martes, 16 de marzo de 2010

Examen a los jueces

Lo que yo pensaba sobre este tema, lo dice mucho pero mucho mejor Gustavo Arballo.

7 comentarios:

C dijo...

Yo, yo, yo.

conejo dijo...

¿Cuatro años es el período entre elecciones del Ejecutivo, no?

Mariano T. dijo...

Si es por tirar ideas, se podrían elegir por voto popular como en algunas partes de Estados Unidos. En 10 años desaparece la escuela "garantista".

Hal dijo...

y cuál sería la ventaja de hacer desaparecer el garantismo?

Leandro dijo...

Si no gusta 4 años, ponele 7, como dijo rossi (el hermano) entrevistado anoche por morales sola. Hacer coincidir la fecha del examen que para cada juez sera diferente, con la conveniencia o no de justo el partido porlitico que le toca en ese momento estar en funciones, seria mucho malabarismo junto.

Leandro dijo...

Es decir, y a riesgo de ser repetitivo con un comentario que ya hice en Ramble Tamble, los profesores universitarios tenemos revalida cada 4 años. Es un "concurso" similar al para entrar como profesor, donde te pueden dejar afuera si no sos idoneo o si viene alguien mejor. Pero supongamos que a los jueces solo se les evalua idoneidad (para asegurar inamovilidad en caso de ser idoneos). Es muy simple hacer un examen por un tribunal de pares que con preguntas objetivas o casos claros, resuelva objetivamente una calificacion para el magistrado. A los profesores universitarios nos lo hacen todo el tiempo, y a pesar de todas las trensas politicas, ideologicas, odios y puterios, yo no conozco un solo caso de un profesor idoneo que haya perdido su puesto. Claro, hay que estar activo, mantenerse al dia, tener cursos de actualizacion, ser dinamico: eso de hacer la plancha sin levantar olas para tener un futuro tranquilo no va, donde te dormis cagas. Pero que mas deseable que eso para los jueces!

Realmente es inaudito que gente que se pasa llenando horas y horas de videos y paginas y paginas de diarios hablando de la necesidad de que un poder (legislativo) controle a otro (ejecutivo), le parezca tan espeluznante que se pretenda ejercer un minimo de control sobre los jueces para determinar su idoneidad.

Como bien lo dice Arballo, como esta el sistema el juez tiene que ser un crapula total para llegar al consejo de la magistratura y a ser destituido. Pero un mediocre que llego al cargo por amiguismo, y hace la planca, nunca arriesgando nada, fallando siempre en forma lo mas neutral posible para que ambas partes se queden mas o menos contentas aunque sea obvio que una de ellas tiene la razon, o sea, la norma en jueces que tenemos, mediocres acomodaticios que saben que tienen la vaca atada mientras no hagan olas, esos jueces NUNCA van a llegar al consejo de la magistratura, y los tenemos que sufrir TODA UNA VIDA.

Patetico!

Y el problema no (o no solo) como se eligen. El problema es no tener una instancia para auditar su trabajo NUNCA MAS despues de elegidos, salvo que se manden una cagada muy grossa.

Francis dijo...

La verdad que dejando de lado las lamentables opiniones de Alejandro Rossi, me parece algo positivo, sobre todo si además de examen de idoneidad se hace, como menciona Arballo, algún tipo de auditoría del desempeño de sus juzgados, atraso de expedientes, etc. Asi de algún modo también se podría agilizar más la lenta justicia argentina.