viernes, 21 de mayo de 2010

Nunca invites a la Merkel a comer un asado

"Che loco no me escupas el asado!!"

Es un clásico epíteto argento que se utiliza cuando algún amigo o compañero nos esta metiendo goles en contra.

Hoy leía a la Merkel vía el Lic. Baleno y no pude evitar pensar que a esta señora nunca la invitaría a comer un churrasco.

Cuanto se lanzó el superblindaje europeo, entre los parroquianos del CVFP no logramos ponernos de acuerdo sobre si el paquete era suficiente o no. Leyendo a la canciller teutona me parece que los escépticos tenían razón.

5 comentarios:

Ana C. dijo...

¿A quién le escupió el asado Merkel?

Mariano dijo...

Musgrave: usted ya está pasando los límites de lo tolerable, incluso con un marco de referencia populista.
Referirse a Merkel como la "canciller tetona" me parece una exageración.
Saludos

Ramiro dijo...

Lo que a mí me asombra es el grado de "ingenuidad" que se deja ver en los comentarios de los líderes mundiales. Son o se hacen? o quizás es que no son lo que se hacen?

oti dijo...

Lo bueno es que el gob. alemán prohibió ciertos derivados financieros, para evitar especulaciones durante la crisis.

Si esto va a ser una tendencia hay que esperar la desaparición de muchas casas financieras.

Luigi dijo...

Estimado Musgrave: Siguiendo su consejo asistí a la FCE UBA para la conferencia de Frenkel et al. Cuál no fue mi sorpresa al encontrarme con un acto político de la oposición y nada , nada de teoría macro. Frenkel denostando a los economistas jóvenes que hablan mal del ajuste, que finalmente no es una mala palabra y Rozenwurcel diciendo que lo que pasa es que los peronistas siempre tienen suerte con la coyuntura externa y siempre la desaprovechan (teoría en realidad original de Gerchunoff, según recuerdo de mi paso por Di Tella). Por favor necesito su palabra orientadora. ¿Me habré vuelto oficialista?