miércoles, 19 de mayo de 2010

El secreto del éxito K: Mingo, veamos los números

El mejor blogger de la BEA y sin dudas el mejor gestor que tuvo el MECON desde que tengo uso de razón, también es falible.

Gracias a mi amigo Fachaval llego a este interesante artículo que el Mingo y Cottani publicaron el VoxEu.

Fachaval en su FB me hace leer este parrafo

"...while it is true that the economy recovered strongly after that year, the reason was not the default or the devaluation, but the increase in commodity prices and the easing in credit conditions that accompanied the 2003-2007 global economic boom..."

Traduzcamos para que todos lo entendamos

"... mientras es cierto que la economía se recuperó fuertemente después de ese año (2002, año del default y la devaluación), la razón no fue el default y la devaluación, sino el aumento en los precios de los comodities y el relajamiento de las condiciones crediticias que acompañaron el boom económico global entre 2003-2007..."

Ahora veamos los números que sacamos de esta fuente (si tienen una más confiable pasen el link en los comentarios)

Commodity Agricultural Raw Materials Index - Monthly Price - Commodity Prices

Commodity Fuel (energy) Index - Monthly Price - Commodity Prices

Commodity Food Price Index - Monthly Price - Commodity Prices

Como alguna vez escribieron los chicos de QLP este análisis parece berretonomics y habría que usar algún modelo con cierta robustez, pero viendo los gráficos uno tendría a pensar que atribuir todo el impulso de la recuperación argentina a los precios internacionales es una supersimplifación, aún más si consideramos los primeros años 2003-2005. Ya que el gran salto en los precios comienza en el 2006.

Recordemos los niveles de crecimiento en los años bajo análisis.


Respecto al segundo factor, la relajación o flexibilización de las condiciones de crédito que acompañó al auge económico global 2003-2007, cualquiera que haya estudiado el proceso de recuperación de la inversión en la economía argentina sabe que las empresas se financiaron reinvirtiendo sus propias ganancias y no mediante el mercado de capitales o el sistema financiero. (adivinen cual es el origen de dichas ganancias) Y todos sabemos que el Sector Público tampoco logró acceder a financiamiento voluntario en los mercados.

Así que Mingo en esta no te sigo.

11 comentarios:

Ana C. dijo...

Mus, Don Mingo ya no es el mejor blogger de la BEA, actualizate.

Musgrave dijo...

gracias por tu aporte Ana.

Ana C. dijo...

De nada. De todas formas, me parece que el gráfico que tenés que mirar es éste. Los precios estuvieron bastante deprimidos del 99 al 2001 y empiezan a recuperarse a mediados del 2002. Además también vino bien que bajaran las tasas internacionales y que se apreciara el euro.

Negar tanto los efectos positivos de la devaluación sobre el nivel de actividad como el viento de cola externo es hacerse el tonto.

El del 0.33% dijo...

El crédito al sector privado se multiplicó a lo loco entre el 2002 y el 2006.

El gráfico lo subí acá.

Musgrave dijo...

Y la expansión del crédito se explica 100% por la baja de las tasas internacionales?

O la reactivación de la actividad, el superavit fiscal, etc.., no tiene nada que ver?

Fachaval dijo...

Muy correcto el análisis Mus, sobre todo en lo de la mejora del crédito. Aunque la mejora del crédito ayudó a que los commodities no encuentren techo, por un rato largo. Aunque en realidad la mejora en los precios de los commodities muchos dicen que es la contracara del debilitamiento del papel que Greenspan y Bernanke imprimían sin parar.

Me cortaste las piernas, bien. Y al Mingo!

Pero no podemos negar que todo lo citado por Cavallo constituyen componentes del 'viento de cola'

ayjblog dijo...

disculpen, a nuestro economista de San Franciso, AKA la gran esperanza blance de De la Rua habria que aplicarle el metodo cientifico, esto es, sos un genio, ah, fallaste en una prueba clave, no servis... ni hay que darte bola en lo que escribas, que, en el fondo, solo trata de justificar tu fracaso del 2001, leido de otra forma lo que dice, a mi me fue mal por que todo lo que le fue bien a estos no es por estos, sinopor el viento de cola, etc etc etc

last but not least

a Cavallo le fue bien la 1ra por que ya Erman le habia licuado en el bonex, o no es lo mismo que Lavagna y Remes?

Musgrave dijo...

Ayj, usted sabe porque ya lo he escrito que el rumbo de la economia argentina esta sobredeterminado por las condiciones externas y que el ministro sólo puede cuidarse de no hacer muchas cagadas.

Por eso hablé de la capacidad de gestión del mingo y no del resultado de su gestión, ya que como vos decisel bonex le hallanó la cancha, como remes a lavagna

ayjblog dijo...

Musgrave, yo evidentemente no puedo juzgar las capacidades tecnicas, solo lo veo por los resultados. Bilardismo puro, pero como en la pelicula Show me the money!, y la verdad, aun en sus mejores momentos lo que hizo fue aplicar la contabilidad que le permitio el estado (usar venta de activos para enjuagar deficit corriente) y ni asi le fue de 10, que se yo, capaz que estoy muy errado, y el contexto hasta el95 fue muy bueno eh
Ahora bien, si el exito de su gestion es medido por el desguaze del estado, MB10 felicitado, pero, eso no es el bienestar de la gente, Cutral CO fue en 96, dicho de otra forma, por sus frutos los conocereis.

hay que admitir que blanqueo muchas cosas, jubilados, pero tambien que sembro las AFJP, en fin, muchisimas mas cosas y cosnte que no hablo del 82, eso, es apra guiness

Mariano T. dijo...

No se puede dejar de notar el precipicio de los commodities agrícolas en el 2001, en 2002 volvimos a los mediocres niveles de 2000

raztez dijo...

¿Pero cómo? ¿no era el efecto rebote que decían todos los medios de comunicación? Ya me parecía raro, la economía siempre había sido una torta de cumpleaños donde a veces ni siquiera se dejaba a mis iguales lamer el plato pero, justo en ese momento, se transformó en una pelota de ping pong rebotando después del ostión que se había dado contra un suelo imaginario. Desde ese punto de vista el mérito es de Cavallo, si él no nos hubiera precipitado tan fuerte en el abismo no habríamos rebotado tanto. En cambio, a mí me gusta pensar que la economía es como un coche a motor, no necesita un Cavallo adelante.