domingo, 29 de noviembre de 2009

De Pablo no lee a Musgrave (el trucho)

Cuando me enteré que se venía una versión dominguera de la sección de Economía de la Tribuna de la Doctrina me puse muy contento. Nuevo material de lectura para todos y nuevos insumos para nosotros los bloggeros.

Hoy me entretuve leyendo esta nota del grosso de JC De Pablo. Y no pude evitar pensar que el amigo JCDP no debe ser lector de este blog.

Si prestan atención a la nota, el maestro de los amigos de QLP reinvindica como modelo a seguir la ley de Coparticipación Federal del 73. Si se toman el trabajo de pasar por este link de infoleg y miran quienes firman la norma, se darán cuenta porque me parece que poner como punto de referencia esa normativa tiene algún problema.

El federalismo fiscal es un tema apasionante para nosotros en FP porque su discusión hace muy evidente la interrelación entre la teoría económica, la economía política, la política económica, la ciencia política y la política. Que como reza nuestro encabezado son los temas que nos interesan.

La necesidad de acuerdos y consensos que implica el caracter de ley convenio de la ley de Coparticipación Federal pone de manifiesto que la cintura política es clave para resolver el rompecabezas planteado.

Como es domingo les voy a ahorrar parte de la tarea. Aquellos lectores de FP saben que para mí una diferencia fundamental en los procesos de elaboración entre la ley 20.221 del '73 y la 20.548 del '88 es justamente quienes firman cada una de las normas. Lanusse, Wehbe y Mor Roig versus J.C.Pugliese, V.H. Martinez, H Belnicoff y A. Macris.

Dejo que ustedes en los comentarios expliquen el porqué de tal diferencia fundamental.

23 comentarios:

Ana C. dijo...

¡Mirá vos! Yo creía que esa ley del '73 había sido del gobierno Perón-Perón. Pero salió apenas un poquito después de la elecciones de marzo, donde ganó la fórmula Cámpora-Solano Lima y que si mi memoria no falla fueron el 11 de marzo, pero antes del cambio de gobierno.

A lo mejor se había negociado algo entre Lanusse y Perón, igual. Los principios de la ley no son tan malos y la adhesión de las provincias se debe haber terminado de firmar durante Cámpora y Perón.

(Obvio que De Pablo no nos lee).

Ana C. dijo...

Jua. Leí el artículo de De Pablo. Lee FP. Pero me lee a mí, creo ;-P

También me convenció un poco más de que esa ley salió de lo más consensuada, por más que la haya firmado Lanusse.

El del 0.33% dijo...

Nuñez Miñana!Ese libro verde asqueroso, aburrido! Wacala!

Al igual que la entrevista a Keynes, tampoco me gustó. Bueno, salvo cuando dice que el Depeco de la UNLP es uno de los mejores del país! :)

Musgrave dijo...

Ana C, consensuada entre quienes? Existían gobernadores elegidos por el pueblo?
Y senadores, diputados, legisladores provinciales....?

Ana C. dijo...

¿Entre Perón y Lanusse no sería lo más probable?

Musgrave dijo...

Justamente Ana C, se imagina el lío que se arma si hoy la nueva copa la consensuan Nestor y Cobos?

Ana C. dijo...

Que yo sepa, Mus, Néstor es un diputado raso y además es un negociador de cuarta.

La nueva copa la podrían consensuar Cristina y Binner, también. Tiene más pinta de consensuable y todo.

Ulrich dijo...

Musgrave, la copa en la ley de los 70s se repartió siguiendo criterios técnicos y políticos concretos: en base a población, en base a densidad de población, y en base a diferencias en el nivel de desarrollo económico de cada jurisdicción. Para mí generaba incentivos perversos (los señores feudales tenían más motivos para mantener en la miseria a sus feudos, así cobraban más fondos "promocionales"), pero no se puede comparar con lo del 80.

Alfonsín decidía discrecionalmente el reparto de la copa porque había vencido la ley anterior, y cuando salió la 23.548, tomaron como base los promedios de los últimos tres años. No hubo criterio alguno, sino la salida de escape política más rápida que pudieron encontrar.

Quien firma me parece irrelevante, porque las leyes son independientes de la calidad moral de sus impulsores. Napoleón era un desgraciado, pero su código civil llegó a todo el mundo.

Musgrave dijo...

Urlich, Lanusse está a la altura de Napoleón??

Me extraña que un estudioso como usted, no se dé cuenta que una ley que requiere semejante consenso entre tantos actores políticos no puede ser tan sofisticada como la del 73.

Porque sino, no queda otra que pensar que los militares y los politicos de los 70 eran mejores que los de los 80, los 90 y los actuales.

Musgrave dijo...

En otras palabras, las firmas dan cuenta de los mecanismos insitucionales que operaron en cada caso para que cada una de las normas tuvieran rango legal.

Ulrich dijo...

De acuerdo con lo último, pero lo que queda es que la ley vieja tenía más argumentos que la sostenían que la actual. Es una paradoja que un gobierno de facto (aunque ya gobernaba en consulta con Perón, a esa altura) haya dictado una ley así. No digo que esté bien, pero sí que la ley vieja es mejor modelo que la nueva.

Musgrave dijo...

Ulrich, nada de paradogico. Si leés a Spiller&Tommasi, te lo explican muy pero muy bien.

Charrua dijo...

Ni idea de Spiller y Tommasi, pero supongo que a lo que apunta Musgrave es que las leyes MUY perfectas técnicamente (sobre todo si tratan de temas complejos y con muchos intereses) sólo pueden ser promulgadas por Ejecutivos muy poderosos y que no rinden demasiadas cuentas. La democracia, en cambio, "ensucia" técnicamente las leyes, porque hay que contemplar a más gente, más intereses, negociar más, etc.
No es casualidad que los códigos más recordados e imitados hayan sido hechos por dictadores (Justiniano y Napoleón). El poder absoluto permite convertir la pureza técnica en ley.

Musgrave dijo...

Charrua, como siempre usted aporta su claridad meridiana. Pero vió que a veces los economistas nos tiramos con papers, no?

Anónimo dijo...

Habría que comentar también que la primera ley de copa de 1934 (efectiva en 1935) se discute cuando 9 de los actuales distritos son territorios nacionales (y leyendo con cuidado uno se da cuenta quienes son los perdedores).
Que los distritos nacionales los provincializa el gobierno peronista (salvo TdelF) y revisar la ley de 1954.
Que lo técnicamente "brillante" suele ser políticamente torpe y por ello seguimos pegados a una ley de copa que data de 1988 y que fue sancionada por un año (pero con "ultra-actividad").
Y que es imposible cambiarla porque los "ganadores" de la ley de 1988 tienen amplias mayorías en el Congreso (las sucesivas modificaciones "mendemistas" mantienen las ventajas para las provincias "chicas" pero a se vez favorecen al ejecutivo central).
Y finalmente que "la Kaja" es lo que las provincias supieron conseguir para bien de la estabilidad política cuando "la Kaja" aguanta, para mal del desarrollo de las provincias "chicas" siempre y para desangrado perpetuo de la PBA.
Atte,

Ignatius

Pegame. Soy Yiordano. dijo...

Wehbe es el pelado que fue Ministro de Economía a finales del proceso? Aún vive? Hace años que no se de él ni se lo nombra. Creo que fue Ministro de Bignone, es así? Digo esto de pura curiosidad, sin dobles intenciones.

Ana C. dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Wehbe

Anónimo dijo...

Musgrave, reformar la ley 23.548 es prácticamente imposible, porque nunca se van a dar los requisitos del art. 75 inc. 2 CN (curiosamente si uno mira bien, en ARG es teóricamente más fácil reformar la CN que la ley de coparticipación). Además que en el Congreso las provincias chicas están muy sobrerrepresentadas.
Entonces vamos a seguir como hasta ahora, con el tironeo constante, y pactos fiscales (escritos algunos, no escritos la mayoría).
Ramiro

Musgrave dijo...

Ojo, que el arbol no nos tape el bosque la discrecionalidad "correntina" que le preocupa a JCDP es hija de la constitución nacional que asigna las retenciones al gobierno nacional.

Aun cuando la 20.221 vuelva a entrar en vigencia la KAJA estará vivita y coleando.

chubutense dijo...

Che, acabo de leer un post en artepolítica dedicado a ustedes. Es muy interesante y lo firma Ignatius.

Musgrave dijo...

Gracias Chubu.
El es este
Ya pasamos y aportamos.

Musgrave dijo...

El post es este debìa decir

Anónimo dijo...

La conctitución habla de la renta de la aduana, y lejos estuvieron los constituyentes en pensar en tasas de 35% o moviles que podrian llegar al 90% como en el petroleo y menos aun lo pensaron sobre un sector para favorecer a otro. Si fuera un pais federal como lo indica la constitución no existirian retenciones sino impuestos sobre la exportación como mucho porque las retenciones no pasarian un senado federal. No heches las culpas de los politicos mediocres en la consitución.