martes, 9 de marzo de 2010

Con el Mingo contra los devalúo maníacos

Les recomiendo no perderse esta gran nota. Eso sí cuando el Mingo pasa a proponer liberalizar precios y tarifas, pueden dejar de leer.

6 comentarios:

Aureliano dijo...

Sugiero seguir leyendo....

Martín Gianella dijo...

Es interesante para nosotros los ciudadanos argentinos que los economistas que se egresan de nuestra UBA sigan leyendo y escuchando atentamente al mejor agente que puso la CIA en América Latina y máximo responsable del hambre en la Argentina.

Tincho dijo...

Totalmente de acuerdo mus. Cuando salta con liberalizar todo la pifia mucho en el argumento.

Kaloma dijo...

Para los adoradores de subsidios q permiten tener tarifas de luz 5 veces mas baratas, recomiendo repasar la diferencia entre flujo y stock.

Q el modelo nestoril, q no supera la suma y resta de items no lo contenga, vaya y pase, pero luce feo de parte de quienes deberian tener clara dicha diferencia.

Salutti

pigouviano dijo...

Que post tan cortito. Interpreto que recomendas leer "esta gran nota" del sicópata porque suscribís lo que ella contiene aunque no la última parte.

Me iba a tomar el trabajo de criticar esta nota de cuarta del sicópata este, y que vos suscribis, pero sería una perdida de tiempo ya que la tozudez es lo que caracteriza a esta clase de economistas (y encima el que la escribió tiene un Ph.D, noooo ni bola, que siga con la suya)

Este sujeto deplorable en la historia economica de Argentina a causado la muerte, pobreza e indigencia de millones de argentinos (en su gran mayoria niños y ancianos). Ha causado la peor crisis economica de Argentina con la aplicacion de sus ideas en la politica economica. Ha causado desastres. Es el peor de los peores economistas. Sus analisis causan mareo y vomito a gente que tiene un grado de bondad y piedad por las personas desfavorecidas. Este sujeto merece el desprecio, por lo menos.

Musgrave dijo...

O sea que para vos devaluar es la solución?

Sigo insistiendo se nota que tuviste profesores de economía malísimos, no es tu culpa claro.