que se ve acá.

En la tabla se ven dos cosas, una es que el efecto de aumentar el mínimo no imponible mejora los ingresos sólo de los que ganan más de 3.000 pesos por mes, la otra, que eliminar la famosa tablita de Machinea es realmente regresivo, ya que mejora más el ingreso de los que más ganan, tanto asalariados como autónomos, más el de estos últimos porque ya están bastante discriminados de entrada. Mantenerla, por el contrario, disminuye un poco el efecto regresivo del aumento en el mínimo no imponible.

Las deducciones del impuesto a las ganancias discriminan, por alguna misteriosa razón que quizás algún lector nos sepa contar, a los autónomos. Me juego a que es porque no están sindicalizados. Mientras los asalariados deducen 28.500 pesos de su ingreso salarial, la deducción de los autónomos es sólo de 7.500 pesos. Así, mientras el asalariado casado con dos hijos puede deducir hasta 48.000 pesos en el sistema actual, la cifra correspondiente para el autónomo en la misma situación familiar es apenas 27.000 pesos. Eso también se ve en la tabla; los autónomos, entre los que se podría encontrar el futuro Steve Jobs, empiezan a pagar impuestos antes, pagan más para todas las categorías de ingreso y tienen que esperar a ganar 18.000 pesos por mes para ser equiparados a los asalariados normales. Y eso si se mantiene la tablita, sino la discriminación sigue hasta el final de la escala de ingreso.

Por último, pregunto a mis coequipiers ¿no les parece complicadísimo este sistema de impuesto a las ganancias?

10 comentarios:

chacall dijo...

En general no solo ganancias, sino la mayor parte de los impuestos son un tanto complicados, y mucho mas complicados aún, cuando se agregan resoluciones, excenciones y excepciones, y salvoconductos para beneficiar a algunos (salvo el monotributo que hasta yo que soy ingeniero lo entiendo).

Ahora mas allá de lo que bien plantea Ana en el post, y a lo cual adhiero, mas allá que me vea beneficiado por el incremento del mínimo no imponible... mi pregunta es "si es complicadísimo este sistema de impuesto a las ganancias" ¿COMO ES EN OTRAS PARTES DEL MUNDO?

saludos!

Ana C. dijo...

Bueno, por lo que vi, en Argentina hay 7 tramos de ingreso para las alícuotas, además de 7 tramos de ingreso para las deducciones. Eso yo no lo ví nunca. Dos o tres, como máximo. Además de todas las otras cosas que no hay que contar. Si uno tuviera que hacer la liquidación solito desde su casa, la dificultad es tanta que hasta yo, que me encantan esas cosas, perdería la motivación.

Lindahl dijo...

Ana, Chacall, si, el sistema en Argentina es complicado. En EEUU yo me preparaba mis propios impuestos. En Argentina necesito contador.

Ana, cómo es por sus pagos?

Ana C. dijo...

Bueno, donde yo trabajo ahora me lo hacen todo ellos y yo no toco nada. Cuando me llegan los papeles para hacer la declaración firmo y listo.

Cuando vivía en DK, había 3 tramos de ingreso, yo llegaba nomás hasta el segundo, lo que simplificaba la cosa. Las deducciones no dependían del ingreso, sino de otras cosas, como lo que uno pagaba a la caja de desempleo, los gastos de transporte de y hacia el trabajo (para incentivar la movilidad laboral), los gastos en intereses hipotecarios (subsidio a la compra de casas) y así. Las deducciones lo complican un poco, hay que decir la verdad, pero el fisco las conoce de antemano y ayuda.

Otra cosa que el fisco conoce de antemano son los intereses que uno recibe del banco, que según me enteré son libres de impuestos en Argentina. Esa es una de las exenciones de la que usted habla en su post de ayer ¿no?

aníbal dijo...

En Suiza, me los descuenta mi empleador, basado en una tabla muy sencilla: la alicuota empieza en 0% con un ingreso de 20400 francos suizos (aprox €12150, el mínimo no imponible) al año, y satura en 35% con 500.000 francos suizos al año. Aumenta entre 0.2% y 0.05% cada 500 CHF al año, es no lineal, la mayor tasa de aumento ocurre en lo más bajo de la tabla. Siempre me pregunté por qué, en vez de esta larguísima y casi continua tabla -el .pdf ocupa 16 páginas, si alguien lo quiere se lo puedo enviar- no me dan los coeficientes de un polinomio, que estimo, no pasaría del grado dos.

Yo soy extranjero, y tengo un permiso de trabajo y residencia algo particular, los nacionales tienen que hacer la declaración, pero por lo que me han comentado no lleva más de unas tres o cuatro horas al año, sin contador.

En Suiza se paga bastante poco impuesto comparado con el resto de Europa, lo que explica que yo tenga de vecinos a europeos tan ilustres como M. Schumacher o al músico franchute Johnny Hallyday, pese a las protestas de sus países. Una curiosidad es que por encima de los 500.000 francos al año, hay que ir a negociar el monto de impuestos a pagar directamente con la comuna, lo que obviamente reduce mucho lo que estos ricachones terminan pagando.

Ja, me acuerdo en el debate entre Sarkozy y Royal, cuando el primero se escandalizaba porque el estado francés se llegaba a quedar con el 75% de la ganancia anual, en lo alto de la tabla, y con aires de "yo, en nombre de la justicia social" promovía que lo justo era que no se quede con más del 50% (mitad para el estado, mitad para el "trabajador"). Yo me imaginaba a muchos televidentes franceses de clase media reconociendo "y sí, es justo". Por supuesto, él no se refería a ellos, sino a su fiel amigo Johnny, que lo acompañó en los palcos el día del triunfo.

aníbal dijo...

BTW, siii, ya sé, los ricos franceses volverán a Francia cuando bajen los impuestos -efectos de la Globalización-, pero una cosa es ser conciente de ello, y admitir que es un problema complejo, y otra tener que bancarse esa farsa justiciera

Musgrave dijo...

Ana C, muy bueno el post.
Mis comentarios
1-Me puse a leer a Artana y como te conté en sus papers el llama cuña a el tax wedge.

2-complejo? a problemas complejos soluciones complejas. L, nos contó que una característica bien argentina es la desastrosa distr. del ingreso y su concentración, lo que hace que solo 4.7% de la PEA pague impuesto a las gcias. contra 60% en USA.

Todos los bloggers estamos en el decil más rico aunque no seamos todos ricos como Steve Jobs o Perez Companc. Digo la existencia de 7 tramos obedecería a un intento de dar progresividad al interior del decil.

Economía política berreta: los que diseñan las reformas tambien estan en el primer decil y no son millonarios.

Desde A. Smith se repite que los impuestos deben ser simples y sencillos, la verdad que no estoy de acuerdo.

3-Macón dice (ya lo cité antes, entonces aclaro es mi true master y mi ex titular de cátedra) que la tendencia mundial es al aplanamiento de las estructuras de escalas o tramos, tendiendo a imp a la renta más proporcionales pero altos (tipo flat tax sencillo), para evitar las ineficiencias que causa la progresividad. Pensemos en una escalera con muchos escalones chiquitos versus otras con pocos escalones para gigantes

4-No podría dejar pasar que la complejidad relativa del imp. en arg. debe explicarse en parte por el poderoso lobby de contadores y abogados tributaristas.

5-Sigo buscando los de las deducciones especiales Artana dijo en 1997 que los mínimos no imponibles vigentes en esa epoca discriminaban a favor de los autonomos quizas las deducciones especiales compensan esa discriminación.

&-Si algun lector tiene acceso a los archivos de Clarin, La Nación, etc, busquen los diarios de la semana del 2/7/92, fecha de publicaciòn del decreto de modificacíón de imp a las gcias y sabremos que se discutía en esa epoca.

Aníbal dijo...

Con pocas escalas, pero chatas, puede ocurrir que un aumento de sueldo marginal genere un cambio de escala dispare la alicuota. Con muchos escalones chiquitos, este efecto no ocurre. Además de que es más justo, es menos difícil de manejar políticamente para cualquier gobierno.

Ana C. dijo...

Aníbal, hace un tiempito leí algo, y supongo que usted también, sobre el sistema suizo que discrimina a los ricos nacionales, en este caso el discriminado era R. Federer, discriminado por partida doble; pagaría más impuestos que Nadal si este último se radicara en Suiza y paga mucho más que el común de los mortales ricos por tener concentrado la mayor parte del ingreso de su vida en unos pocos años.

Sin embargo, el artículo decía que Federer no tenía ningunas intenciones de radicarse en Mónaco, por ejemplo. Debe ser porque tiene posibilidades de negociar con su comuna...

Con respecto al segundo comentario, es cierto lo que dice. En DK, sólo hay tres escalas y la última empieza bastante pronto, si mal no recuerdo ya toca a partir del sexto decil. Una de las grandes discusiones políticas de los últimos años ha sido justamente ésa.

Musgrave, de acuerdo con usted, el sistema con los siete tramos de alícuotas y los siete tramos de deducciones es complicadísimo pero una maravilla de progresividad. Y claro, si no metemos progresividad en el impuesto a las ganancias, dónde sino. Así uno puede permitirse en el diseño tributario otros impuestos más regresivos pero que resuelven ineficiencias como los de combustibles o tabaco.

Musgrave dijo...

Ah, me olvidadaba, el aplanamiento de la estructura del imp a las ganancias, es como dije en lo de Artemio, porque la OCDE ya solucionó sus problemas de equidad and so se concentran en la eficiencia.
Esto que acabo de decir, se pone en duda con la incorporación a la UE de los nuevos socios.
Se debería dar un cambio hacia la progresividad o esperar tiempos interesantes