domingo, 16 de mayo de 2010

Vuelve la teoría del derrame: sepa el pueblo votar

Se ve que a Sanz no le gustaba mucho que Macri atrayera toda la atención mediática y salió con los tapones de punta con sus famosas asociaciones entre AHU, juego y droga.

Pero leyendo otra vez sus declaraciones, ahora levantadas por el compañero Cufre, me encuentro con esta declaración de principios.

"Estamos hoy perjudicados por un gobierno que cree que la distribución de la riqueza pasa por la distribución de dinero de los gobernantes. Esto tiene que ver con cuestiones que son positivas: jubilaciones, asignación universal, planes sociales. Positivas, digo, en teoría. Pero nosotros creemos que no hay método más potente en redistribuir riqueza, que es generar riqueza y apostar a los sectores que la generan.."


Hacía un tiempo que no escuchaba este tipo de ideas en boca de políticos radicales de primera línea. Si la leen bien, rápidamente verán que el correlegionario mendocino está proponiendo lisa y llanamente eliminar las políticas sociales implementadas por el gobierno de CFK y dejar que el mercado llene la copa y luego derrame sobre los más necesitados.

Raro que insistan con este planteo. Raro que lo hagan ahora que vienen surfeando la ola de empatía con la sociedad que lograron con la gente post muerte del gran Raúl. Raro porque si había algo que el viejo tenía claro, era que las ideas neoliberales eran recetas que conducían al desastre económico y social.

Pero claro como le dije a Ana C. en un comentario, Sanz es mendocino. Y sepan disculpar los compañeros cuyanos, el neoconservadurismo está en su naturaleza.

Ayer en la mesa del CVFP, el parroquiano Chubu decía que Sanz quería ocupar el lugar que dejaría vacante el PROcesado Marci.

Triste final para el partido de Alem, Yrigoyen y Alfonsín.

27 comentarios:

Ana C. dijo...

Mus, te olvidás que el pueblo ya votó por una presidente que preconiza la teoría del derrame hasta los límites de lo posible...

Bastante pavote estuvo Sanz, sobre todo si no tiene ningún fundamento serio para afirmar lo que afirma.

Musgrave dijo...

Estas hablando del pueblo germano y la Merkel, no?.

Raúl C. dijo...

Más de uno (y yo también) piensa que desde 2003 se aplicó la política del 'derrame moviendo la copa'. Que no es lo mismo que sentarse a esperarlo mientras sólo el decil más alto de la población la pasa bomba.
Lo de Sanz no es una pavada: es predicar el odio. Realmente asusta.

Musgrave dijo...

"Derrame moviendo la copa" que buena frase.
La voy a incorporar.
Eso es la economia capitalista y el buen gobierno.

H dijo...

Tremendo lo de Sanz.
Y lo del legislador riojano que dijo que a los gays hay que curarlos y que en su provincia son bien machitos?

Raúl C. dijo...

Musgrave:
Lástima que la frase no sea mía, y que no recuerdo quién la dijo. Casi seguro fue un economista.
By the way, recordemos una vez más que 'derrame' es una traducción inexacta y políticamente sesgada de 'trickle down', que significa GOTEO.
Esto explica que algunos impacientes estemos a favor de los sacudones de la copa.

El del 0.33% dijo...

¡Qué injustos que son con Sanz!

Sanz no debe saber qué es la teoria del derrame, cómo carajos se distribuye mejor la riqueza y mucho menos debe saber qué sectores la generan.

Juan Carlos Perez dijo...

"Triste final para el partido de Alem, Yrigoyen y Alfonsín."

Algunos o quizás la mayoría de los partidos políticos son como barcos que, antes de hundirse, escoran a la derecha ¿O debería decir estribor?

El criador de gorilas dijo...

En agosto de 2009, antes de la AUH, le dejé este comentario a Rollo, cuando él señalaba que más o menos todo el mundo estaba a favor de una medida así: "Rollo, es verdad que “existe algo así como un consenso de que es necesario un Ingreso Universal para la Niñez”. Lo que creo es que, de ser implementado, a los pocos meses aparecerían informes en ciertos noticieros con títulos como “se gastan la guita de nuestros impuestos en paco”, y el consenso desaparecería inmediatamente".

Todavía no creo que hayamos llegado a ese punto, y tal vez acierte Natanson hoy cuando dice que la AUH puede convertirse en una "política de estado". Pero detrás de esa máscara progre donde todos coincidían en una política así, era cantado que tarde o temprano iban a venir las acusaciones de vagancia o consumo de drogas (aunque no creí que vinieran de la UCR).

Mariano T. dijo...

La AUH puede ser política de estado pero no me parece que deba ser por un siglo, así que no esta mal pensar en la vida de salida.
De todos modos, no me paree mal si en algún momento se implementa (en forma gradual) el cambio a cupones alimentarios.

Musgrave dijo...

Es increíble como una persona puede contestar que CFK cree en el derrame, como decía una vieja propaganda con Fernando Bravo, es obvio que está mirando otro canal.

Criador, déjese de joder y vuelva a postear.

0.33% no te creas que lo hace de ignorante, lo hace de garca, no hay atenuantes.

Musgrave dijo...

Mariano T, la AHU no lleva un año y ya pensás en que no puede durar para siempre.
Me parece que tu preocupación es como financiar la AHU. jeje.

Mariano T. dijo...

Los economistas ganan buena guita Mus. Y los profesores también.

Andrés dijo...

http://www.mdzol.com/mdz/nota/210323-Sanz-aclar%C3%B3-que-est%C3%A1-a-favor-de%C2%A0las-asignaciones-familiares/

Jhon Galt dijo...

¿Ahora el populismo parasitario, que viene fracasando hace más de 4000 años se llama "teoría de la redistribución del ingreso"?

¿Y los bienes y las ganancias no son propiedad privada? ¿O estamos en un régimen socialista? ¿No fracasó estrepitosamente el socialismo y su versión moderna, amparada eufemísticamente bajo los Estados de Malestar coercitivos, mientras los garpe un 3ro?

Y si destruís la oferta con el populismo y la inflación te desborda, le podemos echar la culpa a los oligopolios, a Clarín, al estructuralismo, etc.

Y si los Estados de Malestar generan un déficit fiscal insostenible, le echamos la culpa al FMI, al neoliberalismo, al capitalismo salvaje, etc. todo vale mientras la fiesta la pague otro...yo, peronista.

Siempre es cómico leer este blog...

Alejandro de la Ribera dijo...

Tengo para mi que hay algo de erróneo en la idea de "distribución del ingreso" que se obtiene sólo a través de medidas "activas".

Sin ninguna intervención del Estado, existe igualmente una "distribución del ingreso" que depende de las características institucionales, económicas, sociales, pero también culturales de la sociedad en cuestión.

Esto no tiene que ver con ver con ningún tipo de goteo (en el sentido de migajas que van cayendo del plato de los opulentos, y que posibilitan que los excluidos se "alimenten"), sino con la capacidad de esa sociedad para integrar a las personas como ciudadanos plenos, como actores sociales y económicos.

Una cosa muy distinta, en cambio, es la distribución "redistribucionista" de la riqueza, que en si misma no otorga caracter de ciudadanos plenos, sino de "clientes".

Entiendo que la intervención social activa del Estado se justifica en muchas situaciones.

Pero no es una solución de fondo si no termina integrando plenamente a los ciudadanos, que en cambio mantienen o incluso profundizan su carácter de "clientes".

Una economía de "ciudadanos" es algo completamente distinto y mas poderoso que una de "clientes", aunque esta última logre algunos indicadores semejantes, pero artificialmente.

Hay que discutir las condiciones para que la distribución la logren en la mayor medida posible, los propios "actores", es decir, los ciudadanos plenamente incluidos.

Si no se creamos ese espacio virtuoso, siempre estaremos hablando de lo mismo.

Alejandro María Cardoso

H dijo...

Como dice el post de hoy "La AUH y el Paco", no hay sociedad igualitaria sin furibundas transferencias del estado a los ciudadanos. No estoy planteando nada "en teoría", simplemente los casos de sociedades igualitarias (como las europeas a las q muchos aspirados) logran su bajo Gini de ese modo.
El post de hoy le va a gustar a Ana y a Musgrave, seguro.

Alejandro de la Ribera dijo...

H: acabo de leer el post que sugerís. Tengo serias dudas de que sea cierto que no hay sociedad igualitaria sin furibundas transferencias de ingresos.
Sin ser economista, he visto que en Suecia, país igualitario por antonomasia (ya que citás como ejemplo a los países escandinavos), pareciera no darse lo de las transferencias furibundas. El Estado centraliza los recursos y universaliza prestaciones de muy alta calidad, pero en realidad prácticamente todo el mundo aporta la mayor parte de sus ingresos al Estado, con excepción de las empresas.
Habría que analizar cuanto de "transferencias" realmente hay en Suecia. (Supongo que habrá un concepto económico para medirlo).
La economía sueca tiene la capacidad que indicaba en mi entrada anterior, de integrar a sus habitantes como ciudadanos plenos, como actores y no como clientes, puesto que la inmensa mayoría de las personas está en condiciones generar una alta cantidad de ingresos. Estos ciudadanos no necesitan que se les "transfieran" ingresos: se los pueden ganar por sí mismos. Creo que es una diferencia diametralmente opuesta a la distribución "distribucionista" que califico de "clientelar" que parece prevalecer en Argentina. Y lo más notable de todo es que en un ranking mundial de competitividad que ví hace no mucho, Suecia figuraba igualmente en el 5º puesto. Tremendo. Alejandro María Cardoso

H dijo...

"El Estado centraliza los recursos y universaliza prestaciones de muy alta calidad, pero en realidad prácticamente todo el mundo aporta la mayor parte de sus ingresos al Estado, con excepción de las empresas": a eso me refiero. No tiene que ser necesariamente cash (en el post hablaba de los almuerzos en los colegios).
En Dinamarca, en el '97, me contaron que a los jubilados el estado les llenaba el freezer de comida para que no tengan que salir. En Sicko, se ve que en Francia te ponen una baby sitter cuando tenes flia. En Argentina el ANSES te paga el salario cuando te tomás licencia de maternidad, en las'uropas también hay licencia por paternidad, seguro de desempleo en serio, etc. Todas esas son las transferencias a las que me refiero. Quiero un país así, quiero que me dejen de subsidiar la nafta y la energía a los que ya tenemos gas natural y que pongan la guita donde hay que ponerla. Quiero que me aumenten las tarifas y lo vengo diciendo desde el 2008!!!

Alejandro de la Ribera dijo...

H: coincidimos mucho en la visión de la sociedad deseable. Igualmente quiero resaltar un concepto: el sistema sueco parece ser de Previsión Social, y no tanto de Redistribución de Ingresos. El sistema asegura que nadie quede excluido social o económicamente a causa de un devenir familiar, económico o social desfavorable. Pero ese bienestar no es gratuito ni optativo para la población, que tiene que invertir gran parte de su sueldo en mantenerlo. Como la inmensa mayoría de la población se encuentra en condiciones de generar sus propios ingresos y está obligada a mantener un sistema altamente oneroso, podría decirse que tiene muy poco de transferencia (si esto es cierto, debe haber un número para medirlo). Por vía indirecta parece es un esquema muy igualador, pero no por la distribución “redistributiva” de los ingresos orientada a una población “cliente”, tan de moda aca, sino porque ese sistema permite a las personas asumir un papel activo, de ciudadano pleno e integrado.
Claro que han pasado crisis y hasta se ha anunciado la desaparición del estado del bienestar sueco. Pero aggiornado, parece plenamente vigente, y actualmente muy exitoso.
Acabo de escuchar a Jorge Colina en Radio (Estudió en Holanda) diciendo que los países nórdicos son tan previsores que mucho antes de la crisis hicieron correcciones preventivas y se encuentran mucho más sólidos que los países mediterráneos como España, Italia, Grecia. Otra conclusión que deberiamos repetirnos cada día al levantarnos: si no queremos “ajustes”, evitemos cuidadosamente las crisis. Alejandro María Cardoso

Ana C. dijo...

Alejandro, Suecia tiene uno de los gastos sociales más altos del mundo y la mitad son transferencias sociales (pensiones, seguro de desempleo, subsidios a los ancianos, los chicos y los pobres) y la otra mitad servicios sociales (salud, infancia, vejez). Tiene razón Hache cuando dice lo de las furibundas transferencias.

H dijo...

No sé, a mi me parece que hablamos de lo mismo. Pero me pa' que la clave está en este punto en el que mencionás: "no por la distribución “redistributiva” de los ingresos orientada a una población “cliente”, tan de moda aca, sino porque ese sistema permite a las personas asumir un papel activo, de ciudadano pleno e integrado."

¿Cuál sería la diferencia entre el sistema sueco y la AUH? ¿Por qué decís que la AUH es clientelar y el sistema sueco no? Los criterios de la AUH son explícitos y medianamente claros (más allá del tema del empleado en negro, pero que no creo que haya generado problemas, o de si uno de la pareja está en negro y el otro no). Pero no es discrecional, como las pensiones no contributivas que un diputado le da a quien él decida -rémora de tiempos infames y clientelares en serio-, sino que si tenés hijos en edad escolar y estás desempleado, es tu derecho. No está repartido por unidades básicas o agrupaciones piqueteras que se quedan una parte para subsidiar su organización, sino que lo administra un organismo técnico como la ANSES.

Por ende no veo la diferencia entre la AUH y una política pública holandesa, aunque puede que la haya (chiste geográfico de altísimo nivel :).

Mariano T. dijo...

La AUH es muy poco clientelar.

Alejandro de la Ribera dijo...

Ana C, cuando hablaba de transferencias (o redistribución) me quería referir a aquellas prestaciones no contributivas del Estado, o que se financien con rentas generales no aportadas por los mismos beneficiarios de los servicios.

Los sistemas contributivos, como gran parte del seguro por desempleo y las jubilaciones en Suecia, y muchos de los servicios de la Seguridad Social, a mi entender no tienen el carácter “redistributivo” al que me refería, puesto que requirieron de contribuciones de los beneficiarios (contributivas o impositivas), en lo que en términos amplios es un sistema de Seguridad Social. Las prestaciones de este sistema son en buena medida, una contraprestación por una cotización. Se trataría de un gran sistema de Previsión Social, en mayor medida que un gran sistema de redistribución. Pero no niego que existan transferencias grandes.

El punto es que los paises escandinavos son los más igualitarios del mundo, antes de impuestos y transferencias, y aún más igualitarios luego de ellos, si no tengo mala información. De alli que es relativo lo del papel de las furibundas transferencias.

(Sería interesante determinar el coeficiente de Gini antes y después de impuestos y transferencias, en Argentina y en otros países, y comparar.)

Es decir, que una economía puede distribuir bien más allá de la acción redistributiva del Estado, aunque reconozca que esa acción también existe.

Estoy completamente convencido que una sociedad debe tener un tipo de organización que permita a sus miembros una plena integración social y económica. Que esos miembros deben gozar de una ciudadanía plena, y de la mayor autonomía y capacidad para darse a si mismos sus ingresos, de modo que la redistribución activa del Estado sea sólo subsidiaria, como a pesar de lo que parece, ocurre también en Suecia (Digo redistribución activa, no prestación de servicios por el Estado, que no es lo mismo)

Y también estoy convencido que una economía que no goce de esta condición igualitaria “antes de impuestos y transferencias” como en los países escandinavos, no será corregida por la acción redistributiva del Estado.

(Peor aún, puede ocurrir que luego de “impuestos y transferencias” la situación de desigualdad no se corrija o incluso empeore).

La “igualdad” obtenida por una economía de naturaleza igualitaria (en la que también hay espacio importante para la acción del Estado), es completamente distinta a la “igualdad” obtenida preponderantemente por acción del Estado, que a mi entender eterniza la desigualdad y la ineficiencia económica.

En el primer caso hablaremos de ciudadanos actores, y en el segundo, de clientes.

Pero bueno, no soy economista. Y me interesaba marcar esa diferencia de percepción. Si tenés desagregados del presupuesto Sueco, te agradeceré me los hagas llegar. Saludos.

Alejandro María Cardoso

Ana C. dijo...

Un sistema de protección social financiado con impuestos generales es como un gran sistema de seguridad social. De hecho en Suecia o en Dinamarca (aunque más en Dinamarca) el sistema se financia con impuestos, salvo el segundo y tercer pilar de las pensiones.

Por otro lado, antes de los impuestos y beneficios, la distribución del ingreso en Dinamarca o Suecia no es demasiado diferente a la Argentina. Tenemos un cuadro por ahí hecho por el Banco Mundial o la OECD que lo muestra bien. Voy a ver si lo encuentro.

H dijo...

Alejandro, vos decís:

"El punto es que los paises escandinavos son los más igualitarios del mundo, antes de impuestos y transferencias, y aún más igualitarios luego de ellos, si no tengo mala información. De alli que es relativo lo del papel de las furibundas transferencias.
(Sería interesante determinar el coeficiente de Gini antes y después de impuestos y transferencias, en Argentina y en otros países, y comparar.)

Justamente, el post al que hacía referencia hoy, decía: "la desigualdad europea previa a la injerencia estatal no es significativamente menor que en América latina. Y en algunos casos se acerca mucho: Portugal tiene un Gini de 0,494, Dinamarca 0,486, Italia 0,475 y España 0,468; la diferencia está en que los impuestos y beneficios reducen el Gini a 0,381, 0,285, 0,374 y 0,348, respectivamente."

SON ESAS TRANSFERENCIAS las que crean la igualdad. Más datos, mirá el post mencionado.

Un abrazo,
H

Ana C. dijo...

Acá está el post con la tabla que decía. Era un documento de la OECD que tomó la tabla de un paper del BM.