jueves, 27 de mayo de 2010

Amarga

¿Cómo hace uno para "recuperar la alegría" cuando en la Argentina de los 200 años todavía pasan estas cosas?

¿Las indiecitas adolescentes no tienen derechos humanos y se las puede torturar impunemente porque son indias, pobres, mujeres y jóvenes?

8 comentarios:

sin dioses dijo...

Argentina son todas esas cosas, la alegría en la calles para muchos, la desesperación de otros. Eliaschev quejandose por la "invasión zoologica" y las 400 viviendas que se están construyendo en Rosario con dinero del estado nacional para la comunidad Toba.

Argentina tiene un grave problema social con la violencia de género.

También tenemos la pobreza que subsiste todavía y gracias a los servicios prestados por el gobierno de Menem y De la Rúa aumentaron los graves problemas que nos dejó la dictadura militar y su representación civil en dicha época con más de 50 intendentes radicales y el apoyo que dieron a las fuerzas policiales para que se manejen a su antojo absoluto.

Hay nichos que subsisten, jueces cómplices que fueron nombrados en esa época y todavía son parte de un resaca que le cuesta sacarse al país.

Ana en España un juez quiso juzgar crímenes tan horribles como el de esta piba, y los demócratas lo tiraron a la borda, eso si en nombre del consenso el presidente socialista no dijo un catzo.

guido (chubu) dijo...

Hay un continuo que va de la legitimidad segmentada a cosas como esta, con parada en Villegas.

Lo que hay que entender es que hay una cultura sobre la que se sustenta, y que no se trata de "nichos" como dice acá arriba SD. Suena como retórica bancomundialista, donde la pobreza forma "bolsones". Es, sencillamente, una modalidad del funcionamiento del estado. Una expresión del funcionamiento de la república real.

De allí que sea un buen ejemplo de porqué es simplón el llanto por el mal funcionamiento de las instituciones y la épica republicana por las formas.

En cosas como esta, lo que para mi se debería hacer es intervenir la provincia, meter en cana a medio mundo y, ma si, fusilar al juez y a los canas.

desvinchado dijo...

hay que presionar a la justicia. Si los jueces no aprietan a la cana, ni brindan garantias a los detenidos para que mierda estan?
Presion popular claro.

Juan Carlos Perez dijo...

Somos todos iguales pero hay unos más iguales que otros. Y a los wichis les tocó ser menos iguales. Que le vamos a hacer.
¿Hay algún lugar en el mundo donde no sea así?
Y los pueblos originales reclaman frente al congreso. No les van a dar nada salvo promesas.

Mendieta dijo...

Ana: supongo que lo de "indiecita" se le escapó. No es politicamente correcto hablar así.
Por lo demás, felicitar a Lucas por su valentía al publicar cosas como esta, que nos recuerda todo lo que nos falta hacer como para ser un país un poco más justo.

Ana C. dijo...

¿Cómo que les tocó ser menos iguales y que qué vamos a hacer? La tortura y violación de adolescentes es demasiada desigualdad. Sólo comparable por su barbarismo a la lapidación de mujeres supuestamente adúlteras en Sudán.

Mendieta, lo de la corrección política es un chiste ¿no?

elbosnio dijo...

La alegria viene de un sensacion de mejora. Los griegos han perdido la alegria y nosotros en esa situacion estariamos de festejo.

Asi que para tomar el reto de la pregunta del post, tenemos que ver si hay mejora en estos ultimos momentos que justifique la alegria o por el contrario no hay y alegrarse es de psicotico?

Sino, tendriamos que desterrar la alegria del mundo mientras haya un chico con hambre en el mundo, mientras haya una mujer golpeada, un viejo desamparado, un cura sin derecho a misa, etc...

E dijo...

Desvinchado: no sirve de nada presionar a la justicia. El juez que "investiga" a los policias torturadores es el mismo que invento la causa a los 6 chorotes amigos de Evangelina Pisco. Incluso tomo por valida la "confesion" de una de las victimas, que bajo simulacro de fusilamiento confeso haber descuartizado a Evangelina y repartido sus restos por toda la ciudad de Tartagal, envueltos en bolsas de basura.