miércoles, 24 de marzo de 2010

24 de Marzo: Todo esta guardado en la Memoria

42 comentarios:

Hal dijo...

no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos

Utz dijo...

Nelson Mandela no lo hubiera dicho mejor.

Hal dijo...

No, claro, no puede decirlo mejor. Les llevamos años luz a los sudafricanos en esa materia.

The Typical dijo...

"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego"

"Los débiles nunca pueden perdonar. El perdón es atributo de los fuertes."

"No es sabio el estar demasiado seguro de la propia sabiduría. Es saludable recordar que los más fuertes pueden flaquear, y que los más sabios pueden equivocarse."

Mahatma Gandhi

Utz dijo...

En materia de no perdonar y no reconciliar, al pobre impala sudafricano lo hemos dejado ciertamente en la polvareda.

Hal dijo...

Chicos, están haciendo el curso acelerado de sofista?
Ojo por ojo supondría, en nuestro caso, pagarles a los resposables/ejecutores del terrorismo de Estado con la misma moneda. No conozco a persona alguna que reclame la desaparición forzada de Videla o tortura para Massera.
Tampoco se reclama algo en nombre de una sabiduría a prueba de balas. Se pide un juicio justo, con derecho a defensa.
Déjense de joder con las invocaciones a Mandela y Gandhi, acá los que hablan de reconciliación son los Duhalde.
Y, sí, les llevamos años luz a los sudafricanos en materia de lucha contra la impunidad de los delitos de lesa humanidad.

Fernando dijo...

Hal tiene razón, 'no olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos' no implica 'ojo x ojo'.

De la misma manera, creo, 'olvido, perdon y reconcilición' no implica no juzgar a responsables y ejecutores del terrorismo de Estado y del terrorismo subversivo.

cascarudo

chubutense dijo...

Xhosa, Mandela es xhosa. H,¿esi ironía?

Utz dijo...

A mi me gustaría que la pintura histórica tuviera algunos trazos más. Que la desaforada respuesta militar no parezca un meteorito fundacional que tape todo, como si fuera la invasión mongola surgida de la estepa.
Que algún funcionario, alguna vez, se acuerde, no sé, de los soldados del regimiento de Formosa ametrallados en las duchas, o durmiendo. Y que les haga un pequeño homenaje a sus familiares.
Además, fue un ataque ocurrido durante un gobierno democrático.
No entiendo la obstinación en afirmar que esa gente no murió, y que nadie la mató.
No pido que no se juzgue ni castigue, ni que se juzgue a otros. Sólo pido, que a todos se les reconozcan sus muertos y asesinados, para poder hacer un buen duelo.

conejo dijo...

Y que los ametrallados no eran soldados voluntarios, sino conscriptos. Pero cuando la historia la escribe gente que nunca hace o hizo nada por nada, ya sean derechos humanos, reforma de la justicia, o lo que sea, a no ser que eso les traiga ganancia personal(politica o financiera)contabilizable, lo que escriben es dificil de leer.

Hal dijo...

Una cosa es el debate sobre la guerrilla y otro tema es el terrorismo de Estado. ¿Qué carajo se pretende al meter todo en la misma bolsa? La Dictadura no es una respuesta desaforada, es el plan de exterminio que se cargó a una generación para hacer posible la más brutal transformación regresiva de la estructura social argentina (ver El otro golpe, de Artemio López).
Respecto al otro asunto, digo: así como no está claro en la legislación internacional que el accionar de las organizaciones armadas revolucionarias que operaron en los 70 pueda ser catalogado como terrorismo, tampoco es cierto que los responsables de aquellos actos no hayan pagado. El problema radica en que sus miembros (junto a otras miles de personas) fueron perseguidos por el aparato estatal pero a contramano de los más elementales principios humanitarios; resultando detenidos a disposición del PEN y/o secuestrados y/o torturados y/o asesinados y/o obligados al exilio y/o privados de sus hijos- familiares-amigos y/o despojados de sus bienes, etc. Mientras tanto, claro, se olvidaron de someterlos a juicio justo con las garantías correspondientes (las mismas que hoy nadie niega a los represores procesistas). De modo que se perdió la oportunidad de establecer responsabilidades y condenar porque no sólo prescribieron los delitos en cuestión sino que, prácticamente, no quedó a quien juzgar.
De todas maneras, como señalé antes, son asuntos de distinta naturaleza y hay que tener mucha mala leche para meterlos en la misma bolsa.

Hal dijo...

http://www.elortiba.org/pdf/elotrogolpe.pdf

conejo dijo...

Una cosa es el robo a mano armada, otra el hurto. Pero no se puede hacer ley que convierte a uno en crimen mientras el otro queda impune. El terrorismo de estado debe ser juzgado, condenado y castigado. Pero la violencia armada de un sector muy minoritario contra el poder democraticamente elegido tambien. No es ni complicado ni de mala leche, Hal. Mala leche es hacer revanchismo politico calculado y disfrazarlo de justicia.

Utz dijo...

Hal,

yo sólo pedí homenaje y reconocimiento a las familias de unos colimbas asesinados mientras dormían o se duchaban.
Quiero que alguien le reconozca a esas madres formoseñas que sus hijos, a lo mejor, no eran jóvenes universitarios idealistas, ni habían leído a Adorno, ni tenían conciencia de clase, pero eran unos pobres pibes formoseños que fueron asesinados en sus camas y duchas, por ser soldados argentinos.
Reitero que no pedí que se pare un juicio, ni se cierre un juicio, ni se abra otro.
Pedí homenaje y reconocimiento para unos argentinos muertos. Si eso te molesta y te parece mala leche, en fin.

Hal dijo...

Sí, es mala leche que se pretenda equiparar una cosa con otra.
Primero, porque no es cierto que la Dictadura haya sido una respuesta a la violencia de las organizaciones armadas.
Segundo, porque los crímenes de la dictadura, a diferencia de aquellos que se les imputan a los integrantes de la guerrilla, no sólo no prescriben sino que, en algunos casos (la desaparición forzada, la sustracción de identidad), todavía se siguen cometiendo.
Tercero, porque, aún considerando todos los errores y miserias de aquellas organizaciones, los propósitos y los métodos son incomparables.
Lo del revanchismo es otra mentira, se está juzgando en atención a lo que indican las leyes. Las propias y las que rigen el Derecho internacional en esta materia. Contra los militantes de los organizaciones armadas ya se desplegó, en su momento, el poder represivo del Estado. Si no se lo hizo en atención a esas misma leyes, no es culpa de los militantes.

Utz: el Estado tiene que reparar los crímenes cometidos desde el mismo Estado. ¿Cuál es el sentido de invocar a las víctimas de las acciones armadas de la guerrilla cada vez que se condena a la Dictadura? ¿Por qué no mentamos, también, a las víctimas de la banda del Gordo Valor? Son temas diferentes.

Utz dijo...

Hal,

a ver, no sé si me respondés a mi, porque lo que respondés no tiene relación con lo que yo dije. No hablé de procesos judiciales que no me interesan y que no objeto (aunque puedan tener costados al menos opinables).
Lo de que no fue una respuesta, es discutible. Si era un plan que ya estaba listo, lo hubieran podido llevar adelante Onganía, Levingston, o Lanusse, y no ocurrió.
Yo quiero reconciliar. Me parece ridículo que veteranos de Malvinas ingleses y argentinos que intentaron matarse puedan juntarse a tomar un café, y que madres de militantes muertos y de colimbas muertos no lo puedan hacer, ni puedan tener un reconocimiento conjunto. Si no, esto va a ser como rosistas y antirosistas, que seguían arguyendo y odiando cuando ni los nietos de los protagonistas estaban vivos.
Pero bueno, vos según tus palabras elegís "no perdonar", "no reconciliar", y más allá del castigo y el juicio de la historia, seguir con un odio que ni la muerte biológica pueda frenar. Es tu proyecto, y no te lo voy a discutir, allá vos.
Te hago notar que como yo no leo mentes, no me atrevo a decir si vos tenés buena o mala leche. Vos evidentemente lees mentes, ya que sabés que tengo mala leche. Así que acá dejo de postear. Ya que si podés leer mi mente, tipear está de más.

conejo dijo...

Hal, donde se dijo en estos comentarios que la dictadura fue una respuesta a las organizaciones armadas? No traigas argumentos ajenos para descalificar lo que se dijo.
'Los propósitos y los mĕtodos son incomparables' Si demoler el orden constitucional y el voto de los ciudadanos por la fuerza es un propósito encomiable, hacele una estatua al almirante Rojas. No se la vas a hacer porque las ideas del almirante Rojas no te gustan. A Mirta Legrand si, y vos no sos mas ni mejor que Mirta Legrand ante la ley. Si se pone el orden constitucional y el voto popular como norma, Firmenich y Rojas eran bestias equivalentes.
En cuanto a los mĕtodos, no sé como se mide la diferencia entre el terror del indefenso picaneado o tirado de un avion, o ametrallado bajo una ducha. Ni creo que tenga mucho sentido tratar de cuantificarlo para justificar bestialidades.

Hal dijo...

No hay mucho para discutir, Utz, la guerrilla estaba militarmente acabada al momento del golpe. La actividad de la Triple A, el Operativo Independencia y los fracasos en Formosa y Monte Chingolo habían reducido la capacidad de Montoneros y ERP a un problema policial. Por otro lado, la política represiva –que se aplicó a escala continental -tuvo base en la Doctrina de Seguridad Nacional y el modelo utilizado comenzó a pergeñarse a finales de los 50 (http://www.cpdhcorrientes.com.ar/robin.htm); o sea, no sólo antecede por mucho a la Dictadura sino al nacimiento de las propias organizaciones revolucionarias. El dato más ilustrativo de que la Dictadura no fue una respuesta a la guerrilla lo representan sus víctimas, las de la represión y las del modelo social.
La pretensión de reconciliar me parece tramposa porque no hay dos bandos (del tipo rosistas versus antirosistas) y el problema tampoco es el supuesto odio de quienes padecieron la Dictadura sino la impunidad del terrorismo de estado.
Y, sí, hablar de “los muertos de uno y otro lado”, metiendo todo en la misma bolsa y agitando la teoría de los dos demonios, es mala leche.

Conejo: leé el comentario de Utz, ahí se dice que la dictadura fue una respuesta al accionar de la guerrilla.
Efectivamente, los propósitos no son comparables porque aquellas organizaciones perseguían objetivos que no tenía relación alguna con las transformaciones sociales producidas durante la Dictadura. Tampoco hay relación entre enfrentarse con el aparato represivo del Estado y valerse de éste para llevar adelante un plan de exterminio que costó la vida de miles de trabajadores, estudiantes, intelectuales, etc. La desaparición, la tortura, la apropiación de chicos tampoco eran prácticas de la guerrilla. Las diferencias son enormes, de número y de calidad, por mucho empeño que pongas en tratar de asimilar una cosa con otra.

conejo dijo...

Hal, por un lado criticás que se use la guerrilla terrorista como justificación del terrorismo de estado, pero por otro relativizás la brutalidad del terrorismo guerrillero sobre la base de que lo que hizo la dictadura fue muchísimo peor. O son hechos inconexos, o estan vinculados. Vincularlos a ratos para probar lo que uno quiere es de Cristina Kirchner.

The Typical dijo...

Conejo: te felicito por tu paciencia con Hal.

Como curiosidad personal me gustaría saber si él mismo cree que tanto odio y rechazo a convivir -o reconciliarse, y tratar de hacer un país juntos- con los que piensan diferente es algo sano, o que le hace bien al país.

Por suerte (y es una *gigantesca* diferencia) no clama por la sangre de los fachos o defensores del proceso, pero filosóficamente no es tan diferente de ellos: en su idea de país no entran los Otros, los que "piensan feo". No reconciliarse, dice. Tenés otra visión que la de él? Tenés mala leche.

Y así continúa el odio de unos contra otros, no vaya a ser que privilegien el presente que el pasado, la pobreza actual que los muertos enterrados hace tiempo, la educación o la salud del vecino (aunque sea facho) antes que el mes exacto en que la guerrilla estaba militarmente acabada.

Tal fanatismo e ignorancia no me llaman la atención en Cecilia Pando, pero de alguien con cierta educación no dejan de generarme tristeza.

Hal dijo...

No intentes embrollarme, Conejo, ni cien blogs te alcanzan para eso.
Si digo que los propósitos no son comparables, que no hay relación entre enfrentarse con el aparato represivo del Estado y valerse de éste para llevar adelante un plan de exterminio, y que las prácticas de la Dictadura no eran las de la guerrilla, estoy afirmando que se tratan de fenómenos diferentes que merecen consideraciones (políticas y legales) particulares.
Y dejate de romper las pelotas con tus fobias anti K, estamos hablando de otras cuestiones.

Hal dijo...

Como mi pretensión es vivir en una sociedad donde los delitos de lesa humanidad sean debidamente juzgados, prefiero centrarme en terminar con tres décadas de impunidad antes que sentarme a tomar un café con Videla para charla de la vida.
Lo del odio es un prejuicio, así como el supuesto de que esa lucha, que también es un desafío del presente, resulta incompatible con reducir la pobreza. De hecho, batir el parche con la reconciliación no supone un gran aporte a la idea de un país más justo, en cualquier sentido que se le quiera dar a la expresión. Es más, resulta paradójico que los paladines de la institucionalidad republicana y el Estado de Derecho sean incapaces de reconocer que Argentina, en este tema, es un buen modelo para la región y el Mundo.
Lo que estaría bárbaro es que prediquen con el ejemplo, y esa voluntad conciliadora, esa apelación constante a la tolerancia, la muestren también a la hora de referirse a quienes hoy gobiernan por voluntad popular.

conejo dijo...

Hal, no vale la pena seguir debatiendo esto. Alguno de los dos tiene razon, y el tiempo dirá quien. Y si el modelo argentino, en cualquier aspecto, es tan bueno como decís, otros lo van a copiar. Y si no lo hacen habrá que pensar o que el resto son pelotudos, o que a lo mejor tan bueno no es.

En cuanto a mi fobia anti-K, no es menor que la tuya hacia cualquiera que no comparta tus ideas o soluciones, bastante evidente en todos tus comentarios en este blog. Como siempre vienen barnizaditos con una suficiencia didactica , me parece oportuno hacerte notar que, hasta en eso, sos bastante parecido a tu modelo.

Musgrave dijo...

Copiar y ser copiado. Ese es el criterio ridiculo que suele aplicar para evaluar politicas.
Como dice el dicho "el diablo esta en los detalles", vean la peli de brendan fraiser y la ex de hugh grant que lo deja muy claro.

Los "detalles" = la estructura, la historia = path dependence, explican porque no todas las politicas son replicables y porque soluciones mejores no funcionan cuando se las transplanta.

Yo creía que el pensamiento único había caído en desgracia pero la tentación a la igualación sin importar ninguna otra variable es muy fuerte y además es claramente una muestra de pereza intelectual.

conejo dijo...

Musgrave, algunos seres excepcionales marcan caminos, inventan nuevas soluciones, y no necesitan modelos de ningun tipo. Los mas dotados entre ellos escriben blogs para iluminar a los idiotas que no son capaces de tales logros - desgraciadamente la inmensa mayoria.

Las historias de la civilizacion que he leido se basan sobre el surgimiento de ideas, principios, movimientos o religiones en algun lado, y su adopcion mas o menos exitosa en otras sociedades con modificaciones locales. Te felicito por el respeto con que tratas a los contribuyentes cuando no estas de acuerdo con sus opiniones.

Hal dijo...

"En cuanto a mi fobia anti-K, no es menor que la tuya hacia cualquiera que no comparta tus ideas o soluciones"
Puede ser, pero yo no soy el hipócrita que despotrica contra la Yegua mientras aboga por reconciliar al país con Menéndez.

"Y si el modelo argentino, en cualquier aspecto, es tan bueno como decís, otros lo van a copiar"
Bueno, en Chile, Uruguay y Brasil hay movimientos importantes en ese sentido. Incluso los españoles tiene sus debates al respecto. Ahora, de aplicarse tu modelo a escala global, ¿también deberíamos habernos reconciliado con Hess, Göring, Bormann, Eichmann y tanta otra gente linda? Dale, aportá tu cuota de suficiencia didáctica y contanos cómo sería ese Mundo gobernado por el amor al prójimo (siempre que no se llame Kirchner) y el abolicionismo penal.

conejo dijo...

Lo que yo digo es que si vamos a juzgar a los terroristas de Estado, que me parece bien, juzguemos tambien a los que mataron gente como medio de implementar sus objetivos politicos. Y si no lo vamos a hacer con la excusa de la prescripcion legal (despues de haber abolido leyes que prescribian los crimenes de los militares) entonces se entra en la justicia a medida. Nada mas. Todo lo demas, lo de la Yegua, los disparates (por no decir insultos) sobre Menedez,nazismo, etc, es el aparato de odio que vos necesitas colgarme para sentirte mejor.

Hal dijo...

Es el aparato que te colgás por propia voluntad. Por ejemplo, cuando insistís en equiparar a la guerrilla con la Dictadura y cuando querés inventar un sistema de Justicia a la medida de tus expectativas y a contramano del derecho humanitario internacional. Las leyes de impunidad no sólo fueron anuladas por el mismo órgano que las dictó sino que, también, fueron declaradas inconstitucionales por la CSJN. Y todo ello en arreglo a disposiciones expresas y resoluciones terminantes de los Pactos y organismos internacionales que rigen la materia y definen el alcance de los delitos de lesa humanidad. No es un invento mío ni del kirchnerismo que: 1) la comunidad internacional no haya extendido claramente esa tipificación a los crímenes cometidos por organizaciones terroristas; y 2) tampoco exista consenso en calificar como terrorista a la actuación de la guerrilla argentina que operó en los 70.

conejo dijo...

Los crímenes de estado caen bajo la jurisdicción de organismos internacionales. Que las organizaciones internacionales no intervengan en el caso de crímenes o delitos comunes y los deje librados a la jurisprudencia y leyes locales no quiere decir que dejen de ser crimenes. Un pedófilo que viola y mata niňos en Villa Martelli nunca va a llegar a la Corte Internacional de La Haya, pero eso no quita que es un criminal que merece y debe ser castigado. Te guste o no te guste, el terrorismo armado durante el gobierno de Isabel Perón no fue mas que una serie de homicidios y otros delitos comunes cometidos contra el legitimo orden institucional y constitucional del país. Que a vos te caigan bien los protagonistas y sus objetivos no tiene nada que ver con el respeto a la ley y temas afines. El homicidio comun no necesita "consenso" para ser homicidio.

Hal dijo...

En nuestro país existe la prescripción de la acción penal y de las penas salvo para los crímenes de lesa humanidad, conejo. Y los delitos imputables a la guerrilla no tipifican como tales. Por eso y por los indultos que Menem concedió a integrantes de aquellas organizaciones, tus expectativas no pueden ser satisfechas.
Y como volvés sobre lo mismo, me reitero: “tampoco es cierto que los responsables de aquellos actos no hayan pagado. El problema radica en que sus miembros (junto a otras miles de personas) fueron perseguidos por el aparato estatal pero a contramano de los más elementales principios humanitarios, resultando detenidos a disposición del PEN y/o secuestrados y/o torturados y/o asesinados y/o obligados al exilio y/o privados de sus hijos- familiares-amigos y/o despojados de sus bienes, etc. Mientras tanto, claro, se olvidaron de someterlos a juicio justo con las garantías correspondientes (las mismas que hoy nadie niega a los represores procesistas). De modo que se perdió la oportunidad de establecer responsabilidades y condenar porque no sólo prescribieron los delitos en cuestión sino que, prácticamente, no quedó a quien juzgar.
De todas maneras, como señalé antes, son asuntos de distinta naturaleza y hay que tener mucha mala leche para meterlos en la misma bolsa”.

http://www.portaldeabogados.com.ar/codigos/codpenal02.htm
(ver Título X)

conejo dijo...

Hal, en algunos paises se cambia la constitucion todo el tiempo, en otros no se cambia nunca, o muy raramente. En Argentina se la cambia muy muy seguido. A lo mejor porque somos increiblemente alertas para lo que es mejor segun los tiempos, o a lo mejor porque nos gusta hacer la ley a medida del consumidor o, mas posiblemente, del que la controla en el momento. Yo me inclino por la segunda posibilidad, y esto incluye el tema derechos humanos, y como se lo resuelve. Como en base a este largo intercambio no vamos a estar de acuerdo en esto, let's agree to disagree.

Hal dijo...

Todo las actuaciones e interpretaciones presentes para los casos referidos son coincidentes con los criterios predominantes en el derecho internacional, no estamos inventando nada.Con las leyes de impunidad y los indultos sí estábamos a contramano. ¿No le alegra que seamos un buen ejemplo para el Mundo?

conejo dijo...

Con el ADN obligatorio, aun contra la voluntad del donante, y la mencion constante a los hijos de Ernestina Noble desde el gobierno tambien somos buen ejemplo? Antes de que sea cosa juzgada? Hal, ya te dije que no nos vamos a poner de acuerdo. Lo unico que te recuerdo es que pienses que te puede pasar cuando otro gobierno, esta vez uno que no te guste, tambien adapte la ley a sus necesidades o conveniencias politicas.

The Typical dijo...

Me pregunto qué clase de ejemplo somos para el mundo primero juzgando, luego indultando, y ahora juzgando nuevamente. Dudo que algún país quiera imitar nuestra incoherencia y falta de políticas de Estado tanto en esta como en otras áreas.

Pero por qué dudar de las intenciones de un presidente que dijo que Menem era el mejor presidente de la historia, no dijo MEDIA palabra contra el indulto, y sistemáticamente negó audiencias a militantes de DDHH mientras era intendente de Rio Gallegos, además de no permitir el uso de las instalaciones para actos de recordación?

http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=40643

Hal dijo...

La muestras de ADN, que no necesariamente suponen la extracción compulsiva de sangre (eso lo decide la Justicia, considerando otros medios alternativos para realizar la prueba), son un elemento probatorio determinante en las causas por sustracción de identidad. Allí, las víctimas no sólo son las personas apropiadas durante su infancia sino los familiares de la/s persona/s desaparecida/s. Tampoco estamos inventando algo en esta materia y no conozco oposición o crítica de los organismos internacionales vinculados a la defensa de los derechos humanos.
La voluntad del gobierno en esta materia me tiene sin cuidado, lo que valoro son los hechos. Y claro que esos hechos nos transforman en un modelo a seguir, logramos sortear las contradicción y las presiones de los poderes fácticos para, finalmente, terminar con la impunidad de los crímenes de lesa humanidad. De hecho, se ha dado un efecto de contagio en otros países de la región e, incluso, ha disparado un debate importante en España.

The Typical dijo...

Es cierto lo del efecto de contagio en la región: en Chile los derechos humanos y el pasado gobierno militar son prioridad:

http://www.laprensa.com.ni/2010/01/10/internacionales/12672

Y ni que hablar de Uruguay! Mujica no para de hablar de reabrir los juicios e invalidar lo votado:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1244526

Pero el mejor ejemplo es Brasil, la ley de amnistía y reconciliación tiene las horas -no, los segundos- contados...

http://www.diariouno.com.ar/edimpresa/2009/12/31/nota232954.html

Hal dijo...

Che, typical, hace unos años ni se hablaba de juzgar a los dictadores en esos países. Ellos iniciaron el mismo camino que nosotros pero veintipico de años después. Independientemente de lo que digan los gobiernos, ya hay detenidos por estas causas en Chile y Uruguay, y ahora se instaló el tema en la agenda de Brasil. Mal que te pese, así viene la cosa.

The Typical dijo...

Che, Hal, pensé que estábamos hablando con hechos. El *hecho* es que tu efecto contagio es cualquiera. Para eso me molesté en ponerte links; cualquier esbozo de refutación por tu parte no existe. Será que no tenés ni medio argumento ni hecho real?

Otro hecho es que poner "mal que te pese" te deja en evidencia como un ignorante absoluto sobre quién soy, mi historia, y qué siento al respecto. Obvio que no tenés por qué saberlo, pero utilizar esa chicana desde la ignorancia total me dice que sos un pobre tipo.

Creo que en el batallón 601 estaban buscando gente de tu calaña...

Hal dijo...

Quién sos, tu historia y qué sentís son datos irrelevantes, por lo menos para mí. Sólo respondo conforme las intervenciones en el hilo generado por el post, donde planteaste incompatibilidades inexistentes ("no vaya a ser que privilegien el presente que el pasado, la pobreza actual que los muertos enterrados hace tiempo") y adosaste la palabra odio a las mera pretensión de terminar con la impunidad de los crímenes de lesa humanidad ("Y así continúa el odio de unos contra otros"). Si vos elegiste transitar por la línea argumental de Cecilia Pando, bueno, hacete cargo. Y para el caso de que exista algún tipo de correlación entre prejuicio y tareas de buchoneo interno, obvio que tenés un lugarcito bien ganado en la policía de Macri.
Los hechos ahí están: jerarcas de las dictaduras uruguayas y chilenas procesados y Brasil debatiendo el final de la amnistía, después de varios años en que esos temas eran tabú. Lo único que falta es que deba molestarme en rastrear y linkear notas sobre hechos que son de público conocimiento. Si me pagaran por avivar giles, vaya y pase.

Ana C. dijo...

Che, en lugar de tratarse de giles, mentirosos, fachos y otras delicadezas por el estilo, traten de encontrar los puntos en común que tienen, que a lo mejor están más cerca de lo que aparenta.

The Typical dijo...

No vale mucho la pena seguir hablando con alguien que -igual que la presidenta- considera que todo el que está en desacuerdo es procesista.

Seguí sin querer reconciliarte, seguí con la afrenta personal antes que con las ideas, seguí pensando que un insulto puede reemplazar un argumento. Sólo mostrás tu intolerancia.

Pretender hacer un país sólo con los que piensan igual que vos es lo que te acerca a Pando, al igual que la descalificación personal. Yo quiero un país en el que se juzgue a la gente por sus actos, no por sus ideas. Policía de la virtud ya hay en Irán, espero que nunca acá.

Hal dijo...

Ana, no hay tal cercanía ni tiene por qué haberla, es parte de la gracia de vivir en una sociedad plural. Eso no implica que debamos quedarnos callados frente a la hipocresía de tipos que nos proponen abrazar a los represores de la pasada Dictadura pero no pueden ocultar su cerrada enemistad con los gobernantes de la presente Democracia. Paradójicamente, proyectando su propia incapacidad para admitir la diferencia de ideas, esas mismas personas adjudican odio y revanchismo a quienes sólo pedimos que se lleven adelante los juicios con todas la garantías de la ley. Fijate que, por plantear esto, también nos emparentan automáticamente con los K (a quienes nunca voté y espero no verme obligado a hacerlo) como si tal cosa fuera peor que quedar entrampados (es el caso de quienes insisten con la teoría de los dos demonios) en la misma línea argumental que uno puede reconocer en Cecilia Pando o Mariano Grondona.
No dudo que exista gente de buena fe alentando, al mismo tiempo, reconciliación y justicia. Con igual derecho, me permito señalar que ese no es el camino correcto para fortalecer nuestra democracia. La reconciliación se da entre iguales, y el represor no es lo mismo que su víctima. Menos aún si el represor no sólo no ayuda a conocer la verdad de lo ocurrido sino que niega lo ocurrido.